1- Problemática Adolescente

PROBLEMAS ADOLESCENTES- CONTEXTOS Y FACTORES

Conflictos familiares

De los contextos sociales que influyen sobre el adolescente, la familia es el elemento fundamental, el medio social del que emergió el mismo, el espacio vital en el que se configuran su subjetividad.

En otras palabras, frente a los cambios que ocurren en el ambiente social de los que participa el individuo es más susceptible a las modificaciones que se operan en la familia y a su vez, por lo general ésta afecta al grupo (familia) al que pertenecen.

Este enfoque implica sólo en la relación causa- efecto, sin considerar los múltiples condicionantes que aplican la aparición de un comportamiento desajustado.

En consecuencia con lo anterior, el extender la atención hacia las personas significativas para el adolescente significa que si se producen transformaciones en el grupo y no sólo en el individuo aislado, los respectivos cambios tienden a mantenerse, porque no es el sujeto que esta aprendiendo otra manera de actuar, de comunicarse, de analizar y que sus cambios entran en contradicción con las pautas familiares, sino que es la familia quien se somete al cambio y crece como grupo.

Por otra parte, condiciones intrafamiliares representan factores de riesgo y la aparición de problemas en los adolescentes:

  1. incomprensión de los padres de los cambios del adolescente.
  2. ·crisis de autoridad de los padres.
  3. ·carencias emocionales o inapropiadas formas de expresión afectivas.
  4. ·inadecuada disponibilidad del tiempo libre.
  5. ·dependencia económica del adolescente.
  6. ·conductas: violentas, rebeldes, depresivas, delictivas, apáticas, autodestructivas, entre otras.
  7. ·uso de medios compensativos incorporándose a instituciones, adhiriéndose a ideologías o grupos particulares o vestimentas y apariencias extravagantes.
  8. ·recursos para evadir la realidad como drogas o ritos.

 

Adelantamiento de determinados comportamientos y experiencias

La precocidad en muchas experiencias es un hecho destacable de la sociedad actual. Al tiempo que la maduración biológica, la racional y social se dan con anterioridad en el tiempo, aumenta la incongruencia ya que los procesos de emancipación concluyen tardíamente.

De hecho la edad de introducción de ciertas conductas no paran de adelantarse cada año, los estudios sociológicos nos indican que los adolescentes se introducen en edades más tempranas en el consumo de alcohol, tabaco y drogas, al igual que la edad de iniciación sexual, la libertad de decisiones sobre el uso del tiempo libre, y otros tipos de conductas que antes eran propias de la juventud o adultez.

Una posible causa del adelantamiento en diversas prácticas y hábitos sociales en los niños son los múltiples cambios que en los últimos tiempos ha experimentado la sociedad.

Es imposible definir al adolescente sin tener en cuanta el período de cambios físicos, psicológicos y de re- situación que esta implica sin concebir que el individuo forma parte de un contexto social determinado. Contexto que se ha ido volviendo más complejo en los últimos tiempos.

La complejidad viene unida a nuevos medios tecnológicos de comunicación, pero también en todos los ámbitos de la vida.

Por ello, es probable que a través de estos medios tecnológicos los niños de hoy en día sean mucho más precoces en diversos aspectos, ya que a través de su uso éstos acceden a territorios simbólicos propios de los adultos que le estaría vedado en otras épocas (Bernandez A), así ingresarían antes en la adolescencia.

 

Consumos de alcohol, tabaco y drogas

Nos casualidad que el inicio del consumo de drogas tenga lugar precisamente y en su mayor parte en esta etapa de la vida ya que se podría considerar un período de especial vulnerabilidad teniendo en cuenta diversas características.

El modelo de creencias de salud de Becker (1974) resalta la importancia de los déficits en los procesos de toma de decisiones la teoría del aprendizaje social de Bandura (1977) recalca la influencia negativa de los compañeros y adultos significativos que actúan como modelos significativos. Otros teóricos destacan la vulnerabilidad individual como pueden ser la carencia afectiva de las personas (Kaplan, 1980). A través del modelo social de desarrollo de Hawkins y Weis (1985) analiza la importancia del distanciamiento del adolescente de la familia y el entorno social.

Si se toma todo lo dicho en su conjunto se puede hablar de la existencia de diversos factores biopsicosociales que pueden incidir en un posible consumo de drogas en esta etapa, así como de factores protectores que disminuyen la posibilidad del abuso de los mismos.

Entre estos factores cabe destacar:

1.      Factores personales

-        Falta de crecimiento o información erróneas sobre la naturaleza de las drogas y sus repercusiones negativas a largo plazo.

-        Problemas personales.

-        Actitudes favorables al uso de sustancias.

2.      Factores sociales:

-        Disponibilidad y accesibilidad a las sustancias.

-        Aprobación social de las drogas legales.

-        Asociación de las drogas con el tiempo libre u ocio.

-        Publicidad.

3.      Factores microsociales:

-        Inadecuado estilo educativo.

-        Falta de comunicación.

-        Consumo familiar de sustancias.

-        Influencia del grupo de amistad

Es por esto, que no todos los adolescentes son propensos al consumo de sustancias, que son perjudiciales para su salud, ya que el entorno en donde desarrollan su vida es sano. Aunque igualmente cabe destacar el alarmante incremento del consumo, por los cambios que se están produciendo en las sociedades modernas y por la industrialización y el avance de la tecnología en los últimos años, conllevando a una mayor probabilidad posterior de padecimiento de enfermedades crónicas graves, en el caso del inicio temprano en este problema.

 

Iniciación en la práctica sexual

En cuanto a la sexualidaden la población adolescente, ésta lleva siendo objeto de preocupación y alarma de distintos agentes sociales debido a unos datos empíricos de cierto carácter alarmante, los cuales muestran un progresivo descenso en los últimos años de la edad de inicio en la práctica sexual, un aumento de embarazos en adolescentes y de las enfermedades de transmisión sexual.

La realidad de los comportamientos sexuales del adolescente puede resultar paradójica y contradictoria en relación con la información y formación que recibieron en la actualidad sobre sexualidad.

La aparición de la madurez sexual en los adolescentes significa tener la capacidad para la reproducción y relación sexual; aún así, una cosa es tener una nueva capacidad y otra cosa muy diferente es saber adoptar una actitud adecuada en relación con esta nueva posibilidad. No es fácil que una persona inmadura tenga conductas maduras en el plano de la sexualidad. Este paso entraña riesgos y problemas que se detectan en algunos con conductas frecuentes:

  1. Le cuesta mucho comprender el sentido y alcance que tienen las transformaciones físicas relacionadas con la maduración sexual.
  2. Le resulta difícil hacer compatible los nuevos impulsos y necesidades con las normas sociales y morales que rigen la vida.
  3. Se deja llevar por una excesiva curiosidad y una tentación por experimentar.

A las promociones adolescentes de hoy les llegan actualmente mensajes continuos desde el ámbito de la "cultura del sexo trivial o banal". El sexo se les presenta como algo independiente de la persona, del amor, de la libertad responsable. Es el mensaje de la "libertad sexual".

Esta creciente precocidad en la iniciación de las relaciones sexuales está teniendo efectos muy preocupantes para la población. Se está convirtiendo en un problema de salud pública con un costo sanitario muy elevado.

Actualmente se están proponiendo tres tipos de medidas para prevenir o corregir esta situación:

  1. Fomentar el retraso de la primera relación sexual, ya que se la considera un buen predicador de posteriores conductas de riesgo. Números estudios indican que los chicos y chicas adolescentes que inician las relaciones antes de los dieciséis años son los que luego suelen tener mayores problemas.
  2. Estimular conductas relacionadas con el "sexo seguro", uso de medidas anticonceptivas.
  3. Información y educación sexual.

Igualmente lo que podemos observar  es que no es suficiente con estos tres tipos de medidas al ver los resultados obtenidos últimamente.

Otro tema muy importante para abordar en torno a la sexualidad adolescente es cómo las deferencias del género influyen en las actitudes hacia la sexualidad. Tras la revisión de diversos estudios cualitativos una conclusión posible a destacar sería como aún existe una excesiva violencia contra las mujeres en el área de la sexualidad, pero al mismo tiempo éstas son las que han comenzado a liberarse más rápidamente en la actualidad, poniendo de manifiesto la continua transgresión de los límites básicos para una sociedad sana.

 

Carencia afectiva

La mayoría de las dificultades de adaptación del adolescente carente de afecto materno provienen de una alteración de la capacidad para establecer un intercambio afectivo normal con otros seres humanos y, por consiguiente, de interrelacionarse.

En ellos es característico que los adolescentes presenten la necesidad de mantener contactos afectivos y se conviertan en dependientes, y por otro lado, revelen un miedo enorme de verse nuevamente frustrados. Siendo así que procuran afecto y cariño, pero también agreden y hostilizan a los demás.

La carencia prolongada de los cuidados y del amor materno, así como la ausencia de una figura materna permanente, provoca perturbaciones más graves que pueden llegar a transformarse en neurosis obsesivas o de angustia y reducen la capacidad de adaptación al ambiente.

 

El suicidio de los adolescentes

Otra conducta autodestructiva en esta etapa de vida es el suicidio. La frecuencia de estos y de los intentos suicidas en las personas que atraviesan el período indican la importancia de este problema y la necesidad de un enfoque psicosocial.

En torno a este tema existen ciertos mitos:

  1. Quien amenaza con suicidarse no lo hace: la experiencia demuestra lo contrario. Las amenazas son peticiones desesperadas de ayuda. Aproximadamente las tres cuartas partes de los suicidas había expresado su intención antes de realizarlo. La finalidad es obtener ayuda, crear inquietud y alarma y manipular a otras personas acorde a sus deseos.
  2. Los suicidios se efectúan sin advertencia previa: este aspecto también es errado, ya que al indagar con adolescentes que han tenido intento suicida, generalmente han notificado a alguien su intención de autoagresión de manera directa o indirecta.

La diferencia entre los sexos en esta situación es extremadamente notoria. Los adolescentes del sexo masculino cometen más suicidios que las mujeres, aunque estas superan a aquellos en intentos. El sexo masculino prefiere los métodos activos, como dispararse un tiro o ahorcarse, mientras que el sexo femenino se inclina por los métodos pasivos como las pastillas o el veneno.

Entre los factores precipitantes se pueden enumerar:

  1. La ruptura o el rechazo amoroso.
  2. Fracaso escolar
  3. Ser sorprendido en un acto delictivo.
  4. Discusiones con los padres o un clima de tensión familiar.
  5. Embarazo.
  6. Inestabilidad emocional.

Al discutir las causas de dichas conductas encontramos:

  1. Crisis de identidad; pérdida del sentido de sí mismo y de perspectiva futura.
  2. Conflicto afectivo.
  3. Crisis de valores.
  4. Conflictos sexuales.

Es necesario distinguir entre la causa final que desencadena el acto suicida y los factores que pueden haber contribuido en él.

Indicadores de la presencia de una situación potencial son:

  1. Existencia de un cuadro depresivo de perturbaciones respecto al sueño, a la alimentación y declive de los resultados escolares
  2. El aislamiento y la separación gradual del grupo.
  3. Interrupción de la comunicación con los padres o con las personas importantes en la vida del adolescente.
  4. Intentos suicidas anteriores implicación en adolescentes.

Estas son señales de advertencia para los padres, profesores, familiares o amigos que brindan la posibilidad de detener y evitar la tragedia.

Pero no necesariamente este fenómeno se presenta en todos los adolescentes, tan sólo en una situación extrema de mucha desesperación y falta de salida por un problema grave, se comienza a gestar el deseo de suicidio.

 

Fracaso escolar

El contexto de fracaso escolar varía de acuerdo con las diferencias individuales, las expectativas de los padres y maestros y la filosofía y metas del sistema educativo.

La noción de fracaso está referida a dificultades de la escolaridad en diversos aspectos variables en cada adolescente que debe ser analizado y valorizados objetivamente.

Hablamos de este cuando la edad cronológica es mayor que la edad escolar. En estos casos prevalecen los adolescentes varones.

Causas del fracaso son:

  1. No considerar las diferencias individuales: El proceso de enseñanza se ha estandarizado de tal forma que no se toman en cuenta las diferentes capacidades y potencialidades llevando a un adolescente fracasado.
  2. Dificultades en la lecto- escritura. El aprendizaje y el dominio de una habilidad no se adquieren al mismo ritmo y velocidad en todos los lectores por igual.
  3. Factores socio- cultural:
    • El poderío de los medios de comunicación masivos desestimula la práctica de la lectura. De este modo, el lector lento se desmotiva y leerá menos, le será difícil cumplir con los trabajos escolares y puede fracasar. éste experimentará minusvalía con respecto a su grupo y progresará menos, es un gran círculo vicioso, esto:
    • Conduce a conductas agresivas, hostiles o de aislamiento o depresión.
    • Dificultades en la concentración.
    • Dificultades en la comunicación alumno- profesor.
  4. Factores pedagógicos:
    • El principal causante en este ámbito es el de no poseer los conocimientos previos del grado, provocando la apatía, el rechazo o la indiferencia ante el aprendizaje. Esta vivencia de las dificultades para aprender conducen a tomar como decisión el abandono del colegio, el cual le genera angustia y depresión.

Por lo general es frecuente el pensamiento de que la mayoría de los adolescentes presentan graves problemas de enseñanza, pero retomando las encuestas anteriormente realizadas se ha comprobado que esta es una realidad que debe ser analizada de forma individualizada, ya que cuando se convive en realidades adecuadas para el adolescente esta clase de problemas no se presentan.

 

CONCLUSIÓN

El análisis y conocimiento del período adolescente es difícil porque es la edad cerrada y secreta que evade las preguntas y proporciona respuestas poco dignas de crédito y asimismo es una etapa cambiante.

En ella aparecen los primeros problemas sociales. Por el hecho de dirigirse frontalmente con la realidad el adolescente capta aspectos injustos de ésta, y al establecer una comparación entre lo posible y lo real se da cuenta de las diferencias y le resulta difícil aceptar la situación dada. Es aquí donde reside el inicio de muchos sentimientos de inconformidad.

Por lo general, atraviesa períodos de desconcierto durante los cuales se sien te mas o menos angustiado por no encontrar solución ni dentro de si, ni en el seno de la sociedad.

Pero las dificultades en el comportamiento y los problemas en si no son aspectos colectivos de los adolescentes, sino situaciones particulares de cada individuo que convive en un contexto inapropiado o de poca comunicación, en donde la indisciplina, y la desobediencia, la agresividad, el aislamiento, la timidez, la violencia, la mentira, el hurto y la preocupación sexual son frecuentes.

Es por ello que aunque se ha confirmado que los adolescentes se cuestionan, y cuestionan todo a su alrededor tratando de construir una nueva identidad y en ellos en ese momento predomina la inestabilidad, tanto emocional, de carácter, de sentimientos y de conducta como de estados de ánimo, cuando el desarrollo del niño se produce en un contexto adecuado, en una familia armónica y en una sociedad que lo acepta, lo apoya en sus progresos o en situaciones difíciles, el adolescente se adapta al crecimiento sin dificultades.

Bibliografía:

http://www.monografias.com/trabajos65/adolescente-problema/adolescente-problema2.shtml#xprobadcontfact

Autor: Lugo, A. Guadalupe y Ríos, A. Norali

Profesora: Casco, Claudia Andrea

Curso y división: 2 año II (2008)

Comments