LAS APAs DE TENERIFE MANIFIESTAN SU DESCONTENTO CON LA PÉSIMA GESTIÓN DE LA CONSEJERÍA EN EL INICIO DEL CURSO ESCOLAR

 REGRESAR A HUMOR HOMOLOGADO

 

 

LAS APAs DE TENERIFE MANIFIESTAN SU DESCONTENTO CON LA PÉSIMA GESTIÓN DE LA CONSEJERÍA EN EL INICIO DEL CURSO ESCOLAR.

 

Justo un mes después del comienzo de las clases en los centros de Educación Infantil y Primaria, en la isla de Tenerife, el día 8 de octubre de 2008, treinta representantes de distintas AMPAs de Tenerife se han reunido para analizar el inicio de curso y las incidencias detectadas en los respectivos colegios e institutos.

 

Desde las distintas partes de la isla, en diferentes municipios, se han destacado problemas  que han sido comunes y que denotan la pésima gestión que se ha realizado desde las instancias de dirección, de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. De entre ellos destacamos:

 

1.- La carencia de personal docente suficiente, debido a nombramientos tardíos o aún pendientes, sin garantías de dotación completa para algunos centros. Incluso, se dieron casos concretos de colegios que comenzaron el curso sin que se produjera nombramiento de responsable de Dirección, y por consecuencia hubo que improvisar e imponer tal función a un tutor o tutora de curso.

 

2.- El retraso en la incorporación del personal laboral a los centros escolares, provocando que los comedores escolares empezaran tarde y mal dotados, afectando a un 30% del total de centros, e incidiendo de igual manera en los servicios de administración y servicios generales. A día de hoy, todavía algunos colegios e institutos no cuentan con el personal necesario para su normal funcionamiento.

 

3.-  En algunos centros no han llegado los auxiliares educativos que apoyan al alumnado con necesidades educativas especiales, e incluso se observa una reducción de estos profesionales entre la plantilla que hasta el día de hoy es necesaria. Esta situación provoca malestar en las familias, en tanto que las propias madres o monitores de Ayuntamientos se ven obligados a ocupar ese lugar.

 

4.- Se mantiene la tónica del curso anterior en relación con la formación de grupos mixtos (que reúnen alumnado de distintos cursos en un mismo grupo) en vez de nombrar a profesionales docentes que están en paro. Además, se desatiende a determinados grupos de escolares cuando se producen bajas por enfermedad de sus profesores, sin que éstos sean sustituidos.

 

5.- En determinados colegios e institutos se acumulan las necesidades de estudio de alumnos que tienen determinados problemas de aprendizaje o incluso trastornos de adaptación graves, dado el escaso número de orientadores, logopedas o profesionales del trabajo social destinados al sistema público de educación, y a que los orientadores, dentro de su plan de trabajo han de incluir la atención a los centros concertados, que ya reciben subvención para contratar a estos profesionales.

 

6.- En algunos centros han surgido señales de alarma, ya que desde el inicio de curso se ha tenido que recurrir al crédito de proveedores para hacer frente a gastos imprescindibles para su funcionamiento. Aún hoy no se ha ingresado a los centros la dotación presupuestaria correspondiente al segundo semestre de 2008.

 

7.- En otros muchos colegios e institutos, en los que existen muchas deficiencias en las instalaciones, es después del inicio de las clases cuando comienzan las obras que debieron realizarse en el periodo de vacaciones,  afectando a baños, canchas deportivas, cubrimiento de espacios comunes, canalización de aguas, instalaciones eléctricas, etc. Todo ello afectando al normal funcionamiento de los centros y con un importante riesgo para los menores.

 

8.- Como denunciamos en el mes de julio, la Consejería de Educación ha reducido drásticamente el personal que coordina proyectos de innovación y ha suprimido servicios orientados a la mejora de la educación y a la atención al alumnado en riesgo de exclusión social. Programas que han visto reducido el personal de coordinación hasta quedar prácticamente inoperativos: Educación Medioambiental, Lectura y Bibliotecas Escolares, Centros de Atención Preferente, Red de Escuelas promotoras de Salud, Acoso Escolar, Diseño curricular, Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado, Enseñanzas Artísticas e Instituto Canario de Evaluación y Calidad Educativa (ICEC). Programas suprimidos: Tutorías de jóvenes, Igualdad de Oportunidades entre ambos sexos, Contenidos Canarios y Red de Escuelas Solidarias.

 

Así mismo, lo que venía a ser un auténtico “boom” para este curso, apareciendo como un paquete de novedades, se han convertido por el momento en un “bluf”.

 

-         La Acogida Temprana, que ya era cubierta por iniciativa de las AMPAs, con dinero de las familias, ha quedado en entredicho en muchos centros. Ante la lógica negativa del profesorado a ejercer de auxiliares educativos o cuidadores, asumiendo funciones que no le corresponden, ahora la Consejería obliga a que sean “empresas privadas de servicios” las que se hagan cargo de la Acogida, siempre y cuando se formalice contrato por las AMPAs. Es decir, la Consejería se lava las manos, y deja en manos de los padres y de las madres el problema de la gestión, mientras aún no se garantiza que se pueda hacer frente a los gastos con una subvención, que no se sabe de cuánto será y cuándo se pagará. Y paralelamente, la Consejería gasta el dinero público que ha detraído de los servicios básicos de educación en campañas publicitarias engañosas. Dicen que las familias disponemos de la Acogida Temprana gratuita, pero la realidad es que las familias que gozan de este servicio lo están pagando.

 

-         Sobre las Clases de Refuerzo, que generan verdaderas dudas en cuanto su eficacia, todavía no se sabe nada. Sin embargo, la puesta en marcha de las actividades extraescolares sigue siendo un motivo de preocupación para las AMPAs, ya que una parte importante de la gestión de las mismas requiere unos requisitos que son rígidos y suponen obligaciones de contratación con empresas o particulares, que afectan de manera importante a los bolsillos de padres y madres, y ocupan la mayor parte del tiempo que de forma voluntaria y gratuita dedicamos los miembros de las AMPAs a colaborar con la escuela de nuestros hijos e hijas.

 

-         La supuesta gratuidad de los libros de texto a través de las Tarjetas electrónicas no han dejado de ser una fuente de problemas para muchos colegios e institutos: ha supuesto una mayor carga de trabajo para el profesorado, sin que reporte la gratuidad que muchos esperábamos;  en muchos centros todavía no se han distribuido y el alumnado se ha visto perjudicado por no poder estudiar con sus libros; el importe de la tarjeta ha dejado sin cubrir una parte importante del gasto que las familias hacemos, y luego se les obliga a entregar alguno de los libros que hemos comprado de nuestros bolsillos...; Y, una vez más, esta operación ha supuesto una verdadera inyección de dinero público a los centros privados concertados.

 

Son muchas las preguntas que nos podríamos hacer todas las AMPAs sobre la nefasta gestión de la Consejera de Educación del Gobierno de Canarias, como por ejemplo: ¿a dónde ha ido a parar el dinero reembolsado a las arcas públicas de las huelgas del profesorado?, ¿dónde está el Plan Canario de Formación y Participación de las Familias?, ¿a dónde han ido a parar los millones de euros que están en el presupuesto de 2008 para la formación de las familias?... Muchas preguntas sin respuesta, que requieren que pasemos a la acción.

 

Las “AMPAs Coordinadas” nos hemos propuesto denunciar todas las actuaciones que dañan el adecuado funcionamiento de los centros educativos públicos, prestándonos el apoyo mutuo posible, empleando todos los medios a nuestro alcance en la defensa de nuestro Sistema Público de Educación, así como en la mejora de la Calidad de la Enseñanza.

 REGRESAR A HUMOR HOMOLOGADO