3432 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

PATRIMONIO‎ > ‎Patrimonio Religioso‎ > ‎

- Cruceros y Cruces



CRUCERO DEL PUENTE DE LA MAGDALENA

No es el primero que ha existido aquí en este lugar. Ya existió una cruz al menos desde el año 1531. También hay un grabado de Haig (siglo XVIII) en el que aparece un humilladero en la entrada del puente de la Magdalena. El crucero existente en la actualidad en el comienzo del puente frente al convento de las Josefinas es moderno. Fue un regalo de la ciudad de Santiago de Compostela al municipio pamplonés el año compostelano de 1963. En él existe la siguiente leyenda: “Peregrino: este crucero señala la ruta a Santa María de Santiago”.

CRUZ BLANCA

En el camino de Tajonar (hoy calle del mismo nombre) que, desde el final de la calle Bergamín (frente al colegio de los Jesuitas), desciende hasta la localidad de Tajonar, se encontraba el término de Cruz Blanca., debido a un humilladero que ostentaba ese nombre.

CRUZ DEL MENTIDERO

Desde tiempo inmemorial (al menos desde 1390) sabemos que existió una cruz junto a la esquina de la calle Estafeta, en el cruce con la de Mercaderes. A esta cruz se le llamó Cruz de la Navarrería, Cruz de Santa Cecilia y Cruz del Mentidero. Posiblemente, por ser aquel lugar sitio de reunión de gente ociosa, se le llamó Mentidero, siendo seguramente la cruz el rollo, pelleric o picota. En 1500 la antigua cruz fue sustituida por otra nueva labrada en piedra, en la que todavía se puede leer en caracteres góticos la siguiente inscripción: “A honor y reverencia de Nuestro Señor Jesucristo y de la Virgen María hicieron hacer esta cruz García de Lanzarot, mercader vecino de Pamplona, y Joaquina Martín Daoiz, su mujer, la cual fue puesta a cinco de noviembre de mil quinientos”. Aquella cruz siguió colocada en ese mismo lugar hasta 1842 en que fue trasladada al cementerio de Berichitos. Un vendaval derribó un árbol que cayó y mutiló la cruz. En 1961, aquella antiquísima cruz fue trasladada al Redín, junto al Mesón del Caballo Blanco, en donde se pueden contemplar las viejas cadenas y argollas que confirman su primitiva misión de picota.

PLAZA DE LA CRUZ

Se trata de un amplio espacio cuadrangular abierto en el Segundo Ensanche, entre las calles Sangüesa, San Fermín, Bergamín y Navarro Villoslada. Oficialmente no existe esta plaza, bautizada con este nombre por el pueblo en 1941, al ser instalada en su centro una artística cruz forjada en hierro, obra del artista don Constancio Manzana Llena. En 1932, y como réplica al gobierno de Azaña que había mandado retirar los crucifijos, Manzana concibió la idea de crear una cruz monumental con un dragón a sus pies. El maestro la forjó en hierro, con influencia artística del gran Gaudí. Fue colocada en el jardín del claustro de la Catedral, hasta 1941 en que se trasladó al centro de la nueva plaza en construcción.

CRUZ DE BARCACIO

Este término comprende el terreno existente desde el sotillo y arbolado del mismo nombre, camino viejo de las Provincias y la carretera de Artica, finalizando en el mojón divisorio de dicho pueblo. Según Baleztena, Barcacio viene de “barcatu” (perdonar), que procede del “parcere” latino. De modo que este término viene a ser lo mismo que Cruz del Perdón. Hoy no existe la cruz que dio nombre a este terreno, aunque aparece citada por vez primera en 1781. La llamada Cruz del Perdón existe en muchas localidades y suele ser normalmente en recuerdo de actos de reconciliación de pueblos enemigos por cuestiones de límites, quienes al llegar a un acuerdo solían levantar no un mojón sino una cruz en señal de paz y avenencia.

CRUZ DE LA TACONERA

Estuvo situada en la Taconera, junto a la basílica de San Roque. Se puso allí en 1601 y tenía de un lado la imagen de Jesús Crucificado, y del otro la efigie de Nuestra Señora con el Niño Jesús. Tenía también un escudo de la ciudad colocado debajo del Cristo y un serafín con un escudo pequeño bajo la imagen de la Virgen. Todos los años, el 16 de agosto, a las 6 de la mañana, el Ayuntamiento con la reliquia de San Roque acudía a la ermita del santo, acompañado por muchos vecinos. Ese día, los vecinos de la ciudad estaban obligados a barrer y a limpiar las calles por donde había de pasar la procesión, y mientras duraba ésta, las tabernas debían permanecer cerradas o multadas con dos ducados en caso de desobedecer las ordenanzas municipales. Al prado de San Roque traían de noche los pastores los toros que iban a ser lidiados en las fiestas. Todas las madrugadas de estos días aparecía montado a caballo en el Prado el abanderado de San Fermín a conducir la torada hasta la Plaza del Castillo.

CRUZ DE LAS PUERTAS GRANDES

El camino que conduce a Esquíroz, partiendo de la Vuelta del Castillo, se llamaba antiguamente Camino de Ochandazubi, Ochandazuri u Ochandozuri, topónimo medieval pamplonés. Aquel camino pasaba junto al término de Lambós o Lambos, que posteriormente se llamaría de Puerta Grande o Puertas Grandes. Este crucero se hallaba instalado en el antiguo camino de Esquíroz, en el punto en que comenzaba el descenso hacia el Sario, y se llamaba Cruz de las Puertas Grandes.

CRUZ NEGRA

La calle de Abejeras ha arrancado siempre de la Cruz Negra, junto a la avenida de Zaragoza. Hoy se confunde este lugar con la Plaza de los Fueros. Se trata de una cruz de término que desde hace muchos años persiste en el arranque de la calle Abejeras. En 1637 se puso esta cruz de madera que se mantuvo hasta 1756, fecha en que se cambió por otra de piedra, mientras que la de madera se trasladó al mojón de Cordovilla, junto al camino real (la hoy carretera de Zaragoza). Para que no hubiese confusión entre ambas cruces, el Ayuntamiento decidió darle a la de piedra un baño de pintura negra para recordar que dicho término era el de Cruz Negra. Sin embargo, la primitiva cruz de madera se decidió pintarla de color verde.

CRUZ VERDE

Esta primitiva cruz de madera que fue pintada de verde se empezó a llamar a partir de entonces como Cruz Verde. El motivo de pintarla de color verde fue que había documentos de 1667 en los que se hablaba de dicha cruz verde en la muga con Cordovilla. La Cruz Verde original fue cambiada por la antigua Cruz Negra de madera que luego fue pintada de verde, seguramente por hallarse en malas condiciones.