¿Cómo queremos que nos enseñen?


El uso de las NTICs como herramienta altamente eficaz en la enseñanza.

Areas:
Especiales:

NTICs en el area de matemática

 El uso de computadores y calculadoras facilita el que los estudiantes comprendan mejor temas complejos de matemáticas. Es evidente que en muchos casos la tecnología agiliza y supera, la capacidad de cálculo de la mente humana, por ese motivo , su uso en educación básica y media debe: de una parte hacer énfasis en la comprensión de los procesos matemáticos y, de la otra, facilitar ciertos cálculos dispendiosos, cuando ya los estudiantes dominen estos procesos. Con la ayuda de la tecnología, los estudiantes tienen más tiempo para concentrarse en enriquecer su aprendizaje matemático.

 

Si deseamos mejorar el impacto de las TICs en los procesos de aprendizaje, es necesario tener en cuenta que antes de hacer su introducción en el aula, es indispensable planear qué se quiere enseñar y cuáles son los conceptos o conocimientos matemáticos que se quieren clarificar, destacar o profundizar. Antes de hacer uso de la tecnología, los estudiantes deben comprender los temas fundamentales, trabajándolos con lápiz y papel. Además, es necesario balancear el currículo; por un lado, incrementar los requerimientos para desarrollar las habilidades mentales necesarias para calcular y estimar; y por el otro, reconocer el papel de la tecnología como una de las herramientas que en la actualidad son esenciales en el aprendizaje de las matemáticas.

 

Con el apoyo del software apropiado, los estudiantes pueden comprender mejor conceptos abstractos (ocultos o invisibles) y de símbolos. Pueden también, ver qué sucede al modificar una variable; percibir las distintas fases o etapas de los cambios en la representación gráfica de una ecuación; o descubrir patrones en datos complejos, ampliando así su razonamiento estadístico.

 

Es cierto que muchos programas ofrecen soluciones a problemas matemáticos con el solo ingreso de una ecuación o de una expresión matemática, presionando un botón. Este tipo de programas no se debe utilizar hasta tanto los estudiantes dominen suficientemente los conceptos implícitos en la herramienta. Pero cuando ya dominan un tema, pueden ahorrar el tiempo valioso que utilizan en operaciones manuales y trabajar temas más avanzados. Por ejemplo, en los primeros años escolares, la calculadora facilita verificar un resultado obtenido previamente con lápiz y papel (o mediante el cálculo mental). En los cursos más avanzados, las calculadoras gráficas permite ahorrar tiempo en la construcción de las gráficas para que el estudiante se concentre en el estudio de las funciones.


Software's para el aula

Un programa capaz de analizar y resolver un importante número de problemas y cálculos matemáticos. Mediante formularios, MathProf ayuda a resolver problemas de análisis, geometría, o algebra; a calcular funciones gráficas tanto en 2D como en 3D, a generar imágenes estocásticas y a entender mejor temas de algebra lineal y vectorial.


Es un enorme compendio de fórmulas agrupadas según temática o aplicación, representadas no sólo mediante su fórmula, sino también con ayuda de gráficas y textos clarificativos.


CalcMAT, es un diminuto pero excelente 'todo en uno' de cálculos con el que podemos realizar desde simples operaciones hasta convertir kilogramos en unidades de masa atómica. Algunas de sus características son múltiples funciones, hasta cinco formatos de ángulos, diez memorias, integrales numéricas y series, conversión entres multitud de unidades de medida, hasta diez variables, masas moleculares relativas, constantes y unidades de medida ya predefinidas y otras libres para crear, completa automáticamente expresiones, opera con matrices, busca números primos, fuentes personalizables y un largo etcétera.