Confraries‎ > ‎

Confraria de la Coronació d'Espines

 
 
 
 

En 1949 la Junta se propone construir un paso de Semana Santa para redondear los actos de piedad que hasta ese momento se llevaban a cabo en el recinto del colegio Valldemia.

Con las aportaciones de 100 pts. De parte del hermano Doroteu i del hermano director se comienza la obra. En noviembre del mismo año en can Zaragoza, rambla de Jose Antonio 18, se expone el boceto y el 31 de diciembre, se habían recaudado 43.636 pts.

De la construcción del paso queda prueba de las colaboraciones siguientes:

  Hermanos Zaragoza (los policromados), Salvador Milà (el chasis),     Miquel Arnau Boba (el terciopelo), Joan Alsina Escorza (las varas de madera), Ricard Filbá y Joan Rovira (los ornamentos), Guzmán Clavel Julió (la parte eléctrica), Josep Montasell ( la forja), Joan Recto y Eduard Domènech (la ebanistería) y Enric Tria (los impresos). 

El día 3 Mn. Pere Solà, rector de Sant Josep, con la presencia del Sr. Antonio Cabot Bover, alcalde, y del hermano Javier, director de Valldemia y de la Junta Directiva de la entidad, bendicen el nuevo paso que ya sale en procesión el miércoles santo y el viernes, con mucha participación.

El 11 de junio de 1987, Fidel Romeu i Llanas, como Presidente de la Asociación de antiguos alumnos Maristas de Mataró y en nombre y representación de esta misma Asociación se reúne con Ángel Rubio i De Paco, que actuaba como Presidente de la Comisión de Semana Santa de Mataró y en nombre y representación de esta misma Comisión; se dirigen a realizar el siguiente documento de un contrato de comodato o de préstamo de uso respecto al bienmueble de el “Misterio” llamado “La coronación de espinas”.

Coronació d'Espines