akata vino y sentimiento


Por Antonio Jesús

AkatÁ, Vino y Sentimiento

 

         Durante el mes de Febrero una nutrida representación del Club de Vinos AkatÁ ocupó una tarde espléndida en la presentación de un vino y dos añadas, en un marco ideal –el Hotel Larios- enmarcado en el lugar más céntrico y esplendoroso  de Málaga.

El evento acaparó la atención de diversa prensa (Absolute Marbella y Málaga, Excelencia, …), organizado por la Vinoteca Vino y Delicias de la mano de su gerente Antonio Pacheco quien lideró este acto.

 

La presentación

 

A diferencia de otros muchos eventos a los cuales acudimos y donde el resultado no nos suscita el interés para escribir, reflexionar en una posterior crónica. En esta ocasión nos quedamos con el descubrimiento de algo más que un vino, un enólogo, una bodega, en definitiva en una filosofía llamada Réquiem. Un proyecto mimado de principio a fin desde la más insignificante cepa hasta su puesta en venta.

 

Proyecto dirigido por un enólogo joven –que no carente de experiencia-, con ganas de procrear, como su autor considera a sus vinos –sus hijos-, de hacer las cosas bien de principio a fin, un proyecto ambicioso en espíritu, alejado del capitalismo que cada vez más fiero envuelve el mundo del vino, una producción ínfima y muy muy controlada.

Foto. Miembros de AkatÁ presentes en el evento

 

La bodega

 

Hablamos de Bodegas Réquiem, de su enólogo Jose María Velasco (Topo), de su Director Comercial Antonio, de su distribuidor en Málaga Antonio Pacheco y de las creaciones Réquiem 2001, Réquiem 2002 y Réquiem 2003.

Topo define “La filosofía y el carió del enólogo, conjugado con la materia prima, le dan a todo vino su propia personalidad”.

La base el cariño, paciencia, mimo, selección y técnica para poder elaborar una producción limitada.

 

El enólogo

 

Los conocimientos de Topo a tener en cuenta a pesar de su juventud –enólogo informador de bodegas como Mauro, San Román, Finca Villacreces entre otros-, un enólogo formado desde la tierra, desde pie de bodega, un enólogo de camisa campera y botas de montaña, en definitiva de terruño.

Foto. Topo en plena explicación en la sala del Hotel Larios (Málaga)

 

El comienzo

 

Todo empieza con un terruño espléndido de cuatro pagos en Peñaranda de Duero en Peñafiel, de tan sólo cuatro hectáreas con cepas exclusivamente de nuestra variedad Tempranillo exclusivamente de cepas viejas, con una edad de más de 100 años en su 97%.

La primera vendimia procede de la espléndida cosecha en la Ribera del 2001, la cual dio lugar al primer Réquiem.

 

Elaboración

 

El mimo desde el principio del proceso se plasma desde la recolección donde se realiza en cajas de 16 Kg, llenando únicamente con 14.5 Kg para evitar mosto en caja y una posible fermentación parcial temprana. Su transporte hasta bodega se realiza en furgón pequeño para evitar apilar demasiadas cajas y el calor sea un detonante de explosión de azúcares. Las levaduras empleadas son únicamentes naturales procedente de la viña. La maceración se produce de 7 a 10 días, la fermentación maloláctica espontánea donde 66% en depósitos de acero inoxidables y el 33% restante en barrica.

Bajísimos rendimientos de la viña (65%) sin prensado, es decir necesitan 1.25 Kg de uva por botella con tan solo cuatro hectáreas, de ahí su cortísima producción;

                   Réquiem 2001 (4000 botellas)

                   Réquiem 2002 (8000 botellas)

                   Réquiem 2003 (14000 botellas)

con un límite de cosecha de 30000 botellas máximo. Apostando por una crianza fina con base en roble francés presentando un parque de barricas del 80% roble francés de alta gama y 20% de roble americano de máxima calidad, renovándose anualmente un 33%.

 

Topo ha seleccionado personalmente en diferentes tonelerías francesas lo que llama el útero para sus niños –las barricas- donde permanecerán un tiempo de 13 a 15 meses para entrar como bebe y salir adolescente. Después el tiempo le conferirá la madurez suficiente para hacerlos adultos, perfectamente integrado dentro de su mundo –la botella-.

 

Evolución y cata

 

Réquiem ha evolucionado tras su primera aparición, un 2001 tosco per buenísimo procedente de un mosto excepcional.

Réquiem 2002 complicado por las lluvias finales donde la producción bajo considerablemente, aunque el resultado muy satisfactorio, presentando un vino femenino, fino, elegante, y en la actualidad los suficientemente evolucionado para conocer su línea frutal y sútil que deparará los próximos años.

Foto. Miembros de AkatÁ (Sebas, Antonio Pater, Antonio Jesús, Marina, Beatriz, MCarme) de izq. a dcha

 
Visualmente se expresa con una burbuja fina envolvente cuando el vino cae en la copa, tintándola con un cereza picota de cuerpo medio alto, brillante muy límpio con ribete violáceo.
Aromas tremendamente frutales -fruta roja, grosella, frambuesas-, toque zarzamora sobre un baile floral completo de sensaciones. La aireación le impregna de aromas a crianza noble -vainillas y tostados medios-, evolucionando en copa convirtiendo la sala desde una floristería parisina hasta una bombonería belga.
En Boca se muestra muy sabroso y rico con paso terso, de textura sedosa y frutal repletos de taninos maduros y civilizados de buen acidez, postgusto con rasgos a crianza -chocolate, tostados finos-sin perder su identidad frutal.
Un vino en un momento muy óptimo, frutal, delicado, fino, elegante, casi "femenino" repleto de sensibilidad.

Foto. Explicación de cata en Vinoteca Vino y Delicias

 

Réquiem 2003 el más expresivo y potente, con un mayor acidez-alcohol, mayor tonalidad y cuerpo, un vino de alta evolución en botella, un tinto de guarda (de 8 a 10 años).

 

Un vino que evoluciona en copa fantásticamente bien, se muestra camaleónico con unos aromas cambiantes en apenas una hora ¡ de cine !, un Ribera de corte muy pero que muy moderno, internacional con guarda de los buenos vinos de siempre.
Visualmente
simplemente espectacular -cereza rojizo intenso, muy límpio y brillante, de buen cuerpo, ribete frambuesa profundo.
En Nariz se muestra cerrado en sus inicios -necesita su tiempo-, no termina por definirse, desprendienco poco a poco aromas finísimos a flores, hasta alcanzar una esencia floral "casi mística" de alta intensidad, donde los tostados nobles y aromas aportados por la tonelería francesa dejan pasar como un vals a una uva mimada de gran calidad, para tomar un protagonism absoluto de aromas que impregnan la sala.
En Boca se muestra rico, sabroso con cuerpo, alcohólico -alejado de los vinos que abrasan - enorme equilibrio acidez-alcohol, denso, paso frutal -fruta negra-, notas ricas de higo, taninos expresivos a punto de madurar, potentes aún por pulir, con esencia de grande, final largo, denso con una retronasal que nos deja un gran recuerdo de torrefactos de tostados suaves.


Recomendaciones: Airear al menos 45 min., temperatura de servicio 16-17ºC, evolución >5 años.

 

El corcho

 

Réquiem se presenta en una buena base de vídrio, donde el tapón de corcho son exclusivamente naturales, resultando un actor de primera línea en su cuidado y evolución definiendo como  “La presentación inicial de un buen vino.

"El ruido corto, sordo e imprevisible del corcho es un suspiro de anhelo previo al placer de la degustación de un buen vino.”

 

, por este motivo Réquiem selecciona en dos de las corcheras de mayor calidad e importancia de la península Ibérica –Portugal y Cataluña-, adjuntando en cada partida su propia batería de análisis.

 

Premios

 

Esta labor a pie de viña empieza a reconocerse obteniendo Réquiem 2003 el premio Envero 2005 al mejor crianza. Un premio donde en esta ocasión la participación de bodegas y vinos ha sido la más nutrida desde sus inicios.

 

Una bodega done las presentaciones, distribuidores, son elegidos al detalle, huyendo del tratamiento del vino únicamente como comercio.

 

Todo este compendio de seriedad, calidad, mimo y devoción le otorgan sentido al trabajo por las cosas bien hechas.

En este evento descubrimos el nacimiento de una nueva filosofía “Ser otros pero diferente, esto es Réquiem”. En definitiva Réquiem es sentimiento, Réquiem son palabras.

 

Agradecimientos

 

A Gabriel Quesada (Director del Hotel Larios de Málaga) su hospitalidad, así como a un amigo organizador del evento Antonio Pacheco el cual integró al Club AkatÁ dentro del evento y por supuesto a Topo y su cálido equipo colaborador.

   

Foto. Topo en Vino y Delicias                             Foto. Topo, Sebas y Antonio Pacheco                 Foto. Antonio Pacheco y Topo

 

(Club de Vinos y Gastronómico AkatÁ)  Copyright @