24/5/15 "Auténticos, no papel pintado "

       

¿ Cómo distingue un billete auténtico de uno que no lo es… ?

¿ Qué valor tiene, aunque sea una muy buena falsificación ?

¡  Obviamente ninguna, es solo papel pintado !!!

Esta semana leíamos un artículo de la Profesora Nivia Álvarez Aguilar titulado: “LA AUTENTICIDAD COMO NÚCLEO DEL PERFIL DEL PEDAGOGO EN LA ACTUALIDAD”, y llamaban poderosamente la atención algunos conceptos:

“La autenticidad se trata como uno de los requerimientos para la efectividad del proceso comunicativo. Bermúdez  destaca la autenticidad como uno de los requisitos de la comunicación positiva, que consiste en mostrarse realmente como se es, sin ocultarse tras una «máscara» falsa”.

“…si se reconoce la autenticidad como sinónimo de legítimo, de coherencia, de armonía, entonces es un indicador de una adecuada sintonía entre la madurez personal del docente, su formación científica y la formación pedagógica - didáctica. Es asombrosamente frecuente la inexistencia de una adecuada relación entre ellos, afectando el perfil del pedagogo, esta pudiera ser una de las causas más importantes que influyen en las deficiencias en el proceso formativo en las instituciones escolares “.

“Significa que la autenticidad como núcleo del perfil del pedagogo no se logra de manera espontánea, ni casual, requiere de un esfuerzo volitivo consciente tanto personal como colectivo de los docentes hacia su autoperfeccionamiento. Su concreción apunta hacia un ejemplo vivo que se convierte en muchos casos en un modelo a seguir (no a imitar mecánicamente). Recuérdese la ya clásica frase de R. Guardini: «Educamos más por lo que somos y hacemos que por lo que decimos... ». Es el ejemplo constante de autenticidad, por tanto, de coherencia entre nuestras palabras, nuestras acciones y esa «guía interior» que dé sentido a la vida quien oriente a nuestros estudiantes a encontrar el sentido de la vida, mucho más allá, de su posición profesional y social”.

¿QUÉ PROCEDIMIENTOS NOS PUEDEN AYUDAR A SER AUTÉNTICOS Y LOGRAR QUE LOS ESTUDIANTES LO SEAN?

a) Clarificar con precisión sus ideas y las de los estudiantes. Marcar directrices concretas para no orientar tareas irracionales.

b) Lograr la coherencia entre lo exigido a los estudiantes y la conducta asumida por el docente.

c) Cumplir lo prometido, evitando las ambivalencias tanto en lo intelectual como en lo emocional.

d) El proceder del docente como arquetipo vivo.

e) Demostrar con hechos el equilibrio interior al estar satisfechos con lo que hace.

f) Confiar en los estudiantes y lograr que ellos confíen en uno.

g) Consentir la equivocación y dar tiempo para la corrección

h) Estimular que los criterios propios sean respetados, responsables y fundamentados.

i) Aceptar opiniones contrarias a las suyas, evitando la prepotencia y el egocentrismo.

Cita extraída de: https://www.uam.es/personal_pdi/fprofesorado/agustind/textos/ApuntesdePedagogia2013.pdf

          Por supuesto que compartimos estos  nobles conceptos !!

          Todo esto traía a mi mente el ejemplo del “Maestro” quien ya en el siglo primero, tuvo que enfrentar numerosos ataques y ávidas acusaciones de  aquellos que lo provocaban para luego intentar sorprenderlo en alguna falta.  Pero nada corrompido hallaron.

          ¡ Era verdaderamente auténtico, sin doblez alguno !!

          Un ejemplo de esto:  ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.  ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?  El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios. San Juan 8:43-47

          El perfecto Hijo de Dios es el mayúsculo modelo de autenticidad que ha transitado este mundo. Tanto es así, que fue voluntariamente a la cruz y murió sufriendo el castigo por pecados ajenos (los suyos y los míos mi estimado/da), y habiendo resucitado, puede salvar eternamente a todos los que con humildad se reconocen en falta, y acuden con fe a su presencia buscando el perdón y la reconciliación.

          “El”, nos invita a seguir sus pisadas, para que el mundo crea...

          Sólo con Jesucristo viviendo en el corazón es posible una nueva vida, y avanzar hacia el “perfeccionamiento” de "su carácter" en nuestro ser.

Que estos veinticinco años nos encuentren, auténticamente AUTÉNTICOS, para cumplir con la misión que nos ha dado, para la gloria de su nombre.

Con todo afecto:

M.J.P.”Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” Fil. 3:14

Comments