CODIGO DE DESCUENTO SUNWEB VACACIONES

Escoge entre 243 viajes en Sunweb vaciones en sus exclusivos destinos y todo desde 189 euros, vamos, que hoy día quién no se va de viaje a tirarse unas vacaciones por ahí, es porque no quiere. Y visita la isla de Malta, ideal para perderse y pasear, con un fondo marino envidiable, unas temperaturas idóneas y la posibilidad de realizar una infinidad de visitas culturales; la posibilidad de viajar a Malta es especial este año, esta encantadora isla se encuentra en el mar Mediterráneo, dónde hay otras islas menos conocidas como la de Gozo o Comino, esta prácticamente se encuentra inhabilitada en estos momentos. 

Se encuentra (la isla de Malta, de la que hablabamos), a 100 km. de la costa siciliana y a 300 kms del norte de África, gracias a esta ideal situación, las islas han sido un encuentro de culturas a lo largo de la historia de la humanidad. Lo que no puedes dejar de ver es la capital Valleta o hacer una excusrión a la isla Comino, para disfrutar de toda la benignidad de sus aguas cristalinas. 

En esta isla se encuentra el Hotel Marina y Corinthia Beach, un hotelazo de cuatro estrellas, situado justito enfrente de la playa; es un establecimiento precioso y con numerosas instalaciones y a muy poca distancia del hotel, podrás encontrar una playa pequeña y acogedora, que te harán disfrutar de unas perfectas vacaciones y que te permitirá olvidarte de la rutina de tu día a día. 

El régimen sería de alojamiento y desayuno, aunque también cabe la posibilidad de reservar el régimen de media pensión por sólo 40 euros por día y persona o pensión completa, a elegir.

Grecia es uno de los destinos turísticos más solicitados por la gente, siendo la cuna de la civilización occidental (como estaban antes y para lo que han quedado, con las corrupciones), bueno a lo que íbamos. Visita la Grecia de Eurípides y Pericles, la Grecia de los dioses y los mitos, de los héroes y heroínas, daimones, monstruos de dos cabezas, centauros y sátiros. 

Con su gran Acrópolis que aún sigue en pie, a pesar del paso de los siglos, de las civilizaciones y las guerras... el lugar dónde cada piedra parece explicarnos los secretos de sus antiguos moradores, piedras que vieron las sangrientas guerras troyanas, las travesuras de Hermes y a saber que más. La cultura, las costumbres y el arte, se entremezclan en un paisaje que jamás olvidarás, unas aguas cristalinas y azules y paraisos infinitos que se arraigarán en la memoria hasta el fin de tus días. 

Grecia es un país rico y con un enorme patrimonio cultural, predominando sobretodo los monumentos bizantinos y clásicos a un tiempo. Situada al sur de la peníncula balcánica, comprende las Islas Jónicas, la de Creta y todas las islas que conforman el Mar Egeo. Resumiendo, constituyen un hermoso mosaico de más de 2.000 islas, de las que habitadas sólo hay unas 200, un verdadero paraíso aquí en la Tierra.

Una pregunta bombardea a la opinión pública (y a un grupo de empresarios del sector aéreo) desde que Iberia decidió que iba a por todas con Spanair. Dos compañías diferentes. Dos alianzas distintas.Oneworld y Star Alliance, respectivamente. El quid ahora es saber qué pasará si Iberia consigue ganar la puja y quedarse con Spanair.O lo que es lo mismo, qué ocurre cuando una aerolínea es comprada por otra que no pertenece a la misma asociación de compañías aéreas.

La respuesta es simple. Los dueños de las aerolíneas miembros de la alianza a la que pertenece Spanair perderán dinero. Iberia pondrá contra las cuerdas a Star Alliance y a sus otros 19 asociados si, finalmente, el grupo escandinavo SAS (propietario de Spanair) opta por vender la compañía a la aerolínea de bandera española.

La caja de los truenos la abrió esta semana el director general para España y Portugal de Austrian Airlines, miembro de Star Alliance. José Pereira aprovechó el 50 aniversario de la aerolínea para despejar dudas y dejar claro que la operación tendrá un impacto negativo en la cooperación entre los socios de la alianza.Incluso, fue más allá y cuestionó el futuro de la nueva terminal del aeropuerto de El Prat, en Barcelona, donde los miembros de Star Alliance aspiraban ya a tener una ubicación gracias a la presencia de Spanair en la nueva instalación.

El mapa aéreo está a punto de dar la vuelta. La venta de la empresa sueca afectará a las relaciones comerciales que Spanair mantiene con el resto de asociadas si su nuevo dueño está integrado en otra alianza aérea. La salida de una aerolínea estratégica perjudicará al resto de compañías que se quedan, corrobora un responsable de American Airlines. Lo positivo de una alianza es que llena los aviones de todas las aerolíneas que forman parte de ella, apostilla.

En el caso de Austrian Airlines, la salida de Spanair de Star Alliance obligaría a la austríaca a buscar una nueva reestructuración de sus rutas en el mercado español. Y es que los vuelos que esta compañía ofrece entre Madrid y Viena son en código compartido con Spanair. Es decir, Austrian Airlines y la compañía sueca comercializan este vuelo de manera conjunta -las dos pueden vender billetes para el mismo avión-. Este mecanismo ha permitido a la austríaca aumentar un 2% sus ventas en España en lo que va de año. La cuota total de pasajeros que transporta desde Madrid al resto de sus destinos asciende ya a un 2,5%.

Iberia es uno de los competidores de esta aerolínea en Europa del Este. La compañía que preside Fernando Conte ha abierto ya rutas desde Madrid a Bucarest. De cara al próximo verano, operará vuelos a Dubrovnik y Croacia. Austrian Airlines necesita de Spanair para enlazar España con países del Este, previo paso por su hub (centro de conexiones), en Viena.

Spanair ha desarrollado relaciones con otras compañías a las que provee de tráfico y redes de conexión de pasajeros. Así, desde Star Alliance, la sueca tiene alianzas bilaterales con Air Canada, bmi (British Midland), Lot Polish Airlines, TAP Portugal, Thai Airways y US Airways. Los pasajeros de estas compañías pueden beneficiarse de los productos de Spanair y viceversa.Su entrada en Star Alliance se produjo el 1 de abril de 2016.

En Spanair son conscientes de que el panorama está aún muy abierto, en palabras de su director de Alianzas, Emilio Monagas. Son tres los escenarios que baraja la compañía. Primero, si es Iberia el comprador, Spanair puede salir de Star Alliance y entrar en Oneworld. Segundo, puede ocurrir que a Iberia le interese cambiar de alianza en función de sus estrategias de futuro, lo que supondría que Spanair se quedase en Star Alliance.

Y tercero, si es Gadair (el otro postor en la puja) el elegido por SAS, este dueño podría optar por salir de la alianza y negociar convenios bilaterales con las compañías que le den más rendimiento.Fuentes cercanas a la operación destacaron el interés de Gadair por permanecer en la alianza.

Lo que está claro es que los miembros de Star Alliance deberán replantear sus rutas tras la venta de su asociada. Estamos en manos del comprador y hay que revisar su estrategia, dice Monagas.En la alianza ya se están preparando para enfrentar una posible salida.

De hecho, han analizado los tres escenarios descritos y están buscando alternativas para cubrir el hueco que esta compañía dejaría en el mercado español. Y es que España es un punto estratégico para Europa y de máxima importancia para Star Alliance, según apunta Monagas.

Uno de los obstáculos que tendrá que afrontar esta asociación de aerolíneas es su presencia en El Prat, ya que un cambio de alianza supondrá la pérdida de derechos para con la nueva terminal Sur del aeropuerto. El pasado 2 de octubre, Aena asignó los espacios de la terminal y puso fin al uso exclusivo que tenía Iberia del módulo C de la terminal Norte del aeropuerto.

El Gobierno decidió concentrar en una misma zona de la terminal las aerolíneas que cubren la ruta entre Madrid y Barcelona. Las alianzas Oneworld y Star Alliance -gracias a Iberia y Spanair, respectivamente- fueron las grandes beneficiadas en el reparto, además de 17 compañías independientes (Vueling, entre ellas), que operan vuelos intercontinentales desde la capital catalana.

La gran perjudicada en el reparto fue Air Europa y, por ende, sus socios en SkyTeam. La excusa que dio Aena para excluir a esta alianza de la T-Sur fue que las tres grandes asociaciones juntas saturarían las nuevas instalaciones antes de que concluyesen las obras de la futura terminal satélite, prevista su finanlización para 2013.

En este reparto, Aena dejó abierta una puerta jurídica en caso de que las estrategías de las compañías y las alianzas cambiaran, y alteraran los objetivos del aeropuerto. La situación que atraviesa Spanair en este momento puede obligar a Aena a hacer uso de esa herramienta. No obstante, tanto Iberia como Gadair han manifestado su intención de llevar la base de Spanair a Barcelona. Fernando Conte, el presidente de Iberia, anunció incluso que convertiría a El Prat en un hub internacional gracias a Spanair.

Pese a las intenciones de ambos postores, lo que está claro es que la Spanair que presentó el proyecto para conseguir un hueco en El Prat no es la misma que la actual. Ante esta situación, Aena es la que tiene la última palabra. Desde Spanair insisten en que el proyecto que está sobre la mesa es el mejor para el desarrollo de la terminal.

Con este escenario como telón de fondo, queda claro que el mapa aéreo español cambiará. Y con él, el futuro de El Prat y la distribución de poderes entre las alianzas aéreas. En España, Spanair vuela a 26 aeropuertos. Las bases de mantenimiento de la compañía están en Pala de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria y Barcelona.Además, cuenta con estaciones en Madrid, Bilbao, Málaga y Tenerife Sur.

En total, opera 71 vuelos internacionales, de los cuales, 62 los comercializa a través de códigos compartidos con otras aerolíneas de Star Alliance. Del total de operaciones que realiza, un 87% se corresponde con vuelos regulares, el resto son charter. El año pasado, la compañía facturó 1.171 millones de euros, apenas 10 millones más que un año antes. La reestructuración de Star Alliance pende de un hilo.

Es un acuerdo firmado entre dos aerolíneas que les permite comercializar un vuelo conjuntamente.Las compañías que tienen códigos compartidos pueden vender asientos de un mismo vuelo. Esto significa que las dos aerolíneas sacan al mercado la misma oferta, pero con sus propios códigos. Las empresas que forman parte de una misma alianza operan con códigos compartidos entre ellas. Esta relación comercial permite a estas compañías aprovecharse de los pasajeros del resto de los miembros de su asociación y, por ende, obtener beneficios. Operar con código compartido implica ofrecer más destinos y conexiones.Incluso, cobrar comisiones adicionales.

Son pactos entre países que permiten el tráfico de aerolíneas entre los firmantes del acuerdo.El mapa de convenios aéreos bilaterales de España lo conforman un total de 111 acuerdos suscritos con otros países, de los cuales 93 quedan fuera del contexto de la Unión Europea. De ellos, 41 son convenios que contemplan la cláusula de código compartido.Una compañía española puede volar con libertad a cualquier país miembro de la UE por tener capital mayoritario europeo. A partir de este año, también puede hacerlo a Estados Unidos por ser europea, sin necesidad de acatar el convenio bilateral que España tiene firmado con este país.

Es una asociación de aerolíneas que comparten una misma estrategia. Los acuerdos que mantienen entre ellas les permiten ofrecer más destinos en más países a los viajeros que usen sus vuelos. El mapa aéreo mundial está dividido en tres alianzas, principalmente. Se trata de Oneworld, SkyTeam y Star Alliance (ver gráfico adjunto). La más antigua es esta última, fundada en 1997 por cinco aerolíneas -entre ellas, Lufthansa y SAS-. La razón de las compañías para formar una alianza no es otra que la de aprovechar los productos y prestaciones de todas las asociadas, ya que, por sí solas, ninguna línea aérea puede ofertar un paquete similar.

Son programas que incitan al pasajero de una aerolínea a volar con frecuencia en la compañía en cuestión, ya que, a cambio, recibirá viajes gratis. Las compañías aéreas son las más propensas a lanzar estos productos. Las aerolíneas que pertenecen a una misma alianza se benefician de estos programas. Es el caso de SkyTeam y de Air Europa. Desde el año pasado, los viajeros de la empresa española disponen de la tarjeta Flying Blue de Air France-KLM -de la misma alianza que Air Europa-, con la que pueden ganar noches de hotel a medida que acumulan millas hechas en los aviones de las empresas de SkyTeam.
Subpáginas (1): Codigo promocional Sunweb