b. EL SONIDO

    El sonido está formado por ondas que se propagan a través de un medio que puede ser sólido, líquido o gaseoso. Las partículas materiales que transmiten tales ondas oscilan en la dirección de la propagación de las mismas ondas.

     Las ondas a las que llamamos sonoras son las que pueden estimular al oído y al cerebro humano dentro de ciertos límites que son aproximadamente de 20 ciclos por segundo a cerca de 20.000 ciclos por segundo. Estos son los límites audibles, las ondas de sonido inferiores al límite audible se llaman infrasónicas y las que superan el límite superior se llaman ultrasónicas.
Los perros son sencibles a frecuencias de hasta 30.000 ciclos por segundos y los murciélagos a frecuencias de hasta 100.000, es decir que estos animales escuchan sonidos ultrasónicos


    Todo lo que es capaz de producir ondas que estimulan al oído es un generador de sonido. La caja de cilindros de un auto donde se produce explosiones, las cuerdas vocales, el roce entre materiales y cualquier efecto que produzca vibraciones audibles es un generador de sonidos

Las ondas: frecuencia y longitud de onda. ¿Qué forma tiene el sonido?

     Como dijimos antes el sonido es una onda que viaja a través de un medio que puede ser el aire, pero existen muchos tipòs de ondas, entre ellas las que producen sonidos agudos y sonidos graves. Los primeros se componen de ondas que están muy juntas entre sí, y las segundas por ondas más separadas.

Existe clara conciencia del efecto negativo que sobre las personas tienen un entorno ruidos. Las molestas que ocasionan pueden ser de muy distinta indole y van desde trastorno a la hora de dormir e incapasidad para concentrarse hasta lesiones propiamente dichas, dependiendo de la intensidad y duracion del ruido.

Vídeo de YouTube



Subpáginas (1): Experimentando con el sonido
Comments