Zamba de mi esperanza

Coro Divertimento 16/9/12 en Erice de Iza

 
Enero de 1978. Argentina es gobernada por la dictadura militar de Videla.
 
Durante un concierto, el público pide a Jorge Cafrune que interprete Zamba de mi esperanza.
 
Es una canción prohibida por los militares. Cafrune toma una decisión heróica, diciendo: “Aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar”.
 
Y lo hace.
 
A los pocos días, mientras realiza una travesía a caballo, Cafrune muere atropellado por una camioneta, en un accidente que muchos sospecharon que fue un asesinato.
 
 

Jorge Cafrune

Nació en Argentina el 8 de agosto de 1937
 
Le apodaban "el turco" por su ascendencia árabe. Sus abuelos paternos y maternos eran inmigrantes provinientes de Siria y El Líbano.
 
Tuvo un gran éxito cantando en España, donde residió varios años. Volvió a Argentina en 1977, cuando falleció su padre. Eran tiempos difíciles para Argentina, ya que el gobierno estaba en manos de la dictadura militar de Jorge Rafael Videla. Pero Cafrune, a diferencia de otros artistas, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y prohibiciones, decidió quedarse y seguir haciendo lo que daba sentido a su vida: cantar y opinar cantando.
 
Tuvo el valor de cantar públicamente la canción prohibida Zamba de mi esperanza, y esto, sumado a la canción El orejano fue demasiado para los militares argentinos. El teniente coronel Carlos Enrique Villanueva dijo que había que matarlo para prevenir a los otros.
 
El 31 de enero de 1978 Cafrune emprende una travesía a caballo a Yapeyú, lugar de nacimiento de José de San Martín, a quien quería rendir homenaje. Al poco de salir, por la noche una camioneta le atropella. Fallece a medianoche, el 1 de febrero de 1978, a los 40 años. El hecho nunca fue esclarecido.
 
Jorge Cafrune siempre mostró una sensibilidad especial con los temas sociales. Tuvo el valor de defender sus ideas con las únicas armas de una guitarra y su voz, en medio de un país en el que otros lo hacían matando y torturando.

Baile de la Zamba

Luis Profili y la Zamba

Zamba de mi esperanza está firmada por Luis Morales, pero el verdadero nombre del autor es Luis Profili, quien utilizó el seudónimo de Luis Morales para firmar varias canciones.
  
Luis Profili fue un empresario constructor argentino y músico aficionado. Recibió lecciones de guitarra y bombo y escribió canciones de forma intuitiva, sin conocimientos de escritura musical.
  
Era un entusiasta de la zamba. Le encantaba el movimiento de los cuerpos, la gracia del pañuelo y la elegancia de la melodía.
  
Profili compuso en la década de 1950 "Zamba de mi esperanza". Jorge Cafrune se enamoró de esta canción-poesía y la convirtió en un icono popular, siendo hoy en día una de las canciones más queridas en Argentina. Profili falleció a los 69 años, en 1975, consiguiendo un lugar preferente en la historia de la música argentina del siglo XX.
 
La zamba es un baile argentino (no debe confundirse con la samba brasileña, cuyo nombre lo pronuncian igual) que proviene de una danza que surgió a principios del siglo 19 en Perú. Es una danza de galanteo, que se baila con pañuelo, en la que el varón seduce a la "zamba", que era el nombre con el que se denominaba a las mestizas descendientes de padres de raza india y negra.
 

Letra de la canción

 
Y digo yo, ¿se puede escribir algo más bonito? ¿Cómo se puede prohibir esta letra?
 

Jorge Cafrune

Los Chalchaleros

 

Zamba, de mi esperanza

amanecida como un querer

Sueño, sueño del alma

que a veces muere sin florecer

Sueño, sueño del alma

que a veces muere sin florecer

 

Zamba, a tí te canto

porque tu canto derrama amor

caricia, de tu pañuelo

que va envolviendo mi corazón

caricia, de tu pañuelo

que va envolviendo mi corazón

 

Estrella, tú que miraste

tú que escuchaste mi padecer

Estrella, deja que cante

deja que quiera como yo sé

Estrella, deja que cante

deja que quiera como yo sé

 

El tiempo, que va pasando

como la vida no vuelve más

El tiempo, me va matando

y tu cariño será, será

El tiempo, me va matando

y tu cariño será, será

 

Hundido, en horizonte

soy polvareda que al viento va

Zamba, ya no me dejes

yo sin tu canto no vivo más

Zamba, ya no me dejes

yo sin tu canto no vivo más

 

Estrella, tú que miraste

tú que escuchaste mi padecer

Estrella, deja que cante

deja que quiera como yo sé

Estrella, deja que cante

deja que quiera como yo sé