http://www.cuadernodereflexiones.com



La costumbre más importante de mi vida, terminó por ser,  ver las cosas desde fuera, alejarme de mi, de mis preocupaciones y convicciones.
 
Imaginaba en ocasiones estar en un imaginario e imposible borde del mundo. Desde él, mis problemas, incluso nuestro mundo, aparecían transitorios e insignificantes. Este ejercicio me proporcionado grandes beneficios y me ha abierto muchos caminos.

Con el tiempo y este buen ejercicio conseguía ver las cosas con otra óptica, que muchas veces me era útil para entender situaciones y conductas.

Ver las cosas desde fuera, es alejarse de la subjetividad.
Ser más objetivos y entender la realidad es finalmente el objeto de la filosofía y del conocimiento y es por tanto esencial al ser humano.