Virgen Blanca:

Talla de Jacinto Higueras, data del año 1953.

La Cofradía se puso en contacto con el imaginero natural de Jaén y vecino de Madrid, don Jacinto Higueras Cátedra, para que realizara la imagen de la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos, pero con la idea de que fuese una imagen distinta a todas las “Dolorosas” que ya había en la Semana Santa zaragozana.

Es una bellísima imagen de la Virgen, en el momento supremo de la muerte de su Hijo, al pie de la cruz, con una expresión verdaderamente impresionante que, sin llegar a lo trágico, testimonia el dolor de la Madre de Dios, dentro de una inigualable belleza. Mide 1,80 metros de altura y fue policromada por la pintora madrileña Marisa Roesset. Por sus vestiduras blancas, se le conoce como la “Virgen Blanca”.

Fue bendecida el 2 de Abril de 1953, Jueves Santo, por el cura ecónomo de San Pablo y director espiritual de la cofradía, don Juan Francisco Abella. Esta imagen no pudo procesionar en el Santo Entierro que se celebra el día de Viernes Santo hasta el año 1968.

La carroza sobre la que procesiona los días Jueves y Viernes Santos fue construida en 1953 por don Antonio Saló y adornada a partir del mes de Febrero de 1958 por los artesanos del barrio de San Pablo: tallista Vicente Blanco, carpintero Bonifacio Tregón, dorador Ángel Marquina y electricista Alfonso Marco. En la greca lleva cinco medallones con los cinco misterios dolorosos, entrelazados por un rosal con cincuenta rosas que corresponden a las Avemarías. En los ángulos hay cuatro cabezas de ángel y cuatro candelabros, y delante de la Virgen, dos ángeles sosteniendo otros dos candelabros que iluminan el paso (estos dos últimos candelabros no figuran actualmente en la carroza).

Esta imagen recibe culto junto con la del Santo Cristo de la Agonía en una capilla de la iglesia parroquial de San Pablo.

En el año 2000 se incorporó un cordón negro, con la inclusión de 14 nudos, que representan las Estaciones del Vía Crucis. El objeto del cordón es que los niños, tirando de dicho cordón, porten fácilmente su carroza.

En el año 2014 se realizó una importante restauración, sustituyendo parte de la carrocería y se mejoró la dirección de la misma, acoplando ballestas y giratoria de bolas. También hubo que modificar el acople delantero (dirección) y se colocaron dos ruedas nuevas.