NUESTRA RAZÓN PARA ASOCIARSE

Nuestra ciudad es extremadamente ruidosa. Los trabajos desarrollados por el Laboratorio de Acústica de la Universidad de Extremadura, en la Escuela Politécnica, titulados 'Evaluación del impacto del ruido urbano sobre la población de Cáceres' y 'Caracterización acústica de las calles de barrio de la ciudad de Cáceres' concluyen que «un 30% de la población habita en calles con ambiente clasificable como «intolerable». En la plaza de Albatros, según afirma dicho estudio, «Durante toda la noche del viernes al sábado se superan los 60 decibelios, y entre el sábado y el domingo se alcanzan casi los 70». Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera los 50 decibelios como el límite superior deseable. Si se exceden los límites previstos se corre el riesgo de una disminución importante en la capacidad auditiva, así como la posibilidad de trastornos que van desde lo psicológico (paranoia, perversión) hasta lo fisiológico. En La Madrila, el Laboratorio de Acústica ha llegado a registrar 70 db en un séptimo piso durante 15 minutos. El límite permitido por la legislación está en 25 db. En fin, sería interminable e innecesario referirnos al amplio estudio y conocimiento del que actualmente se dispone para aseverar lo peligroso de la contaminación acústica, principalmente a los que lo sufrimos en nuestras propias carnes.

            Por todo lo dicho, un grupo de ciudadanos nos hemos organizado en una Asociación denominada “Cacereños Contra el Ruido” C.C.R. cuyo fin es combatir por todos los procedimientos legales la contaminación acústica, sus causas y sus efectos, inscrita en el correspondiente Registro de Asociaciones con el número 4.095. Nace esta asociación con vocación de defender al desprotegido vecindario y “denunciar de forma genérica o particular la existencia de situaciones que vulneren la normativa o los derechos de los ciudadanos” “El ámbito territorial de acción será el de la ciudad de Cáceres” puesto que no sólo es un barrio el agredido por la contaminación acústica, y son varios los sometidos al vandalismo del llamado botellón y otros a la aglomeración de locales, llamados de ocio, contaminantes acústicos en definitiva.

            Aunque parezca una obviedad “la unión hace la fuerza”, por eso cuantos más nos asociemos más importante será nuestra fuerza. Os animamos a que os asociéis para que entre todos, con paciencia, perseverancia y esperanza consigamos nuestro justo fin. Sí así lo decides ponte en contacto a través del correo electrónico “contraelruidoencaceres@gmail.com”

ESTATUTOS



Comments