http://www.cuadernodereflexiones.com



La realidad fue considerada como lo "objetivo" , lo "real".  Lo que existe independientemente de nosotros, de nuestra voluntad, de nuestras creencias.
 
Hoy por hoy,  después de intentar infructuosamente "desarmar" la realidad,  tanto la ciencia como paralelamente la cultura (*), nos aportan una conclusión nueva: no existe la realidad, cualquier explicación de esta es de alguna manera una "interpretación". Esto es, que toda explicación de los objetos se realiza (en tanto que explicación) con la participación del sujeto.
 
Esto nos coloca  -como seres conscientes- al borde del abismo:   somos un espejo y nuestras creencias lo inundan todo!
¡Todas las creencias son ciertas! ¡Todas las creencias son falsas! ¡Todas las creencias son simples creencias!
 
Pero nosotros seguimos aquí, mirando fijamente enfrente, a la realidad, pensando que manda sobre nosotros.  
Solo es un espejo.