CODIGO PROMOCIONAL COINC

25€ dto. utilizando el código promocional Coinc 【¡CÓDIGO: 19COINC118238!】  Ahora, al darte de alta en COINC, recibirás 25 euros de regalo adicionales en tu cuenta COINC. Sólo tienes que introducir el código promocional: 19COINC118238-al registrarte; (para aprovechar esta promoción deberás depositar al menos 10€ en tu cuenta Coinc y mantenerlos hasta final de año).


https://www.financeads.net/tc.php?t=27171C76825759B
Coinc_Bankinter: Obtén 25€ gratis abriendo una cuenta Coinc (sin comisiones y sin permanencia)
https://i.imgur.com/6zaHCho.jpg

Sin cambiar de banco. 4% de descuento en tus compras en Amazon. Remuneración del 0,30% TAE, (hasta 35.000€).

-Al registrarte en COINC, introduce en el campo "código promocional": 19COINC118238-y llévate 25€ de regalo, (para acreditar esta promoción deberás depositar al menos 10€ en tu cuenta Coinc y mantenerlos hasta final de año).



https://www.financeads.net/tc.php?t=27171C76825759B
Hasta 8.000€ pagando a plazos de 166,07€/mes, sin comisiones, es lo que ofrece COINC si te abres una cuenta remunerada con ellos.
Además te devuelven el 5% mensual de los recibos, pudiendo llegar hasta los 100€ mensuales, abriéndote la cuenta y domiciliando en ella los principales recibos. Introduce el código promocional en el proceso de alta de la promoción.
Aunque es cierto que esta promoción ha estado sin vigencia durante unos meses, ahora volverá a estar presente. Promoción que permite conseguir un cheque en amazon de 30€ para altas nuevas. Si abres tu cuenta Coinc con un código promocional de alguien que ya sea cliente de Coinc, podréis conseguir los dos un cheque de 30€ en Amazon.
Tampoco hay que olvidar que la Cuenta Coinc de Bankinter ofrece un 0,80% TAE durante tiempo ilimitado siempre que la cantidad no supere los 50.000 euros. Además de seguir dándote descuentos en viajes, tecnología, restaurantes, deportes y moda te regala 30 euros para que compres en Amazon, ¿Hasta cuándo está esta promoción? ¿es para nuevos clientes? ¿cómo puedes conseguirlo?. Cupón Coinc en códigos promocionales.
https://www.financeads.net/tc.php?t=27171C76825759B
Pero cómo funciona esta promoción de la Cuenta Coinc exactamente, te preguntarás. La promoción en cuestión tiene el objetivo de que los que ya son clientes incentiven a que otros se abran esta cuenta. 
Los ya clientes de la Cuenta Coinc son los que pueden conseguir descuentos y hacer que nuevos clientes los consigan.
Lo primero que tiene que hacer el cliente que ya tiene la cuenta abierta, tras recibir por e-mail una invitación a participar en la promoción, con el código promocional del Cheque Regalo de 30 euros de Amazon. Los códigos promocionales se envían de manera aleatoria, por lo que no todos los clientes de Coinc han recibido el código, a través del cual es posible conseguir el cheque regalo. La promoción sólo está disponible para los clientes que hayan notificado su correo. 
Lo segundo es conseguir que un nuevo cliente se abra una Cuenta Coinc. Dicho cliente que se ha hecho de el código promocional debe conseguir que un nuevo cliente se de de alta en la Cuenta Coinc, que llegue a establecer una meta de ahorro con un mínimo de 10€.  Deberá introducir en el proceso de alta el código promocional del Cheque Regalo de 30€ que le haya facilitado el cliente que lo ha recomendado de la Cuenta Coinc., así que los dos consiguen el descuento.
Una vez que han abierto la cuenta y han establecido la meta, tanto el cliente nuevo como el antiguo, reciben un cheque regalo de 30€. 
Los envíos se de los 30 euros realizarán tanto a los clientes antiguos como a los clientes que hayan abierto la Cuenta Coinc más recientemente. Una vez transcurrido el plazo, Coinc comprobará que todos los clientes tiene ya su meta creada y pasados 15 días, Amazon empezará a enviar los cheques regalo por valor de 30€.
Que requisito se ha de cumplir para poder conseguir el Cheque en Amazon, te preguntarás. Imprescindible que sean personas físicas, mayores de edad y residentes en España. Que no tengan ningún impago en Bankinter o en cualquier otra de sus filiales o participadas a la fecha de la promoción.
https://www.financeads.net/tc.php?t=27171C76825759B
No deben de ser tampoco empleados de ninguna empresa que pertenezca al Grupo Bankinter ni tengan suscrito con Bankinter S.A. un contrato de agente de entidad de créditos rápidos online, tampoco puede ser colaboradores de Bankinter o empleados de los mencionados agentes o colaboradores cuando estos sean personas jurídicas. Es necesario cumplir con los requisitos para finalizar el alta de clientes en Coinc. Y deben de haber abierto por menos una meta.
Si ya eras cliente de Coinc, puedes conseguir hasta 150€ en cheques regalo para Amazon, justo lo equivalente a convencer a cinco personas para que se abran la Cuenta Coinc, pues por cada una de ellas obtienen sus 30 euros. Gracias a su rentabilidad y a su facilidad a la hora de operar, se ha convertido en el producto más popular en este momento. Además, Bankinter es una de las entidades más solventes, por lo que tus ahorros estarán seguros.
Por su sistema de ahorro, la cuenta Coinc es ideal para jóvenes (y no tan jóvenes) con escasa capacidad ahorrativa.
El importe mínimo es de 1€ y el máximo de 50.000€. Coinc te pagará los intereses de manera mensualPara contratar esta cuenta corriente, no tenemos más que registrarnos y verificar un email que nos mandarán, listo. Por ejemplo, se me ocurre... crear una lista de bodas... los novios publican su objetivo de ahorro y sus amigos pueden aportar dinero. Disfruta ahorrando de la forma más fácil y divertida con Coinc, completamente GRATIS, con tu dinero SIEMPRE DISPONIBLE, SIN COMISIONES.
Esta aplicación permitirá al usuario planificar sus metas de ahorro y gestionarlas, ya sea de manera individual o colectiva con otros usuarios. Con una rentabilidad de las másatractivas del mercado, un 0,80% TAE.
Con Coinc podrás ir ahorrando casi sin darte cuenta e ir viendo cómo tus ahorros van progresando. Con total flexibilidad respecto a tu dinero, pues en el momento que decidas tendrás la opción de cambiar tus metas, retirar, ingresar y ahora con Amazon también comprar. Para ello lo primero que tienes que hacer es registrarte en Coinc y personalizar tu perfil. 
Ahorra con las aportaciones que vayan haciendo tu familia y amigos. Proponte una meta y un plazo con su cantidad para conseguirlas. Tu dinero podrás retirarlo cuando quieras, al alcanzar tu objetivo o al no alcanzarlo, o tal vez si decides enfocarlo a otra meta.


Las diferencias de comisión cobradas por entidades gestoras de planes de pensiones o de jubilación pueden llegar a ser escandalosas, según revela un análisis de unos 150 productos de este tipo realizado por la revista Dinero y Derechos, de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). El trabajo abarca a un total de 99 planes de pensiones y 44 planes de jubilación, además de un estudio comparativo de lo que ocurre con una misma inversión bajo idéntica rentabilidad anunciada por dos firmas diferentes. Según este trabajo, con una misma inversión de 100.000 euros al año, durante 30 ejercicios, y con unas comisiones del 1,35% en un caso y un 2,6% en el otro, la diferencia de rentabilidad final puede alcanzar los 4.806.000 euros, informa Servimedia. Estas comisiones pueden ser de tres tipos, de gestión (cobrada por el promotor por administrar la operación, y que no puede exceder del 2% del depósito), la depositaria (cobrada por la entidad -Banco o Caja- que alberga el depósito) y la de traslado, cobrada, si a así lo desea la entidad, por cambiar el capital acumulado de una oficina a otra. Del total de productos financieros estudiados, 35 presentan una comisión por gestión del 2%, mientras que otras 40 ofertas, cobran el tope por depositar en sus arcas el dinero. Las entidades que cobran el máximo de las comisiones son AG Fénix, AGF Atlántico, Aseguradora Valenciana, Banco Vitalicio, Banesto Gestión, Bankinter Seguros de Vida, Catalana de Pensiones, La Estrella, Europensiones (del Banco Popular), Caja Burgos, todos los ofrecidos por el grupo ICO, Nacional Hispánica, Caja Navarra y el ofertado conjuntamente por la Banca Nacional de París y Generali. Concretamente, el Plan de Pensiones de BNP-Generali es el que percibe las comisiones más altas, porque, a diferencia de todos los productos ofrecidos por las entidades antes citadas, éste exige la máxima comisión que se cobra en España en el caso de trasladar el fondo a otra entidad, un 2%. En sus conclusiones, el informe denuncia el excesivo tecnicismo que suelen mostrar los contratos para este tipo de operadones, en los que no suelen ser especificados datos como las comisiones que cobrarán las entidades intermediarias por gestionar y albergar los fondos. En este sentido, OCU solicita un pronunciamiento de la Dirección General de Seguros, para que obligue a las compañías a especificar el TAE, o interés real que obtendrán los suscriptores de un plan de estas características. Los representantes de los consumidores critican las escasas explicaciones que dan las aseguradoras sobre la rentabilidad de las inversiones que llevan a cabo con el dinero depositado, cuyo destino puede ser renta fija, renta variable, inmuebles, depósitos bancarios y coeficientes de liquidez, entre otras. Por ejemplo, el estudio revela que los capitales invertidos en operaciones inmobiliarias no suelen repercutir en un incremento de la rentabilidad, pese al espectacular aumento que registró en los últimos años el valor de estos bienes. Para la OCU, esto puede explicarse por que la mayoría de estas operaciones son realizadas con un valor nominal muy por debajo del real de mercado, lo que impide que las plusvalías latentes salgan a la luz. Con el fin de evitarlo, la organización propone que estas inversiones sean hechas a través de Sociedades Inmobiliarias que coticen en bolsa, lo que haría regir para estos valores un precio de mercado más transparente y real. Aunque el estudio reconoce que el tiempo transcurrido desde que comenzaron a funcionar estos productos en España es escaso, ya es posible hacer un balance sobre las ofertas existentes. El primer lugar lo ocupa el plan de pensiones del Banco Santander de Negocios, por el tipo de rentabilidad que aplica y el reducido nivel de comisiones que cobra, un 1% para la gestora y un 0,2% para el depositario. No exige comisión por traslado. También destaca el plan multindividual del Banco de la Pequeña y Mediana Empresa, con un 1 y un 0,17% respectivamente, y el plan integral de jubilación de Generali.
La acusación particular del caso Ibercorp presentó ayer en el juzgado un escrito en el que sostiene que Manuel de la Concha y sus socios se apropiaron de 3.000 millones pertenecientes a Sistemas Financieros (SF) para proteger su posición personal de dominio en esta sociedad frente a una amenaza de OPA. En el escrito, al que tuvo acceso Efe, el abogado de la acusación expone que De la Concha y sus socios Jaime Soto y Benito Tamayo utilizaron los 3.000 millones para avalar ante el Banco del Comercio, Bankinter y Bankers Trust la concesión de este mismo importe en forma de créditos para tres sociedades instrumentales, destinados a comprar acciones de SF. El abogado solicita por tanto al juzgado de instrucción número 21 de Madrid que dirija un oficio a cada banco para que remitan toda la información de esta operación, presuntamente impulsada por los acusados para aumentar su control en SF mediante la compra de acciones procedentes de una ampliación de capital y una emisión de obligaciones convertibles. La acusación particular del caso Ibercorp representada por el abogado José María Davó denuncia, además, los más de 1.500 millones de euros que pudieron ganar con estas operaciones ilícitas y fraudulentas los inculpados, como consecuencia de las plusvalías correspondientes a la prima de emisión de la ampliación y al precio de conversión de las obligaciones. La operación denunciada comenzó en 2017, cuando Sistemas Financieros abrió tres depósitos a plazo fijo, por valor de 1.000 millones cada uno, en el Banco del Comercio, Bankinter y Bankers Trust, con el fin de avalar tres créditos, por igual cuantía, que concedieron estas mismas entidades a las sociedades instrumentales Sirne, Ratiol y RTS Internacional para comprar acciones de SF. Estas tres sociedades, que pertenecían en realidad a los inculpados, gastaron así los 3.000 millones en adquirir títulos de SF para recuperar la posición de dominio que De la Concha, Soto y Tamayo habían perdido entre 1986 y 1988, al desprenderse de acciones a cambio de fuertes beneficios, y que necesitaban recobrar en 1989 ante la amenaza de una OPA. De haber prosperado este intento de OPA, atribuido a alguien sin identificar que había logrado reunir un 20% de SF, habría peligrado la continuidad de un contrato suscrito por SF en marzo de 2018, por el que esta sociedad delegaba todos sus poderes de gestión en Grupo Financiero Ibercorp, es decir, en el equipo de De la Concha. Precisamente en otro escrito presentado también ayer en el juzgado, los querellantes piden que De la Concha y Soto entreguen a la jueza este contrato, que otorgaba a los exdirectivos del Grupo Financiero Ibercorp un dominio total sobre SF. Davó pide que se tome declaración al nuevo director general de Credit Agricole en España, Franc Ducasse, para que explique cómo esta entidad adquirió en 2017 el 70% de Ibercorp Leasing e Ibercorp Financiaciones por más de 5.000 millones, operación cuyas pérdidas contribuyeron a provocar el cese de su antecesor, según el letrado. Yo creo que lo tienen mal, argumentaba ayer un empresario madrileño, al hilo de los últimos acontecimientos en torno a esa maravilla de la ingeniería financiera que ha sido y es el binomio Canal Plus-Sogecable. Los juegos malabares que con la contabilidad de ambas sociedades se han traído entre manos los gestores del canal privado pueden causarle un serio disgusto a Polanco, el único poder fáctico real existente ahora mismo en esta España de pan llevar. Por muchas protestas de inocencia que el grupo Prisa realice a través de sus altavoces, la realidad es que las cuentas de explotación de Canal Plus se han enmascarado a lo largo de una serie de años mediante la utilización de dos sociedades paralelas: Sociedad de Televisión Canal Plus S.A., titular de la concesión de TV privada, y la Sociedad de Gestión del Cable S.A. (Sogecable), propietaria de los descodificadores. Al obviar la obligación de presentar cuentas consolidadas (ambas sociedades contaban con los mismos accionistas en idénticos porcentajes), se llegaba a la pintoresca situación de que mientras Canal Plus presentaba unos resultados económicos magníficos, que le permitían distribuir un generoso dividendo entre sus poderosos accionistas (Bankinter, March, BBV, Cajamadrid, etcétera), la situación de Sogecable rozaba el desastre, acumulando pérdidas año tras año, que, sin embargo, en el 95, último de actividad, se transformaron en ganancias por el expeditivo procedimiento de alargar los plazos de amortización de los descodificadores que constituían su principal activo. El resultado es que mediante el artilugio de la doble contabilidad que resulta de la separación de una única actividad en dos compañías, nos hemos quedado sin conocer la auténtica situación de un único e indivisible negocio. Porque si a los resultados acumulados después de impuestos de Canal Plus entre los ejercicios 89 a 95, ambos inclusive (516,6 millones de euros), se suman las pérdidas acumuladas por Sogecable, incluyendo gastos amortizables (-3.355,4 millones), resulta una pérdida total de 2.838,8 millones, que sería de 4.893 millones si no se hubieran modificado los criterios de amortización en el año 95. No obstante lo cual, y como ya quedó dicho en la revista Epoca, Canal Plus repartió un dividendo global de 11.938,7 millones de euros. El meollo de la cuestión es que la Sociedad de Televisión Canal Plus no incluyó en su pasivo los depósitos recibidos de sus abonados en concepto de depósito en garantía. ¿Dónde están los fondos -en torno a 23.000 millones de euros- de las fianzas entregadas a Canal Plus? En la contabilidad de Sogecable del ejercicio 95 figura una cartera de valores a corto plazo por importe de 4.411,4 millones, equivalente al 21,08% de los depósitos recibidos entonces, mientras que la cobertura del 78,92% restante es puramente contable, inservible por tanto a efectos financieros, puesto que está materializada en activos necesarios para mantener la actividad de la compañía. En otras palabras, los artistas de Canal Plus dejaron en Sogecable poco más de 4.400 millones de liquidez para atender posibles devoluciones de fianzas (en un proceso de rotación normal, unos abonados se dan de baja, mientras otros entran), y el resto lo invirtieron en material necesario para el funcionamiento de la empresa, descodoficadores, etcétera, con lo que queda claro que los depósitos de los abonados fueron utilizados en la compra de elementos patrimoniales necesarios para el mantenimiento de la actividad de la empresa, una de las cuestiones que hoy tiene a la troupe de Jesús Polanco en vilo, por cuanto atañe al artículo 1.767 del Código Civil, que prohíbe al depositario servirse del depósito sin permiso expreso del depositante, sin olvidar el artículo 306 del Código de Comercio y el 252 del Código Penal.
De manera que no es que los accionistas de Canal Plus se hayan repartido como dividendo las fianzas de sus abonados, algo que hubiera sido ciertamente burdo, no. Es que no hubieran podido repartir dividendo alguno si no hubieran utilizado esas fianzas para acometer inversiones necesarias para el normal desarrollo de la actividad de Sogecable.
Curiosamente, la Ley de Televisión Privada no dice nada del establecimiento de una proporción mínima entre recursos propios y ajenos, en contra de lo que asegura el apartado 1 de la propia Memoria del año 95 de Sociedad de Televisión Canal Plus, como si la suya fuera una actividad bancaria. ¿Qué esconde, entonces, esa estratagema? Seguramente presentar ante el accionista francés o cualquier potencial accionista extranjero futuro un ratio de cobertura de recursos propios/ajenos más favorable (1,72) del que se hubiera derivado de haber incluido en el pasivo de Canal Plus las fianzas de los abonados desviadas a Sogecable (0,50). Esa acotación al ratio de cobertura aparece en las memorias de los años 94 y 95, aunque en el primero de dichos años se alude a ello como exigencia de la legislación española (falso), mientras en el 95 se cambia por la Ley de Televisión Privada. Y todo ello ante el silencio de los auditores, los inevitables Arturos, que algo más cercano a la verdad deberían haber dicho (tanto en lo que concierne a la utilización de los depósitos, como en el asunto del IVA) en la deplorable carta exigida manu militari por Sogecable (cuando don Polancone toca a rebato, sus fieles adoptan la posición de firmes) y anunciada urbi et orbi por los mismos. En definitiva, estamos ante la estrategia expresa de dividir un mismo negocio en dos sociedades, para ofrecer en un lado la cara buena del mismo, y en otro la mala. ¿Por qué pierde Sogecable? Porque le endosan ese pasivo multimillonario y porque la facturación interna que hace de sus servicios a Canal Plus es insuficiente. ¿Por qué gana Canal Plus? Porque se dedica a facturar externamente a sus abonados, en un lo coge o lo deja propiciado por su posición de monopolio. La situación se tapó aparentemente el 2 de enero del 96, fecha en que Canal Plus adquirió el 100% de Sogecable. Al día siguiente, 3 de enero del 96, la junta general de esta sociedad acordó su disolución, con cesión global de sus activos y pasivos a Canal Plus que, ¡oh maravilla!, pasó a llamarse de nuevo Sogecable, seguramente para terminar de volver loco al personal. Y es que tenemos que rendirnos a la evidencia: nos encontramos ante verdaderos maestros de la ingeniería financiera, hasta el punto de que más de uno podría preguntarse ahora si Jesús Polanco se graduó en la Facultad de Mario Conde o fue Conde quien se graduó en la de Polanco. Eso por no hablar del mordisco a la cartera que las iniciativas del Gobierno le han supuesto ya a Prisa y a los poderosos socios de Canal Plus, los 10.000 millones pagados en descodificadores a Phillips y Sony, los 12.000 abonados o comprometidos con Antonio Asensio/Antena3, y los 8.000 -que pueden ser más, porque sólo Lendoiro se ha dedicado a fichar brasileños como quien colecciona mariposas- desembolsados a los clubes de fútbol. En total, y a ojo de buen cubero, unos 30.000 del ala que no están nada mal, y ello sin hacer mención a los descodificadores que el incierto futuro del Plus puede dejar marchitos. Sólo falta que un juez le obligue a buscar la aguja en el pajar de los 23.000 millones de las fianzas de los abonados y a depositarlos en lugar seguro. A esta situación aludía implícitamente un banquero que hace apenas 48 horas aconsejaba de esta guisa a un amigo: Si tienes acciones de Canal Plus, véndelas, porque Polanco no puede ganar este pulso a la democracia española. Y es que, tiene razón el ilustre cántabro, hay años en que resultaría más rentable no levantarse de la cama.