Français - English - Português

Coloquio internacional
Universidad París Diderot, 6, 7 y 8 de junio de 2012.
LA MIGRACIÓN EN HERENCIA EN LAS AMÉRICAS


La palabra “migración” es contemporánea de las primeras migraciones transatlánticas que siguen el “descubrimiento” de América al final del siglo XV. Las Américas, cuya apelación de “Nuevo Mundo” remite desde un principio a una temporalidad atravesada por la experiencia migratoria, conocieron múltiples flujos, transoceánicos e intraamericanos, haciendo de los continentes americanos un lugar de encuentro, de instalación, de confrontación así como de intercambio entre poblaciones que venían de distintas partes del mundo. A escala del continente en su conjunto, es innegable “la larga duración” del fenómeno migratorio, por no decir su carácter constitutivo. Hasta cierto punto, las Américas recibieron “la migración en herencia”.

Si bien las cuestiones migratorias son un tema clásico de las ciencias sociales, quisiéramos con este coloquio interdisciplinario abordarlo a partir de las experiencias individuales o colectivas de los migrantes, no importando las épocas, generaciones, lugares de origen y llegada o de las trayectorias que siguieron. En otras palabras, después de un período caracterizado por debates que renovaron las teorías de la migración (etnicidad, identidad, transnacionalismo, globalización), y tomando en cuenta estas contribuciones importantes, este coloquio pretende colocar al emigrante en el centro del análisis. Se favorecerán cuatro líneas de reflexión.

  • 1) Temporalidades.
El aspecto temporal de las migraciones en provenencia de, hacia y en las Américas se declina en varios ritmos, modalidades y cronologías. Las microhistorias individuales al igual que las grandes gestas cíclicas y colectivas tejen la trama de una recomposición constante, hecha de ritmos contrastados y trayectorias a veces contradictorias. En este sentido la cuestión del tiempo de las migraciones, y del tiempo en la experiencia migratoria, puede construirse en un doble enfoque analítico -macro y micro. También puede abordarse desde un enfoque comparativo de las migraciones. Vista desde la experiencia de los sujetos, ¿será pertinente reducir la cuestión del tiempo a la temporalidad de una vida? Hacer la hipótesis de una temporalidad familiar o incluso generacional podría aportar una nueva inteligibilidad a la cuestión del regreso, de los regresos diferidos entre generaciones, o  incluso a la comprensión de “culturas políticas” específicas de los migrantes.

  • 2) Trayectorias.
La migración supone trayectos que se inscriben en el espacio y rara vez se reducen a simples idas y vueltas entre dos puntos; se trata más frecuentemente de odiseas complejas, de trayectorias que movilizan recursos humanos, económicos y tecnológicos variados. Si bien responden en parte a las oportunidades del mercado laboral, los trayectos también se enmarcan en situaciones de crisis, políticas, económicas o ecológicas con consecuencias variadas e inesperadas. En todo caso, se ajustan a los acontecimientos de la vida familiar y social y tienen un impacto en los que viajan como sobre los que permanecen. ¿Cómo los emigrantes perciben, analizan y utilizan las etapas, los accidentes y los obstáculos del viaje? ¿Cómo deciden los trayectos a seguir? ¿Cómo los organizan o modifican? ¿Se puede hablar aquí de “herencia” (de conocimientos, competencias, itinerarios) o el trayecto será siempre una innovación? Es importante contemplar también la influencia de los intermediarios y de las organizaciones formales e informales dedicadas a la cuestión de las migraciones, así como sus interacciones. En resumen, se tratará de explorar el concepto mismo de “trayectoria migratoria” ya que los migrantes suelen cruzar tanto su propio país como países llamados de “tránsito”, en una cadena de “etapas” que se convierten, para un tiempo o para mucho tiempo, en “lugares de destino”, de trabajo e instalación.

  • 3) Experiencias.
No sólo nos interesaremos e la experiencia individual sino también a la dimensión colectiva de la migración, del desplazamiento y de la confrontación a un nuevo universo. Las interacciones con un mundo de normas, sonidos, imágenes, percepciones ysensaciones inéditas pueden verse como maneras de leer y de apropiarse de un medio ambiente nuevo.
El vínculo entre la información y las imágenes conocidas antes de la migración, el capital de experiencia transmitido por migraciones previas y la experiencia vivida por los individuos se sitúa así a la articulación de las experiencias individuales con los conocimientos colectivos de los migrantes. La confrontación diaria entre las prácticas antiguas, los imaginarios y las nuevas situaciones, contribuye a constituir la experiencia migratoria en tanto reorganización de las normas individuales y colectivas. Estas conciernen ámbitos tan diversos como por ejemplo la higiene, la salud, la alimentación, el trabajo, las prácticas culturales o las estructuras familiares, las relaciones de género y de generaciones o las identidades étnicas, tantas experiencias que afectan también a las sociedades “de recepción”. El cuestionamiento incluye las experiencias de la precariedad y la clandestinidad. Es pues la capacidad de los y las emigrantes para inventar nuevas normas/formas de vida quepretendemos captar con estas miradas. Los y las migrantes comprueban su papel protagónico en cuanto producen discursos, relatos, imágenes o cuando realizan acciones que se inscriben en un proceso creciente de politización.

  • 4) Transmisión.
La experiencia migratoria puede también concebirse como un “patrimonio” susceptible de convertirse en objeto de transmisión entre generaciones. El carácter patrimonial de la migración se manifiesta en varios niveles. A nivel colectivo, las producciones culturales de los grupos migrantes incorporan las experiencias migratorias, por ejemplo en los mestizajes lingüísticos o las “culturas de la migración”. La importancia de un patrimonio migratorio colectivo aparece también en la producción de instituciones sociales o económicas que constituirán los vectores de transmisión de los valores del grupo a las generaciones siguientes. A nivel familiar o individual, la migración puede manejarse como un patrimonio que se invierte, valora o recompone según lógicas similares a las que impulsaban los patrimonios constituidos por la propiedad de la tierra o por otros capitales (financiero, inmobiliario, etc.). En este sentido, la experiencia de la migración no sólo se presta a una transmisión “pasiva” de una herencia, sino que se convierte en objeto de estrategias y negociaciones en el seno de las familias, volviéndose patrimonio transferible de una generación a otra según lógicas sociales que aún quedan por entender en detalle / a cabalidad. 
Proponemos tres miradas: la que privilegia el momento particular de la transmisión; la que sigue el “hilo” tendido por la transmisión, la que permite entender las continuidades en las sociedades migrantes a través de las lógicas de integración en las sociedades de recepción; y la observación de los fenómenos de ruptura, concomitantes de estas continuidades, que cuestionan el hecho migratorio en cuanto induce distanciamientos críticos en la transmisión intergeneracional y al interior de los grupos socioculturales.

ORGANIZACIÓN:
Las propuestas estarán en una de las tres lenguas de trabajo del coloquio: francés, español, inglés. Incluirán un título y un resumen de la comunicación propuesta (450 palabras).
El Comité científico procurará valorar un equilibrio entre doctorantes, jóvenes investigadore/as e investigadore/as confirmado/as. El coloquio está abierto a todas las disciplinas.
Se pedirán los textos definitivos de las ponencias un mes antes del coloquio para enviarlos a los discutantes.

Dirección mail:
colloquemigrations2012@institutdesameriques.fr
Calendario:
Recepción de los resúmenes: fines de junio 2011
Resultados de la selección de las propuestas: octubre 2011
Recepción de las comunicaciones: fines de abril 2012
COMITÉ CIENTIFICO
Fernando Devoto (Buenos Aires), Luin Goldring (University of York, Toronto), Nancy Green (EHESS, Paris), Ramon Gutiérrez (University of Chicago), Jocelyne Streiff-Fénart (URMIS, CNRS, Nice), Carlos Vainer (Univ fédérale de Rio de Janeiro), Victor Zuñiga (Univ de Monterrey, Mexique)

COMITÉ DE ORGANIZACIÓN (Universidad Paris Diderot)
Bénédicte Deschamps, Laurent Faret, Pilar Gonzalez Bernaldo, Odile Hoffmann, Maud Laëthier, Catherine Lejeune, Françoise Lestage, Aurélia Michel, Paul Schor, Sylvain Souchaud, Dominique Vidal
larcalaboratoire de recherche sur les cultures anglophones
Comments