Atención a ancianos - Residencia femenina

En efecto, en la atención a los enfermos y/o ancianos del barrio y en las misiones, las hermanas plasman las heroicas actitudes de la Fundadora y sienten con gozo la llamada del papa Francisco a cuidar esta etapa de la vida que, en ocasiones, está sumamente desamparada en nuestra sociedad.
Acompañando a los enfermos y ancianos,
en quienes la Pasión de Cristo se manifiesta de forma bien visible, las Siervas de la Pasión hacen memoria de este misterio de amor entrañable compartiendo sus tribulaciones y prestando todos los servicios profesionales y religiosos, conforme a las indicaciones de la pastoral de la salud eclesial, y teniendo presentes las palabras del Señor: "…Porque estuve enfermo y me visitasteis…" (Mt 25,40).

En la Residencia Gallifa las Siervas de la Pasión procuran proporcionar un ambiente familiar apropiado y conforme al ritmo laboral o de estudio de cada joven, que, disponiendo de unas dependencias privadas, pueden preparar su futuro formándose.