EL COMENTARIO

TRES BUENAS NOTICIAS

PARA LA OROTAVA


 

0.- DECLARACIÓN DE INTENCIONES

1.- TENERIFE-CANARIAS

2.- NORTE DE TENERIFE

3.- MEDIO AMBIENTE Y  SOCIEDAD

4.- SALUD

5.- EL COMENTARIO

6.- DE BUENA TINTA

Por Gregory Santos Cristo

7.- CHILES VERDES FRITOS

Por Santi Peña 

8.- LA CLAVE

 9.- PREGUNTAS SIN RESPUESTA

10.- NUESTRA TIERRA: AGRICULTURA

11.- EDUCACIÓN

12.-  ¡QUÉ VERDE ERA MI VALLE! Por Agapito de CRuz Franco

13.- LA ENTREVISTA

14.- HUMOR

15.- ÚLTIMA HORA

16.- MANOS MAESTRAS

17.- GRANO A GRANO SE HIZO LA PLAYA

 18.- ENLACES

AGRADECIMIENTOS

”enlace

Archivo de Fotografía Histórica de la FEDAC

MAPA CANARIO DE LA ESPECULACIÓN 

 Cuentos y Noticias desde Canarias no comparte necesariamente las opiniones aquí expresadas. Se ruega respeto al expresarlas


TRES BUENAS NOTICIAS PARA LA OROTAVA

 

1ª LA VICTORIA CIUDADANA DEL MOVIMIENTO VECINAL ATLANTE

2ª LA SUPRESIÓN DE LA ZONA AZUL

3ª LA VALENTÍA DE OROPYME

 

        

1ª LA VICTORIA CIUDADANA DEL MOVIMIENTO VECINAL ATLANTE

 

La victoria del Movimiento Vecinal Atlante es una alegría para todos los orotavenses y no orotavenses que pensamos que la democracia es algo más que delegar un voto cada 4 años para que hagan con él lo que quieran.

 

         Es la victoria de unos ciudadanos sobre la especulación y en defensa de un patrimonio que no es protegido por quienes deberían ser sus mayores conservadores.

 

         Tiene una importancia que supera la defensa de un tristemente derruido Teatro Atlante, y se ha convertido en un símbolo más de la dignidad de este contradictorio pueblo, que es capaz de lo mejor, y otras veces de lo peor.

 

         Un símbolo que se extiende más allá de los límites de este pueblo, y nos dice a todos que otra isla es posible si actuamos con dignidad.

 

         Supone también un aviso a navegantes ante tanta casa derribada sigilosamente de una en una, y hará que se lo piensen antes de actuar, porque se encontrarán enfrente a unos ciudadanos que saben que los gobernantes no tienen carta blanca para hacer todo lo que les venga en gana en defensa de unos intereses nada generales y que no huelen precisamente bien.

 

         También significa un aldabonazo a la oposición orotavense que actuó unida en pro de esta lucha vecinal, y que le da nuevos bríos y ánimos, a la vez que le marca una posible línea de actuación demandada por los ciudadanos y que dentro de un marco previamente acordado, supere las diferencias personales y partidarias.

 

         Y es que La Orotava no puede esperar cual Arcadia feliz, a que las “huestes sasianas” terminen de destrozarla, y sea un ave fénix capaz de resurgir de sus cenizas, pues el camino emprendido desde hace lustros por el gobierno de Ati, en muchos aspectos no tiene vuelta atrás y los daños al medio y al patrimonio no tienen retorno.

 

        

         En este sentido, el Teatro Atlante nos enseña, en su doble vertiente, de una parte un ejemplo de lucha y victoria, pero de otra, como muestra de derrota por no haber sido capaces de haber depuesto entre todos al actual régimen.

 

         Y es que ahora que está tan en boga la memoria histórica, no vendría mal recordar que en tiempos de la 2ª República este pueblo fue gobernado por coaliciones de izquierdas y el Frente Popular.

 

         Quizás deberíamos aprender del pasado, de sus aciertos y errores, que debemos anteponer los intereses de un pueblo sobre los legítimos postulados partidarios.

 

         Esperamos que el Teatro Atlante nos marque el camino a seguir tanto a un pueblo que actuó unido, como a una oposición que antepuso los intereses generales sobre los propios, a la par que todos, vecinos, ciudadanos y oposición actuaron de manera conjunta.

 

         No dudamos de las buenas intenciones de los distintos grupos, incluso podemos compartir buena parte de sus reticencias, pero modestamente creemos que La Orotava no puede esperar mucho más, pues si se llega a construir todo lo proyectado por el actual grupo municipal, poco habrá que defender.

 

Esta enseñanza orotavense, bien podría ser extrapolable en otro sentido a la realidad de la isla, donde una verdadera alternativa que sea creíble por los ciudadanos debería ser articulada, sin por ello despreciar la ardua labor llevada a cabo por algunos de los grupos.

 

        

2ª LA SUPRESIÓN DE LA ZONA AZUL

 

         Por fin, después de 10 años, habiendo aguantado más que ningún otro pueblo (de ahí la contradicción en la que vivimos los orotavenses, ejemplo en muchas cosas y pasivos en tantas otras), hemos acabado con una zona azul que no ha aportado nada, salvo derivar dinero de todos los ciudadanos hacia una empresa que ahora dice no haber ganado lo suficiente.

 

         No ha servido para dinamizar un pequeño comercio tocado de muerte por la política desarrollada por el ayuntamiento, puesto que el problema de aparcamientos continua siendo uno de los más graves y supone una de las mayores ventajas para las grandes superficies.

 

         Cualquier política de apoyo al pequeño comercio que pretenda ser seria y creíble, debe resolver la problemática de los aparcamientos, y esta no puede venir de la mano de la concesión de aparcamientos privados  caros y alejados del casco, teniendo en cuenta la conocida pendiente de las calles villeras.

 

         Deberían ofertarse  a los ciudadanos plazas de aparcamientos públicas gratuitas o asequibles en su defecto, con facilidades a los comerciantes para hacérselas llegar a los consumidores, y que les animen a dejar el coche y caminar. Sólo así podrá resolverse este complicado problema. Podría entenderse como irreal este planteamiento por el coste del mismo, pero es tanto el dinero que se gasta en otros menesteres, que quizás sería cuestión de que los ciudadanos eligieran cuales son sus intereses a la hora de definir los presupuestos municipales. Además, aunque no excesivas, son muchas las ciudades en toda Europa que están apostando por facilitar a los conductores el dejar las calles centrales para los ciudadanos y hacer así más factible unas ciudades más habitables. Y esto no se puede lograr sin alternativas, simplemente peatonalizando.

 

 

3ª LA VALENTÍA DE OROPYME

 

         La valentía y dignidad demostrada por esta asociación de pequeños comerciantes que nació como respuesta a esa otra que en un determinado momento los hizo sentir abandonados a su suerte por motivos nada claros.

 

         Todo comenzó un aciago día en el que el alcalde Isaac Valencia aseguraba en los medios de comunicación que mientras él fuese máximo mandatario ningún gran centro comercial se instalaría en la Villa, a la par que firmaba decretos autorizando la instalación de los mismos.

 

         En ese momento, Apymevo, asociación que había desarrollado una amplia labor en defensa de los comerciantes con la recogida de numerosas firmas, dio paso a un “cambio de estrategia” dominada por un extraño silencio.

 

         De esos lodos, nunca mejor dicho, nació Oropyme como necesidad vital de unos pequeños negocios que estaban siendo estrangulados por quienes decían defenderlos.

 

         Desde ese momento, esta asociación ha llevado a cabo una intensa labor dignificando a sus asociados y exigiendo sus derechos en todo momento.

 

         Muchos son los enemigos de este sector, quien además cuenta con éste en su propia casa, por lo que desde aquí animamos a seguir actuando en eventos como el Orosaldo y defendiendo sus derechos y dignidad.