Por Catalina De la Cruz

Leo de adelante hacia atrás, como notario, solo las horizontales, como el paisaje.

 

nieve en una montaña >> camisa colgada >> un caballo en movimiento, de noche >> varios estudiantes formados y de espalda >> azotea de edificio con cartel caído >> dos palmeras en un sitio eriazo >> un hombre solo con cordillera de fondo, con niebla >> una huella que se separa en tres >> dos niños en una vía de tren >> tres caballos en un peladero >> medianera de edificio de ladrillos >> un hombre con chaqueta sobre los hombros, en una construcción abandonada >> mujer con cuchillo con torta en la mano >> líneas de tren iluminadas desde un lado / de noche >> dos hombres en movimiento, en algún lugar cerrado, de noche >> una cabra mirando al cielo, en un camino de tierra >> persona andando en bicicleta de noche >> un hombre sobre rocas, frente al mar, con niebla >> tres personas caminando entre la niebla >> urinario forrado en plástico >> un hombre de espalda, con sombrero entre sus manos mira el paso de una carroza fúnebre >> juncos y una vaca en un lago >> piernas de una mujer en el agua >> hombre de espalda, apoyado en pilar de madera >> frontis de ferretería, con dos caballos pintados >> escena de choque de autos >> hombre con terno en una iglesia >> caballo corriendo >> cartel sin imagen + frontis de circo de Emeterio / de noche >> dos hombre corriendo bajo la lluvia / de noche >> líneas de tren y hombre con una pala /con niebla >> tres hombres con impermeables transparentes / de noche >> pavimento con líneas blancas y manchas negras >> cuatro personas a la orilla de un camino, con niebla >> auto Datsun por atrás >> un caballo en un camión /de atardecer >> cuadro de una mujer >> una bolsa botada entre plantas >> foto de carretera con cartel “calzada sin berma”, y personas a un lado >> cuesta con autos con niebla.

 

El viaje, como el tiempo,

              tiene esa capacidad propia y particular de hacer emerger imágenes

que no pertenecen al momento,

                               mientras va fragmentando el paisaje exterior.

/ ya pasó, ya pasó, ya pasó, ya pasó.

                           Y en esa fuga, recuerdos,

                      pedazos de formas, imágenes, detalles,

              horizontes, cierta luz, oscuridad, o temperatura

      que luego editar para construir una idea de lo que fue.

                                                                                                                             es siempre una construcción.

   el viaje, como el libro

es secuencia que articulando relato

   relaciona fragmentos sueltos del trayecto,

      entre pausas -para soltar - y concatenaciones saturadas -para los momentos intensos-

como el viaje.

       en el libro, como en el viaje,

          no se sabe lo que viene más adelante

            es incierto

             en el libro, como en el viaje,

               lo que quedo atrás ya pasó…

/ ya paso, ya pasó, ya pasó, ya pasó.

y seguimos avanzando

           No esperen encontrar lo que se busca al mirar a un lado del camino,

                                                                                                        esta Berma no pertenece a ninguna ruta,

aunque si es viaje.

Experiencia.

Algunas fotografías parecieran encontrar su lugar y descansar,

se asientan, se miran, conversan, mientas otras

quieren salir,

moverse, como imágenes fijas que quisieron ser cine.

Guardan en su estaticidad un leve movimiento

que lleva a un tiempo que corre al interior de la escena.

Parecieran contener una vibración holográfica.

Como el viaje, su naturaleza reniega del efímero instante que paraliza todo,

  y de algún modo logran escaparse,

    una centésima de segundo después de su captura.

     En el libro, imágenes que guardan en su vibración

       una abertura a la imagen indomable

         (de ahí quizás que se cuelan varios caballos en la secuencia),

           que acude a la luz, al movimiento del constructor,                       a las condiciones atmosféricas,

             a la sensibilidad del soporte argéntico de la película,

              siempre temperamental,

               para dejar constancia de su tiempo propio.

                         en una orilla exterior.


*Catalina De la Cruz es fotógrafa chilena especializada en procesos químicos. Dirige el Taller de Emulsiones Fotográficas (TEF)