Cupcake Creativo: Galletas de Mantequilla para Decorar

Recuerda que puedes encontrar fotos de la preparación paso a paso de esta Receta en www.cupcakecreativo.com


Ingredientes

(para alrededor. de 35 galletas redondas de 6,5 cm)

  • 250g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 175g de azúcar glas
  • 1 huevo M y 1 yema (a temperatura ambiente)
  • 550g de harina
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Un poco de leche semi


Preparación:


1. Tamizamos el azúcar en un bol, en otro la harina, y en el recipiente donde vamos a batir colocamos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente.


2. Batimos la mantequilla durante aproximadamente un minuto, hasta que tenga una textura suave.


3. Batiendo a velocidad baja, vamos incorporando el azúcar a cucharadas. Una vez incorporado todo el azúcar, batimos a velocidad media-alta hasta que la mantequilla y el azúcar se integren por completo (la mezcla se aclare y doble su volumen).


NotaEn cuanto esto ocurra, debemos dejar de batir. Para que las galletas queden lo más lisas posibles, es importante no seguir batiendo la mezcla durante más tiempo, evitando así incluir demasiado aire a la masa, que haría que a las galletas les salieran pequeños "bultitos" durante el horneado.



4. Le añadimos el extracto de vainilla y el huevo ligeramente batido, y batimos a velocidad media hasta que se integren.


5. Batiendo a velocidad baja, vamos incorporando la harina a cucharadas, y batimos hasta que esté totalmente ligada.


Nota: Si no dispones de una batidora-amasadora, puede que a tengas que amasar tu mismo la masa al ir añadiendo la harina.



6. Añadimos 2-3 cucharadas de leche semi y batimos.


Nota: Una vez añadida la leche, debes de poder hacer una bola con la masa. Si al intentar a hacer una bola, la masa no está suficientemente moldeable y se desmigaja, añade otra cucharada de leche, y vuelve a comprobar si puedes hacer la bola. Si sigue desmigajándose, repite el proceso hasta que puedas hacerla.



7. Dividimos la masa en tres trozos iguales, y hacemos una bola con cada uno.


8. Colocamos cada trozo sobre la mitad de un papel de horno, y lo aplastamos con la manos, intentando darle forma de rectángulo.


9. Luego, lo cubrimos con la otra mitad del papel de horno.


10. Colocamos la masa con el papel de horno sobre una superficie antideslizante (como un tapete de silicona) y la estiramos con un rodillo, hasta que tenga una altura de aproxidamente 6mm. 


Nota: Es recomendable usar un rodillo graduable (como el de la imagen) o unas tablillas a los lados que tengan esta altura, de este modo todas nuestras galletas tendrán una altura uniforme.



11. Colocamos la masa junto con el papel de horno en una bandeja, y la metemos 2 horas en la nevera o 20 minutos en el congelador (yo prefiero la segunda opción).


12. Pasado este tiempo, sacamos la masa, cortamos las galletas con la forma deseada, y las colocamos sobre una bandeja de horno.


Nota: Este proceso debe ser rápido, ya que para cortar las galletas es recomendable que la masa esté lo más fría posible, y a medida que pase el tiempo la masa se irá calentando, y si tardamos mucho, las últimas galletas que cortemos se romperán o deformarán.


Nota: Debemos colocar las galletas en la bandeja con un poco de separación entre si. También debemos intentar que, si hacemos galletas de diferentes formas y tamaños, todas las galletas que haya en una misma bandeja tengan un tamaño similar, ya que cuánto más grandes sean, más tiempo tardarán en hacerse, y si mezclamos galletas de distintos tamaños, para cuando las más grandes estén hechas, las más pequeñas estarán quemadas.



13. Metemos la bandeja en la nevera durante 15 minutos y ponemos a precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.


Nota: Es importante que no pongas el horno con ventilador, ya que sino las galletas se deformarán.



14. Al pasar este tiempo, sacamos la bandeja de la nevera y la metemos en el horno, durante aproximadamente 10 minutos, hasta que los bordes estén doraditos

Nota: Dependiendo de tu horno, y del tamaño de las galletas que hagas, quizás necesite más o menos tiempo. Estas galletas eran redondas, de 6'5 cm. Para galletas más pequeñas, necesitarás menos tiempo (aprox. 7-8 minutos) y para galletas más grandes, más tiempo (aprox. 12-13 minutos).



15. Sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríen las galletas sobre la bandeja. Luego, las traspasamos a una rejilla, para que se enfríen por completo.


Nota: Es importante no mover las galletas de la bandeja hasta que se hayan enfriado, ya que sino se deformarán.



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


¿Qué se puede hacer con los trozos de masa que sobran después de cortar las galletas?


Al cortar las galletas, siempre sobran algunos trozos de masa, que podemos volver a amasar y estirar, para hacer más galletas, siguiendo estos pasos:


1. Junta todos los trozos que sobran, y haz una bola con ellos. Si se desmigaja, añádele leche de la misma forma que durante la preparación. (paso 6)


Nota: si la bola te queda muy grande, puedes dividirla en dos trozos iguales. (paso 7)


2. Estira la masa, de la misma forma que antes. (pasos 8, 9 y 10)


3. Mete la masa estirada con el papel de horno, sobre una bandeja, 20 minutos en el congelador. (paso 11)


4. Saca la masa del congelador, corta las nuevas galletas, ponlas sobre una bandeja de horno y mételas de nuevo 15 minutos en la nevera. (pasos 12 y 13)


5. Saca la bandeja de la nevera, y métela en el horno, durante aprox. 10 minutos, hasta que los bordes estén doraditos. (pasos 14 y 15)


6. Repite de nuevo el proceso con los trozos que hayan sobrado, hasta acabar con toda la masa.



Para más recetas no dudes en volver a visitar www.cupcakecreativo.com :)