home‎ > ‎Escritos sobre arte:‎ > ‎

"Lugar (es)"

La urbe y lo contemporáneo.

Acervo Artístico Fundación Televisa

Museo Nacional de Arte. 08.08.02-09.03.03

Por: Iván Mejía

 



► Exposición estructurada de la siguiente manera:

 

1- El arribante:

•Joseph Maria Riera I Aragó (España, 1954), sin título, s/f.

Nam June Paik (Corea, 1932), Fuckinf Clock, 1993.

•Richard Hamilton (Inglaterra, 1922), Guggenheim Museum, 1970.

•Michael Sauer (Alemania, 1949), sin título, 1986.

•Meg Webster (EUA, 1944), invitation materials, 1996.

•Junichi Kusaka (Japón, 1962), Value of land in Tokio, 1993.

 

2- La calle:

•Donal Judd (EUA, 1928-1994), sin título, 1991.

•Jannnis Kounellis (Grecia, 1936), sin título, 1986.

•Rolf Julius (Alemania, 1939), Eisen, 1987.

•Dirier Marcel (Francia, 1961), Le carré blanc, 1989.

•Greg Colson (EUA, 1956), Quartz claims, 1988.

 

3- Lo diurno:

•Kristen Ortwed (Dinamarca, 1948), Fläche auf Sockel, 1989.

•Diego Medina (México, 1969), Implacable, 1995.

•Richard Wenstworth (Samoa, 1947), Store, 1986.

•Tony Berlant (EUA, 1941), Bullpen, 1988.

•Louise Bourgeoise (Francia, 1911), Maison, 1986.

•Per Barclay (Nuruega, 1955), sin título, 1922-1993.

•Thomas Grünfeld (Alemania, 1956), Doctor Buisman, 1986.

4- Lo nocturno:

•R. M. Fischer (EUA, 1947), Falcon Crest, 1982.

•Jenny Holzer (EUA, 1950), Selections from truism, 1983-1984.

•Ted Victoria (EUA), 1942), Lader on than night, 1984.

•Bruce Nauman (EUA, 1941), Good boy, bad boy, 1985.

•Christian Boltanski (Francia, 1944, Les bougies, 1988.

•Bill Viola (EUA, 1951), What is not and that which is, 1992.

 

5- El habitante:

•Tom Qtterness (EUA, 1952), Battle cartoon, 1982.

•Group 5, 1986; Don Brown (Inglaterra, 1962), N: Scale II, 1993.

•Dorothy Cross (Irlanda, 1956), Kiss, 1996.

•Paula Santiago (México, 1969), Sin vacío, 1996.

•Daisy Yougblood (EUA, 1945), Centaur with mohawk, 1993.

 

 

 

 

El artista se encuentra con la urbe y su inevitable realidad, decide utilizar los hechos de todos los días como motivos artísticos, siguiendo el camino de sumisión y renuncia de su emotividad. Tiene como punto de partida enseñar a “ver” al espectador. Es decir, el artista, al percatarse de alguna particularidad de la realidad visual, la coloca en el discurso del arte para desarrollar en él mismo y en el espectador, una postura critica ante las cosas del mundo.

     Un mundo de objetos contingentes, cuyas claves son sociales, industriales e históricas. El artista denota, refiere a su verdadera naturaleza, representando hechos reales, ejemplificando formas existentes. El fin es, contribuir y esencializar la realidad, destruyendo el automatismo de la percepción para mejor comprenderla.

     El artista en la urbe, actúa como operante que conjuga las Interconexiones entre el arte y el ámbito social, histórico, económico y cultural que lo circundan.

 

     Aunque los objetos en esta exposición responden sin objeción a ser organizados de manera que refieran a las actuales urbes de cualquier país, podemos asentar que ellos –los objetos artísticos- no son una mera crónica de unos acontecimientos históricos, sociales, o incluso políticos.

     Se trata más bien, de la historia de los propios objetos, cuya evolución depende, de su propio concepto. Los objetos artísticos aluden al potencial significante de los cotidianos objetos de la civilización, pero indagan en la percepción de cualidades intangibles. Su fuerza radica en su carencia de situación. El efecto que producen no se consigue cuando el receptor encuentra su significado, sino cuando al tener que buscar significados que colmen su indeterminación, el receptor reflexiona sobre su propia vida. Y, valen en tanto que sirven para ser contemplados tan libremente como han sido realizados o apropiados; valen en tanto que niegan las formas de percepción y comunicación habituales; en tanto que frustran nuestras expectativas de comprensión; en tanto que permanecen como enigma irresuelto.

Comments