Urdimbre y Trama de Competencias e Incumbencias en la CAP 42 S

Dentro de un amplio y levemente curvo y bajo valle cordillerano  
de aprox. 80 km., de largo por entre 4 y 6 km., de ancho constatamos que nuestro overo desarrollo impuesto al espacio semeja a un tejido de telar, donde la sensible, pequeña y vulnerable urdimbre geográfica natural recibe una pesada trama de tejido político social acelerado por crecimiento demogràfico exagerado sobre un espacio pequeño, frágil y vulnerable. Crecimiento urbano sobre los valles bajos rodeados de enormes y activas cordilleras, donde no se observa un crecimiento semejante de los servicios, provocando una creciente posibilidad de colapso, como ocurren los cortes de luz con creciente frecuencia. El avance de las comunicaciones de las últimas décadas han contribuído a la sobrepromoción del territorio, sea para visitarlo con los crecientes desarrollos turísticos, sea para instalarse con la creciente extractividad urbanizante que impera cubriendo el verde con portland y techumbres por doquier, en cantidad de sitios inadecuados o riesgosos, pero...  las ansias de supuesto ¨progreso¨ no llevan consigo Noción de Escala, conduciendo a la región por un derrotero antiecológico e insustentable como hábitat en corto tiempo.
El resultado nos enrostra en hechos nuestra incapacidad de Entender hacia el futuro que estamos conduciendo a nuestra Comarca con semejante voracidad: 
Acelerada Urbanización = Empobrecimiento Paisajístico + Depresión de la Calidad Ambiental + Pérdida de Intimismo y de Tranquilidad Social + Creciente Colapso de Servicios.
Esto ocurre consecuencia de la creciente demanda que ha aumentado el valor de la tierra enormemente, entonces, cuando el ¨valor mercantil¨ del suelo supera el ¨Sentido de Hábitat¨ los territorios pierden identidad, belleza, calidad ambiental y el natural intimismo que nos atrajo. Esto es lo que nos está ocurriendo en la Comarca Andina del Paralelo 42, demasiado aceleradamente.
Pero, volvamos sobre el telar y comparemos con los mapas que siguen


 Analizando desde la perspectiva de un telar observamos el siguiente tejido y entramado sobre la Urdimbre Natural:
Urdimbre Física desde la Perspectiva de las Cuencas Hidrográficas
Dentro del Límite Geográfico que hemos dado a nuestra Comarca Andina,  contenidas entre los macizos cordilleranos, que rodean al valle central de la Comarca Andina encontramos: 
Una sub cuenca central con vertiente al Océano Pacífico (del Lago Puelo), otra subcuenca hermana al norte (del Manso), parte de otra cuenca con vertiente al Pacífico al sur (la del Lago Futalaufquen) y un brazo de otra cuenca con vertiente al Océano Atlántico (la del Chubut) al este contenidos dentro del perímetro de la Comarca Andina.
 
Trama Social I desde la Perspectiva de los límites Municipales
  • Dos municipios en Río Negro al Norte del Paralelo 42, El Bolsón y la Comuna Rural del Manso. 
  • Cinco municipios al Sur del mismo, Lago Puelo, El Hoyo, Epuyén, El Maién y Cholila
Trama Social II desde la Perspectiva de la Ocupación Poblacional de los Valles Bajos
Concentrados en el centro del gran valle, donde se alojan las zonas más bajas, anegadas y/o inundables, sometidas al riesgo de ríos torrenciales de montaña capaces de cargar caudales veinte veces mayores a su media histórica (Río Quemquemtreu de 13 m3/s de media que durante la crecida de 1998 albergó un flujo de 240 m3/s). Estos valles crecen a una razón de aproximadamente 20% por año, y la legislación que basada en parámetros de una optimidad imaginaria superlativa reduce el área productiva mínima favoreciendo la creciente minifundización de nuestros valles.

Trama Social III desde la Perspectiva de los Parques, las Reservas y Áreas Protegidas

El Parque Nacional Lago Puelo, en torno al lago. El Parque Provincial El Turbio, abarcando la cuenca del mismo. La Reserva de Usos Múltiples del Lago Epuyén y varias reservas municipales menores al Sur, en Chubut. El Area Natural Protegida Río Azul, Lago Escondido y varias Reservas Municipales menores al Norte - confìo no comerme nada importante pues tengo mi esclerosis - en Río Negro


La Paralelización que divide al valle en dos gestiones provinciales: de Aguas, de Tierras, de Bosques, de Municipios, de tendencia política regional...
Con semejante complejidad de Incumbencias y Competencias,  dentro de un mismo valle curvo cortado al medio por un límite rectilíneo imaginario y no debidamente situado geodésicamente llamado el Paralelo 42 que separa dos diferentes administraciones provinciales y sus respectivas instituciones a norte y sur, Río Negro y Chubut respectivamente. Valle que contiene 5 municipios, un Parque Nacional, varias reservas y áreas protegidas, resulta prácticamente imposible que logremos ponernos de acuerdo en lo básico y sustancial, sometiendo nuestro antojo una creciente minifundización indiferente a lo que el espacio geográfico presenta como geoformas y necesita en cuanto a fragilidad y vulnerabilidad. Y entendemos que tratándose de una Tendencia, la Acelerada e Incontenible Tendencia Urbanizante, que nadie tiene la culpa directa de que ocurra, aunque existan entre nosotros aquellos aventajados inconmovibles respecto al daño ecológico a la hora de sacar beneficio lucrativo del espacio vía crecientes e inapelables minifundizaciónes. 


Tal vez sería posible lograr una buena matra de sano equilibrio y sustentabilidad si contáramos con la destreza de una Sabia y Experimentada Tejedora, sueña 

el soñador...
Pero no pareciera cerca de suceder esta solución, sino mas bien, el creciente tejido deformante de hacinamiento y sobrepromoción con consecuente sobrecarga de desorden urbanizante sobre una urdimbre natural, plena de diversidades, de fragilidades, riesgos y vulnerabilidades, que va desembocando en el colapsante desmadre, que por deformación va quebrantando la urdimbre ecológica y cuyo colapso de servicios aumentan la presión de la trama deformante en la proporción del crecimiento demográfico y edilicio ocurrente.  
Consecuencia de la necesidad verdadera de viviendas para los hijos del creciente número de residentes, -  lo cual además significa más escuelas y hospitales -  sumado a la superimposición de una demanda creciente de inmigrantes invitados a afincarse por una sobrepromoción creciente de los afanosos prestadores y brokers inmobiliarios que señala la belleza paisajística, la calidad ambiental y la tranquilidad social que todavía gozamos, aspectos esenciales y característicos que el contexto nos ha otorgado y que por causa de este crecimiento acelerado e incontenible, que estamos señalando desde hace más de una década, vamos a destruir y quebrantar.
Esta falta de percepción y entendimiento por nuestra parte de la escala del espacio abordado y de sus límites, riesgos y vulnerabiidades está desembocando en severa y acelerada urbanización de todos los valles bajos, todavía productivos en parte, hasta que sean completamente cubiertos por caseríos, complejos, barrios privados, comercios e instituciones.
Si el turista es importante en nuestra futura economía. Si el turista viene atraído por la belleza paisajística, la pureza ambiental y la tranquilidad social, bueno, mis queridos amigos comarqueños, esto es exactamente lo que estamos eliminando aceleradamente con nuestros afanes.
Hace quince años atrás ya era hora de frenar nuestra arrogancia de pretender: ¿qué Comarca queremos? como en tanta reunión de tanto tipo señalamos para definitivamente preguntarle al espacio geográfico a abordar: ¿qué le conviene de nuestra parte para no ser deformado y empobrecido albergándonos de forma sana y segura?
Esto que estamos haciendo de urbanizar los valles bajos miope y aceleradamente se llama lisa y llanamente, 
¨asesinar nuestra gallina de los huevos de Oro¨
Compuesta precisamente por la belleza paisajistica, la calidad ambiental y la tranquilidad social que tuvimos. 
Asombrosa paradoja, y aún así, creo que la mayoría de los habitantes de la Comarca somos concientes de que cuando estos valles se llenen de caseríos con todos sus impactos al paisaje, al ambiente y a la tranquilidad social, acá no va a querer venir ni el loro y el turismo desaparecerá como aquello que no fuimos capaces de retener, contener y equilibrar, por la urgente ansia y voracidad de unos pocos.
Varios concernidos empeñamos tiempo y esfuerzo durante años intentando unir a esta bellísima Comarca Andina del Paralelo 42 hacia 1995, intentando encontrar un Criterio Unificador e Integrador entre los municipios y organismos involucrados. Pretendíamos un Concejo que nos Convocara y Uniera de forma Comarcal, apuntando a evitar el desmadre que hoy, ya impera y se derrama por doquier. 
Reconozco haber sido insuficiente e incapaz de acertar a que el resultado de ese esfuerzo pudiera sostenerse en el tiempo, seguramente consecuencia de mi estrechez. Durante tres años nos reunimos entre el Ingeniero Agrónomo Luis Perez Castelli por El Bolsón , conjuntamente con varios amigos de las localidades vecinas como la Sra. Agrimensora Graciela Mattio por Epuyén, el Sr. Lanfré por El Manso, Ulises Neculmán por El Hoyo y amigos gestores por Cholila y El Maitén cuyos nombres no recuerdo en este instante,  y este que redacta por Lago Puelo, con miembros de la Conadepa, logrando que finalmente vinieran MInistros Nacionales a firmar la fundación del Concejo de Desarrollo de la Comarca Andina del Paralelo 42 (CODECAP 42). Al poco tiempo del inicio de la gestión del gobierno del Presidente de la Rúa, la Conadepa desapareció y el CODECAP 42 se diluyó en la bruma de las heladas matinales.



Nota a 2013: Desde entonces a nadie se le ha ocurrido semejante torpeza de volver a intentar reflotar un intento de unión ya que demostrado está, por lo mencionado y tal vez por asuntos y dimensiones que no soy capaz de visualizar, que no solo resulta imposible sino que además no conviene por la salud mental de quienes lo quieran intentar.


Comments