CURIOSIDADES‎ > ‎

El Riau-Riau


El 6 de julio, a las 20 horas, se celebran las solemnes Vísperas cantadas en honor a San Fermín en la iglesia de San Lorenzo. Constituyen el primer acto religioso de los Sanfermines y tienen un rico programa musical. Su historia se remonta al siglo XV. Al acto asiste la Corporación municipal vestida de gala. Hasta hace poco lo hacía a pie desde la Casa Consistorial. La marcha a Vísperas se celebraba a las 17.30 horas y cientos de mozos acompañaban a los ediles en su desfile hasta la iglesia de San Lorenzo. Pero diversos desórdenes han obligado a suspender la marcha.

El Riau-Riau nace en 1911. La idea fue de Ignacio Baleztena que tan sólo tuvo la feliz idea de expresar al final del Vals de Astráin la expresión “riau-riau”. El citado Vals de Astráin ya llevaba tiempo interpretándose cuando en 1911 se le ocurrió a Baleztena modificar su final con la citada expresión como signo de aprobación hacia lo bien que la banda municipal tocaba el conocido vals; es decir, que no lo hizo con ánimo de ofender sino como señal de alegría, buen humor e ingenio. Lo gracioso fue que otras personas empezaran también a corear la conocida expresión de aprobación. Pasó lo mismo que ha solido pasar con otras muchas cuestiones festivas, que la ocurrencia cuajó en el alma del pueblo y se convirtió en una nueva “tradición” popular. Sin embargo, para muchos hombres serios, la idea de expresar la citada palabra “riau-riau” no fue bien vista y se lo tomaron como una gamberrada y una falta de respeto.

El Riau-Riau, tal y como se le conoce, nació en 1914 con un carácter de protesta hacia la autoridad. Los mozos trataban de impedir el paso de la Corporación al compás del “Vals de Astráin”, de cuyo estribillo recibe el nombre de Riau-Riau. En sus primeras décadas, la duración del Riau-Riau era de una hora. Con el paso de los años, la marcha fue haciéndose cada vez más lenta y finalmente fue abortada por grupos radicales violentos que provocaron su suspensión en 1991 (pese a un par de intentos de recuperación).

Riau- Riaus Históricos

1914: El carlista pamplonés Ignacio Baleztena promueve la idea para impedir la marcha de una Corporación de signo político distinto.

1927: Primera prohibición. El alcalde Demetrio Martínez de Azagra prohibe “formar grupos delante de la comitiva”.

1972: Primera suspensión. Javier Rouzaut, alcalde, suspende la marcha a Vísperas tras 45 minutos de espera.

1980: Récord de duración. El Riau-Riau se suspende tras 5 horas y 25 minutos y 170 interpretaciones del Vals de Astráin.

            1985: La Corporación llega a San Lorenzo después de 3 horas y 30 minutos.

1991: Graves incidentes. Grupos de jóvenes impiden salir a los ediles del Ayuntamiento, que sufre un intento de asalto.

 

Como puede verse, así comienzan las tradiciones como expresión del modo de ser de un pueblo, así se asientan y así se transmiten de generación en generación hasta que cambian o desaparecen cuando pierden su sentido, es decir el espíritu con que estaban hechas. Recientemente, son nuestros mayores (asociaciones de jubilados) los que están tratando de volver a recuperar esta centenaria tradición de los Sanfermines.


(Ver también: FIESTAS Y TRADICIONES – Los Sanfermines)