3345 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

Personajes Pamploneses


                VÍCTOR EÚSA

                El pamplonés Víctor Eúsa (1894-1979) es el arquitecto que más edificios

con valor artístico tiene en la ciudad y uno de los más brillantes y longevos (50 años de profesión) de su generación. La mayor parte de su obra se levantó en la primera mitad del s. XX y está situada en el Segundo Ensanche. El estilo lineal y geométrico, el uso del ladrillo rojo y del hormigón enfoscado y pintado, y su expresionismo religioso marcaron una época y definieron esta zona de la ciudad, hasta el punto de que sería difícil imaginar Pamplona sin la presencia de sus emblemas: del Seminario a los Escolapios, de la iglesia de los Paúles a la Casa de la Misericordia, del Portal Nuevo al Parque de la Media Luna, del Monumento a los Caídos a la Clínica San Juan de Dios, del Club de tenis al Colegio María Inmaculada. Además de sus grandes construcciones, también se encuentran en la ciudad numerosos edificios de viviendas particulares y el Casino Eslava. Los más destacados son: Calle Bergamín 1 (casa tipo palacete de 1924, con mezcla de academicismo y regionalismo; es una de las pocas que subsisten en la ciudad);
Avenida de San Ignacio 7 (sede de la  compañía de seguros La Vasco Navarra de 1924, con influencias de las arquitecturas árabes y vienesas de principios del s. XX); Plaza Príncipe de    Viana 3 (edificio de directriz curva en el que se advierte la admiración de Eúsa por Otto Wagner y la escuela de la Secesión; de 1929); Calle Fernández Arenas 4 (de 1930; con potentes molduras y cornisas que crean un acusado juego de luces y sombras); Calle Bergamín 2 (de 1950; tras la guerra civil, Eúsa abandona el expresionismo y el “art decó” y se vuelve más conservador y académico); Calle Sangüesa 26 (colegio de los Maristas de 1955; sustituye los materiales claros por la piedra y el ladrillo claros, y la ornamentación es menos rica y más clásica, pero el conjunto sigue siendo simétrico).

                PABLO SARASATE     (Documental sobre Pablo Sarasate1)     (Documental sobre Pablo Sarasate 2)

                Sarasate (1844-1908) es uno de los violinistas y compositores más reconocidos internacionalmente y, desde luego, el más importante de los músicos navarros. El autor del inigualable “Zapateado” está

considerado un virtuoso. Pamplona le nombró hijo predilecto en el año 1900 y en 1903 bautizó con su nombre uno de los paseos más importantes. Sarasate fue hijo de un músico del Regimiento España. Una placa en los números 19/21 de la calle San Nicolás recuerda el lugar donde nació, aunque el edificio fue derribado. En 1957 el Ayuntamiento puso su nombre al nuevo conservatorio de música de la ciudad. Sarasate cambió su nombre original (Martín Melitón) por el de Pablo, al salir del conservatorio de París, donde pudo estudiar con 12 años gracias a una ayuda de la reina Isabel II. Su carrera internacional se inicia en 1861: recorrió Europa y América del Norte con gran éxito. A Pamplona sólo volvió esporádicamente, sobre todo por San Fermín y para dar conciertos (93 entre 1878 y su muerte). Entre sus 54 obras, destacan títulos como el “Zapateado” o “Aires Bohemios”. Sarasate solía cudir siempre a Pamplona por fiestas de San Fermín. Murió en Biarritz en 1908 y fue enterrado en un lugar destacado del cementerio de Pamplona. Ante su mausoleo, realizado por Ramón Carmona Urrutia, el Ayuntamiento de Pamplona acude cada 2 de noviembre a honrar su memoria.

                - Concurso Internacional de Violín:   cada dos años se celebra en Pamplona el Concurso Internacional de Violín “Pablo Sarasate”, en el que compiten jóvenes intérpretes de todo el mundo.

                - Orquesta Santa Cecilia:   Sarasate impulsó la fundación en 1879 de la Orquesta Santa Cecilia, la más antigua de España, que hoy lleva su nombre.

                - Museo Pablo Sarasate:   en la calle Mercado, 11. 


                RAFAEL MONEO     (Documental Moneo1)     (Documental Moneo 2)     (Documental Moneo 3)     (Documental Moneo 4)

                Nacido en Tudela en 1937, es el único arquitecto español que ha obtenido el Premio Pritzker, el más prestigioso del mundo. Su obra está repartida por todo el mundo. En España, destacan edificios como el Museo de Arte Romano de Mérida, la Fundación Joan Miró en Palma de Mallorca, o el Kursaal de San Sebastián. Actualmente dirige los proyectos del nuevo Museo de Arte Moderno de Estocolmo y de la nueva Catedral de Los Ángeles. De las obras de Moneo en Pamplona, se pueden citar: la Plaza de los Fueros, la ampliación de la Plaza de Toros de 1966 y un edificio de viviendas en la calle Plazaola, 2.  Su obra estrella en la ciudad será, sin duda, el nuevo Archivo General, que estará situado en el Palacio Real o de los Virreyes de Navarra, hoy en proceso de consolidación.



                SABICAS


                Maestro de la guitarra flamenca, Agustín Castellón Campos nació en el número 7 de la calle Mañueta en 1912 y murió en Nueva York en 1990.  Dio su primer concierto con 10 años y se trasladó a América en 1936. El apodo, Sabicas, le venía de su gran afición a las habas desde niño.En 1982 recibió un homenaje por parte del consistorio en el que le entregaron la medalla de oro de la ciudad.


                ARTURO CAMPIÓN

                Arturo Campión Jaimebón (1854-1937) nació en el número 11 de la calle Chapitela. Escritor, hombre culto y polifacético (fue jurista, crítico literario, político, articulista...), dedicó gran parte de su vida y su obra a luchar contra el retroceso de la lengua vasca en Navarra. Entre sus libros más conocidos destacan “La Bella Easo”, “El Tamborilero de Erraondo” o “Amaya y los Vascones”. 


                REMIGIO MÚGICA

                Remigio Múgica (

Vergara, 1866 – Pamplona, 1958) es una de las referencias de la música en Pamplona. Fue tenor de la Catedral de Pamplona con 22 años y estableció su residencia en la Navarrería, junto a la plaza. En 1891 fue nombrado director-fundador del Orfeón Pamplonés, la principal masa coral de Navarra, con la que obtuvo éxitos internacionales. El Orfeón Pamplonés se presentó por primera vez en 1892, pero antes ya tuvo precedentes: el coro que fundó Conrado García, del que saldría Julián Gayarre, bajo la dirección de Joaquín Maya o el Ateneo Orfeón Pamplonés. Compuesto por 150 voces, el Orfeón Pamplonés es la única institución navarra que ha recibido el Premio Príncipe de Viana de la Cultura. Ha tenido siete directores además de su fundador: Martín Lipuzcoa (1948-1956), Juan Eraso (1956-1960), Pedro Pirfano (1960-1967), Carmelo Llorente (1968-1973), José Antonio Huarte (1973-1993), Juan Carlos Múgica, nieto del fundador (1993-1996), Koldo Pastor (1996-1997) y Pascual Aldave. La sede social del Orfeón Pamplonés está en la calle Pozoblanco 14. Su teléfono es el 948-222089.

                ESPOZ Y MINA

                El navarro Francisco Espoz y Mina (1781-1836), analfabeto que vendía huevos en la plaza de la Fruta (hoy plaza Consistorial), fue un guerrillero heroico contra las tropas francesas durante la guerra de la Independencia, llegando a cercar Pamplona, cuya guarnición estaba en manos francesas, en 1811. Más tarde, huiría a Francia e Inglaterra para conspirar contra el régimen absolutista, sobre todo en los tiempos de Fernando VII. En 1833 regresó a España gracias a una amnistía y fue nombrado General en Jefe del Ejército del Norte. Su historial está manchado por la cruel ejecución que ordenó en el pueblo de Lecároz, donde mandó fusilar a varios ancianos que se negaban a revelar dónde se encontraban escondidos los cañones de los carlistas.


                DUQUE DE AHUMADA

                Francisco Javier Girón y Ezpeleta (Pamplona, 1803 – Madrid, 1869), Duque de Ahumada, militar, hijo del virrey de Navarra Pedro Agustín Girón. Es famoso, sobre todo, por haber ideado y fundado la Guardia Civil en 1844, cuando era ministro de la Guerra. Esta institución armada, creada originariamente oara mantener el orden público y la protección de las personas en España, es uno de los pilares de las Fuerzas de Seguridad del Estado.


                FLORENCIO ANSOLEAGA

                Florencio de Ansoleaga y Elizondo (Pamplona, 1846- 1916) fue arquitecto municipal durante más de 40 años. Presidió la Cruz Roja y tiene en su haber títulos como el de la Real Academia de San Fernando y vicepresidente de la Comisión de Monumentos. Entre sus obras realizadas en Pamplona, destacan el Archivo de Navarra y construcciones religiosas como el Convento de las Salesas, las Hermanitas de los Pobres y las fachadas de San Agustín y San Lorenzo.


                JOAQUÍN MAYA

                Organista, compositor y profesor de úsica, nació y murió en Pamplona (1838-1926). Simboliza el cambio sufrido en la enseñanza musical durante el s. XIX al inaugurarse la Academia Municipal de Música, en sustitución de la antigua escuela catedralicia,  por eso se le dedica el nombre de la escuela actual. Además, en 1879, fue el primer director de la Orquesta Santa cecilia (hoy Pablo Sarasate), la más antigua de España. De su producción musical sobreviven el “Himno” (1877) y el salmo “Laudate Dominum” (1878).


                MONTXO ARMENDÁRIZ

                El más conocido e internacional de los cineastas navarros nació en Olleta en 1949. Con tan sólo cinco largometrajes, es ya uno de los principales directores españoles, y también uno de los más premiados. “Tasio” (1984), “27 Horas” (1986), “Las Cartas de Alou” (1990) e “Historias del Kronen” (1995), además de anteriores cortometrajes, jalonan una trayectoria rubricada con la más reciente de sus películas, “Secretos del Corazón” (1997), rodada y ambientada en Pamplona, ganadora de cuatro “goyas”, el máximo galardón del cine español, y nominada al “Óscar`98” a la mejor película extranjera.  


                JOSÉ MARÍA ESCRIBÁ DE BALAGUER

                Nacido en Barbastro (Huesca) en 1902 y fundador del Opus Dei en 1928, fue también fundador y el primer Gran Canciller de la Universidad de Navarra hasta su fallecimiento en 1975. Durante toda su vida contribuyó a la expansión de este instituto religioso que hoy cuenta con 60.000 miembros en 80 países de todo el mundo. En 1992 la Iglesia Católica lo nombró beato. En el año 2002 fue canonizado por el Papa Juan Pablo II.




                FRANCISCO JAVIER SÁENZ DE OIZA

                Sáenz de Oiza, veterano y prestigioso arquitecto navarro nacido en Cáseda (1917) y fallecido reciente mente en el 2000, fue el autor del proyecto de la Universidad Pública de Navarra, proyecto que no ha dejado indiferente a nadie. En su currículum se cuentan obras tan emblemáticas de la arquitectura española como la sede del BBV, las Torres Blancas o las viviendas de la M-30 en Madrid; el santuario de Aránzazu, el Palacio de los Festivales de Santander o el Centro Atlántico de Arte Contemporáneo de Las Palmas. 


                ERNEST HEMINGWAY

                Ernest Hemingway y su novela “Fiesta” (“The Sun Also Rises”, 1926) tienen buena parte de la internacionalización de los Sanfermines. Hemingway llegó a Pamplona por primera vez el 6 de julio de 1923 como corresponsal del diario canadiense “The Toronto Star”. Se hospedó en una habitación de la calle Eslava 5. Volvió otras ocho veces: 1924, 1925, 1926, 1927, 1929, 1931, 1953 y 1959. En su segunda visita ya se hospedó en el Hotel Quintana de la Plaza del Castillo. De entonces nace la amistad con el dueño, Juanito

Quintana.  Hemingway presenció ese año, desde el vallado, la muerta de un corredor del encierro. Con el material recogido hasta 1925 escribió “Fiesta”. El escritor tenía sus lugares y sus momentos “sagrados” en Pamplona. El café Iruña, por ejemplo, donde tomaba cerveza con gambas. El encierro, que corrió varias veces, y la corrida. O su gran secreto, como él lo consideraba, Casa Marceliano, donde almorzaba ajoarriero después de cada encierro. La última visita antes de la guerra civil fue en 1931. No regresaría hasta 1953. Tenía 54 años y había ganado el Pulitzer por “El Viejo y el Mar”. Las cosas, sin embargo, no eran como antes. Quintana había perdido su hotel en la guerra, y el humor y la salud del escritor empeoraban día a día. Hemingway se repartía entre el Hotel Yoldi, el Café Kutz, el Bar Txoko, Las Pocholas y Casa Marceliano, siempre acompañado de Juanito Quintana. El Nobel llegó en 1954. El Ayuntamiento le tributó un homenaje en 1959. Serían sus últimos Sanfermines: el escritor se suicidó en 1961 y fue enterrado en Ketchum (Idaho). Era el 7 de julio.

                BALEZTENA

                La familia de los Baleztena es muy conocida en Pamplona. Su casa fue construida por el prestigioso ganadero navarro Nazario Carriquiri. El más destacado de ellos fue Ignacio Baleztena (1887-1992), fundador de la Peña Muthiko Alaiak (1931), impulsor del Riau Riau, escritor, político y folklorista. Suya es la letra de la canción “Uno de enero, dos de febrero...”. Fue también el promotor de la vieja costumbre del “rey de la Faba” y de la “Cabalgata de los Reyes Magos”. 


                ANTONIO JOSÉ RUIZ

                Nació y murió en Pamplona en (1926-2003). En la casa donde nació situada en el Rincón de la Aduana nº 14, en 2006, el ayuntamiento de la ciudad decidió colocar una placa en su memoria. Fue asesor laboral de profesión, pero su gran afición al cine y su cariño a Pamplona le llevaron a realizar una importante labor cinematográfica sobre la ciudad. Todo su legado de imágenes fue donado a la Filmoteca de Navarra. Son más de 600 documentos que incluyen archivos cinematográficos y audiovisuales, instrumentos de su taller de filmación y montaje y documentos sonoros. Para el recuerdo queda su serie de películas bajo el título "Rincones y Nostalgias de Pamplona", con las que dio una visión de la Pamplona de comienzos del siglo XX, aderezadas con sus propias filmaciones. Entre las imágenes que recogen sus películas están la llegada de Alfonso XIII a Pamplona en 1912, una corrida de toros con Manolete en 1947 o el propio Antonio José Ruiz en brazos de su abuela en la procesión de San Fermín de 1932. Recibió el Gallico de Oro de Napardi en 2001.


                MANUEL IRIBARREN

                Manuel Iribarren Paternáin nació en Pamplona el 1 de diciembre de 1902, en la calle Estafeta nº 29. Allí es donde se haya colocada la placa que recuerda a dicho personaje ilustre de la ciudad. Escritor de excelente prosa y estilo personal brillantísimo. Fue premio nacional de literatura en 1965, gracias a la obra "Misterio", escrita para ser representada en Obanos. Publicó numerosos artículos en la prensa y fue también premio Domund 1953. Fue director de la Institución Príncipe de Viana y perteneció al equipo de Jerarquía, una publicación pamplonesa entre los años 1936 y 1938. Murió en Pamplona en 1973.


                MANUEL TURRILLAS

              Manuel Turrillas Ezcurra nació en Barasoáin en 1905, pero si vinculación con Pamplona fue tal que el Ayuntamiento de la ciudad decidió colocar una placa en el edificio nº 39 de la Cuesta de Santo Domingo, en el que vivió durante 15 años. Se trasladó a Pamplona y entró en la banda municipal La Pamplonesa. Como clarinetista, permaneció en la agrupación musical hasta 1979. Destacó por haber sido el compositor de los temas que hoy son banda sonora de los Sanfermines y de las fiestas de Navarra. Turrillas compuso muchos de los himnnos de las peñas pamplonicas y el himno de Osasuna. Fueron Los Iruña'ko los que popularizaron sus canciones. Además de la placa en la casa donde vivió, también le entregaron, de forma póstuma, la Medalla de Oro de Pamplona y hay una plaza en el barrio de Azpilagaña dedicada en su honor. También recibió decenas de homenajes populares. Murió en 1997.