Cata Virtual Care


Por Luis Medrano

La kata de Care Crianza 2003, para la que nos reunimos siete amigos de la Costa del Sol Occidental en Mijas, tuvo el aliciente añadido de compararlo con una botella del Care Cosecha 2002, vino que ya conocíamos, y se vió a compañada de un "picoteo" consistente en lo siguiente:

 

Anchoas del Cantábrico, sobre rodajitas de tomate, aliñadas con aceite "Capilla del Fraile" que les confieren una untuosidad y suavidad incomparable (…no me están saliendo caras las charlas   de mi estimado Rodrigo Arteaga sobre este aceite…).

 

Morcón de morcilla, producto típico de la tierra, (de Industrias cárnicas Guadalteba, S.A. de Almargen -Málaga) que algunos de mis compañeros de Kata no conocían y que consiguió que BAP, que no aprecia la morcilla (traumas de la infancia, sin duda…), insistiera en calificarlo de auténtico descubrimiento.

 

Queso curado de cabra (Quesería Blanca Serrana, Archidona – Málaga), excelente producto de la tierra, que desapareció como por arte de magia mientras yo trasteaba en la cocina…

 

Morcilla de Burgos, frita en rodajas finas, con pimiento del piquillo confitado (Plato sencillo y resultón, salvo que odies la morcilla… pero ni siquiera mis amigos son perfectos).

 

Por último, unas alcachofas con almejas (chirlas, por imperativos del mercado) plato difícil de encajar en la kata de un tinto, de no ser para satisfacer el capricho de algunos de mis amigos.

 

 

 

CARE 2003

 

Aspecto:

 

 De aspecto opaco, color casi de zarzamora madura (capa muy cubierta), con faja estrecha de color morado, lágrima densa muy coloreada que tinta la copa al caer

 

Nariz:

 

Aromas muy potentes, fruta roja y negra, ligeramente alcohólico, floral (jazmín), balsámico, especias (pimienta), toques empireumáticos: tostados, torrefactos, (goma quemada…¿?).   Evoluciona en la copa (gran complejidad de aromas), destacando aromas a madera.

 

Boca:

 

Entrada potente (llena la boca), astringente, (taninos vivos), regaliz, tostados, fruta negra no enteramente madura, con un fondo mineral, ligeramente salino, fresco, sobresale la acidez que le augura larga vida.

 

Conclusión (Consensuada):

 

Vino visualmente muy atractivo, con una fragancia que promete más de lo que luego da en boca.   Contrasta el aroma a fruta madura en nariz, con los matices de fruta verde en boca, acusada astringencia que se corregirá con un mayor tiempo de reposo en botella cosa que le permitirá su marcada acidez (¿Maceración prolongada para obtener más intensidad de color, a cambio de un sobreabundante aporte de taninos…?).

 

La comparación con el Care 2002,  vino en que se aprecia claramente su mayor tiempo de permanencia en barrica, resultó favorable al protagonista del día (Care 2003) debido a que, posiblemente, algunos de nosotros tenemos una cierta predisposición a apreciar más las particularidades que le confieren su mayor carga frutal, que las aportadas por la barrica