Homo habilis


Índice:
 

1. Introducción

 

2. Características psicológicas

 

3. Anatomía
 
  3.1 Características generales y alimentación
 
  3.2 Cráneo y cereb ro
 

  3.3 Permisión anatómica

 

4. Extinción

 

5. Semejanzas con otras especies

 

6. Yacimientos y restos

 

7. Conclusión

 

8. Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Introducción:

 

El homo habilis es un tipo de homínido que vivió en África oriental entre 1,8 y 1,6 millones de años. Hay también evidencia de que los Hábilis fabricaron y usaron una gran variedad de herramientas, y esto puede ser una evidencia de que ellos eran más inteligentes que los australopithecos, se cree que su capacidad craneal era de unos 510 cm³ , los cambios de esta capacidad craneal se debe a la nueva forma de vida, y a la incorporación en su dieta de carne y grasa animal, lo que les permitía memorizar un territorio, adelantarse, e incluso planificar los acontecimientos y entender los ritmos de la tierra, pueden ser considerados como los primeros seres humanos verdaderamente, aunque no sean antepasados nuestros.

Los fósiles de homo habilis a puntan a que era una criatura de al menos 91 cm de estatura, con unos incisivo espadiformes (con forma de espada o afilados), unos molares grandes con esmalte grueso, carecían de diastema y el foramen mágnum (hueco occipital) ubicado más hacia el centro. Se puede deducir que su cara era corta, los dedos de los pies y manos curvos, algo que indicaban que utilizaban los árboles como habitad, aun se movían en espacios más amplios. La posición bípeda en las hembras provoca una reducción de la pelvis que tiene como consecuencia un adelanto de los partos (lo cual implica prematuración del neonato, un mayor tiempo dedicado a la crianza y así la necesidad de mantener vínculos sociales fuertes que potencialmente coadyuvan al desarrollo de una cultura).
Mayor capacidad neurocraneana 650 cm³.

Homo habilis fue un carroñero que trituraba huesos, al estilo de hienas y chacales; sus descendientes, a partir de Homo ergaster, fueron buenos cazadores y muy versátiles en sus hábitos y estilos de vida, lo cual les permitió abandonar África y diseminarse por todo el planeta.

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Características psicológicas:

 

Se cree que el homo habilis ya fabricaba objetos como útiles de piedra y huesos de animales que se han encontrado en las cuevas africanas orientales. Es posible que esos lugares fueran restos de campamentos donde habría estado el Homo Habilis (aunque había agua cerca nunca podrían vivir al lado, por el peligro que supondrían los depredadores que se acercarían por la noche a beber), y en los cuales éste dejaría los restos de los animales que comería por caza o carroñeo. Su modelo se basaba en ciertos puntos que son los campamentos, la caza o carroñeo, el consumo de pospuesto de alimento, la reciprocidad o reparto del alimento y por tanto, la división sexual de tamaño corporal.

Los campamentos, podrían ser “escondijos de piedra”, ya que necesitaban lugares donde guardas sus útiles ya que eran muy pesados, al igual que para guardar el alimento ya que   se ve que los animales que cazaban han sido desplazados del sitio en el que murieron (por caza o carroñeo), a otro en el que se le hicieron las marcas, además tienen huellas de mordiscos de dientes, lo cual indica que fueron carroñados por hienas, también podrían ser sitios donde se escondía y se resguardaban de otros depredadores.

El lenguaje y la fabricación de artefactos son acciones organizadas que significa la utilización de normas sociales inventadas, por lo tanto el aumento de los grupos conllevaría una mayor complejidad de su vida social, al igual que el homo habilis presentaba una imposición arbitraria y estandarizada de modelos determinados, que es imposible de realizar sin la ayuda del lenguaje, por eso sabemos con certeza que el homo habilis ya poseía lenguaje. Se piensa que cazaban en comunidad.

Respecto a la conducta social del homo habilis podemos distinguir al menos dos aspecto que le van a distinguir de sus posibles antecesores, los Australopithecus. En primer lugar tenemos el uso de útiles líticos, en los que aparte de los procesos cognitivos sobre su fabricación técnica, debemos incluir los aspectos que implican una planificación so

bre su producto, (selección de materias primas, distribución del trabajo, transporte…), que deben representar cierta capacidad cerebral para aumentar la organización social y del trabajo. Sus elementos simbólicos eran escasos.

También aparece enestos homínidos, como elemento claramente distintivo

de su comportamiento, un cambio social y subsistencial, como puede verse en el aumento de cooperación, el reparto de los recursos alimenticios, y la organización más compleja para los cuidados de las crías. Los machos compiten de forma continua pero poco intensa, con poca probabilidad de que surjan machos dominantes y mucha interacción sociales entre machos y hembras en conjunto, no obstante su complexión física no era muy robusta ya que como hemos comentado anteriormente, era carroñeros.

Por lo demás, las formas de vida son claramente primitivas, con una economía basada en una depredación oportunista, grupos sociales pequeños, sin formar habitas fijos y por tanto una demografía y expansión geográfica limitada.

 

 

 

 

 

3. Anatomía

 

3.1 Características generales y alimentación

 

 

    Al analizar sus extremidades se reconoce finalmente que pertenece al género homo con un aspecto bastante humano aunque la cabeza del fémur es mucho más grande, de forma más corta y redondeada que el del ser humano y tiene una pelvi mucho más moderna que sus predecesores y su altura oscila entre 130 cm. y 150 cm. en algunos casos, con un peso de 40kg a 50kg.

  

Si pensamos en algunas características del cráneo en general se puede decir que era menos prominente y tenía un aparato dental muy refinado, pero aún con molares grandes e incisivos mayores también que usaban para cortar

carne la cual se añade a su dieta,  lo que le acerca más al homo erectus que a los australopythecus, aunque sigue siendo fundamentalmente frugívora.

 

                              

                                                           Esqueleto de Habilis y Sapiens Sapiens

 

 

 

 


3.2 Cráneo y cerebro.

 

 

   Lo más importante a mencionar al observar el esqueleto de un homo habilis es el enorme aumento de capacidad craneal que oscila entre 630 cc y 800 cc, calculado en un cráneo aplastado que se denominó 1470 y fue encontrado en Koobi Fora, Kenia, y en la Garganta de Olduvai , Tanzania.

 

   Este incremento bestial es alrededor de un 44%, según calculan los expertos. Se destaca este cambio porque al contrario que sucede normalmente no aumenta el tamaño del cuerpo junto al del cráneo y tampoco lo realiza de forma uniforme.

   Este aumento trajo consigo un desarrollo del lóbulo frontal del área de Broca y se redondeó el lóbulo parietal inferior, y un desarrollo del lóbulo parietal superior lo que corresponde al  área del lenguaje de Wernicke aunque no significa que se usara un protolenguaje y aún menos un lenguaje, ya que les falta el gen que se lo permite.

 

 

 

 

         

                                  Reconstrucción de un cráneo de H. Habilis

 

 

 


3.3  Permisión anatómica

 

   Junto a sus restos se encontraron piedras talladas que posiblemente usadas para realizar múltiples tareas, las que generaron la duda de si podían crear herramientas y posteriormente dieron lugar a un estudio de los huesos de la mano para conocer si realmente tenían la capacidad para realizar estas herramientas, que concluyó en que podían realizar una presión de agarre que les permitía hacerlo.

   Otra  cuestión era si podía andar erguido la cual fue rápidam


ente aceptada por los rasgos de cadera, columna, miembros y el foramen mágnum, lo que confirma que están más cerca del ser humano que de un ser antropomorfo en la evolución.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



4. Extinciones

Poco después de su aparición se produjo un drástico cambio climático: las temperaturas descendieron notablemente en todo el planeta. Desde el precámbrico, la Tierra había pasado por varios periodos de frío conocidos como glaciaciones, algunas de las cuales habían extinguido a algunas especies, pero ésta era la primera glaciación que arrostraban los homínidos. Evidentemente, las condiciones de vida empeoraron. La caza fue más escasa y los inviernos eran periodos de hambre. Pese a ello, los homínidos se adaptaron a las circunstancias. Más aún, en plena glaciación, hace  2 millones de años, surgió una nueva especie del género homo: el homo erectus. Con él da comienzo la era cuaternaria, cuyo primer periodo se conoce como pleistoceno. La glaciación duró cerca de un millón de años, es decir, hasta hace 1.5 millones de años.

La primera glaciación de la era cuaternaria se inició hace algo más de 1 millón de años y fue más intensa que la anterior. La competencia entre las distintas especies de homínidos terminó con la extinción de los australopithecus poco después del inicio de la glaciación y la del homo habilis hace 800.000 años. El homo ere ctus sobrevivió, entre otras cosas porque aprendió a valerse del fuego. La segunda glaciación de la era cuaternaria se extendió desde hace 600.000 años hasta hace algo más de 300.000 años. La tercera glaciación, desde hace algo más de 200.000 años hasta hace algo más de 100.000 años. Durante la tercera glaciación surgieron las primeras formas de una nueva especie: el Homo sapiens.                                        

 

 

 

 

                               

5. Semejanzas con otras especies  

 

El homo habilis superaba  a los Australopithecus en capacidad craneana y en inteligencia, como muestra de ello, nos encontramos con que el homo habilis fue el primer homínido que aprendió a tallar piedras para hacerlas cortantes o punzantes. Dispuso así de armas de caza significativamente más eficientes. También poseían un rostro menos prognato que los australopithecus y unos incisivos más afilados. En un primer momento, las diferencias entre las dos subespecies de homo sapiens eran pequeñas, al igual que las diferencias culturales respecto al homo erectus. Analizando algunos de los restos óseos recuperados se puede reconocer que se trata de una especie con un aspecto mucho más humano que el encontrado en los australopithecus. La cabeza del fémur es más grande, corta y redondeada. También la pelvis tiene un aspecto más moderno. Su altura era similar a Australopithecus africanus, de unos 1'3 m, así como su peso, calculado en 40 kg, aproximadamente.

 

   Según las hipótesis tradicionales, el H. habilis evolucionó hacia el Homo erectus, hace unos 1,5 millones de años, especie que llegó a habitar gran parte del Viejo Mundo, desde África hasta China e Indonesia. Este comenzó a ser remplazado por formas arcaicas de Homo sapiens entre hace 400 y 250 mil años y en distintas zonas geográficas. Este Homo sapiens arcaico, poseía un cerebro más grande aunque todavía mantenía similitudes físicas con el Homo erectus. Aunque se cree que el homo erectus descendía del Homo habilis se encontraron evidencias de lo contrario publicadas en la revista Nature:

«The discovery of a particularly small calvaria of H. erectus indicates that this taxon overlapped in size with H. habilis, and may have shown marked sexual dimorphism. The new fossils confirm the distinctiveness of H. habilis and H. erectus, independently of overall cranial size, and suggest that these two early taxa were living broadly sympatrically in the same lake basin for almost half a million years.»

(F. Spoor, M. G. Leak ey, P. N. Gathogo, F. H. Brown, S. C. Antón, I. McDougall, C. Kiarie, F. K. Manthi & L. N. Leakey, Implications of new early Homo fossils from Ileret, east of Lake Turkana, Kenya, Implications of new early Homo fossils from Ileret, east of Lake Turkana, Kenya, 2007)





 

 

6.Yacimientos

 

Los principales yacimientos de Homo Habilis son Koobi Fora que se encuentra en el lago Turkana, donde se han encontrado también restos de otras dos especies del género Homo, pero lo más importante de este yacimiento es que sus muestras han revelado grandes enigmas en el escalón evolutivo humano, ya que en Koobi Fora se han recuperado depósitos únicos, que han permitido la reconstrucción de la evolución humana durante los últimos 4 millones de años.

 

 


 

  

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 


7. Conclusión

 

La realización del presente trabajo supuso muchas horas de navegación en Internet, que fueron prácticamente en vano. Unas veces fue posible llegar a la información buscada por casualidad, otras, después de una intensa búsqueda, con los llamados buscadores. Esto en cuanto a la localización de la información.

Otro de los problemas encontrados es la movilidad de las informaciones. No siempre la misma información permanece en el mismo sitio a través del tiempo, lo que equivale a decir que si hoy se localiza una cooperativa o alguna información relacionada, no es garantía de que esta permanezca en el mismo sitio la próxima vez que piquemos allí con el ratón.

Hemos aprendido un poco más sobre el homo habilis, la información del homo habilis en la web, es escasa, pero hemos sabido compactarla y expandirla lo máximo posible.

 

 

 

 

 


8. Bibliografía:

 

-http://usuarios.lycos.es/benagalbon58/HomoHabilis.htm

 

-http://html.rincondelvago.com/hominizacion_2.html

 

-http://www.monografias.com/trabajos7/ancu/ancu.shtml

 

-http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090911122723AAUAq1j

 

-http://www.nova.es/sinfinmix/apuntes/hominidos.html#homo

 

-http://usuarios.lycos.es/andres246/El%20lenguaje%20en%20la%20Prehistoria%20.htm

 

-http://www.uv.es/ivorra/Historia/Prehistoria/Hominizacion.htm

 

- Apuntes filosofía y ciudadanía Tema II La naturaleza del ser humano 1º Bachilerato I.E.S Mediterráneo página 10.

 

- F. Spoor, M. G. Leakey, P. N. Gathogo, F. H. Brown, S. C. Antón, I. McDougall, C. Kiarie, F. K. Manthi & L. N. Leakey(2007) « Implications of new early Homo fossils from Ileret, east of Lake Turkana, Kenya, Implications of new early Homo fossils from Ileret, east of Lake Turkana, Kenya» Nature Nº448.


- Henry Gee (2000), Shaking the tree. University of Chicago Press. United States of America,  371- 374.

 

Subpáginas (2): Fotos Videos
ĉ
Andavi Mojillo Pebáriz,
9 dic. 2009 7:32
Comments