Tipos

  • Aceite de oliva virgen extra: Este tipo de aceite es de máxima calidad y se obtiene directamente de aceitunas en buen estado únicamente por procedimientos mecánicos, con un sabor y olor intachables y libres de defectos, no pudiendo sobrepasar su grado de acidez los 0,8°. Se comercializa directamente.
  • Aceite de oliva virgen: Este aceite sigue los mismos parámetros de calidad que el aceite de oliva extra, en cuanto a los métodos de obtención. La diferencia es que no puede superar los 2° de acidez. Los defectos deben ser prácticamente imperceptibles para el consumidor. Se comercializa directamente.
  • Aceite lampante: es aceite virgen muy defectuoso (procedente de olivas del suelo, heladas, etc.) y que por tanto no se puede consumir directamente como los otros vírgenes. Tras ser refinado y mezclado con aceite virgen o virgen extra (10% - 20%) pasa a ser comercializable, denominándose en genérico "aceite de oliva", el cual no es considerado por muchos un auténtico zumo de aceituna ya que se ha sometido a procesos distintos a los propios de la almazara y por eso ha perdido el apelativo "virgen". El grado de acidez de este aceite de oliva no puede ser superior a 1,5°.
  • Aceite de orujo: Este tipo de aceite es el resultado del refinado por medios químicos de la masa sobrante de la molturación (orujo). La grasa vegetal obtenida se mezcla con una determinada proporción de aceite de oliva virgen y la graduación final obtenida no será superior a 1,5°.








Comments