La Vinoterapia


Por MarMálaga (Marina)

LA VINOTERAPIA UN NUEVO PLACER YA INVENTADO

 

... Es lo último en cosmética. Ayuda a relajar, rejuvenecer y humectar la piel. El novedoso tratamiento antioxidante está destinado a dar protección contra los agresores ambientales, además de aportar enormes sensaciones de rejuvenecimiento y bienestar.

 

Los  seguidores de la belleza, tienen nuevas razones para brindar con vino, es decir “casi todos” tenemos razones para limpiarnos con vino.

 

El vino, históricamente relacionado con la buena salud y la prevención de ciertas patologías, donde últimamente más llegan continuos estudios de prestigiosas universidades y laboratorios que lo afirman, ahora es utilizado, junto con otros derivados de la uva, en la cosmética, a través de la vinoterapia. Teniendo prestigiosas casas cosméticas en desarrollo nuevos productos teniendo la uva como base.
Se trata de un novedoso tratamiento antioxidante destinado a proteger la piel de los agresores ambientales.
En Europa, la técnica ha alcanzado un sorprendente número de seguidores debido a los múltiples beneficios que aporta, aunado a los paisajes y entorno donde se ubican los distintos SPA que prestan estos servicios.

 

Invento de origen francés

 

Los inventores de los centros de vinoterapia fueron los franceses Mathilde Cathiard y Bertrand Thomas, que inauguraron el primer establecimiento de la especialidad cerca de Bordeaux, donde se producen los vinos más famosos de Francia.

Sin embargo, fue en Italia donde crecieron de forma acelerada las llamadas "granjas de belleza", donde en el mismo lugar se producían las uvas que se aplicarían en los tratamientos de vinoterapia.

 

¿En qué consiste?

La primera fase consiste en realizar una exfoliación corporal con uvas partidas a la mitad.

Tanto la cáscara como la semilla eliminan las células muertas de la piel, al tiempo que la pulpa la nutre y humecta. Este primer proceso dura de 20 a 25 minutos.

El segundo paso se realiza en el pozo de vinoterapia (una especie de tina), donde la persona permanecerá sumergida en vino tinto durante 20 a 30 minutos, dependiendo de la condición de su organismo, su piel y su circulación.

En este momento es muy recomendable tomar una copa de vino tinto, si lo desea, porque según estudios realizados ayuda al mejor funcionamiento del sistema cardio-circulatorio, Para finalizar, se realiza un masaje de relajación con aceite esencial de semilla de uva.

El proceso completo dura aproximadamente una hora.

 

Los beneficios

De acuerdo con los expertos de ese “spa” se ha comprobado que el vino tinto es rico en polifenoles, agentes antioxidantes muy efectivos que contribuyen a mantener joven el organismo.

También es un magnífico auxiliar anti-envejecimiento al tiempo que difumina las arrugas ya existentes.

Es además rico en vitaminas A, C y E, puesto que la uva es particularmente benéfica para la piel, otorgándole elasticidad, juventud y firmeza.

Cada uno de los componentes de la fruta ofrece diferentes ventajas que, trabajando en conjunto, brindan a la piel un aspecto más saludable, dejándola más renovada y fresca, además tonifica los músculos y ayuda al funcionamiento del organismo en general, porque favorece la microcirculación, fortalece el sistema cardiovascular y proporciona una sensación de bienestar y relajamiento.

 

¿Dónde???

- El Hotel Golf Peralada, enclavado en una zona de tradición vinícola de la Costa Brava, ha sido el primero (en España) en apostar por las propiedades curativas de la vinoterapia en su Wine Spa. El centro utiliza los derivados de la uva y el vino de sus viñas y bodegas como antioxidantes en tratamientos de belleza y salud. Todo bajo la supervisión de las Clínicas Vicario, con más de 20 años de experiencia en salud.

Su balneario vinícola basa sus terapias en la sabia combinación de extractos de uva roja y pasa, granulados de vid, esencias de uva, fangos de vino y aceites de semillas de uva. Una materia prima excelente que se utiliza, según el tratamiento, en hidromasajes, baños de merlot y muscat (tipos de uvas), chorros subacuáticos a presión, fangos, inhalaciones, vendas frías, parafina y ducha masaje Vittel.

Hoy día, y debido al gran auge de este tipo de tratamientos, casi todos los centros de “SPA” y muchos de los que se dedican a belleza y salud, ofrecen la vinoterapia como alternativa a los clásicos de siempre.

 

Mi consejo es... a probarlo y a disfrutarlo... como los vinos!!

 

Enlaces de la noticia en www.terra.es/mujer