Bing Crosby y su pasión por B.C.S.
Fue el cantante más famoso de los Estados Unidos

 

Bing Crosby y camareras en el malecón de La Paz.

En la Colina de la Cruz, donde fundó la Ciudad de las Niñas.

Capilla católica que mandó eregir en Las Cruces.

Bing y su esposa Kathryn, acompañados del padre Luis Ruggera y pequeños de la Ciudad de Los Niños.

Enlaces de interés

Un hombre de muchos éxitos

Bing y Blanca Navidad

Científicos lo honran en B.C.S.

 

 

 

 

  • Su labor para muchos es todavía desconocida
  • No le gustaron los actos de lucimiento, todo lo hizo en discreción
  • Amaba La Paz, tanto, que casi muere en esta ciudad
  • Pionero de la industria turística
  • Ninguna autoridad ha reconocido su gran labor

 

Por  Cuauhtémoc Morgan

 

Baja California Sur, desde mediados del siglo anterior, ha sido visitada en plan recreativo por decenas de personajes de amplio reconocimiento mundial, entre ellos obviamente, varias estrellas de cine que a la fecha, siguen visitando los centros turísticos más exclusivos.

 

De hecho, el premio Nobel de literatura, Jonh Steinbeck, aficionado a la belleza de La Paz llegó a describirla como una “producción de Hollywood” en los años 50’s, cuando esta ciudad sirvió de inspiración a otros personajes de las letras como Ernest Hemingway, quien gustaba de mirar los atardeceres con el mar de fondo.

 

También fueron aficionados a las bellezas de La Paz Clark Gable, Ronald Reagan (en su etapa de actor), John Wayne (el famoso “Duke”), el cazador de aves Dwight Eisenhower, presidente de los Estados Unidos durante ocho años a partir de 1952, la explosiva pareja de Frank Sinatra y Sammy Davis Jr. y el famoso actor cubano Desi Arnaz, protagonista de la serie “I love Lucy”.

 

Pero nadie se relacionó tanto con la comunidad como Bing Crosby, el cantante y actor más famoso de los Estados Unidos que a lo largo de 20 años se mantuvo en los primeros lugares de popularidad lo que le dio prestigio mundial.

 

Ganador del “Oscar”, Crosby viajaba a Baja California Sur donde su mares, el desierto y la tranquilidad de La Paz, lo hacían olvidar la acelerada vida holywodense repleta de entrevistas, programas de radio, filmaciones y reflectores a toda hora.

 

A pesar de su gran fama, no fue un personaje afecto al escándalo. Practicante de la religión católica, tuvo mucha condescendencia en la labor social haciendo donativos a instituciones y obras de caridad en su país.

 

ASI LLEGÓ A SUDCALIFORNIA

Abelardo Rodríguez, hijo del ex presidente de México y avecindado de Baja California había invitado a varias estrellas de Hollywood con las que tuvo relación a conocer el sur de la península. Entre las estrellas invitadas estaban Bing Crosby y Desi Arnaz quienes se interesan por invertir en el turismo y adquieren a principios de los años 50’s una propiedad al sur de La Paz, lo que sería el detonante turístico para la posterior apertura del Palmilla Resort en 1955 y los primeros hoteles que se establecieron en Los Cabos.

 

A todo ese corredor turístico se le conoce en la actualidad con el nombre de Cabo del Este que abarca desarrollos desde Las Cruces hasta Cabo San Lucas, pasando obviamente por lo que son Los Barriles, El Sargento, La Ventana, Punta Colorada y Buenavista.

 

A raíz de la muerte de su primera esposa, Dixie Lee, ocurrida en 1952 por cáncer cérvico uterino, Bing Crosby decide cancelar su estadía en sitios de retiro donde solía pasar sus temporadas de reflexión y designar sólo Las Cruces como su lugar favorito. Ahí se construyó un pequeño hotel y su amigo Desi Arnaz erigió una residencia a la que le construyó una alberca con forma de guitarra flamenca.

 

AQUÍ DESCANSABA, PUES LA FAMA LO PERSEGUÍA A TODOS LADOS

Bing utilizaba su propia aeronave para viajar a La Paz. Una Aero Commander que lo trasladaba casi siempre desde Los Ángeles, donde tenía su residencia permanente.

 

En sus días alejado de los reflectores y de la fama, Crosby solía pasear por las calles de La Paz, tomar café en la famosa terraza del Hotel Perla. Y la gente amigable de esta ciudad ni siquiera se inmutaba ante la gran celebridad que tuvieron enfrente, “cosa que siempre agradó a Bing porque aquí se le tomó en cuenta como el verdadero ser humano que fue y no por su fama internacional”, comenta su segunda esposa Kathryn en su biografía.

 

También departió en varias ocasiones con su amigo John Wayne en el Hotel Los Cocos, a un costado de lo que hoy se conoce como el Gran Baja.

 

Tres meses de cada año, la familia Crosby llegó a Las Cruces a partir de 1959 hasta 1977, que fue parte de la etapa en que el actor vivió su época de gloria y glamour.

 

SU LABOR SOCIAL EN LA PAZ

El apego a su religión, lo llevó a realizar labor social en La Paz de la mano con los misioneros combonianos como el padre Toncinni y Luis Ruggera. Crosby conoció de las limitaciones que existían en ese entonces en el recién fundado orfanato de la Ciudad de Los Niños, a los que no dudó en apoyar con muebles, materiales y maquinaria para la imprenta.

 

En abril de 1961, el cantante adquirió los terrenos ya abandonados en la cima de la Colina de la Cruz, donde antes se encontraban algunos bares y cantinas y ordena su remozamiento para, un año después entregar a los misioneros combonianos el edificio de la Ciudad de las Niñas.

 

Los tres meses que anualmente pasó Crosby en La Paz y Las Cruces, fueron marzo, abril y mayo, éste último para celebrar su cumpleaños el día 3, fecha también de la fundación de la capital sudcaliforniana. Esto a partir de 1961, cuando termina su residencia en ese exclusivo centro turístico que fue decorado con artesanías importadas directamente de la ciudad de Taxco, para darle el característico estilo mexicano.

 

Es en Las Cruces donde se inspira para la realización de su programa de televisión más famoso, al que le da forma en abril de 1964 junto con el productor Steven Gethers. Se trató del “Bing Crosby Show”, que permaneció durante varios años en los primeros lugares de las listas de audiencia en los Estados Unidos.

 

En ese enclave turístico, Crosby también se dedicó a la pesca y a pasear por las islas Cerralvo y la Isla Espíritu Santo junto con su nueva esposa Kathryn y sus hijos.

 

Ahí en Las Cruces dispuso la construcción de una pequeña capilla a la que le dedicó horas enteras, para mantenerla limpia. En ese sitio ofició misa en varias ocasiones el padre Luis Ruggera, amigo personal de Crosby y misionero comboniano muy conocido en esta ciudad.

 

A PUNTO DE MORIR EN CICLÓN “LIZA”

Bing Crosby estuvo a punto de morir en La Paz el 29 de septiembre de 1976, cuando los efectos del ciclón “Liza” lo tomaron por sorpresa en camino rumbo a Las Cruces. Decide regresar a esta ciudad donde se hospeda en el “Hotel Presidente” (Gran Baja).

 

Le asignaron una habitación en el séptimo piso lo que resultó ser un peligro, ya que los vientos del ciclón rompieron los vidrios. Los huéspedes, incluyendo a Crosby, fueron sacados de sus habitaciones y llevados a la discoteque “La Perla Negra” del mismo hotel, lugar que les sirvió de refugio hasta el 2 de octubre.

 

El actor conoció la tragedia y viaja el mismo 2 de octubre con imágenes de los efectos del ciclón a Los Ángeles con los reporteros de la CBS, desde donde inicia el primer puente de ayuda aérea para los damnificados.

 

La última vez que Crosby visitó La Paz, fue en junio de 1977. El 14 de octubre de ese año, el actor murió en la ciudad de Madrid de un ataque al corazón mientras jugaba golf, deporte que impulsó a nivel mundial.

 

La obra del famoso actor en Baja California Sur, es poco conocida.

 

De hecho, su nombre resulta extraño y ajeno para las nuevas generaciones de paceños que poco o nada sabemos de su vida. Y si esto es generalizado, qué se puede esperar de las autoridades que poco han hecho para rescatar del olvido a grandes personajes que hicieron aportaciones al enriquecimiento cultural y moral de los habitantes de sudcalifornia.

 

¿Acaso no tiene los méritos suficientes tiene Crosby para que un parque o calle de La Paz o Los Cabos, lleve su nombre?

 

  

Bibliografía: “Bing and other things” by Kathryn Crosby – “My Life with Bing” by Kathryn Crosby” – New York Times, octubre 2, 2005 by Steven Kurutz – Reader’s Digest, septiembre 2004 by  Jody Rosen.