Vega Sicilia en Hotel Castillo de Monda
 

ANOCHECER ENTRE LEYENDAS

"Vega Sicilia y Hotel Castillo de Monda

 

 

Por Antonio Jesús Reina (AkatÁ)

Un alojamiento de lujo en un enclave de fábula, Hotel Castillo de Monda nos enseña el señorío de una Leyenda -Vega Sicilia-, al nacimiento de un Grande -Finca Los Frutales-, porqué Joan Sardá es más que un cava, Blecua poderoso y concentrado y Navarra a lo grande de mano de García Burgos.

 


Vega Sicilia se arropa bajo el majestuoso Hotel Castillo de Monda, entre mar y montaña se alza en lo más alto de Monda –su castillo- un lugar de historias escondidas, torreones, pasadizos, un lugar de leyenda que actualmente tenemos el honor de poder disfrutar como Hotel. Un alojamiento de lujo en un enclave de fábula, que es recompensado por un interior muy cuidado que nos adentran a siglos pasados, con las comodidades de lujo actuales, unas habitaciones que recrean historias, un servicio donde prima la amabilidad, profesionalidad y el buen hacer. Un hotel que tendrá una proyectada trayectoria de la mano de su dueño Jose Mª García y su Director de Eventos Mauricio Herrera -todo hospitalidad, servicio, entrega y amor por un trabajo en el cual creen desde que han comenzado esta nueva etapa-.

 

Un paraje como el descrito se merece un Restaurante peculiar, alejado de engrosar las listas de restaurantes correctos pero falta de personalidad, un lugar que nos permita disfrutar y fundirnos en perfecto equilibrio con el sosiego que respira el Castillo. Pues esta descripción ha sido la encontrada en la 6º Planta y a la altura de los torreones. Un restaurante en una ubicación magistral donde se respira paz, sosiego y tranquilidad, como diría Jancis Robinson –Peacefull and Quiet-. Una cocina que su autor Juan de Guzmán ha impregnado de personalidad con toques muy originales, donde nos demostró su maestría con un bacalao de altísimo nivel, un solomillo en su perfecto estado donde sus jugos entre mezclados con un acompañamiento de salsa al vino realzaba el plato hasta límites casi insospechados, así como un postre ¡que delicia! donde demostró su destreza en tres texturas diferentes, un auténtico regalo para el paladar.

 

Este marco fue el elegido para la cata de vinos de las diferentes Bodegas de toda una leyenda como Vega Sicilia, con presencia en Ribera, en Toro y en la fría y húmeda Hungría. También tuvimos el enorme privilegio de descubrir una bodega de gran proyección, un espléndido y gran vino y una mejor –aún si cabe- persona en el nombre de su enólogo Pablo Ortigueira Sánchez y su enorme vino Finca Los Frutales. A estos acontecimientos se unió unos cavas de Joan Sardá que nos descubrieron el corte moderno de esta Denominación de Origen con dos resultados que hicieron la delicias en un perfecto maridaje.

Todo culminó con la cata de Blecua 2002 un vino aún por desarrollar su pletórico potencial en un sumun equilibrio de aromas y sabores. Así como otra sorpresa, un tinto que demostró el buen hacer de una bodega imparable, que está cosechando elogios, premios y altas puntuaciones por la crítica nacional e internacional –y nosotros no podíamos ser menos- y no es menos puesto que su Vendimia Selecciona 2004 de García Burgos es digno de mención.


La Bodega

 

NACIMIENTO DE UNA LEYENDA

 

La forja del Mito

Eloy Lecanda fundó, en 1864, la bodega que simboliza la leyenda dorada del vino tinto español. En toda su larga historia ha pertenecido a diversos propietarios, aunque ha mantenido siempre una personalidad indiscutible, elaborando vinos concentrados, maduros, generosos y extremadamente elegantes.

 

1915. Nacimiento de dos vinos excepcionales

El duro trabajo de Txomin Garramiola da su fruto en 1915, con el nacimiento de dos vinos excepcionales: Vega Sicilia y Valbuena. Se trata de unos caldos que siguen el modelo de lo que en aquella época se estilaba en La Rioja: envejecimientos prolongados en tinas y barricas de madera y embotellado según llega el pedido.

La distribución de estas primeras botellas comienza a realizarse entre la alta burguesía y la aristocracia, pero no como un objeto comercial. Los propietarios de la bodega ofrecen estos vinos como regalo a los buenos amigos de la familia. Así comienza a forjarse la leyenda del vino más exclusivo de España, puesto que no puede adquirirse con dinero, sino con amistad.

 

A continuación haremos un breve repaso por las distintas Bodegas pertenecientes al grupo Vega Sicilia de las cuales cataremos vinos.

 

 

BODEGAS Y VIÑEDOS PINTIA

Su vino es 100% tinta de Toro con una edad entre 25 y 45 años. Hizo la fermentación maloláctica en barrica, para pasar después 13 meses de crianza, el 70% en Nevers y el 30% en americano. Se embotelló en la primavera de 2004. La producción son 104.000 botellas bordelesas, 60 magnum y 16 doble magnum.

Como todos los proyectos de Vega Sicilia, la gestación de Pintia ha sido muy lenta; comenzó con experiencias de elaboración en 1997, continuó con el inicio de las obras de la bodega en 2000 (que aun no está terminada) y se cerró con la primera elaboración válida en 2001. La bodega está equipada con los medios más modernos y diseñada para trabajar en óptimas condiciones; cuenta con cámaras para enfriar la uva, tinos de madera para fermentación y con un parque de barricas que se renueva cada año.

La firma cuenta con un total de 96 Ha. de viñas, el 90 % de las cuales se halla en San Román de Hornija, que fue también el lugar elegido para la construcción de la bodega. Aproximadamente la mitad del viñedo estaba ya plantado con anterioridad a su compra y cuenta con edades entre 25 y 45 años; el resto, se ha ido plantando en los últimos 5 años. El 100 % de las viñas son de la variedad tinta de Toro

 

BODEGAS ALIÓN

 

Alión nació junto al Duero, en la estirpe de los Vega Sicilia, pero con vocación independiente y rompedora. De hecho, su filosofía y personalidad se define claramente desde el mismo momento de fundación de las bodegas.

 
Ya desde sus primeros pasos se empiezan a trazar los aromas y sabores de un vino libre, moderno, atractivo, con fuerza y exuberancia, con la expresión exclusiva de la variedad tinto fino, un concepto radicalmente distinto al de la tradición vegasiciliana. La uva tiene el carácter del Duero, la crianza se realiza exclusivamente en madera nueva francesa y recurre, además, a unas prácticas enológicas más modernas, por lo que el resultado es radicalmente diferente.


En definitiva, Alión es un vino excelente, adaptado al gusto internacional del fin de milenio; cortado por el patrón de una calidad que no entiende de fronteras,pero marcado siempre por el carácter y la personalidad de la región que le ve nacer.



La empresa elabora y comercializa un tipo de vino: el Alión Reserva Tinto.

Alión es un vino sólido, máxima expresión de la uva tinto fino madurada al sol y vinificada con inteligencia. El color es concentrado, oscuro, pero con el borde luminoso y seductor, propio de sus pocos años de juventud pero sazonado en la madera. El aroma se revela con una intensidad poco frecuente en los vinos de la Denominación Ribera del Duero. Aparecen los matices torrefactados de la uva y los tostados de maderas de lujo. Al paladar, los taninos dulcificados de la fruta negra concentrada se combinan con los taninos secos y cremosos del roble francés. Es sabroso, potente, carnoso, con un despliegue de matices verdaderamente sugestivo.

 

 

BODEGAS VEGA SICILIA

 

Vega Sicilia es indudablemente un vino único y uno de los grandes clásicos españoles. Su personalidad no sólo se deriva de la máxima calidad de la uva y del rigor de su manufactura, sino sobre todo del amor al detalle que ha sabido trasladar a sus vinos la familia Álvarez.

Desde una perspectiva universal, las peculiares características de Vega Sicilia lo definen como un vino muy español y, de hecho, es uno de los vinos del país que genera respeto con sólo citarlo. Los Vega Sicilia gozan de un cierto acento antiguo pero señorial, como los muebles de época; vinos de gran elegancia, finura, complejidad y con gran capacidad para mantenerse en botella durante mucho tiempo.

La empresa elabora y comercializa tres tipos de vinos: Valbuena 5º, Vega Sicilia Único, y Vega Sicilia Único Reserva Especial. Estos dos últimos se presentan al público, como mínimo, diez años después de ser vendimiados. El compromiso de esta bodega con sus clientes es tan grande que no se embotellan las añadas que no ofrecen la calidad deseada.

 

Característica: El tinto Valbuena tiene una crianza más corta que el Vega Sicilia Único. Se trata de un vino que procede de viñas algo más jóvenes y, en su composición, se encuentra mayoritariamente tempranillo y más Merlot que Cabernet Sauvignon. Tiene de su hermano mayor el color cereza granate con ribete anaranjado, la expresión etérea de su graduación alcohólica y el acento de su excelente evolución oxidativa, fruto de un roble bien curtido, rasgo característico de los tintos de la firma. De su propia personalidad destaca el recuerdo de sus variedades, con un matiz de fruto rojo maduro. En boca, tiene una estructura más magra que el Vega Sicilia Único pero con la complejidad de la asociación vinoso-afrutado.

Viníferas: Atendiendo a las diferentes variedades de uva que se utilizan en su composición, indicamos a continuación el porcentaje más aproximado con que cada una participa en esta cosecha: TINTO FINO: 85%. MERLOT Y MALBEC : 15%.

Historial: Permaneció durante tres meses en depósitos de madera de 20.000 litros de capacidad media. 14 meses en barricas nuevas (65% roble americano, 35% roble francés), 6 meses en barrica envinada y finalmente 3 meses en gran tino de madera antes de su embotellado, aproximadamente en junio de 2003.

Producción: 186.500 botellas bordelesas, 3.250 magnum y 150 doble-magnum.

CLIMA: Invierno: Frío con abundantes lluvias. Primavera: Templada, medianamente pluvioso. Verano: caluroso.

VENDIMIA: Gracias a una severa poda en verde, el 40%, se inició la vendimia el 14 de octubre sin problemas. Rendimiento 20 Hl./Ha.

 

BODEGA TOKAJI OREMUS

 

Los viñedos y las bodegas Tokaj Oremus están ubicados en Tolcsva, uno de los pueblos más famosos de la región de Tokaj-Hegyalja, en el nordeste de Hungría.

La región, integrada por veintiocho aldeas, rodeadas de huertas y viñedos, reúne unas características geográficas poco comunes, fruto de la conjunción armónica de clima y suelo. Unas condiciones especiales capaces de provocar la aparición de esa podredumbre noble que asegura una voz propia en la copa de los vinos de aszú.

 

Tokaj Oremus se enorgullece de tener 115 hectáreas de viñedos de ubicación tan hermosa como las fajas Mandulás, Kútpatka, viñedos de primera categoría, que siempre han pertenecido al patrimonio de familias de la nobleza, como las estirpes de los Rákóczi, Szirmay y Dessewffly. La vid, plantada al pie de los montes, en altitud que no supera los 200 metros sobre el nivel del mar, se siente segura protegida del viento del norte, a la par que por tal situación recibe un sol abundanteTodos estos factores se alían con el trabajo del viticultor y el del bodeguero, depositario de secretos que se transmiten de padres a hijos, para permitir el logro de vinos de la mejor calidad.

 

EL PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DE UN TOKAJ

Gran parte del valor de los vinos de Tokaj es haber preservado hasta el día de hoy una tradición y unos modos de elaborar que se encuentran más cerca de una sociedad artesana que de la bodega tecnificada del siglo XXI. Aguardar la llegada de la podredumbre noble, vendimiar grano a grano, esperar pacientemente los largos envejecimientos en madera, son trabajos que no se corresponden demasiado con los aires de modernización que azotan al sector vinícola.


En Tokaj, en cambio, todo sigue igual. De hecho, puede decirse que el proceso de elaboración, especialmente el de envejecimiento, permanece fundamentalmente igual desde 1600.

Probablemente, el Tokaj, al igual que otros vinos hermanos, haya sido fruto del azar o del descuido. Se cuenta que el primer vino elaborado con uvas afectadas de podredumbre debe su origen a una guerra que, en el siglo XVII, hizo retrasar la vendimia, lo que provocó que los viticultores de la región redescubriesen las ventajas de la cosecha tardía. Estas uvas, por efecto del contenido de humedad, resultado de las lluvias otoñales, y del clima soleado y con viento, se ven afectadas por un hongo parásito, en un proceso al que los expertos denominan podredumbre noble o botrytis cinerea. Este parásito penetra en la uva en el momento en que su piel es más delgada.

 
La baya de uva en podredumbre noble pierde su contenido en agua y el azúcar se concentra mejor que los ácidos de la baya. Al mismo tiempo, la botrytis crea un fantástico potencial aromático propios de la miel, de frutas exóticas, que recuerdan al tilo, la acacia, el albaricoque y el membrillo.

 

Los vinos de Tokaj se elaboran exclusivamente a partir de uvas blancas. Parece ser que en la región existieron variedades tintas hasta la epidemia de la filoxera en 1885, pero que posteriormente la zona se especializó en el cultivo de cepas blancas, entre las que se podían contar numerosas especies diferentes. Sin embargo, la filoxera, a su paso por Hungría, realizó su particular criba y sólo sobrevivieron las tres actualmente empleadas y, afortunadamente, las de mejor calidad: furmint (55% del viñedo), hárslevelü (45%) y muscat lunel (5%).

La furmint es el ingrediente principal del Tokaj. De racimos compactos y apretados, esta uva se caracteriza por su maduración tardía y elevada acidez. Soporta muy bien la sequía y es la más propensa a los ataques de la botrytis cinerea o podredumbre noble.

La segunda uva en importancia es la hárslevelü, de racimos menos compactos y cuyo papel en los Tokaj es aportar suavidad así como las notas especiadas características de estos vinos. Necesita más agua, es menos propensa a la podredumbre noble y tiene menores índices de acidez, pero, en contrapartida, exhibe un bouquet más fino que el de la furmint.

 

 Sentidos y análisis sensorial

 

La cata propuesta de inicio se amplió considerablemente añadiendo tintos de poder y Cavas, resultando una cata compleja.

Donde la representación de Vega Sicilia era mayoritaria con dos añadas de Pintia (2002, 2003), tres añadas de Alión (2000, 2001, 2002), una Valbuena 2000 y un Oremus Aszú 5 Puttonyos, así como una acompañamiento de lujo compuesto por un Blecua 2002 (regalo de Verema.com por ser nombrado como mejor trayectoria como Club de Vinos en la actualidad), Finca los Frutales 2005 (presentación de Lujo de la mano de su enólogo y creado Pablo Ortigueira), dos cavas de Joan Sardá (Agradecimientos a la Bodega, a Jordi Melendo y Antonio Pacheco), así como la botella nunca llegaba de García Burgos Vendimia Seleccionada 2004 (Cata Virtual de LaVidaGrata.com)

 

Pintia 2002                                                 81 PUNTOS

Bodega y Viñedos Pintia. D.O Toro

Variedades: Tinta de Toro.  Elaboración y Crianza:

Grado: 14% Vol.  Precio: 23 € Producción:se han producido 102.900 botellas bordelesas,565 Magnum Y 53 Doble Magnum, la catada es la numero 75.502

 

Visual amoratado intenso casi opaco, lágrima abundante y tinta.

Nariz elegante, con aromas a fruta negra que se integraban a la perfección con las notas de crianza (maderas finas, cacao, café, tostados suaves). La evolución, al menos en lo que respecta a esta botella, no me ha gustado nada, con una nariz en la que predominan los aromas de la crianza (torrefactos, café, cacao) destacando sobre una tímida fruta negra que no termina por despertar. Al agitar la copa, aparecen algunas notas a barniz o laca de uñas.

Boca se muestra ya con los taninos casi pulidos, destacando también en exceso esas notas tostadas que para mi gusto le restan agrado. Final persistente dominado por las notas de crianza.

 

AkatÁ destaca tendré que volver a probarlo, pero en principio me he llevado una decepción con la evolución de este Pintia 2002 (espero que se trate de esta botella en concreto) del que esperaba bastantes más después de haberlo probado hace dos meses.

Maridaje en Armonía: Carne de Caza

Consejo: Decantar al menos 1 hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2010.

 

Pintia 2003                                              79.5 PUNTOS

Bodegas y Viñedos Pintia. D.O Toro

Variedades: Tinta de Toro.  Elaboración y Crianza: Fermentación 100 % maloláctica. En barrica nueva (70% Nevers y 30% Americano) durante 13 meses y el resto en botella (hasta su venta en 2006). 

Grado: 14.5% Vol.  Precio:  23.5€

 

Visual amoratado intenso casi opaco, lágrima tinta.

Nariz de buena intensidad donde dominan una serie de aromas dulzones (dulce de membrillo, algarrobas) sobre la fruta negra madura y los aromas aportados por la crianza. Me resulta un poco empalagosa.

En boca de muestra potente, amplio y con nervio, ligeramente áspero y algo astringente con una buena acidez.

 

AkatÁ destaca Mucho mejor en boca que en nariz. Con esas notas tan maduras en nariz, no se si mejorará o no en botella…

Maridaje en Armonía: Carne de Caza

Consejo: Decantar al menos 1 hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2012

  

Verticalidad

 Las dos añadas catadas 2002 y 2003 muestran las diferencias de una añada la 2002 difícil afectando a la intensidad aromática, convirtiendo un vino de menor complejidad, con mayor evolución y menor tiempo de guarda. Resultando un 2003 intenso, potente, con unos taninos récios y lejos de civilizar que aconsejo un par de años para su disfrute. Vinos alejados inicialmente de la línea de la bodega padre –Vega Sicilia- de presentar tintos al mercado cuando están para degustar independientemente de su larga guarda y evolución posterior en botella. Estos pintias se muestran rudos, tánicos y cerrados.

  

Alión 2000                                                 86 PUNTOS

Bodega Bodegas Alión. D.O Ribera del Duero

Variedades: Tempranillo.  Elaboración y Crianza: Crianza de 14 meses en barrica de roble nueva y un año de botella  Grado: 14% Vol.  Precio:  30€ Producción:

 

Visual Cereza picota intenso con ribete violáceo, de capa alta, lágrima muy tintada y glicérico.

Nariz Es muy intenso, sobresaliendo la fruta roja en sazón, tornándose con la aireación en fruta negra madura, con recuerdos especiados, tostados, balsámicos y lácteos.

Boca Amplio, envolvente, carnoso, con cuerpo, leve amargor y astringencia muy agradables, excelente acidez, ensamblando a la perfección madera y fruta madura, taninos pulidos y equilibrados y retrogusto persistente,

 

AkatÁ destaca en resumidas cuentas un magnífico vino a degustar casi preferiblemente en la sobremesa y a solas, (para no perder detalle).    

Maridaje en Armonía: Solomillo Ibérico con salsa de Boletus Edulis.

Consejo: Decantar al menos 1 hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2010

 

 

Alión 2001                                                 81 PUNTOS

Bodega Bodegas Alión. D.O Ribera del Duero

Variedades: Tempranillo  Elaboración y Crianza: Crianza de 14 meses en barrica de roble nueva y un año de botella  Grado: 14% Vol.  Precio:  30 € Producción:

 

Visual Rojo picota de capa media alta, limpio y brillante

Nariz Frutos negros del bosque, moras, ciruelas sobre fondo de regaliz, especiado y recuerdos a vegetales

Boca Potente, excelente, buen recorrido, corpulento, sedoso, buena acidez, cierta astringencia, taninos vigorosos, con retronasal persistente levemente amargo, pero agradable. Un buen vino pero el 2000 es mucho mas estructurado, equilibrado y complejo.

 

AkatÁ destaca un tinto complejo, que se muestra cerrado en aromas y recio en boca, donde se presentan aristas por pulir, un tinto para degustarlo a partir de dos años.

Maridaje en Armonía: Conejo con Salsa India

Consejo: Decantar al menos 45’ hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2014

  

Alión 2002                                                  79 PUNTOS

Bodega Bodegas Alión. D.O Ribera del Duero

Variedades: Tempranillo  Elaboración y Crianza: Crianza de 14 meses en barrica de roble nueva y un año de botella Grado: 14% Vol.  Precio:  30 € Producción:

 

Visual cereza roja de buena capa con ribete morado

Nariz Se muestra muy cerrado, presenta aromas secundarios de fermentación (cuadra, huevos) que tapan la fruta, especiado, minerales, cuero y laca de uñas.

Boca Secante, salino, con paso potente pero sin definir, taninos por pulir. Estamos ante un vino que hoy por hoy no dice mucho, el tiempo y la botella dictarán sentencia.

 

AkatÁ destaca su potencia, aunque desmedida, tiene que pulir muchas aristas en botella y sobre todo el tiempo nos dirá si desaparecen esas notas secundarias –nada agradables-.

Maridaje en Armonía: Carnes condimentadas y especiadas, mejor la carne de caza.

Consejo: Decantar 1 hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2014

  

Verticalidad

De la vertical 00,01,02 el tinto más valorado por su redondez, expresividad, equilibrio y guarda. Un tinto maduro, complejo, un buenísimo exponente de Alión que no se ha conseguido en las dos añadas siguientes.

 

Valbuena  2000                                           87 PUNTOS

Bodega Vega Sicilia. D.O Ribera del Duero

Variedades: Tempranillo 80% y 20% Merlot/Malbec.  Elaboración y Crianza:5 meses en tino de 20000 L, después trasiego a barric nueva (60% roble americano, 40% francés) unos 16 meses. Luego 5 meses en barrica envinada, y un último trasiego de nuevo a los tinos de 20000 L. hasta su embotellado

Grado: 14% Vol.  Precio:  60 € Producción:

 

Visual picota intenso de capa media alta y ribete granate, con lágrima densa y tintada.

Nariz muy complejo y tardío en abrirse, con notas a fruta negra madura, tostados, torrefactos y chocolates, balsámico, saliendo posteriormente aromas a minerales y especias.

Boca es sedoso y carnoso, muy equilibrado y buena acidez, de taninos maduros, apreciándose agradables sabores a fruta negra y compotada, y retrogusto persistente.

 

AkatÁ destaca redondo y equilibrado un tinto para escuchar, aunque previsible.

Maridaje en Armonía: Solomillo Ibérico en salsa roriz.

Consejo: Decantar al menos 45’.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2014

 

Oremus Tokaji Aszú. 5 Puttonyos 1999    90 PUNTOS

Bodega Oremus (Vega Sicilia) D.O Tokaji

Variedades: Furmint, Harslevelu y Sargamuskótaly  Elaboración y Crianza: Dos años en barricas de roble Húngaro. Grado: 11.5% Vol.  Precio:  35€ Producción:

 

Visual amarillo pálido, intenso con reflejos miel.

Nariz muy complejo donde la fruta en compota –melocotones, albaricoques- aflora tomando un protagonismo entre notas dulces de miel, siempre envueltas de notas de champiñón que le aporta profundidad, con ligeros adornos frescos de frutas ácidas.

Boca denso, firme, fresco, con un ataque untuoso de paso con sensaciones a fruta madura muy bien compensadas con notas de fruta ácida y final largo “casi” sostenido con postgusto muy complejo.

 

AkatÁ destaca un vino de esencia, un vino pausado, el cual se merece toda nuestra atención en sus fases para deleitarnos con todas sus virtudes. Una gran cosecha para la botrytis cinerea, un cinco puttonyos simplemente espectacular.

Maridaje en Armonía: Festival de Setas

Consejo: Cuidar la temperatura.  Temp. de Servicio: 12ºC. Guarda: Hasta 2012

 

Blecua 2002                                                84 PUNTOS

Bodegas Blecua. D.O Somontano

Variedades: Cabernet Sauvignon principalmente con Merlot, Garnacha y Tempranillo.  Elaboración y Crianza: Fermentación por separado en cubas de roble francés (18000 l.) Con la maloláctica el vino va a barricas nuevas de roble francés Allier (4 tonelerías). Tras 12 meses se realiza el ensamblaje definitivo que va a barricas por otros 8 meses (Total: 12+8). Grado: 14% Vol.  Precio:  55€

 

Visual cardenalíceo muy intenso de buena capa.

Nariz tostados marcados, especiado y con aromas minerales, sobresaliendo por encima de todo un intenso olor a regaliz negro.

Boca es bastante duro (quizá aún por madurar) muy denso y complejo, con taninos fuertes, astringente pero no en demasía, teniendo protagonismo especial nuevamente el regaliz negro muy bien ensamblado

 

AkatÁ destaca su potencial y concentración

Maridaje en Armonía: Carne de Caza

Consejo: Decantar al menos 1 hora.  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2012

 

Finca los Frutales 2005                           87.5 PUNTOS

Bodega Joaquín Fernández.  Sierras de Málaga

Variedades: 58% Cabernet Sauvignon, 17% Syrah, 15% Merlot 10% Garnacha   Elaboración y Crianza: Merlot y syrah maloláctica en barrica, el resto en depósito. De 8 a 13 mese de crianza en barricas de roble. Grado: 14% Vol.  Precio:   Producción:

 

Visual Picota púrpura, límpido, muy intenso y oscuro de lágrima tintada.

Nariz atractiva y concentrado de aromas intensos y exquisitors a fruta que evoluciona hacia la madurez -zarzamora, grosellas, moras- con notas de albaricoque que le aportan frescor, muy bien acompañadas de un perfume floral -violetas- con adornos vegetales de botón de grosellero. La aireación le aporta notas de fermentación -bollería fina- y unos nobles aromas de crianza -vainillas, tostados medios, café de colombia, regaliz, torrefactos, para culminar con un fondo de chocolate y cacao exquisitos.

Boca de textura suave, rico de fresco paso de boca, amplio, con paso muy frutal de taninos maduro, final de ligerísimo amargos, largo con un postgusto persistente muy equilibrado con notas de crianza.

 

AkatÁ destaca La sorpresa del día, resultando un tinto enorme para tomar y con una buena evolución en botella, con unos aromas exquisitos en evolución constante, potente en aromas de boca, con carácter, estructura y muy equilibrado. Increible pero me aportó más que los Valbuena, Alión, Pintia tomados junto a esta bestia rondeña. Enorme trabajo de Pablo -su enólogo-.

Maridaje en Armonía: Embutidos Ibéricos, croquetas de jabalí.

Consejo: Evoluciona en copa de forma memorable..  Temp. de Servicio: 17ºC. Guarda: Hasta 2010

  

García Burgos Vendimia Seleccionada 2004    84.5 PUNTOS

D.O: Navarra Variedades: Cabernet Sauvignon (50%), Merlot (30%) y Tempranillo (20%)  Elaboración y Crianza: Crianza en barricas de roble francés Grado: 13.8% Vol.  Precio:  --€ P

 

Visual cereza picota con ribete violáceo denotando juventud, brillante y buen cuerpo.

Nariz aromas frutales de buena intensidad donde la fruta negra -mora, ciruelas- toma un protagonismo absoluto en sus inicios para dar paso tras la aireación a unos excelentes toques vegetales -pimiento v.- y de crianza en madera noble.

Boca se muestra fresco, rico, con estructura con buena acidez y esqueleto tánico con final medio y postgusto repleto de frutosidad con ligeras asperezas finales aún por pulir.

 

AkatÁ destaca un vino entero, "casi" redondo que nos permite disfrutar a partir de ya y que demuestra una buena evolución en botella, un vino con personalidad que demuestra lo bien que se pueden hacer las cosas en Navarra. Enhorabuena.

Maridaje en Armonía: Puré de Setas con liebre.

Consejo: Airear 30’.  Temp. de Servicio: 10ºC. Guarda: Hasta 2010

  

Cava Joan Sardá Gran Brut                        88 PUNTOS

Bodega Joan Sardá. D.O. Cava

Variedades: 40% Macebeo, 40% Parellada, 20% Xarel.lo  Elaboración y Crianza: Larga crianza en cava durante 36 meses. Grado: 11.5% Vol.  Precio:  Producción:

 

Visual espléndido amarillo pálido con irisaciones dorados, muy límpio y atractivo, con burbuja fina circular de buena persistencia y perfecta corona en la base

Nariz muy expresivo, aromático con notas ricas en fruta madura –ciruela blanca, melocotón- muy bien acompañados por fruta exótica –maracuyá, piña- que le aporta frescor. Las burbujitas desprenden delicados aromas de vainilla, pan brioche, mantequilla que le confieren tonos delicados y sensuales.

Boca seco, con vigor en su paso, muy bien equilibrado por la sensaciones lácteas de mantequilla que lo convierten en pura seda con un final largo y postgusto donde culmina con sensaciones de fruta fresca.

 

AkatÁ destaca un adjetivo –de autor- un cava con lo mejor del champagne y la esencia del cava con larga crianza, muy sensual y delicado en nariz con presencia fresca y profundidad en boca. Un lujo de presentación a un precio sorprendente. A destacar la presentación de lujo de la magnum en un estuche grandioso.

Maridaje en Armonía: Lubina, Sargo y Dorada Salvaje a la Sal.

Consejo: Mantener la Temperatura.  Temp. de Servicio: 12ºC. Guarda: Hasta 2010

 

 

 

Cava Joan Sardá Rosé                              85 PUNTOS

Bodega Joan Sardá. D.O. Cava

Variedades: 50% Monastrell y 50% Garnacha  Elaboración y Crianza: 36 meses crianza en cava Grado: 11.5% Vol.  Precio:   Producción:

 

Visual atractivo color frambuesa, brillante, con abundante burbuja, fina, concéntrica en su final y explosiva.

Nariz franco, muy frutal donde las notas de frutillos rojos silvestre –zarzamora, frambuesa- toman un protagonismo absoluto para culminar con notas golosas –caramelo de fresa-, un despliegue de frescura muy atractivo.

Boca se muestra fresco, goloso, con amplitud en recorrido muy buen conjuntado en acidez con las notas de frutillos rojos silvestres, final medio-largo con frescor aportado por unas burbujas que acompañan perfectamente en todo el recorrido, postgusto muy equilibrado con sensaciones golosas.

 

AkatÁ destaca un cava visualmente muy atractivo con unos aromas intensos de frutas golosas, siendo muy bien recibido por una frescura, acidez y dulce muy equilibrado en boca. Donde las notas de madurez y licorosas de la Monastrell afloran para contra restar la acidez, resultando más firme y equilibrado. Donde la garnacha aporta su abanico visual y sus aromas frutales.Un espléndido rosado.

Maridaje en Armonía: Sushi

Consejo: Mantener Temperatura.  Temp. de Servicio: 10ºC. Guarda: Hasta 2010

 

Equipo de cata (Ana.M Guerrero, Elisa López, Elena Linares, Sebastián Sánchez, Juan Antonio Montoro, Luís Medrano, y Antonio Jesús AkatÁ)

  

HOTEL CASTILLO DE MONDA

Por Beatriz

El Castillo de Monda, enclave histórico en pleno corazón de Andalucía, se encuentra a tan sólo 15 minutos de Marbella. Es sin duda un Hotel  emblemático en la zona, que también les ofrece apartamentos privados.

Paz y tranquilidad. Al llegar al arco de entrada parece que estamos en otra época. Aquí encontrarás tiempo para relajarte y explorar el Castillo y su historia, desde Julio César hasta el legado andalusí, evocado en sus jardines perfumados de jazmín. La espectacularidad de sus instalaciones y el personal, atento y oportuno, te asegurarán una estancia irrepetible.

Para Gourmets. Degustar cualquiera de sus creaciones es una  experiencia única, ya sea en el Restaurante principal o en la acogedora terraza interior. Dispone de una completa e innovadora carta. También ofrece menús de Gala para el evento que precise.

Durante el verano es posible cenar en una de sus terrazas mientras se disfruta del paisaje, sus valles y montañas. Tome una copa en su exclusivo bar o pida al servicio de habitaciones mientras se relaja en una de sus exclusivas habitaciones.

Las Instalaciones. Los jardines, colmados de esencias y perfumes le conducirán a una piscina que anida sobre las rocas del Castillo.

En invierno, los huéspedes pueden consultar la prensa en el hotel, así como su  biblioteca o distraerse con juegos de mesa. En días muy invernales se enciende la gran chimenea.

Actividades. En los alrededores se puede montar a caballo, hay campos de golf, practicar tiro al plato, tiro con arco, senderismo, y para los aventureros, quads, guerra de pinturas, etc. Los picos nevados de Sierra Nevada son visibles desde las murallas del Castillo.

Es factible esquiar por la mañana y tomar el sol en la playa por la tarde, o bajar a Marbella/Puerto Banús, a 15 minutos; allí encontrarán las playas más de moda, ir de compras  o disfrutar de la vida nocturna.

 

Relajarse con estilo. Podrán elegir desde íntimas habitaciones individuales hasta habitaciones deluxe, con camas de  doseles extragrandes y jacuzzi doble. También dispone de lujosos apartamentos e incluso de un torreón de tres plantas para uso exclusivo. El Castillo de Monda ofrece algo para todos los gustos. La estrella del Castillo, junto con otras muchas reminiscencias de antiguos palacios andalusíes están presentes en todas las instalaciones, incluso cada  habitación  lleva el nombre de una estrella en honor a los astrónomos árabes que las identificaron.

Armonías en Maridaje

Por Marina

Si este plato ya entraba por la vista... imaginaros al probarlo!, deleite total para los sentidos.”


Sobre la cima del roquedal del pueblo blanco de Monda, el Hotel Castillo de Monda, sus vistas excepcionales, su agradable personal y, en particular su cocinero, Juan Guzmán, nos hicieron disfrutar de una estupenda cena y velada, a algunos miembros del Club AkAtÁ.

 

Durante la cata previa a la cena, nos sirvieron un surtido de ibéricos y frutos secos para no engañar mucho a nuestros “sentidos” (quizá sobraron las aceitunas, pues iban bien cargadas de vinagre... mal amigo del vinito!).

Fuimos gratamente sorprendidos al descubrir que, muy originalmente, habían sustituído los tradicionales “piquitos” por unos triángulos de tostaditas caseras, que nos sirvieron para limpiar el gusto entre vino y vino.

 

El primer plato, que maridaba a la perfección con los cavas de Joan Sardá (rosado y blanco), consistía en un Rollito de salmón, relleno de salmón, cangrejo, y unas verduritas en crudo (zanahoria, escarola, remolacha,...) aliñadas con una vinagreta especial que rozaba lo agridulce. El toque de color se lo daba una selección de hojas verdes, acompañadas de una gelatina transparente de Cartojal.

Un plato fresco, muy bien presentado, en cantidad perfecta, que te abre el apetito para continuar...

 

Continuamos con un original Sorbete de mojito para refrescar. Muy conseguido... ron, agua, hierbabuena, azúcar y lima en su punto de acidez... buenísimo!!

 

Entre los segundos platos, se podía optar entre el Bacalao con verduras al Wok o el Solomillo de cerdo con salsa al vino de Málaga con patata fondant.

 

Los lomos de bacalao blanco, blanquísimo y limpio de espinas con guarnición de verduritas al wok (sin nada de grasa), causaron que muchos de nosotros, y a pesar de las abundantes raciones, no dejáramos NADA en el plato. La presentación... muy lograda.

 

Pero la presentación del solomillo... la superaba!

Muy elaborada y original. La forma de cortar el solomillo en forma de abanico y el cilindro de patata perfectamente cocida y un poco sofrita para darle ese color tostado,  combinaba estupendamente con la salsa de vino de Málaga. Carne en su punto, tierna, con buen sabor. Patata bien hecha y jugosa. Y la salsa... bastante conseguida en aromas, textura y sabor. Las verduras muy frescas y conservando todo su sabor. Muy bien emplatado.

Si este plato ya entraba por la vista... imaginaros al probarlo!

Contraste visual, de olores y de sabores que hicieron que “rebañáramos” los platos... y eso que las cantidades eran generosas!!

 

No sé cómo, pero conseguimos dejar un hueco en el estómago para el postre...

Deleite total para los sentidos de los golosos y de los no tan golosos... Trío de chocolates!

La presentación, espectacular...

preludio de lo que sería al probarlo.

Mousse de chocolate muy cremoso, sumado a bola de helado de chocolate muy... fría, y bizcocho de chocolate muy sabroso y jugoso. Tres texturas de chocolate diferentes, y a la vez, perfectamente combinadas.

 

Si tenemos oportunidad... repetiremos, no??

El evento

Un evento de esta índole reunió al Club de Vinos AkatÁ al completo, a media mañana los primeros en llegar fue la Sucursal de Mijas (MCarmen Duarte, Cristina Duarte, Sofia, Luis Medrano y Basilio), durante la mañana Beatriz realizó las tareas de anfitriona del hotel. Luis se dedicó a pasear en busca de la foto –como los surferos buscan su Tsunami-, descubriendo rincones, pasillos y demás huecos del espléndido Castillo. Antes de almorzar se produjo el segundo desembarco AkatÁ Central (AnaM Guerrero, MarisaMatter, AntonioPatter, Hugo y un servidor –Antonio Jesús-), comprobando las instalaciones. Sobre las 15 horas MCarmen propuso una visita para comer al pueblo de Monda, donde todos secundamos la propuesta para visitar un par de sitios de interés gastronómico a priori que resultó más bien una pérdida de dinero y tiempo. En este punto la Sucursal de la Costa Oriental aterrizó (Elena Linares, Sebastián Sánchez, Carlos y Miguel). Visitamos una asombrosa panadería-pastelería que amortiguó nuestro estómago. La tarde calurosa fue disfrutada de diferentes formas –sueño relajado en la habitación, chapuzón en la piscina del Hotel, paseos por los Jardines …), entre tantos aparecieron Isabel y Antonio Pacheco que aún tenían en su sonrisa el espléndido chivo que sirvió de romántico Almuerzo bajo una parra.


En el restaurante del hotel todo estaba preparado una espléndida mesa con un montaje rozando la perfección en disposición de vajillas y espacio.

A las 19 horas empezó el espectáculo preparativo –decantación, atemperar los vinos, reparto de bloks con información de las bodegas, vinos, historias, artículos técnicos- de la mano de Luis, A.Pacheco y Antonio Jesús. Fue cuando apareció Pablo con su vino debajo del brazo, tímido por presentarnos su vino ante Valbuenas, Pintia’s, Aliones, Blecua, García Burgos, aunque gozoso del trabajo resultante, nos mostró como hacen las cosas en Finca Los Frutales, su trabajo, su historia, su sabiduría adquirida en parte por un recorrido metódico por el Nuevo Mundo –Austrália-, su andadura en Burdeos y su amor por la ecología y los vinos procedentes de esta Agricultura.

 

Antes de empezar la cata, se presentaron recién aterrizados de su sueño Caribeño (Elisa “Aretha” y Juan Antonio Montoro), mostrando un impoluto bronceado.

A las 21 horas empezó la cata, iniciándola con una charla de Pablo acerca de la elaboración de su vino y crianza, ¡ Empieza el espectáculo ¡ como un camaleón en el interior de una copa, tuvimos la oportunidad de ver la espectacular evolución, mostrando un enorme abanico de aromas un Vino de Tierras Malagueñas (Ronda), un espectacular Finca Los Frutales, que en parte fue el culpable –quien lo diría- de comparativos sucesivos con el resto de vinos a tomar, resaltando las –no virtudes- de algunos. Los 22 miembros al unísono aplaudimos el trabajo y sobre todo el resultado de Pablo.

 

A continuación procedimos a las charlas rutinarias sobre las bodegas, vinos, elaboración y crianza, para conocer más a fondo los vinos a valorar, de la voz de Antonio Jesús, empezando con Pintia 02 y Pintia 03, mostrando unos vinos concentrados, potentes –excesivamente Parkerianos- donde el tiempo deberá pulir. Pasamos a las tres añadas de Alión, notando enormes diferencias entre un 2000 espectacular y el resto. Valbuena 2000 tuvo un comportamiento previsible en exceso. Parón para relajar los sentidos con unos ibéricos.

 

A las 22:15 procedimos con Blecua y otra sorpresa de la mano de García Burgos. Terminando la cata inicial sobre las 22:45h.

A las 23h empezó el festival gastronómico para los sentidos muy bien aderezados con unos Cavas que mostraron la complejidad de una larga crianza. Como colofón de fiesta un postre que jugó con nuestros paladares, un tanto cansado de tanta cata. Para cerrar la noche con un Aszú en muy buena forma. La retirada se realizó a la 1:30h –aunque algunos todavía tuvieron cuerda para aventurarse en la noche y bajar a pie desde lo alto de la loma –sito del Castillo- hasta una fiesta flamenca en el pueblo-. A las 9:30h coincidimos en la espléndida terraza con el buffet donde nos relajamos desayunando, para preparar las maletas y seguir nuestro camino. En definitiva esto es la esencia de AkatÁ “Vino & Gastronomía”.

 

Agradecer la atención en mesa y profesionalidad de Johanna y Mª Ángeles, así como de Beatriz que fue el enlace inicial y final de dicho encuentro.

 

_________________________

Crónica: Antonio Jesús AkatÁ

Fotografía: Luis Medrano

Hotel Castillo de Monda: Beatriz

Armonía en Maridaje: Marina

Colaboradores: Sebastián Sánchez, Luis Medrano  y Antonio Pacheco.

 

Agradecimientos: Miembros del Hotel Castillo de Monda Jose Mª García, Mauricio Herrera, Johanna, Mª Angeles  y Beatriz), Pablo Ortigueira de Finca Los Frutales y Antonio Pacheco de Vinos & Delicias.

Copyright @ 2006 Club de Vinos Akatá