Rosendo Matienzo Cintron

   Nació en Luquillo el 22 de abril de 1855, hijo del español Manuel Matienzo y la criolla María de la Cruz Cintrón Márquez. Abogado, político, orador y ensayista. Participó del movimiento autonomista de la Isla durante el régimen español. Con el cambio de soberanía que tuvo lugar en Puerto Rico como resultado de la guerra Hispanoamericana, defendió la causa republicana y al nuevo gobierno estadounidense que significaba según la época, el progreso y la libertad de los pueblos.
 
     A los doce años, se trasladó a España para completar su educación en el Colegio de San Isidoro, del Instituto de segunda enseñanza de Lérida. Posteriormente comenzó estudios de Derecho en Barcelona, los cuales finalizó en 1875. Participó en la fundación del Partido Unión de Puerto Rico en el 1904, ante la implantación de la Ley Foraker: Conocida como la Ley Orgánica del año 1900, fue la legislación estadounidense que autorizó el establecimiento del gobierno civil en Puerto Rico. y el régimen colonial que la misma implicó, adoptó ideales independentistas.
 
     En 1912, fundó el primer partido político puertorriqueño independentista, el Partido de la Independencia.Estableció su residencia y práctica de abogado en el pueblo de Mayagüez. Pasó una temporada en prisión en 1885 tras haber sido acusado de masón. Cuando el Partido Liberal (antes Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño) se convirtió en el Partido Federal Americano, Matienzo ingresó al Partido Republicano (antes Partido Autonomista Puro u Ortodoxo), que fundó José Celso Barbosa (1899). Este último aspiraba a una eventual estadidad federada. Matienzo, junto a Muñoz Rivera y Manuel Zeno Gandía, entre otros, crearon el Partido Unión de Puerto Rico, órgano heterogéneo al que se unieron antiguos autonomistas, republicanos, sindicalistas y otros grupos, bajo una plataforma que rechazaba el régimen colonial que se había establecido bajo la ley Foraker.
 
    El 13 de diciembre de 1913, falleció en su pueblo natal. La plaza del municipio de Luquillo lleva su nombre. En ella se encuentra un monumento a su memoria. Su prosa, sus escritos filosóficos y políticos se encuentran en distintas publicaciones de la época.  Una frase celebre de el es: " La base de la buena amistad es la cordialidad, y la cordialidad no nace entre personas que no tienen entre si confianza"







    
Comments