HISTORIA


 EL MITO DE LA INSTITUCIONALIDAD

DEMOCRÁTICA EN CHILE

La oligarquía chilena ha intervenido y ha quebrado la democracia en Chile

 las veces que ha querido. .... Cuando ha visto amenazado sus intereses.

Por Gustavo Mártin-Montenegro

El  12 de febrero de 1818, se firma y se declara, en forma solemne, la Independencia de Chile de la corona española. Es, a partir de ese momento cuando empieza la pugna por el poder político y el modelo económico que ha de abrazar la naciente república. El poder colonial se retira y los nuevos líderes nacionales se esfuerzan por establecer un aparente nuevo orden político e ideológico, en que en la práctica solo cambian las personas, pero la estructura social, la economía y los privilegios, establecidos por la monarquía permanecen intactos. Se opta, en los centros de poder, por el modelo del capitalismo hispano. Chile cambia a sus dirigentes, pero no cambia el modelo socio-político ni socio-económico. El país se convierte en heredero de  una estructura oligárquica y una plutocracia criolla, que se asigna a  sí misma, el poder, la responsabilidad de dirigir el país y de usufructuar de su riqueza, tal cual lo habían hecho sus desplazados conquistadores.

Este “status quo” será defendido a todo trance por la oligarquía (y sus continuas prolongaciones históricas) y cualquiera que se le cruce en el camino, o que pretenda alterar el sistema, será despiadadamente puesto fuera de escena. La auto denominada aristocracia nacional, institucionaliza así la violencia para defender sus intereses y se las ingenian para disponer, a su entero servicio, de aparatos armados regulares o institucionalizados, que usarán como guardias pretorianas para defender sus granjerías y privilegios.

La primera víctima de ello, será el propio padre de la patria: Bernardo O´Higgins Riquelme. Imbuido por las ideas liberales de la ilustración europea y las convicciones de igualdad, justicia, fraternidad, del rechazo a las sociedades divididas y la separación de los poderes del estado, despojó a la oligarquía de los títulos de nobleza y de las órdenes de caballería que poseían y que habían sido otorgadas por la monarquía. Serios conflictos con la Iglesia Católica, que había salido en defensa de los sectores de la aristocracia criolla, y el Decreto Supremo que declaraba la igualdad de los “indios”, disponiendo su calidad de ciudadanos chilenos y su capacidad para firmar contratos y poder optar a cargos civiles y militares y la disposición de propiedad perpetua de sus tierras, terminaron por levantar la sedición de la oligarquía y justificar su alzamiento inconstitucional sobre la crisis económica y la Constitución de 1822. Los llamados “notables”, expresión que se atribuía la oligarquía nacional, se reunieron el 28 de enero de 1823 y convocaron al Director Supremo a abandonar su proyecto histórico. O´Higgins desconoció el griterío oligárquico y la representatividad de los privilegiados y dijo su famosa frase que hoy recoge la historia: No me atemorizan ni los gritos sediciosos ni las amenazas. Desprecio hoy la muerte como la he despreciado en los campos de batalla.

En 1823 lo obligan a abdicar y parte al exilio, al Perú, donde deja de existir. La misma oligarquía hace retornar sus restos y con el cinismo que los caracteriza, lo declaran  Padre de la Patria, cuando el pueblo ya lo había hecho en sus corazones.

Las pugnas y acciones de fuerza de la plutocracia nacional, serán usadas cuando sus intereses se verán amenazados,  a través de toda la historia de Chile. He aquí algunos ejemplos:

1827 Presidente Agustín Eyzaguirre es destituido por un golpe militar, substituyéndolo por general Francisco Antonio Pinto.

1829 Pinto, incapaz solucionar las  diferencias entre los grupos que controlan el país dimite y es substituido por general Francisco Ramón Vicuña, que es destituido en la guerra civil que dura seis meses.

1850 Bajo influencia de la revolución de 1848 en Europa, una sublevación contra el gobierno tiene lugar, sofocándola rápidamente.

1851 Tiene lugar una sublevación en abril, la cual es sofoca rápidamente.

1852 Una guerra civil explota en septiembre de 1851 y dura hasta el enero de 1852.

1859 Se produce una guerra civil en enero y dura hasta el mes de abril.

1877 Un levantamiento militar ocurre en la ciudad de Punta Arenas.

1891 En enero, la marina de guerra se subleva y comienza la guerra civil contra el Presidente Balmaceda, que termina con su suicidio en la embajada Argentina en agosto.

1924 En septiembre de 1924, se produce un golpe militar obligando al Presidente Arturo Alessandri a dejar el cargo y es, substituido por una junta militar.

1925 En enero de 1925 se produce un segundo golpe militar, conducido por oficiales jóvenes contra la junta, llamando al Presidente Alessandri que asuma de nuevo el poder.

En octubre de 1925 un tercer golpe, conducido por coronel Carlos Ibáñez, ellos porción como ministro de la guerra, fuerza Alessandri hacia fuera otra vez. Emiliano Figueroa Larraín siente bien al presidente, pero la energía verdadera es Ibáñez

1927 Ibáñez llega a ser presidente, en una elección en la cual él es

el  único candidato. Gobierna como dictador hasta 1931.

1931 Huelgas y alborotos, debido a la crisis económica, fuerzan a Ibáñez a dimitir. Eligen a Juan Esteban Montero presidente.

Sectores de la Armada se sublevan, pero la insurrección es controlada. 1932 Se produce un  Golpe de Estado  conducido por Marmaduke Grove, jefe o la fuerza aérea, y dos civiles, Eugenio Matte y Carlos Dávila. Destituyen el gobierno de Montero y  formas una junta de gobierno que proclama la “República Socialista de Chile”. Doce días más adelante, Carlos Dávila destituye a la junta y se proclama presidente provisional. Tres meses más tarde, un nuevo golpe fuerza, Dávila dejar el cargo provisional. Se realizan elecciones y Alessandri vuelve a ser presidente del país.

1938 González von Marees, líder de los  nazis chilenos, organiza una tentativa de golpe, en el cual varios cientos de tus seguidores ocupar un edificio, frente del palacio presidencial. Carabineros masacra a sesenta de ellos, una vez que se habían rendido.

1939 Carlos Ibáñez del Campo inicia un Golpe de Estado, el cual es sofocado rápidamente.

1969 El 21 de octubre, el general Roberto Viaux, se atrinchera en forma ilegal en el regimiento de Tacna, para iniciar una acción armada contra el gobierno. Las unidades militares leales al gobierno y los partidos políticos, más la movilización de los trabajadores, impiden que la sedición se consume. Viaux antes de rendirse, establece ciertas demandas – aumentar los sueldos a los militares y la dimisión del ministro de la defensa y del comandante del ejército. Sus demandas fueron aceptadas. Al asumir el gobierno de la Unidad Popular, se fuga del país, recibiendo más tarde el indulto del dictador Pinochet

1970 El 22 de octubre se produce el asesinato del general René Schneider a manos de civiles apoyados de altos oficiales de las Fuerzas Armadas. Schneider había manifestado su adhesión al proceso constitucional chileno. La oligarquía nacional traté con este gesto de evitar que Salvador Allende asumiera el poder de la nación.

1973 La madrugada del 27 de julio, civiles y militares asesinan al comandante Arturo Araya Peeters, edecán naval del presidente Allende.

1973 Se produce El tancazo, el 29 de junio. Ell Regimiento blindado N° 2, comandado por el teniente coronel Roberto Souper, se alzó contra el gobierno. De Salvador Allende. La historia dice hoy, que fue una preparación para consumar el Golpe Militar del 11 de septiembre, contra el presidente constitucional Salvador Allende.

1990 Se pone termino a una sangrienta dictadura militar y asume un coalición, que a espaldas de la lucha democrática del pueblo chileno, pacta con la oligarquía y sus guardias pretorianas, para administrar, hasta el día de hoy, sus intereses económicos y silenciar el robo personal y de las empresas del Estado y silenciar por la vía del estrangulamiento económico a cualquier prensa alternativa, que denuncie los acuerdos pactados entre los “renovados” y sus mandatarios (la oligarquía nacional) , que entregaron el gobierno para que éstos “renovados” lo administren by proxis. Chile cambia a sus dirigentes, pero no cambia el modelo socio-político ni socio-económico. Sin escrúpulo estos nuevos dirigentes de la democracia protegida, imitan a Clodoveo, al rey de los francos, que “queman lo que habían adorado y adoran lo que habían quemado”.