Como se forma el relieve

La formación del relieve se crea según la teoría de tectónica de placas.

Dicha teoria sostiene que la tierra está dividida en fragmentos de litosfera o placas, de las cuales se consideran que hay doce grandes placas y varias placas menores. Las placas se mueven constantemente. De los movimientos dinámicos, volcánicos o sísmicos que ocurran en los bordes de estas surgirá el relieve de la tierra.
La historia geológica de Europa ha pasado por diversas eras, períodos, épocas y ciclos que explican el relieve actual (Escala Temporal Geológica). El relieve surge del efecto de la dinámica de placas que a través del fallado, plegado, cabalgamiento y subducción de estos, se crean orografía* y morfología terrestre.

*(Según la RAE, Parte de la geografía física que trata de la descripción de las montañas)

Durante la primera Era, del supereón Precámbrico, hace 4.500 millones de años, el efecto de las placas tectónicas formó una unidad estructural llamada escudos, constituidos por materiales cristalinos. En el inicio de la era paleozoica se caracterizó por la erosión y la calma en las placas tectónicas de estos escudos, y por la existencia del mar de Lapetus, que separaba los escudos fino-escandinavos y norteamericanos.

El escudo Fino-Escandinavo es un fragmento litológico* en el que se encuentra la península escandinava. Las interrelaciones del escudo afectaron a estos países sobre todo a Finlandia creando la meseta e inclinando las montañas hacia el Este en Suecia. Para entonces la península escandinava estaba bajo el dominio del hielo, el cual ejerció un importante papel labrando los profundos fiordos y erosionando la meseta finlandesa. Las montañas de Noruega surgieron más adelante durante la época caledoniana, en un movimiento de un segmento litológico y el Escudo Fino-escandinavo.
Junto con las montañas de Noruega, se crearon las montañas de Gales, Irlanda y Escocia.

*(Litología: Ciencia de la geología que estudia las rocas)

Es importante mencionar el efecto de los movimientos isostáticos, porque aplanó moderadamente los relieves.
Actualmente los contactos entre placas continúan de manera mas tímida pero produciendo en muchos casos efectos de vulcanismo o modificaciones en la superficie de los relieves. Por último, es importante mencionar el período cuaternario, por su importancia en cuanto al descenso de las temperaturas y el proceso de enfriamiento climático que provocaron las conocidas glaciaciones que modificaron el relieve europeo.


Los hielos del manto Fino-escandinavo alcanzaron una superficie de 7 millones de km3. Este cubría, lo que es hoy Escandinavia. 
Existían unos 2.000 metros de espesor que se centraban en el norte del actual mar Báltico. Hacia el sur, los hielos cubrían hasta Dinamarca e incluso las llanuras del norte de Alemania y de Polonia, hasta la actual ciudad de Berlín.
Hacia el oeste, ocupaba en forma de llanura todo el Mar del Norte, y unía el manto de hielo Fino-escandinavo al manto de hielo Británico, que cubría gran parte de Gran Bretaña e Irlanda. Ocupaba incluso el Canal de la Mancha y probablemente el Rin, hasta desembocar en el Atlántico a la altura de Bretaña (Francia). A causa del descenso del nivel, a causa de que el hielo sustraía agua del mar hizo que una parte de la plataforma continental atlántica del noroeste de Francia y suroeste de Cornualles estuviese emergida. Hacia el este, los hielos se prolongaban por el norte de Siberia, siendo posible que los ríos siberianos que hoy se dirigen al Ártico quedasen bloqueados y desviasen sus aguas predominantemente hacia el sur, hacia el Mar Negro y hacia el Caspio.
Comments