Armas de fuego II

3. El rifle de avancarga (s. XIX)

En español, “fusil” es cualquier arma de fuego larga y portátil con un cañón de más de 80 cms. de longitud. “Rifle” es el fusil cuya ánima está rayada para estabilizar la bala durante el disparo (aunque fusil y rifle se emplean a menudo como sinónimos). El rayado del ánima consiste en grabar una serie de estrías a lo largo de la superficie interna del cañón, que provocan que la bala rote varias veces, y así se mantenga estable la trayectoria del proyectil. Como consecuencia aumentó el alcance (200-300 metros) y la puntería del arma.

La principal desventaja del rifle frente al mosquete era la cadencia de tiro. En principio, el rifle se cargaba de la misma engorrosa manera que un mosquete o un arcabuz (ver apartados 1 y 2 de la primera parte), y también utilizaba la llave de chispa, pero al ser un arma más compleja, requería mayor tiempo para preparar el disparo. La infantería normal armada con mosquetes podía realizar tres disparos por minuto, mientras que los que estaban armados con un rifle realizaban dos. El rifle inglés tipo Baker fue el primero en ser utilizado en un ejército, y tuvo un gran éxito durante las guerras napoleónicas. Pero sus proyectiles, además de todas las acciones  mencionadas, debía ser engrasado antes del disparo (lo que aumentaba la precisión pues disminuía el rozamiento) y el cañón tenía unas ranuras donde debía encajarse la bala para después introducirla con gran fuerza mediante la baqueta. Estos inconvenientes hacían que el rifle fuera un arma más lenta. Los fusileros ingleses armados con Bakers (izda.), vestidos de verde, se confundían con la vegetación, y estaban adiestrados para seleccionar el blanco eliminando a los oficiales y suboficiales enemigos. Se podría decir que fueron el antecedente de los francotiradores.

Disparando un Baker


4. La llave de percusión y la invención del cartucho

Hacia 1830 se generalizaron los fusiles que disparaban con el mecanismo de llave de percusión, que era un sistema de disparo que consistía en un martillo-percutor que golpeaba una chapa de cobre ajustada sobre la boca de un tubo (llamado chimenea) que comunicaba con el interior de la parte posterior del cañón del fusil. El cebo o fulminante (una pequeña porción de pólvora montada en una  capsulina) se colocaba hacia dentro de la chapa de cobre y la chimenea. El martillo-percutor hacía explosionar al cebo de un golpe, se liberaba una llama por la chimenea, que causaba la ignición de la carga de pólvora comprimida en el cañón y el disparo.

Este sistema de disparo, aunque no mejoraba la cadencia de disparo (el nº de disparos por minuto), era muchísimo más seguro y eficaz que el del fusil de pedernal, incluso en condiciones atmosféricas adversas. La carga del arma se seguía efectuando por la boca del cañón, de forma que el soldado debía permanecer de pie, expuesto al fuego enemigo, mientras cargaba su arma.

La siguiente gran innovación (1840) fue la aparición del cartucho, que contenía en un único elemento la bala, la carga de proyección de la misma y el cebo o fulminante que inicia el disparo, que hasta entonces venían separados o envueltos parcialmente en el papel que se empleaba como taco para la carga. Los primeros cartuchos solían ser de cartón o tela encerada. Al momento de cargar, el soldado rompía el papel por el extremo de la pólvora usualmente con los dientes. Luego la vertía en el cañón e introducía la bala de la forma usual aprovechando el papel como taco. La carga del arma se simplificaba y aceleraba al máximo con el uso del cartucho, aunque la mayoría de las armas seguían siendo de un solo tiro. 

4. El fusil de retrocarga y el fusil de repetición (S.XIX-XX).

La invención de un sistema que permitiera cargar el fusil desde la parte trasera del cañón del arma (retrocarga) vino de Prusia, donde el año 1841 Johann Nikolaus von Dreyse patentó un arma y cartucho que llevarían su nombre. Fue el primer fusil de cerrojo, llamado de esta forma por el mecanismo de extracción de la bala y montado de la misma para el disparo, un cilindro metálico con un saliente lateral parecido al cerrojo de las antiguas cerraduras, que permitía abrir el arma por la parte posterior del cañón para colocar el cartucho, montándose al mismo tiempo el conjunto de muelle y percutor que golpearían la parte posterior del cartucho, y cerrarla después para efectuar el disparo. Las armas de cartucho se cargan así por la parte posterior del cañón. De esta forma se puede cargar el arma en cualquier posición, lo que permite al soldado ponerse a cubierto durante el proceso. El arma incorporaba un larga aguja, que perforaba el cartucho hasta impactar el fulminante y así iniciar la pólvora. Este tipo de fusil fue decisivo en las victorias prusianas en las distintas batallas en las que se forjó la unión de Alemania, ya que otorgó una gran ventaja a los ejércitos germánicos frente a daneses, austriacos y franceses. Además, alcanzaba distancias de hasta 600 m y permitía hacer hasta 7 disparos por minuto. Tras la guerra franco-prusiana de 1870-1872, todos los ejércitos del mundo cambian los fusiles de percusión por diversos sistemas de cartucho con sistemas de palanca o cerrojo.

Durante la guerra de Secesión en EEUU (1861-1865) se desarrollaron gran cantidad de fusiles y carabinas capaces de disparar varias veces. Los nuevos cartuchos eran ya metálicos e impermeables, como las actuales balas, y se solían almacenar en tubos en el cuerpo del arma, a lo largo y por debajo del cañón. El rifle Winchester permitía a un soldado disparar doce veces por minuto frente a los tres disparos de un fusil de percusión, aunque sólo alcanzaba los 200 metros de distancia. 

Winchester .44 de repetición. El tubo inferior es el cargador, no un segundo cañón

Cómo disparaba un Winchester


Fuentes: 

·http://www.alabarda.net/articulos/figuras/figuras21_2.htm 

·http://www.elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=58&t=15537

·Wikipedia


Actividad: Copia esta tabla en tu cuaderno y rellénala con los datos relativos a las armas vistas en este apartado:

ARMA ÉPOCA      CARGA*ALCANCECADENCIA**
     
     
     
*Avancarga o retrocarga.
**La cadencia es la cantidad de disparos que se pueden hacer en un tiempo dado.

SOLUCIÓN TABLA DE ARMAS DE FUEGO I y II                                                                                  

ARMA

ÉPOCA

CARGA

ALCANCE

CADENCIA

Arcabuz

Ss. XV-XVII

Avancarga

25-50 m.

1 bala/ 2 min.

Mosquete

Ss. XVI-XIX

Avancarga

50-100 m.

3 balas/min.

Rifle Baker

S. XIX

Avancarga

200-300 m.

2 balas/min.

Fusil Dreyse

Ss. XIX-XX

Retrocarga

600 m.

7 balas/min.

Winchester

Ss. XIX-XX

Retrocarga

200 m.

12 balas/min


Comments