CC.Sociales‎ > ‎Sociales 5º‎ > ‎

Tema 3 La Edad Moderna

El mundo moderno

La Edad Moderna es el tercero de los periodos históricos en los que se divide tradicionalmente en Occidente la Historia Universal.

En esa perspectiva, la Edad Moderna sería el periodo en que triunfan los valores de la modernidad (el progreso, la comunicación, la razón) frente al periodo anterior, la Edad Media, que el tópico identifica con una Edad Oscura o paréntesis de atraso, aislamiento y oscurantismo.

En la Edad Moderna se integraron los dos mundos humanos que habían permanecido aislados desde la Prehistoria: el Nuevo Mundo (América) y el  Viejo Mundo (Eurasia y África). Cuando se descubra el continente australiano se hablará de Novísimo Mundo.

 Pocos hechos cambiaron tanto la historia del mundo como la llegada de los españoles a América y la posterior Conquista y la apertura de las rutas oceánicas que castellanos y portugueses lograron en los años en torno a 1500.

El choque cultural supuso el colapso de las civilizaciones precolombinas.

Paulatinamente, el Atlántico gana protagonismo frente al Mediterráneo.

 

Vídeo de YouTube

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA

Los Reyes Católicos gobernaban conjuntamente la Corona de Castilla  y la Corona de Aragón, pero cada uno de los reinos seguía manteniendo sus leyes y sus instituciones propias.

Los RR.CC. ampliaron sus territorios (de manera separada); así en 1492, conquistaron el Reino de Granada, y posteriormente concluyeron la conquista de la Islas Canarias (cuya conquista había comenzado 100 años antes); y el Reino de Aragón conquistó el Reino de Nápoles.

Pero fue un hecho producido en 1492, el que dio  paso a la edad Moderna: EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA.

 

La expresión descubrimiento de América se usa habitualmente para referirse a la llegada a América de un grupo expedicionario español que, representando a los Reyes Católicos, partió desde el Puerto de Palos, comandado por Cristóbal Colón, y llegó el viernes 12 de octubre de 1492 a una isla llamada Guanahaní.


 

Cristóbal Colón, apoyado por la monarquía española, organizó un viaje de exploración que lo condujo a la costa 

americana en 1492. Cristóbal Colón creía que había llegado al continente asiático, denominado por los europeos Indias y murió sin saber que había llegado a un continente desconocido por los europeos.

 

Se trata de uno de los momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos humanos que se habían desarrollado independientemente, sin que uno conociera la existencia del otro.

Vídeo de YouTube



Vídeo de YouTube


Los cuatro viajes de Colón

Vídeo de YouTube


Cristóbal Colón, en representación de los Reyes Católicos de Aragón y Castilla, realizó cuatro famosos viajes desde Europa a América en 1492, 1493, 1498 y 1502.

En el primero de ellos llegó a América el 12 de octubre de 1492, a una isla de las Bahamas llamada Guanahaní.

Primer viaje

Los Reyes Católicos, particularmente la reina Isabel I, deciden ayudar a Colón en su proyecto de llegar a Asia por Occidente. El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón firma con los reyes las llamadas Capitulaciones de Santa Fe, documentos por los cuales se autoriza y financia la expedición de Cristóbal Colón a las Indias por el mar hacia occidente.

Además se le conceden a Colón una serie de prebendas y títulos, entre ellos: Almirante, Gobernante, Virrey y 10% de las riquezas.

Vídeo de YouTube

La llegada a América

El viaje no resultó fácil para nadie, de hecho hubo conatos de amotinamiento, pero gracias a la presencia y las dotes de mando de Martín Alonso Pinzón se consiguieron resolver estas situaciones.

Cuando ya se habían agotado todos los cálculos y previsiones realizadas por Colón, se oyó desde La Pinta el famoso grito de Rodrigo de Triana «¡Tierra a la vista!», dos horas después de la medianoche del 12 de octubre.

Arribaron después a la isla de Cuba, bautizada con el nombre de Juana, y posteriormente a La Española.

El 25 de diciembre encalló la carabela Santa María y con sus restos mandó construir un fuerte llamado Navidad, en el que dejó una pequeña guarnición.

En su primer viaje Colón capturó varios indígenas que fueron llevados cautivos a España, donde los reyes católicos ordenarían primero venderlos como esclavos y luego liberarlos.

El 16 de enero de 1493, con las dos naves restantes, La Pinta y La Niña, emprendieron el viaje de retorno.

Finalmente Colón, con La Niña, consigue arribar a duras penas en Lisboa, Martín Alonso Pinzón hace lo propio en el puerto de Bayona. Las naves, por fin, llegaron a Palos el 15 de marzo con pocas horas de diferencia, y Colón marchó a Barcelona para informar a los reyes de su descubrimiento.


Segundo viaje

La segunda expedición salió de Cádiz el 24 de septiembre de 1493.

Este viaje tenía como finalidad asentar la presencia española en los territorios descubiertos y encontrar el camino hacia India y Catay.

La primera isla a que arribó fue La Deseada (3 de noviembre); después descubrió Puerto Rico y llegó a La Española, donde encontró destruido el Fuerte de La Navidad por ataques de los indígenas.

Tras este viaje se dedicó a consolidar el dominio sobre La Española. En 1496 regresó a España, llegando a Cádiz el 11 de junio.


Tercer viaje

El tercer viaje comenzó el 30 de mayo de 1498.

Colón partió de Sanlúcar de Barrameda y llegó a la isla de Trinidad a finales del mes de julio.

Denominó a toda esta región Tierra de Gracias, por la amabilidad de los indígenas. Supuso que había llegado a un continente por la gran cantidad de agua dulce. Así, por primera vez, se llegaba a Tierra Firme.

A la llegada del administrador real, Francisco de Bobadilla, Colón fue arrestado. Al llegar a España, en 25 de noviembre de 1500, fue puesto en  libertad, pero perdió su prestigio y sus poderes.

 

Cuarto viaje

Pese a los problemas por la pérdida de sus poderes, inició el viaje, aunque con una serie de prohibiciones, como la de 

tocar tierra en La Española.

El objetivo de este viaje fue encontrar un estrecho que le permitiera llegar a las Indias.

Salió del puerto de Cádiz con dos carabelas y dos navíos (La Capitana, La Gallega, La Vizcaína y el Santiago de Palos) el día 11 de Mayo. Pasando por Canarias, llegó a las Indias en 30 días.

Los Reyes Católicos


Vídeo de YouTube



La Monarquía Hispánica del siglo XVI

Durante el siglo XVI se sucedieron en España los reinados de la dinastía de los AUSTRIAS, comenzando con Carlos I y continuando con su hijo Felipe II. Con ellos, España se convirtió en la nación más poderosa del mundo.

 Cada territorio mantenía sus propias leyes e instituciones, pero todos tenían el mismo rey. El rey dirigía el ejército, declaraba la guerra y firmaba la paz con otros países. Algunas de sus decisiones como el cobro de impuestos o la aceptación de nuevas leyes eran aprobadas por los Parlamentos o asambleas de cada territorio.

CARLOS I DE ESPAÑA Y V DE ALEMANIA (1516/ 1556)

En 1516 Carlos I accedió al trono de España y gobernó un inmenso Imperio. Nieto de los Reyes Católicos, heredó de ellos el trono español que incluía las Coronas de Castilla y Aragón y todos sus territorios en América, Italia, África y el Mediterráneo y de su abuelo paterno, el Emperador del Sacro Imperio Germánico, obtuvo el título de Emperador y las posesiones de su familia en Alemania, Países Bajos y Francia. Como emperador recibió el nombre de Carlos V.

Vídeo de YouTube


DOMINIOS DE CARLOS I DE ESPAÑA Y V DE ALEMANIA

https://luisamariaarias.files.wordpress.com/2013/05/imperio-de-carlo-i.jpg


Carlos I asume la corona de España con 17 años y viene de Flandes sin conocer el idioma ni el país.

Poco después de convertirse en soberano tuvo que enfrentarse a dos importantes levantamientos en sus reinos 

peninsulares.

  • La rebelión de las Comunidades, o de los Comuneros (1520-1521), que tuvo lugar, principalmente, en las principales ciudades de Castilla. El rey se apoyaba de extranjeros para gobernar y esto provocó que los nobles españoles (los Comuneros de Castilla) se sublevaran enfadados  porque Carlos I, un rey extranjero, no contaba con ellos para gobernar.
  • La rebelión de las Germanías (1519-1523), que se produjo en Valencia y en las Islas Baleares. Campesinos y artesanos pedían unas mejores condiciones de vida. 

Era un Rey guerrero y mantuvo continuas guerras. Viajaba de un lado a otro sin parar. Crea los Tercios pero sus problemas mayores se encontraban fuera de España:

  • GUERRAS CON FRANCIA para lograr la hegemonía en Europa.
  • GUERRAS CON EL IMPERIO OTOMANO (LOS TURCOS), la principal potencia musulmana en aquel tiempo. Querían controlar el Mediterráneo y, de este modo, dificultar el comercio entre España e Italia.
  • EN ALEMANIA fracasó su política debido a la aparición del protestantismo (los luteranos). A pesar de sus intentos, Carlos no consiguió restablecer la unidad política ni religiosa de Europa. En 1555 se acordó la llamada PAZ DE AUGSBURGO, por medio de la cual se reconocía la división religiosa dentro de los territorios imperiales.

VÍDEOS DE CARLOS I

La Españadel siglo XVI

Europa entiempos de Carlos V

Carlos V

Carlos V2/2

Historiade España6: Los Austrias Mayores

El Imperioespañol


EL IMPERIO DE FELIPE II

Hijo de Carlos I, Felipe II (1527-1598) no heredó de él el gusto por las armas. De cultura refinada, le gustaban más los papeles. Trasladó su corte a

 Madrid por lo que, a partir de entonces, fue la capital de España. Mandó construir El Monasterio de El Escorial cerca de la capital.

Creó el mayor Imperio con tierras en los cinco continentes.

Fue un tenaz defensor del catolicismo. Por eso, musulmanes y protestantes fueron sus principales enemigos.

Vídeo de YouTube


PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS

  •          Las guerras entre España y Francia habían comenzado durante el reinado de Carlos I, y continuaron durante los primeros años del reinado de Felipe II, pero acabaron pronto. En 1557, las tropas españaolas e imperiales derrotaron a las francesas en la batalla de San Quintín. España y Francia firmaron la paz. 
  •          Guerra de los Países Bajos. En 1566, las provincias del norte de los Países Bajos españoles se levantaron contra Felipe II. Comenzó así, una guerra que duraría más de ochenta años. En 1579, esas zonas pasaron a llamarse Provincias Unidas.
  •          Rebelión de los moriscos. En 1568, los moriscos de las Alpujarras de Granada (descendientes de los musulmanes que habían vivido allí durante la Edad Media) se sublevaron. Esta rebelión fracasó tres años después.
  •            Guerra con el Imperio otomano. El Imperio otomano (los turcos) era la principal potencia musulmana de aquella época. Felipe II consiguió crear una gran flota de diversas naciones cristianas, la Liga Santa, que derrotó a los barcos del Imperio otomano en la batalla de Lepanto
  •        Incorporación de Portugal (1580). Felipe II era nieto del rey portugués Manuel I el Afortunado. Por eso, reclamó el trono de este reino, y de este modo, en 1580, Felipe II incorporó Portugal (y todas las colonias portuguesas) a sus dominios.
  •        Guerra con Inglaterra. En 1585, Inglaterra decidió ayudar a las Provincias Unidas en su guerra contra España. Felipe II formó una gran escuadra, La Armada Invencible, para invadir Inglaterra; Este enfrentamiento con Inglaterra terminó en 1588 con el desastre de la Armada Invencible. Esta derrota naval señala el principio del fin de la hegemonía española en Europa. El conflicto entre España e Inglaterra continuó hasta 1604.
https://luisamariaarias.files.wordpress.com/2013/05/imperio-de-felipe-ii.jpg

Repaso del Imperio español
http://cplosangeles.juntaextremadura.net/web/edilim/tercer_ciclo/cmedio/espana_historia/edad_moderna/el_imperio_espanol/el_imperio_espanol.html

La crisis del siglo XVII

Durante el siglo XVII la Monarquía Hispánica perdió parte de su imperio, el mayor de los existentes en la época.

Las malas cosechas, las continuas guerras, la peste y la emigración a América redujeron la población en la Península y provocaron una crisis demográfica y agraria. Además, el rico comercio con América ya no era suficiente para pagar los gastos de la Monarquía.

Los más pobres fueron los más perjudicados y carecían de alimentos.

Vídeo de YouTube

Del Siglo de Oro al Siglo de las Luces

Cuando empezó el siglo XVII, España tenía el imperio más rico y poderoso del mundo. Pero el país tenía grandes problemas internos y conflictos con otros países. En pocas décadas, España perdió el dominio en Europa y entró en una profunda crisis económica y social.

En este siglo reinaron en España tres monarcas: Felipe III (1598-1621), Felipe IV (1621-1665) y Carlos II (1665-1700).


La decadencia política y económica no supuso la decadencia cultural. El siglo XVII fue una de las etapas más

brillantes de la cultura española. Es el siglo del Barroco, surgido en Italia pero ampliamente desarrollado en España.

 En un siglo en el que comienza la decadencia del Imperio Hispánico la cultura se encuentra en el denominado Siglo de

Oro de las letras y las artes.

El Siglo de Oro español – tiempo en que las artes, las letras y la política tuvieron el mayor incremento y esplendor en

España – fue un período de algo más de 150 años, que abarcó toda la segunda mitad del siglo XVI y prácticamente 

todo el siglo XVII.

EVOLUCIÓN CULTURAL EN EL SIGLO XVII

El fenómeno cultural más importante y general a toda Europa durante el siglo XVII fue el llamado estilo barroco (que ya había comenzado en el siglo XVI). Con esta palabra no se designa un estilo particularmente definido, sino un

fenómeno cultural cuyas manifestaciones artísticas y literarias, a diferencia del equilibrio y serenidad propias del 

Renacimiento, gustan de lo complicado y confuso.

CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA BARROCA

Se conoce como Barroco a una etapa cultural del mundo occidental que abarcó el siglo XVII y gran parte del XVIII.

En el Barroco se desarrollaron todas las ramas de la cultura. Sus principales características fueron:

             *   Los artistas barrocos querían representar la realidad tal y como era, sin ocultar sus defectos.

             *  Pretendían provocar grandes sentimientos en el espectador.

            *   En literatura se crearon grandes obras, de autores como el inglés Shakespeare y el francés Moliére. En

 España Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la Barca.

                En la música brillaron compositores como Vivaldi, Haendel y Bach. En esta etapa se escribieron las primeras óperas.

El arte Barroco: El Barroco se nos presenta como un arte con caracteres eminentemente religiosos.

·       La arquitectura. El Barroco arquitectónico lleva a la exuberancia decorativa que, del nombre de los Churriguera, se ha  llamado churrigueresco. Importante fue también la construcción de las plazas Mayores en diferentes ciudades (Madrid, Salamanca..).

·       La escultura. En el XVII  continuó al servicio de la religión. Los «imagineros» (autores de imágenes) españoles trabajaron casi exclusivamente en madera, policromada, y crearon una iconografía muy característica (Cristo en la cruz, Cristo yacente, Piedad, Inmaculada). Fueron numerosas las imágenes procesionales de Semana Santa.

·       La pintura. En el siglo XVII descollaron numerosos pintores. Destacaron Francisco de Zurbarán, destacó en la pintura religiosa (cuadros de frailes), y  a la vez  trata con extraordinaria perfección los objetos inertes con sus bodegones. Bartolomé Esteban Murillo, de él destacan las pinturas religiosas de inmaculadas  al mismo tiempo que capta escenas del más puro realismo picaresco en sus cuadros de pilluelos.

El más importante de los pintores españoles del Siglo de Oro, Diego de Silva Velázquez (I599- 1660). Tenebrista,  pintó numerosos retratos de los reyes y cortesanos  (Felipe IV, Príncipe Baltasar Carlos o el Conde-duque de Olivares). Fue un genio de la pintura universal, dueño de una técnica prodigiosa y preocupado constantemente por los problemas de la luz, la perspectiva y la atmósfera que rodea las figuras (perspectiva aérea). Junto a retratos prodigiosos (Pablillos de Valladolid, El Papa Inocencio X) y temas históricos (La rendición de Breda), Velázquez nos ha legado un desnudo, el único de la pintura española antes de Goya (La Venus del espejo), pinturas mitológicas (La fragua de Vulcano, El triunfo de Baco) y dos paisajes de la Villa Médicis, cuya técnica se considera impresionista, y, especialmente, dos obras en las que, al final de su vida, logró captar el aire que envuelve las figuras: Las Hilanderas y Las Meninas.

Vídeo de YouTube


Vídeo de YouTube


Comments