Inicio


2 de junio de 2016
Se acerca el final. Pero no el final que sobrevolaba los pensamientos de los habitantes de esta colonia sino un final mucho más optimista sin duda. En una semana nuestros CSIs habrán superado su proceso de entrenamiento de 9 meses y estarán listos para continuar su adquisición de conocimientos después de un más que merecido y largo descanso. En el mes de septiembre enfrentarán nuevas pruebas y retos que sin duda pasarán gracias a los conocimientos adquiridos en las duras pruebas pasadas. Solo queda desearles mucha suerte y por supuesto ¡mucho cuidado allá afuera! Uno nunca sabe que puede encontrarse.


25 de mayo de 2016
Nuestros mejores CSIs reunieron sus fuerzas y con la ayuda de tres de nuestros equipos hemos sido capaces de conseguir lo increíble: una vacuna para no sucumbir a la enfermedad Z. ¡La humanidad se ha salvado! Nuestro investigadores están repartiendo vacunas y vacunando a la colonia. Mandaremos a algunos de ellos a distintos continentes con la preciada vacuna de modo que se puedan compartir nuestros conocimientos científicos de modo altruista. Si quieres colaborar con nosotros puedes hacerlo haciendo clic aquí:
            ¡Vacuna a la población!

Pero sigue quedando trabajo: ¿qué hacer con los Z?, y sobretodo la tarea de la repoblación. Nuestros CSIs han realizado algunos trabajos sobre el tema:

Higiene sexual


18 de mayo de 2016
¡Por fin! Las mejores noticias que se podían tener en esta situación apocalíptica. Nuestros CSIs están terminando de fabricar la nueva vacuna y preparándose para distribuirla y vacunar a la población. En cuanto funcione en nuestra colonia pasaremos a distribuirla al resto del planeta. Así es cómo han trabajado nuestros investigadores:



Y estos son solo algunos de los ejemplos. Esta semana, si todo va bien, empezaremos a vacunar. Nos espera el mejor trabajo. 
No obstante, y hasta que estemos todos vacunados, sigan teniendo mucho cuidado allá afuera.




13 de mayo de 2016
Si, trece de mayo, y no necesitamos más mala suerte pues ya hemos tenido demasiada durante los últimos meses con esta enfermedad Z. Todo lo contrario, este viernes empezamos a ver un futuro con los antígenos obtenidos del virus Z. Nuestros seis equipos de CSIs están purificando los antígenos y en breve uno de ellos podrá obtener una vacuna viable. Estos son algunos de los trabajos que han emprendido:

Vacunas Verde




5 de mayo de 2016
Han pasado ya ocho meses desde que estamos viviendo en este infierno zombi, en esta desconfianza de todos y todo, en este estado de terror por lo que pueda suceder, ocho meses desde que comenzamos a alterar nuestra forma de vida y cinco meses desde que nos establecimos en la colonia. Pero también nos ha enseñado a ver lo mejor de cada uno de nosotros y lo mejor de nuestros compañeros. Muchos de estos CSI se dejan la piel sin parar de investigar. Y para muestra, aquí va:
   

Teorías sobre el origen

     

Sentidos Z

Y nos llegan trabajos sobre la visión de los Z:

COMO VEN LOS ZOMBIES

VEN, VEN BORROSO O NO VEN?



El papel del humor vítreo es claro, si no hace su papel, los detritus celulares opacaría la visibilidad y transparencia del interior del ojo.

Si un muerto viviente muere y no revive inmediatamente y asume esas funciones celulares de las células fagocíticas en el humor vitrio, comenzaría a ver borroso a las pocas horas, mientras el interior del ojo se podría volver de color blanco.

Esto podría conducir a la ceguera en muy poco tiempo, incluso si los zombies no pierden la humedad de su cuerpo.

Para que un zombie vea medianamente bien o incluso borroso, depende de que el humor acuoso siga haciendo su trabajo sobre el ojo y el humor vitrio realice al menos parcialmente sus funciones para limpiar el ojo.

Por tanto un muerto viviente a las pocas horas podría ver borroso y quedar ciego en relativamente un tiempo corto.

Si el caso fuera de un infectado, este no tendría los problemas de un zombies con su vista y terminaría casi al final de su vida con algún grado de vista, pues el cuerpo humano puede soportar mucho tiempo condiciones de no humedad (la deshidratación extrema puede afectar la vista a largo plazo), sin que esto afecte de forma significativa la visión, hasta que algunas enfermedades oportunistas produzcan daños a la vista.

El muerto viviente es más probable que dependa del sonido, mientra que un infectado vivo dependa más de la vista, el primero podría ser engañado moviéndose lentamente y en silencio (si no usan el olfato para detectarlos) siendo probablemente ciego o de una vista pobre.

El segundo por el contrario vería perfectamente la mayor parte del tiempo, salvo que el virus dañe su vista, algo poco probable, es incluso más probable que de tener problemas con la vista estos sean originado en su su mente y como la afecta el virus. 

Hay varias teorías sobre un brote Zombie que manejarían distintos escenarios y situaciones, de ahí distintas doctrinas para enfrentarse a la amenaza zombie, de la cual no estamos preparados en las grandes ciudades.

Estas teorias son:

Los Zombies pueden ser muertos vivientes.
Que solamente aparenten ser zombies, siendo en realidad infectados de un virus, mutágeno o bacteria que los haga comportarse en un patrón psicótico y antinatural.
Que pueda ser una transición entre ambos tipos mencionados antes.De esto se desprende que:

Los Zombies serían lentos y pasivos.
Los Zombies serían rápidos y furiosos.
Los Zombies podrían ser una mezcla de lentos pasivos y rápidos dependiendo su estado avanzado como zombie.

Y no debemos olvidar que nuestro hospital sigue funcionando. Esta semana hemos tenido varias urgencias que han sido tratadas por nuestros CSIs. El siguiente vídeo es del equipo blanco de nuestros CSI:

Enfermos Sistema Nervioso

Y mucho más en enlaces. Seguiremos en la brecha, cada vez más cerca de una vacuna gracias a los papeles encontrados en la colonia desaparecida. 
Mucho cuidado allá afuera.

29 de abril de 2016
Esta semana nos enfrentamos a un grave problema pues cuatro de nuestros masters han sido contagiados. Como consecuencia algunos de nuestros CSIs también han caído y nos hemos visto obligados a establecer fuertes medidas que impidan la dispersión del contagio en la colonia. No nos olvidamos de la colonia desaparecida y de una manera u otra nos ha sido útil para establecer las medidas de prevención en la nuestra. Gracias a ello los infectados se mantienen confinados y el resto de la colonia no se ha infectado.
Nuestros CSI se muestran muy cautos y un poco desesperanzados pero no les impide continuar investigando, esta semana nos centramos en las hormonas: ¿tienen los Zs hormonas? en ello trabajamos mientras siguen llegando trabajos que nos facilitan la vida en nuestra comunidad.

Autoestima

     

Caña de pescar

   



21 de abril de 2016
Con el paso del tiempo empiezan a aparecer en nuestra colonia síntomas del sufrimiento mental y físico que padecemos: cada vez tenemos más pacientes que presentan síntomas de estrés postraumático. Nuestros CSI Rosa S. y Sara K han realizado sendos trabajos aconsejando a la población cómo mantener un sistema nervioso sano.
         

Salud mental

  

S. Nervioso sano


Tal vez alguno de estos pacientes haya abusado del diazepam en estos últimos meses apocalípticos lo que les ha conducido a esta situación de alteración neurológico. A esto ha llegado Sara K.:

Diazepam



Mientras tanto algunos de nuestros CSIs han mantenido sus cerebro activo realizando distintos trabajos de investigación:

Curiosidades

  En la colonia continuamos estudiando cerebros de zombis y estableciendo las principales diferencias con humanos. En breve comenzaremos a experimentar una nueva vacuna en la que tenemos puestas nuestras esperanzas. 
¡Mucho cuidado allá afuera!
15 de abril de 2016
La crónica de esta semana incluye algunas de las actividades realizadas en la colonia para elevar la moral de los habitantes: tenemos pocos libros porque tuvimos que escapar de la ciudad pero algunos conservamos y los cuidamos como oro en polvo. Esta semana se han realizado diversas actividades en torno a ellos celebrando así una semana de las artes en la que nuestros niños y no tan niños se han maquillado de Dulcinea, Sancho o Quijote y en la que se han expuesto y leído diversos trabajos y libros.
Pero esto no ha sido suficiente para algunos de nuestros ciudadanos que siguen sufriendo enfermedades nerviosas, por lo que nos hemos visto obligados a tratar con varios de ellos ante la saturación de nuestro pequeño hospital de campaña. En esto están nuestros CSI ahora.
Por otra parte hemos avanzado mucho en el estudio del encéfalo zombi: presentan un lóbulo cerebral izquierdo muy dañado lo que concuerda con su absoluta carencia de razonamiento lógico y unos lóbulos olfativos con mayor desarrollo que el humano. Esta semana seguimos investigando pero dejo un trabajo de Flora L. y Sara F. sobre el tema:

Diferencias entre el SN humano y el zomb


Además seguimos recibiendo noticias de la colonia desaparecida: uno de nuestro CSI encontró esta nota al investigar el laboratorio:

                                  

Y el CSI César ha estado trabajando en productos naturales para evitar las plagas. Lo podréis ver en Documentos.

Por último tenemos que felicitar a nuestra CSI Elena por el trabajo tan magnífico que hizo con su monólogo. Estuvo estupenda en el escenario y nos sentimos muy orgullosos de ella.
¡Mucho cuidado allá afuera!


08 de abril de 2016
Esta semana ha traído varias sorpresas: en primer lugar tenemos que felicitar a uno de nuestros CSI: Elena Ll. porque su excelente trabajo se ha visto recompensado y ha pasado a ser finalista en el concurso de monólogos científicos (si, necesitamos distracciones dentro de este apocalipsis o nos volveremos locos). El próximo miércoles participará en la final y todos sus compañeros en la colonia le deseamos lo mejor: ¡ánimo Elena!
También tenemos una semana animada pues nos visitan CSI de colonias americanas que están interesados en el funcionamiento de nuestra colonia murciana.
 Y seguimos recibiendo noticias de la colonia desaparecida:


Todo esto nos ha servido para adoptar medidas más estrictas en nuestra colonia con objeto de prevenir problemas como los ocurridos en la colonia desaparecida:

Medidas


01 de abril de 2016
Quince después de la última entrada y habiendo pasado estos días de "vacaciones", muchos de nuestros CSIs han seguido investigando, viajando y encontrando nuevas pistas para poder afrontar este apocalipsis. El exterminio de la colonia C-86 ha sido exhaustivamente investigada, los supervivientes (32 de 206) se han repartido en otros centros y se han recopilado muchos testimonios de caídos y supervivientes, testimonios que se adjuntan en esta entrada. Uno de ellos esta carta de suicidio:

Carta de suicidio

Hoy escribo esta carta para anunciar, tal vez a nadie, mi suicido.

Si alguna vez alguien encuentra esto, que no sienta lástima por mí, ya que lo hago para acabar con mi sufrimiento. En este mismo instante me encuentro encerrado en el corral de las gallinas de mi colonia.

Tengo miedo, porque pensaba que mi colonia era segura. Son las 16:24 p.m. y no me atrevo a salir de aquí. Esta mañana anunciaron uno por uno a los residentes de la colonia que uno de los CSI se había infectado al examinar a un Z. Pensé que sería una historieta como la de “Pedro y el lobo” o algo por el estilo. No hice caso, aunque mi mujer me lo advirtió. Ella me impidió ir a cuidar a los animales de la colonia, pero ese es mi trabajo y debía hacerlo. Tonto. Tonto de mí.

Y como quien esté leyendo esto se imaginará, no era ninguna broma. A las 14:45 me dirigí al establo para dar de comer a los caballos que utilizamos para el transporte. Mientras les terminaba de poner el agua, y de ensillar a alguno de los caballos para que estuviera listo por si esta tarde debía salir a por algún medicamento que urgiera en la colonia; oí un ruido extraño. Como si alguien intentara rasgar las puertas. Como un perro cuando no le dejan entrar a una habitación. Pero los perros de la colonia nunca andaban por el retablo, y menos a esas horas.

Cuando acabé sin prestarle mucha atención a este acontecimiento, me dirigí al corral a dar de comer a las pocas gallinas que tenemos. Desde entonces estoy aquí. Vi a un ser extraño acercarse al corral. Recordé entonces aquella charla que nos dieron algunos CSIs sobre el comportamiento y las características de los Z. Sin lugar a dudas era uno de ellos.

Realmente no tenía pensado escribir esta carta. Ni mucho menos hacer lo que haré cuando la deje escrita. Pero llevo más de una hora gritando y pidiendo auxilio y al Z le queda muy poco para intentar devorarme. Nadie me ha socorrido, y estoy desesperado. No hay herramientas con las que inmovilizar al Z ni tampoco escapatoria. Todo el mundo estará refugiado.

Espero que esta carta llegue a unas manos que puedan hacer algo para salvar a la colonia. Me entregaré al Z. Suicidándome así. Pero no queda otra. Suerte compañeros.

                                                                                                                                  FDO:

                                                                                                                                             Marcelino Labrada


o este testimonio encontrado por un CSI: 

Mujer contagiada

EPIDEMIA ZETA EN UNA DE LAS COLONIAS:

Tenemos noticias de que ha desaparecido una de las colonias que considerábamos más seguras. Parece ser que un componente de la colonia se contagió analizando a un zeta y el virus se ha expandido por el resto de la colonia acabando con cada uno de sus miembros.

Estamos realmente alterados por este suceso, ya que era una colonia cercana. El resto de colonias estamos en alerta debido al peligro que corremos en estos momentos.

Se está investigando la causa del contagio al primer integrante de la colonia que lo padeció. Para saber de qué forma debemos prevenir nosotros el contagio.

Tenemos noticias de última hora: se ha hallado un documento original de una mujer que fue testigo de todo. Lamentablemente, fue contagiada. El documento es el siguiente:

 

“En la colonia estamos muy asustados. Hemos presenciado cambios radicales en muchas personas: se han contagiado. Mi hijo mayor es uno de los primeros que se contagió y me duele en el alma haberle perdido. Pero mi marido dice que no puedo pensar en eso ahora, que tenemos que cuidar de nosotros y de nuestra hija recién nacida, no podría soportar perderla también.

Es horrible escuchar tanto ruido ahí fuera. No podemos dormir por la noche y esto cada vez se hace más agotador. Sinceramente, no creo que duremos mucho más, pero hay que intentarlo. De momento tenemos víveres suficientes. Espero que alguien venga a salvarnos. Lo espero de corazón, porque si no, no tardaremos en contagiarnos.

No conocemos el porqué de esta expansión de la epidemia ya que no hemos salido de casa en cuanto recibimos la alerta, y no nos explicaron nada. Me gustaría saber qué es lo que ha pasado.”

No se ha encontrado por el momento, ningún otro documento que pudiera darnos más pistas sobre lo que pasaba en la colonia.

Seguiremos informando.                                                                

 También ha sido clave para conocer lo que sucedió en la colonia este testimonio de una superviviente:

Include gadget (iframe)

   
  



En cuanto al trabajo por realizar en estos próximos tres meses parece imprescindible que nos centremos en el sistema nervioso de los zetas, cómo se ha visto afectado, cómo funcionan sus sentidos, la razón de su movimiento descoordinado...Y por supuesto una vacuna, el elemento más importante que nos mueve siempre hacia adelante en este mundo de horror y sangre, de miedo y desconfianza, de dolor y angustia.


13 de marzo de 2016
Hoy han llegado hasta la colonia malas noticias: ha caído una de las colonias consideradas en principio seguras. Las informaciones indican que uno de los CSI resultó contagiado al manipular un zeta en el laboratorio y a partir de ahí se inició un contagio que no hubo forma de frenar. Esperamos que nos lleguen informes de supervivientes pero por ahora solo contamos con noticias esporádicas. Confío que algunos de nuestros CSI de campo reúnan más información y nos la envíen en sus diarios en breve. Hoy más que nunca: ¡mucho cuidado allá afuera!


6 de marzo de 2016.
Seguimos trabajando a todo ritmo en nuestra colonia. Hemos capturado varios zetas y estamos investigando el funcionamiento de sus órganos internos de modo que los CSIs están muy ocupados en el laboratorio haciendo disecciones. También se ocupan de intentar disminuir problemas médicos informando a los habitantes sobre la prevención de diversas enfermedades. ¡Y por supuesto también se ocupan de los pacientes de nuestro hospital:

Vídeo de YouTube

neumotórax.mov

   



Include gadget (iframe)

 

Poster

  

Include gadget (iframe)






29 de febrero de 2016, año bisiesto por lo que este día lo volveremos a ver dentro de cuatro años cuando no haya Zs en nuestro mundo.
 Nuestro CSIs continúan trabajando intensamente, tanto en los servicios hospitalarios, como en los laboratorios y en talleres. Nuestro CSI César P. nos manda la siguiente propuesta para fabricar diversos artículos para la higiene. 

Higiene


Y aquí podéis ver una comparativa entre el aparato respiratorio de un Z y un humano realizado por Sara K:

aparato respiratorio.mp4

     

Varios CSI han comparado los aparatos circulatorios y excretores de Zs y humanos; aquí os dejo el trabajo de Alfonso:
 

Include gadget (iframe)

  
Nada de esto se podría haber conseguido sin la trampa para zetas desarrollada por los CSIs del equipo lila:

Trampa para Z

    


  

  Y todo esto a la vez que atendían a nuestro pacientes del hospital. Este es el caso de nuestra soldado Andrea que sufrió un neumotorax y fue atendida por varios de nuestros CSIs.

Vídeo de YouTube




20 de febrero de 2016
Grandes cambios se han producido en nuestra colonia, muchos avances gracias al trabajo de nuestros CSIs que son imparables. Tenemos cultivos de legumbres que nos aseguran suministro a largo plazo así como el alimento de los animales que usamos para el campo y el transporte. Vamos subsistiendo con pocos problemas sin necesidad de combustibles fósiles, cocinamos en cocinas comunitarias, compartimos habitáculos para no perder calor, hemos fabricado placas solares que nos suministran una cierta cantidad de energía, aprovechamos los saltos de agua para almacenar energía cuando no hay sol, en fin, no nos podemos quejar.
Nuestros CSI están investigando de forma muy activa la enfermedad Z, nos traen enfermos y podemos comparar los órganos enfermos con los sanos por lo que vamos avanzando en el conocimiento de la enfermedad. Esto nos acerca a la posible cura de la misma. Estamos francamente optimistas. No obstante hay que seguir teniendo cuidado allá afuera, los Z se acercan cada vez más pues en las ciudades no queda nadie y el tiempo corre.
Dejo algunos de los trabajos realizados por los CSI Rosa y Teresa:


                   

Aparato respiratorio

     
                 


14 de febrero de 2016
Celebramos el día de San Valentín con una imagen enviada por el CSIs Alejandro. No perdemos el ánimo y eso es bueno.

Lo más destacable de estos últimos días ha sido el peligroso viaje realizado por varios de nuestro CSIs a Lyon con el objetivo de intercambiar información con investigadores de colonias francesas. Aquí se puede leer el informe realizado:



4 de febrero de 2016
Últimamente no se han registrado ataques de zetas, si bien sabemos que circulan por poblaciones en busca de ¿carne? ¿sangre? ¿humanos?, en cualquier caso esto nos ha permitido subir la moral aunque sin descuidar las defensas del asentamiento, y a la vez centrarnos en problemas acuciantes de la comunidad como obtener alimentos y cocinarlos, obtener agua potable, calentar a la comunidad u obtener energía todo ello sin la posibilidad de acudir a los combustibles fósiles. A ello se han puesto los CSI y con resultados sorprendentes. César, Julián y Jaime han continuado desarrollando el sampa, ese alimento de origen tibetano altamente energético que nos permite acumularlo para épocas en las que el alimento escasee. Alfonso nos ha aportado ideas para realizar un calentador ecológico que evite a la comunidad pasar frío, mientras que Flora y Sara F nos han mostrado cómo fabricar un horno solar. Rodrigo C., Ayman y Flora continúan diseñando métodos para capturar zetas sin peligro. Dejo algunas de estas ideas.
Esta semana nuestros investigadores han tenido que ocuparse de la clínica del asentamiento pues hemos ingresado unos cuantos pacientes con problemas digestivos a los que diagnosticar. Hay una cierta preocupación pues esperamos que no sea debido a alguno de los alimentos que esté contaminado: nos obligaría a prescindir de una reserva que cuesta mucho obtener, sin contar con que puedan surgir mas enfermos. Nuestros investigadores han tenido que compatibilizar su trabajo en el hospital con el cuidado y estudio de las semillas plantadas, que por cierto han crecido estupendamente gracias a los cuidados de nuestros CSIs. 
Esperamos seguir con noticias alentadoras, mucho cuidado allá afuera.

                                               
                     





24 de enero de 2016
 Nuestros investigadores no han bajado el ritmo y continúan trabajando a tope para poder alcanzar cuanto antes una respuesta a esta situación apocalíptica. Han realizado una siembra de semillas de legumbres en las que estudiarán el ritmo de crecimiento y así seleccionar las más aptas.
Dos de nuestros CSI han elaborado un alimento altamente nutritivo a base de cereales, legumbres y frutas que puede aguantar hasta siete años, lo que nos asegura un periodo de tiempo importante para desarrollar nuestros suministros. Aunque debemos ser optimistas y esperar poder finalizar con esta situación cuanto antes. 
Tenemos a nuestros cazadores acechando Zs (por fin nos vemos en el papel de cazadores y no en el de presas lo que ha elevado el ánimo de nuestra pequeña colonia) con los nuevos dispositivos de audio. En cuanto nuestros cazadores nos consigan uno de ellos empezaremos con nuestro estudio.
Mucho cuidado allá afuera.





15 de enero de 2016
 En este último mes han ocurrido muchas cosas.
Empezamos un nuevo año: 2016 que será el año en que, esperemos, podamos descubrir una solución a este apocalipsis zombie que nos sacude.
Nos hemos trasladado. Hemos formado un asentamiento seguro ( o eso intentamos) en la Sierra del Carche, a 1200 metros de altitud, en terreno de acceso escarpado al que todavía no han tenido acceso ningún Z. Hemos comenzado
a habituarnos a nuestro nuevo hogar, dejo algunos de los relatos de nuestros CSI sobre la vida en el asentamiento en la sección de documentos.
Estamos en vías de capturar Z de forma segura: nuestros investigadores han descubierto armonías que paralizan a los Z impidiendo movimiento alguno mientras suena la melodía. No hay duda de que los zombies tienen un excelente oido. Las pruebas han demostrado que advierten sonidos ignorados por el ser humano. Tal vez se apoyen más en este sentido que en los otros a diferencia del ser humano que se basa básicamente en la vista. Habrá que hacer un estudio exhaustivo del oído y la corteza temporal para descubrir las causas; pero mucho más importante es la búsqueda de una cura de modo que una vez capturemos los Z empezaremos con la investigación.
 No obstante la vida en la colonia lleva mucho trabajo: es indispensable empezar la selección de semillas para cultivo y comenzar con la germinación de las mismas. Vamos a centrarnos en las leguminosas debido a su elevado valor nutritivo. Para ello haremos también un estudio exhaustivo del sistema digestivo lo que nos va a permitir compararlo con el de los Z que capturemos. Ya sabemos que prefieren la carne humana a la animal y la recién muerta a la carroña.


16 de diciembre 2015
 Con las Navidades a las puertas nos encontramos con un traslado en ciernes: recogemos víveres, suministros, material y nos vamos con los supervivientes a los nuevos asentamientos establecidos como seguros por nuestros CSIs. Nuestros investigadores han realizado un estudio exhaustivo de la geología de la región, lo que nos ha permitido establecer zonas, si no seguras, sí de difícil acceso para los zetas. Estas zonas cumplen diversas características como por ejemplo localizarse en zonas altas, montañosas, con agua de fácil acceso, suelo para poder cultivar... Nuestros CSIs Sara F y Flora L han elaborado el documento que se muestra a continuación.
     Pero parece que hemos abandonado nuestro objetivo último: conseguir una vacuna o una cura para esta enfermedad pandémica. Para ello hemos de perfeccionar sistemas seguros de captura de zetas y para ello hemos de apoyarnos en la sección de audio de nuestro centro puesto que ya sabemos que son muy sensibles a los sonidos. ¿Habrá alguna armonía que los paralice? ¿Descubriremos algún conjunto de sonidos que los aleje? ¿Podríamos fabricar un instrumento con las armonías que afectan a los zetas? Hay muchas preguntas las que contestar, y después de eso mucho trabajo por realizar una vez capturados los Z.
   Y mientras tanto nuestros CSI siguen aprendiendo y avanzando. En estos días se decide que CSI pasarán de categoría: de junior a semi-senior. Suerte a todos.
Feliz Navidad a todos y mucho cuidado allá fuera.

La infección ‘Z’ nos ha obligado a abandonar nuestras viviendas y buscar un  emplazamiento más seguro. Para ello formaremos colonias de 200 personas.

Desde el CSI hemos estado investigando y pensando ideas para encontrar el lugar idóneo donde rehacer nuestras vidas y asegurar el bienestar de los ciudadanos. Haremos un repaso de toda la información que hemos recogido hasta ahora:

Primeramente, tenemos que saber el clima de nuestra región, Murcia. Murcia se encuentra en una zona de transición entre los climas mediterráneos y los semiáridos comparten algunas características con el desierto norteafricano dando lugar a temperaturas más altas y precipitaciones escasas. Además, tiene un relieve variado y de grandes contrastes, que da lugar a una gran diversidad de paisajes en los que coexisten importantes zonas montañosas con llanuras, valles y costas.

El clima mediterráneo está enmarcado en los climas templados junto a otros como el chino, el pampeano o el oceánico. Se caracteriza por inviernos templados y lluviosos y veranos secos y calurosos, con otoños y primaveras variables, tanto en temperaturas como en precipitaciones.

De estas tierras se obtienen melocotones, albaricoques, melones, olivos, pimientos, brócolis, naranjas, pomelos, limones, tomates, cebada, vid, almendra y lechuga.

En meteorología califican al clima de la región como “extremadamente seco” e indican que el periodo de octubre a julio vuelve a ser el más seco desde que se tienen registros.

Por esto, teniendo es cuenta que los lugares que no tienen zetas son aquellos cuyos climas son muy fríos, necesitamos encontrar un lugar de alta altitud para dificultar el acceso a los infectados. El lugar también debe contar con tierras para cultivar y abundancia de agua.

Basándonos en estas condiciones, creemos que el lugar idóneo es el Altiplano de Jumilla-Yecla, puesto que es una zona elevada entre 400 y 700 metros y alcanza en El Carche 1372 metros. Está formado por anchos valles atravesados por una red de ramblas la rambla del Judío y la rambla del Moro.

Esta zona destaca por su vitivinicultura, de la cual nosotros podemos aprovechar las uvas, una gran fuente de azúcares y vitaminas. También destacan los perales. Además podremos plantar y cultivar ya que su temperatura media anual es de 15ºC con bajas temperaturas en invierno y escasas lluvias.

 Por estas condiciones climáticas predominan los cultivos leñosos como la vid, los olivos, los almendros, los melocotoneros y los nectarinos. Sus suelos son calizos y con baja materia orgánica además de con un buen drenaje en superficie.

 

Cuentan con una buena retención de agua a medida que profundizamos.
Poseen una gran capacidad hídrica y mediana permeabilidad lo que permite que nuestros cultivos subsistan en condiciones de sequía prolongada aprovechando bien el agua disponible.

Existe la posibilidad de que cada vez los vayan evolucionando y creen defensas contra el frío por lo que los lugares más fríos también sean invadidos por ellos.

 

Pero en el CSI hemos pensado en esta posibilidad y hemos encontrado una alternativa en caso de que esto ocurriese: encontrar un lugar subterráneo ya que están bajo tierra y por lo tanto es muy difícil que los Z puedan acceder a esos lugares con su escasa posibilidad de movilidad.

 

ALTERNATIVAS SUBTERRÁNEAS:

·        Cueva de El Puerto (Calasparra)

·        Cueva de La Higuera (Pliego)

·        Cueva del Pozo (Jumilla)

·        Sima Destapada (Isla Plana, Mazarrón)

·        La Torreta (Macizo de Revolcadores)

·        Sima del Buitre (Caravaca de la Cruz)

·        Sima del Talayón (Lorca)

·        Sima Caneja (Barranda)

·        Sima del Pulpo (Cieza)


8 de diciembre 2015
El año pasado por estas fechas vivíamos con ilusión el puente de diciembre y el inicio de la Navidad. Hoy lo pasamos encerrados en nuestras viviendas o trabajos (si trabajos, los zetas no descansan ni tienen vacaciones) sin saber si tendremos una Navidad o si viviremos un nuevo año. Por lo pronto buscamos un nuevo lugar donde asentar una comunidad ya que la subsistencia en la ciudad es muy difícil y empeora por días. Nuestro CSI Carlos A. ha realizado un estudio acerca de las condiciones que debe tener esta nueva zona de asentamiento: 
 Guía para hallar un lugar en el que crear la nueva colonia:

1º- El lugar debe de encontrarse en la altura ya que a los Z les costara mas acceder debido al relieve que dificultara su paso y a la temperaturas frias de las altas alturas que ralentizara su metabolismo y iran mas despacio

2º- Como mencionado en el paso anterior, es preferente un sitio frio a uno calido ya que el sitio calido mejora su metabolismo y les "acelera"

3º- El lugar debe de estar cerca de un lago o de un rio ya que, por esa zona los Z no podran llegar ya que dudo que sean buenos nadadores y proporciona una fuente de agua dulce para labores domesticos y para consumo propio

4º- El lugar debe de tener lluvia cada poco tiempo ya que la lluvia, aparte de los lagos y los rios, es una buena fuente de agua potable y es buena para los cultivos

5º- El lugar debe de tener tierra fertil para ayudar a los cultivos a crecer

6º- El lugar a ser posible cerca de un bosque del que obtener madera y materiales para la construccion de la colonia 

7º- El lugar es preferible que este cerca de grandes masas de animales que poder cazar para comer carne o estar cerca del mar, un lago o un rio para poder pescar.

Y debemos mantenernos optimistas pues uno de nuestros CSI ha conseguido hacer huir un zeta utilizando armonías. Adjunto el documento:

"Hace unos días cuando volvía a casa del CSI, encontré en la calle a un Z tratando de atacar a un hombre de unos 40 años. Afortunadamente, cuando yo llegué el  Z aún no había mordido al hombre por lo que no se habría infectado.

Como CSI mi obligación era ayudarlo, por lo que cogí de mi mochila una grabadora. En esta había una grabación de un sonido muy estridente porque como ya habíamos comprobado las semanas anteriores, los Z se muestran sensibles a los sonidos.

Por ello, días atrás, mi equipo y yo empezamos a pensar posibles soluciones para atrapar a los Z. Lo que se nos ocurrió es reproducir sonidos estridentes que hicieran a los Z desorientarse y así poder atraparlos.

Por este motivo llevaba la grabadora con el sonido a mano. Reproduje la grabación e inmediatamente el Z soltó al hombre y huyó lo más rápido que podía.

Finalmente el hombre resultó ileso y pude tomar una fotografía del Z antes de que se marchara para mostrarla en el CSI y poder reconocerlo si alguien más lo ve.

 

 

Este es el Z que encontré. No sé bien hacia dónde huyó, pero repartiré carteles con esta fotografía y se la enseñaré a mis compañeros del CSI para que si lo ven lo reconozcan.

 

Con esto pretendo alertar a la población e informarla de que una posible salida para huir de un Z en caso de que nos encontremos uno por la calle es llevar una grabadora a mano con una grabación de un sonido estridente que el Z pueda escuchar y huya.

Por supuesto no se debe salir de las casas, pero en caso excepcional siempre que se salga a la calle, se recomienda llevar consigo una grabación.

A partir de ahora intentaré difundir esto y que se proporcionen grabaciones a las familias junto con los suministros necesarios.

En mi familia todos los miembros tenemos una grabación cada uno para prevenir. En los próximos días trataré de que las familias de mis compañeras también tengan una."



27 de noviembre 2015
 La situación empieza a ser insostenible. El virus se propaga sin control, especialmente en las grandes ciudades. En la sección de enlaces podemos ver la velocidad de propagación en una gran ciudad como Nueva York. Esta semana empezaron a agotarse gran parte de los suministros de primera necesidad, el agua está racionada, la electricidad va y viene y en muchas zonas de la ciudad no queda combustible. Las calles están vacías excepto por los valientes que se atreven a ir por suministros y por los zetas que cada vez nos tienen más acorralados. Ha sido necesario establecer turnos de vigilancia en las casas para controlar posibles ataques; aquel que siga este diario de supervivientes puede ver un ejemplo en la sección de documentos.
En definitiva, hay que salir de aquí y buscar una solución a largo plazo, un asentamiento  en otro sitio que nos permita continuar con nuestra investigación. Así que, csis, ¿que lugares serían los más aptos para asentar una colonia de 200 individuos que huyen de zetas y que se deben dedicar a buscar una cura para la enfermedad?
El csi Alfonso L., en una de sus salidas de identificación, ha encontrado un documento  de un monje benedictino, Juan Ramón Léncer de la abadía de Santa Melina, quien después de ayudar a evacuar un grupo de supervivientes, quiso permanecer en su abadía por si se presentaban más. Nos relata el ataque a su abadía en primera persona. Curiosamente, dicho ataque fue grabado por cámaras de seguridad y podemos verlo en documentos.

  Día final del benedictino Juan Ramón Léncer, a día 23 de noviembre 2015. Abadía de Santa Melina.
Siempre fui un hombre de ciencia. Ya desde pequeño me interesé por ella y me dediqué a ella sesenta años de mi  vida junto a mi Hermenegilda. A su muerte dejé la bata blanca del científico y vestí el hábito. Junto a mis hermanos espirituales daba ropa y comida a los mendigos del lugar, pues la abadía se halla en pleno monte. Un día empezaron a llegar refugiados del pueblo cercano, diciendo del apocalipsis, zombis, fuegos y demás elementos caóticos. Habilitamos varias celdas desocupadas para que pudieran vivir en ellas varias personas. Nuestros dos huertos crecían gracias a los donativos y la ayuda de la gente, y descrecían cuando esta misma gente los devoraba para saciarse. Los solteros o solitarios volvían del pueblo con fármacos, comida y noticias. Finalmente éramos en la abadía 200 personas, y el hermano Remigio sugirió llevar gente al monasterio cercano. Esa noche, tras su partida se oyeron gritos. Al salir de las celdas vimos un grotesco espectáculo compuesto de zombis devorando las rojas entrañas de hombres , mujeres y niños. La más cruenta escena fue una madre devorando a su propio hijo pequeño mientras éste lloraba y gritaba desconsolado su nombre. Sin Remigio, que llevaba las llaves del almacén, estábamos perdidos. Pero el hermano Pascual, que había sido militar, se lanzó hacia los zombis como un cometa imparable, conteniéndolos mientras rompíamos la puerta del almacén y la cerrábamos. Los zombis eran pálidos, fríos y andaban arrastrando los pies por el suelo, pero eran increíblemente rápidos aún sin correr. Oímos una llamada. Nos pareció un sueño oírlo pero recordamos que teníamos un teléfono para emergencias. era Remigio. Decía que el ejército había asegurado el monasterio y que, gracias a mi decisión, cincuenta y ocho personas se habían salvado. Recé, pero no por mí, sino por ellos. La puerta se va a quebrar. espero encontrarme con mi Hermenegilda.


15 de noviembre 2015
    La mayoría de nuestros csis continúan trabajando sin tregua con objeto de dar respuesta a esta crisis a la que nos enfrentamos. Siguen llegando informes con indicaciones del probable origen de esta pandemia, si bien no estaremos seguros al 100% hasta no encontrar al paciente 0. Nuestra investigadora Patricia E. ha elaborado un informe en el que indica  : 
"Pensamos que es un virus producido por la mutación del virus de la rabia debido a una droga conocida como flakka o por la mutación de un prión del Kuru, pero puede ser que esta enfermedad sea un conjunto de enfermedades y que cada síntoma sea un tipo diferente de enfermedad, para asegurarnos de ello, investigamos y encontramos que pueden ser la rabia junto a la gripe y otras enfermedades como el sarampión, encefalitis y el ébola.

Los cambios de personalidad se deben al sarampión, la agresividad a la rabia, puede que sea transmisible por el aire debido a la gripe pero no está comprobado, y la encefalitis hace que sangren a borbotones pero por lo que hemos descubierto no tiene sangre sino un líquido marrón."

Se transmite por contacto directo por lo tanto es una enfermedad infecciosa con un periodo de incubación muy corto (de minutos), por eso hay que estar atento y sobre todo saber cómo identificar a un infectado para ello elaboremos un protocolo de identificación de infectados.

Lo que sí está claro es que por un lado es la mutación del virus de la rabia, ya que es lo que produce que estos seres sean agresivos y caníbales


  También llegan informes sobre los principales síntomas. La única forma de contagio posible registrada hasta el momento es a través de contacto directo con fluidos orgánico: mediante un mordisco, roce de heridas abiertas o salpicaduras en las mismas. En un primer momento se produce dolor y decoloración de la herida infectada (a diferencia de lo que podría ocurrir ante una respuesta inflamatoria). A continuación fiebre alta, temblores, ligera demencia y dolor en las articulaciones, seguido por parálisis de extremidades inferiores, disminución del ritmo cardíaco y parálisis total. A partir de este punto, y en cualquier momento se produce la reanimación. Dejo colgadas la sintomatología más relevante hallada por nuestros csis y que nos resume Ma Ángeles M. en este documento:

El problema que se nos presenta es el siguiente: ¿cómo podremos reconocer a un Z?

Para saber diferenciar una persona infectada de una sana, debemos tener en cuenta los siguientes síntomas más característicos de los Z:

  • No responden a estímulos, pero inesperadamente pueden actuar de forma muy violenta, agrediendo a las personas que se les cruce por el camino, hasta llegar al punto del canibalismo.

  • Los Z deambulan por la calle sin un rumbo fijo y con la vista perdida.

  • Tienen partes del cuerpo desprendidas y heridas de importante gravedad que para nada parece afectarles.Macintosh HD:private:var:folders:y4:0l0pxpq529dc67qvk983r2r40000gn:T:TemporaryItems:Etiqueta 017.png

Hace poco pudimos observar como cinco de nuestros compañeros del CSI fueron infectados y en apenas unos diez minutos se convirtieron en seres fríos y violentos.

A los Z también son, de alguna manera, muy sensibles a los sonidos, ya que hemos podido observar que algunos Z, cuando oyen sonidos que no son muy agradables, intentan escapar del lugar donde se ha producido tal ruido.


Hay que hacer notar que algunos (muy pocos) de nuestros csis han quedado literalmente paralizados, no reaccionan y no son capaces de organizar un trabajo o defensa. Están demostrando una baja capacidad de supervivencia de modo que si continúan así corren grave riesgo de ser infectados.
En cualquier caso continuamos trabajando para sobrevivir. Algunos de nuestros csis han tenido que albergar en sus domicilios a personas que han perdido sus hogares o seres queridos y necesitan de su ayuda para sobrevivir; gracias a la labor de nuestros csis tenemos protocolos de identificación de zetas.Ya conocemos el gasto metabólico de cada una de las unidades familiares y se empezarán a elaborar dietas en el momento que se calculen los requerimientos nutricionales.
Los suministros proporcionados por el CSI para dos semanas ya se están agotando de modo que vamos a tener que empezar a intercambiar mercancias. Es vital tener elementos de intercambio para poder subsistir. Y nos queda la incógnita de la electricidad, el agua, combustible... ¿cuanto durará? Tal vez tengamos que pensar en soluciones a un plazo muy largo.
Mientras tanto, mucho cuidado allá afuera.



6 de noviembre 2015
 Esta semana pasada hemos tenido un ataque de zombies en el Centro Superior de Infecciones. Cinco de nuestros trabajadores resultaron infectados y vimos como en cuestión de minutos se transformaban en fríos seres deshumanizados, sedientos de sangre y muy violentos. Sus caras se volvieron pálidas, sin sangre apenas, sus ojos rojos, y la sangre dejó de manar por sus heridas transformándose en un fluido oscuro y espeso. Fue un momento realmente espeluznante que coincidió con un experimento de sonido llevado a cabo en el departamento de audición. Fue en ese instante cuando los Z se batieron en retirada y salieron del CSI. ¿Coincidencia? ¿Qué hizo que los Z se fueran? ¿Están condicionados de alguna manera por el sonido? Es una vía de estudio que tomaremos de forma casi inmediata.
Mientras tanto la población ha sido informada. Se han empapelado las fachadas, comunicado por las redes sociales... en definitiva, se han emitido avisos de advertencia a la población junto con el equipo de supervivencia necesario para subsistir estos días. Trabajamos en los protocolos de detección y ya conocemos claramente los síntomas que presentan los Z. Las casas se están acondicionando para albergar unidades familiares de 6 personas y los csis están calculando el gasto energético medio en dichas unidades familiares con objeto de establecer unos requerimientos nutricionales para las mismas.
Dejo colgados algunos de los anuncios de aviso a la población. Mucho cuidado allá afuera.


       
 


28 de octubre 2015
    La situación empieza a ser desesperada. La población empieza a huir sin control sin saber a donde ir para poder escapar de los enfermos Z que empiezan a invadir la ciudad. Decenas de Z vagan sin rumbo fijo por las calles de Murcia, con la mirada perdida y la carne desgarrada. El trabajo es ingente pero la prioridad es dar respuesta a la población antes de que entre en pánico. Nuestros csis están elaborando anuncios de advertencia a la población en los que se indica cómo actuar ante esta enfermedad, también informan de la necesidad de mantenerse en los domicilios así como de preparar éstos para evitar la entrada de Z. Preparan equipos de emergencia para la población y, lo más importante de todo, establecen protocolos de detección de la enfermedad. Todas nuestras secciones trabajan al unísono para intentar controlar esta pandemia zeta. Si, parece ser que ya tenemos nombre para esta extraña enfermedad en la que los individuos se comportan como zombis. Aún queda mucho por investigar pero ya tenemos dos posibles candidatos para el agente biológico que ha producido la infección: un virus de la rabia mutado o un prión alterado causante de Kuru. Seguiremos trabajando en ello. 
En cuanto empiecen a enviarnos los primeros datos los colgaremos aquí como información general para la población, mientras tanto, mucho cuidado allá afuera.




23 de octubre 2015
   Casi quince días después de que se registraran los primeros casos estamos ante una alerta máxima (nivel 6 de alerta) ante una pandemia que parece fuera de control y constituye una amenaza real para la población. 
    Varios de nuestros investigadores (Sara, Mª José, Mª Ángeles y Sara) realizaron un informe en los inicios de la enfermedad indicando una intoxicación por consumo de metilendioxipirovalerona (MPDV), droga conocida como "bendición" o "flakka". Pero todo parece indicar que este compuesto ha provocado la mutación de un agente biológico que infectaba a uno de los consumidores pues la enfermedad es de carácter infeccioso a día de hoy.
    Esta nueva enfermedad tiene una transmisibilidad alta así como un periodo de incubación muy corto. En cuanto a la mortalidad, estamos bastantes desconcertados porque los médicos de campo así como otras fuentes nos envían datos muy extraños: videos, twitters, etc. que hablan de asesinatos en masa, personas ensangrentadas que se mueven sin rumbo fijo y parecen volverse extremadamente agresivas, pueblos y ciudades con las que no se puede contactar...
    La OMS ha convocado al comité de emergencia en el cual participamos nosotros como CSI; debemos determinar las medidas a aportar ante esta situación de emergencia. Y debemos hacerlo rápido. La enfermedad se extiende tan rápidamente que corremos el riesgo de quedarnos aislados,  ya resulta difícil comunicarnos con algunos de nuestros csis. Y debemos determinar cómo mantener sanas a las personas no infectadas. De todo ello se encargarán nuestros investigadores. 
    Estad atentos y mucho cuidado allá afuera.

14 de octubre 2015
   El CSI se encuentra desconcertado: han aparecido brotes de lo que parece una enfermedad nueva. Lo que en principio parecían casos aislados se está extendiendo por varios continentes. Los individuos presentan síntomas extraños a cualquier otra enfermedad, vagan por las calles sin reaccionar a estímulos, con la mirada perdida y de repente, se vuelven agresivos. Se desconoce el origen de la enfermedad y no tenemos más remedio que enviar a algunos de nuestros investigadores a estudiarla pero las precauciones tienen que ser máximas. Seguiremos informando desde este centro. Mucho cuidado allá afuera

7 de octubre 2015
    Durante las próximas dos semanas nuestros nuevos investigadores junior estarán intentando desvelar y controlar enfermedades por todo el planeta: desde Austin hasta Sydney, pasando por Kuala Lampur o Kenia. La mayoría de ellos cuentan con una buena preparación por lo que esperamos que sigan cuidadosamente las indicaciones y protocolos de trabajo, es muy importante para que puedan llegar a conocer con que enfermedades están luchando sin que se expongan a contagios. 
 No obstante, algunos de los investigadores enviados no han terminado de adquirir una cualificación suficiente. Esperemos que estén atentos y aprendan con esta experiencia. Mucho cuidado allá afuera.

30 de septiembre 2015
    Muchos de nuestros aprendices han pasado ya a ser investigadores junior: después de haber trabajado en el laboratorio aplicando la metodología científica, ya están listos para el trabajo real, el trabajo de campo. ¡Enhorabuena! De modo que ya están preparados para salir ahí fuera, al mundo real, en busca de enfermedades que asolen nuestro planeta- Haced la maleta y no olvidéis mascarillas y guantes, recordad que tenéis cinco vidas, no las desperdiciéis. Suerte allá afuera.


22 de septiembre 2015
    Ya estamos manos a la obra con los nuevos aprendices CSI. Hemos entrado de lleno en el periodo de formación por lo que están trabajando con la metodología científica y aprendiendo cuales son las pautas que debe seguir un investigador. Algunos de nuestros aprendices tiene problemas para acceder al centro pues no han descargado la identificación requerida: ¡esperemos que esto se solucione pronto! Y ya sabes para seguir sumando puntos de aprendiz a investigador junior en descargas: "Método Científico en acción" y "Explorando el Método Científico"


18 de septiembre 2015
    ¡Bienvenidos, nuevos CSI, a  este Centro Superior de Infecciones! 
    En este nuevo curso nos esperan nuevos retos a los que enfrentarnos. Investigaremos enfermedades, microorganismos infecciosos, prevención y muchos más temas relacionadas con nuestra especialidad. Lo haremos juntos y en colaboración, siempre siguiendo los protocolos y con una mente racional. 
    El primer paso es acceder a la zona de documentos y descargar la documentación de investigador, muy importante para rubricar cualquier trabajo.
    











Subpáginas (1): Enfermedades