Corrupción en Seguro Popular


Este noble programa debe ser sometido a una auditoria

 

Por Cuauhtémoc Morgan

 

El Seguro Popular, es uno de los programas más nobles y de mayor aceptación que fue creado por la federación y que lleva por objeto beneficiar a las familias más vulnerables con asistencia médica.

 

En Baja California Sur, este programa se puso en operación a mediados del año 2004 y, desde sus inicios ha tenido gran aceptación entre la población que desde entonces no ha dejado de inscribirse en los módulos de salud que hay en toda la entidad.

 

Actualmente este programa está coordinado por el Régimen de Protección Social en Salud, que es un organismo desconcentrado de la Secretaría de Salud del estado y su responsable principal es el doctor Raúl Rodríguez Pulido, quien durante la administración de Leonel Cota Montaño fungió como titular de la SS, a la que por cierto, dejó muy endeudada.

 

 

¿EXTRANJEROS EN EL SEGURO POPULAR?

Desde hace varios meses se rumoró que había muchas irregularidades dentro del padrón del Seguro Popular. De hecho, estos rumores llegaron a tal grado, que se dijo que incluso se habían incorporado de manera deliberada a extranjeros residentes en Baja California Sur, que aprovechándose de la corrupción en la Secretaría de Salud del estado, usaban este servicio de una manera cínica sin que nadie les llamara la atención.

 

Nuestros compatriotas mexicanos, cuando acuden como fuerza de trabajo e ingresan de manera ilegal a los Estados Unidos, son objeto de vejaciones, persecuciones, humillaciones y tratados como delincuentes. Pero cuando las cosas ocurren a la inversa, ¿cuál es el trato que reciben los estadounidenses ilegales en nuestro país?

 

Por tal motivo acudimos a entrevistarnos con el responsable del Seguro Popular en Baja California Sur, doctor Raúl Rodríguez Pulido, quien nos atendió amablemente, casi de inmediato, en sus oficinas ubicadas en las calles de Revolución, casi esquina con Hidalgo.

 

Ahí, con gran disposición, el médico nos dio la información que exponemos al inicio, en donde explicó el “riguroso control” que existe dentro del Seguro Popular para que los beneficiarios sean realmente personas de escasos recursos y que demuestren, bajo un estudio socioeconómico, que no están bajo ningún régimen de seguridad social que, en este caso serían los que proporciona el ISSSTE y el Seguro Social.

 

También explicó que ya había escuchado los rumores de que extranjeros ilegales se habían afiliado al Seguro Popular en el sur del estado, pero aclaró que eso fue en el programa “Oportunidades” de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y, aunque el Seguro Popular no discrimina a nadie, rechazó que haya extranjeros dentro del padrón.

 

Rodríguez Pulido aclaró que por ningún motivo ningún extranjero ilegal puede ser beneficiario del Seguro Popular, “para estar afiliado se requiere ser mexicano”, dijo.

 

Este programa, que recibe apoyos financieros del gobierno federal, estatal y de las propias familias beneficiarias que pagan cuotas, “esta bajo un estricto control, la población puede estar tranquila”, manifestó su titular.

 

UNA NORTEAMERICANA ILEGAL CON SEGURO POPULAR

Sin embargo, documentos en poder de este reportero demuestran que el titular del Seguro Popular en Baja California Sur, doctor Raúl Rodríguez Pulido miente, o bien, sus empleados han sido desleales al dar de alta a una norteamericana con estancia ilegal en nuestro país y que actualmente reside en la población de El Pescadero, al sur de Todos Santos.

 

Se trata de la señora Sonya Rose Manlove, originaria de Los Angeles y cuyo pasaporte con el que ingresó a territorio nacional se venció el tres de junio de 2002, sin que las autoridades del Instituto Nacional de Migración hayan tomado cartas en el asunto, por lo que es aquí donde inician las negligencias.

 

Esta dama, aprovechando también la negligencia de las autoridades estatales responsables del Seguro Popular, se dio de alta en el programa el primero de abril del 2004, en un registro irregular donde además de no presentar ningún documento de identificación como mexicana, o de nacionalidad mexicana al menos, cínicamente se le exentó de pago, tal y como se demuestra en una de las gráficas con la Constancia de Inscripción.

 

El registro de Sonya Rose Manlove, fue requerido porque en esos momentos estaba embarazada y por tal motivo necesitaba de asistencia médica. Para el parto, obviamente, la extranjera ilegal utilizó todos los beneficios del seguro popular y el alumbramiento se hizo en el Hospital Salvatierra de La Paz, el 10 de octubre de 2004, sin que el personal de guardia de ese nosocomio haya notificado de esta grave irregularidad.

 

A pesar de que supuestamente el seguro popular de la norteamericana venció el 31 de marzo de 2005, ¿qué autoridad puede asegurar que ella ya no cuenta con este beneficio? ¿qué opinión tienen de esto personas humildes, mexicanos, a las que se les ha negado el Seguro Popular? ¿Qué ocurre con un mexicano en los Estados Unidos cuando se le detecta una identidad falsa del  Seguro Social?

 

UN PROGRAMA NOBLE QUE DEBE SER AUDITADO

Una vez que estos rumores han sido confirmados las autoridades estatales, en este caso el Secretario de Salud, Francisco Cardoza Macías de la mano con la federación, deberán tomar cartas en el asunto y aplicar una auditoría al padrón del Seguro Popular. No es justo que este programa sea objeto de desvíos graves que dan al traste con su objetivo de llevar atención en salud a las familias más vulnerables.

 

Se debe dar con los responsables de registrar extranjeros en este programa y aplicarles un correctivo, pues la población de Baja California Sur no merece ser presa de autoridades o funcionarios corruptos en todos los niveles de gobierno que, en este caso, además del gobierno estatal, también abarca a las autoridades del Instituto Nacional de Migración del gobierno federal.