Por la mañana, al pensar en el día que tenía por delante, recordé que tenía que hacer algo importante. Al rato -después de hacer un par de cosas- no podía recordar que era aquello "tan importante".

Por mas que lo intenté recordar, no pude. Entonces decidí interrogarme: "¿Era algo sobre el trabajo?" No. En absoluto. Sabía perfectamente que no era nada relacionado con el trabajo. "¿Tendría que hacer un trámite importante, entregar algún documento?" Nada de eso, seguro.  Entonces surguió la pregunta. "¿Porqué estoy tan seguro de lo que no es, mientras no tengo ni idea de lo que es?" A la tercera o cuarta pregunta negativa, pude recordar.
 
La cuestión es porqué resulta fácil encontrar lo olvidado de forma negativa -por lo que no es- y es tan difícil recordar el asunto por si mismo, aisladamente. La respuesta creo que es que recordamos por el entorno, por las cosas que "rodean" al hecho. Esto significa que el recuerdo está "encadenado", "envasado" dentro de un contexto. El entorno, o lo que "no es el objeto mismo", es de alguna manera lo que lo explica y "sostiene".

Supongo que la memoria es un mecanismo "natural" y busca el camino mas corto y efectivo. ¿Podríamos hacer extensivo este procedimiento a otras áreas, a otros conocimientos? 

Lo que es un objeto -de alguna manera- es exactamente lo que no es. Es decir, si yo sé todo lo que no es un objeto (negativamente) sabré lo que es (positivamente).

Por esto decimos que un objeto -su identidad- es explicado por el resto del universo. Si conoces todos los factores, todo el universo, menos un objeto, quedará un vacío que solo podrá llenarse con ese objeto, exactamente y únicamente con él. Solo ese objeto -y nada mas que ese objeto- puede ocupar su lugar. Así como el universo explica y sostiene a ese objeto (lo crea), el objetos explica, sostiene y crea al universo entero.

Cuando el enamorado siente que el objeto de su amor es el centro del universo y el sentido del mismo, no delira, por el contrario tiene un conocimiento cierto. ¿Pura subjetividad? Por supuesto. Es que aún hay quien piensa que el conocimiento es "objetivo".