CUENTOS FAVORITOS

¡NO SE HAN PODIDO LLEVAR LA MÚSICA!


REGRESAR 

¡No se han podido llevar la música!

             He elegido este cuento porque aunque he encontrado varios que me servirían para la ocasión (las ranitas en la nata, la música está en mi (sobre Paganini y que circula en un bonito powerpoint y que me envió una amiga y que pasa por ser mi favorito), soy yo quien decide y otros, éste refleja la persistencia de la alegría ante y a pesar de las dificultades, y como la sonrisa, su música, no ha desaparecido ante los problemas.

                   Se dice que era un mago del arpa. En la llanura de Colombia no había ninguna fiesta sin él. Para que la fiesta fuese fiesta, Mesé Figueredo tenía que estar allí con sus dedos bailadores que alegraban los aires y alborotaban las piernas.

                   Una noche, en un sendero perdido, fue asaltado por unos ladrones. Iba Mesé Figueredo de camino a unas bodas, él encima de una mula, encima de la otra su arpa, cuando unos ladrones se le echaron encima y lo molieron a palos.

                   A la mañana siguiente, alguien lo encontró. Estaba tendido en el camino, un trapo sucio de barro y sangre, más muerto que vivo. Y entonces aquella piltrafa dijo con un hilo de voz:

                   - Se llevaron las mulas

                   Y dijo también:

                  - Se llevaron el arpa.

                  Y, tomando aliento, rió:

                  - ¡Pero no se han podido llevar la música!

                                                Eduardo Galeano

REGRESAR