Navegación

    INTRODUCCION

    La reproducción humana es un proceso social, bioquímico y fisiológico complejo que no es tan exitoso como alguna vez se pensó. Es probable que menos de la mitad de todas las concepciones se pierdan antes de que incluso se reconozca el embarazo. Otro 15 a 40% se pierde en el primer trimestre debido a alguna complicación que se da en este proceso.

    La  interrelación de la obstetricia ha sido motivo de especial preocupación entenderla con criterio integral, abarcando desde las medidas de fomento para la salud, la medicina preventiva, hasta el dominio de los conocimientos y tecnología  sofisticada  en beneficio a los intereses del binomio madre-feto.

    La medicina preventiva esta ampliamente representada en la consulta prenatal, en la que tiene la oportunidad de seguir los cambios fisiológicos que el embarazo le imprime al organismo materno, para poder captar con oportunidad las alteraciones patológicas que pueden  ocurrir  como consecuencia del embarazo o independientemente del mismo, pero que al presentarse pueden  modificar o poner en riesgo la  salud de la madre, la evolución de la gestación,  o ambas.

    En la mayoría  de los casos, dichas situaciones son producidas de forma natural debido a cambios o problemas en el organismo de la madre. Estos son comúnmente definidos como “complicaciones en el embarazo”.  En ocasiones, se pueden producir abortos inevitables, debido a anomalías en el feto, problemas de la madre o por causas  desconocidas.

     Una complicación es considerada como un agravamiento de una enfermedad o de un procedimiento medico con una patología intercurrente, que aparece espontáneamente con una relación causal mas o menos directa con el diagnostico o el tratamiento aplicado.

    Una emergencia obstétrica es la condición de complicación o intercurrencia de la gestación que implica riesgo de morbilidad o mortalidad materno-perinatal.

                                                     

    ANTECEDENTES

    a)   Embarazo normal

    El embarazo (gestación) es el estado materno que consiste en desarrollar un feto dentro del cuerpo. El producto de la  concepción desde la fecundación hasta la semana 8 del embarazo recibe el nombre de embrión y a partir de esta semana y hasta el parto se llama feto. Para fines obstétricos, la duración del embarazo se basa en la edad gestacional; la edad estimada del feto calculada  a partir del primer día del último periodo menstrual (normal), si se supone un ciclo de 28 días. La edad gestacional se expresa en semanas cumplidas, a diferencia de la edad de desarrollo (edad fetal), que es la calculada a partir del momento de la implantación.

    En la actualidad, la concepción se debe considerar de alta prioridad en las actividades destinadas al cuidado de la salud materna, tanto por su importancia para el bienestar general del núcleo familiar como por su magnitud, trascendencia y vulnerabilidad en este grupo de población en edad reproductiva.

    En 1997, en el Sistema Nacional de Salud se registraron 1,266 defunciones maternas por complicaciones del embarazo, parto y puerperio, con una tasa de 4.7 por 10 000 nacidos vivos registrados.

    Los daños a la salud materna tienen altas repercusiones desfavorables en el bienestar perinatal, en las posibilidades de supervivencia infantil y en la familia.

    Los cambios fisiológicos que se producen durante el embarazo, colocan a las mujeres embarazadas, en condiciones biológicas de gran susceptibilidad, para se afectadas por diversas causas de morbilidad y mortalidad, con el impacto adicional consecuente sobre el producto de la concepción.

    Actualmente se reconoce que las principales causas de mortalidad materna y perinatal previsibles mediante atención prenatal temprana sistemática y de alta calidad, que permita la identificación  y el control de los principales factores de riesgo obstétrico y perinatal.

     

    b)   Diagnostico de Embarazo

    Se deba sospechar de embarazo siempre que exista retraso menstrual en una mujer de edad fértil, con vida sexual activa sin o con empleo incorrecto de métodos anticonceptivos. Los signos y síntomas de embarazo más frecuentes que se presentan a partir de la octava semana son:

    ·         Náuseas matutinas

    ·         Hipersomnia

    ·         Reblandecimiento cervical

    ·         Cambio de coloración del introito vaginal (violáceo)

    ·         Mastodinia

    ·         Polaquiuria 

    En etapas más avanzadas, aparecen signos como:

    ·         Crecimiento uterino

    ·         Percepción de movimientos fetales

    ·         Auscultación del corazón fetal

    La confirmación diagnostica se puede realizar en la semana 9-10 escuchando el corazón fetal con un detector (Dopthone). También se puede realizar mediante ultrasonido abdominal durante la sexta semana.

     

    c)   Riesgo Reproductivo

    Es la probabilidad de alterar el equilibrio del estado general físico, mental y social en todos los aspectos relacionados con el aparato reproductor.

     

    d)   Riesgo Obstétrico 

    Se entiende como todos aquellos factores externos o intrínsecos a la mujer, que pueden propiciar alguna complicación durante la evolución del embarazo, el desarrollo del parto, del puerperio o que puedan alterar de alguna forma el desarrollo normal o la supervivencia del producto.

    La valoración del riesgo obstétrico nos permite planear las características y la intencionalidad que debe tener la vigilancia prenatal en cada caso, en particular para la identificación de los factores de riesgo, la educación para la salud y la detección oportuna de complicaciones.

    Una complicación mal tratada puede ocasionar la muerte tanto de la madre como del producto.

     

    e)   Definiciones de las muertes maternas

    MUERTE MATERNA: muerte de una mujer durante el embarazo o dentro de los 42 días posteriores a la interrupción del embarazo, debido a cualquier causa relacionada con el embarazo o su manejo, o agravada por este, pero no a causas accidentales o fortuitas.

    MUERTE MATERNA DIRECTA: muertes provocadas por complicaciones obstétricas de la gravidez (embarazo, trabajo de parto y puerperio), de intervenciones, omisiones, tratamiento inadecuado o de una cadena de eventos que dan como resultado alguna complicación.

    MUERTE MATERNA INDIRECTA: muertes ocasionadas por una enfermedad previa o que apareció durante el embarazo y no se debió a causa obstétricas directas, pero que fue agravada por los efectos fisiológicos del embarazo.

    MUERTE MATERNA TARDIA: muertes que ocurren entre los 43 días y 1 año después de la interrupción del embarazo o parto. Pueden ocurrir debido a causas directas o indirectas.

    MUERTES RELACIONADAS CON EL EMBARAZO: mujeres que fallecen durante el embarazo o en los 42 días posteriores a la interrupción del embarazo, independientemente de la causa de la muerte.

    FORTUITO O INCIDENTAL: muerte por causas no relacionadas con la gestación pero que ocurren durante el embarazo o el puerperio.

     

    PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

     

    ¿Cuáles son algunas de las complicaciones que se dan durante el periodo de embarazo?

     

     

    JUSTIFICACIÓN

    Es  relevante la alta manifestación de  casos de mujeres embarazadas que han presentado alguna complicación y que por tal motivo sus  embarazos han terminado en abortos y/o en la muerte de la madre.

    Es por eso que este manual se realizo con el fin de que nosotros como estudiantes de Medicina tengamos una idea de los problemas a los que nos vamos a enfrentar cuando lleguemos a  clínica y poder así tener un preámbulo  para poder identificar si una gestante esta pasando por alguna complicación obstétrica o corre el riesgo de padecer de alguna de ellas.

     

     

     

    OBJETIVOS

    ·         Conocer  algunas de las complicaciones que surgen durante el periodo gestacional.

    ·         Conocer las causas, síntomas, tratamiento y prevención de dichas complicaciones

    ·         Identificar  los problemas a los que se enfrenta la embarazada desde el inicio hasta el término del embarazo.

    Comments