5.5.- Movimientos de ladera

Se pueden definirse como movimientos gravitacionales de masas de suelos y/o rocas que afectan a las laderas naturales. Son los procesos erosivos más extendidos, provocando la destrucción de vertientes en cualquier región climática y afectando a todo tipo de materiales y morfología. 



Los procesos gravitacionales son especialmente importantes en lugares con relieves fuertes (pendientes superiores al 15%) 
Además de las causas naturales, las actividades humanas pueden provocar movimientos de ladera. Las grandes excavaciones y obras lineales, las voladuras y las construcciones de embalses, pueden dar lugar al desarrollo de inestabilidades con resultados desastrosos y cuantiosas pérdidas económicas.
Los movimientos de ladera, por su gran extensión y frecuencia, constituyen un riesgo geológico importante, afectando a edificaciones, vías de comunicación, conducciones de abastecimiento, cauces y embalses, etc. y, ocasionalmente, a poblaciones





Tipos frecuentes de procesos gravitacionales: 

Deslizamientos. Movimientos a favor de una superficie de fractura.
Deslizamientos rotacionales (slump). Cuando la superficie de deslizamiento es un plano curvo. Suelen darse en materiales poco cohesivos y laderas escarpadas.  
Deslizamientos traslacionales. Cuando la superficie de fractura tiene menor o igual pendiente que el terreno

Desprendimientos. Caída de bloques de rocas desde los escarpes. Puede deberse a: la socavación del escarpe, presencia de fracturas y/o planos de estratificación que individualizan bloques de roca.








Flujos. Movimientos de materiales sueltos que se comportan como fluido cuando se mezclan con agua (los materiales arcillosos son los más comunes). Solifluxión. Estos flujos pueden producirse con pendientes mínimas.

 
Avalanchas. Movimientos rápidos de materiales mal clasificados (hay materiales de todos los tamaños mezclados) y sueltos. Pueden alcanzar grandes velocidades. 

Factores que favorecen los movimientos de ladera.
  • Fuerte pendiente.
  • Presencia de agua. El agua hace que los materiales cambien su comportamiento.
  • Ausencia de vegetación. La vegetación absorbe parte del agua de lluvia, evita la escorrentía vegetal, sujeción del terreno.
  • Alternancia de estratos de diferente permeabilidad.
  • Presencia de materiales alterados.
  • Estratificación paralela a la pendiente.
  • Presencia de fracturas, diaclasas o fallas.
Riesgos.
  • Directos:  sobre las poblaciones  o infraestructuras situadas al pie de la ladera o en la cabecera.
  • Indirectos. Rotura o desbordamiento de presas. Inundación por represamiento de un cauce.
Prevención.
  • Evitar asentamientos en zonas de riesgo.
  • Medias correctoras. como modificar la pendiente del terreno, construcción de drenajes para evacuar el agua del terreno.
  • Revegetación de taludes para disminuir la escorrentía superficial y sujetar el terreno.
  • Formación de estructuras de contención, como muros y mallas metálicas.


Actividades:
Observa la fotografía de la derecha y contesta a las siguientes preguntas:
1.- ¿Qué fenómeno se ha producido en el talud de la carretera?
2.- ¿Que medidas de prevención se han tomado?
3.- ¿Qué otras medidas se deberían haber adoptado?

Comments