Mendietas

 
 

De los Gallos Españoles

 

Elabore estos comentarios nada más de lo que he aprendido de grandes conocedores como el Dr. Edsel Bixler, el Ing. Horacio Mendoza, el Sr Don Luis Ochoa, el Dr., Lauro Salazar Don Alfonso Manriquez y en páginas de internet del Sr Ricardo Pedraglio Don José Bonilla y de muchos criadores más que con su vasta experiencia me han aportado conocimientos tanto en lo personal como en sus escritos en los foros galleros

Soy un criador de gallos jerezanos no por negocio sino que considero que este tipo de gallos es el prototipo de la valentía en toda su magnitud y por lo mismo los considero dignos de conservarse limpios y mas guardando sus líneas que desarrollaron criadores españoles cubanos puertorriqueños peruanos venezolanos mexicanos etc. con mucho éxito

La mejor aportación que ha dado el pueblo español al mundo gallero es el jerezano un ave que en relación con su tamaño la considero la maquina de combate perfecta que ha creado la naturaleza por lo que a estos gallos jerezanos no solo los aprecio sino que también los admiro respeto y reverencio

El jerezano ha sido perfeccionado por muchos criadores y creo que la perfección se la dio el coronel del ejército libertador de Cuba Don Carlos Mendieta y Montefur

Anexo los comentarios del Sr Bibe Vázquez Robles muy conocedor y escritor de libros gallísticos cubanos y expuesta en su artículo de la pagina de pícalo gallo

Aquí nombra a los Mendieta como y porque los formo el coronel sus atributos y sus defectos y además describe una pelea que con el hecho de leerla hace que a uno le vibre el cuerpo de emoción.

 

Los “Mendietas”, considerados, sin exageración alguna, los más finos del mundo (si alguien no lo entiende de esa manera y pone en duda nuestra aseveración, lo remitimos a cualquier criador o gallero de renombre para que sea éste el que confirme lo expuesto).

El Coronel del Ejército Libertador y Ex-Presidente de la República, Dr. Carlos Mendieta y Montefur (también conocido como “el hombre del traje blanco” por su afición a todo lo que es de ese color) no es por gusto que se ha ganado este otro galardón entre el sector galleril, ya que en el transcurso de su vida como criador su única meta fue hallar el gallo modelo.

Su propensión a lo albo lo llevó a concentrarse en los animales de esa cualidad su búsqueda... ¡y encontró lo que ansiaba!: cada uno de sus gallos y gallinas tiene esa tonalidad o, cuando más, canelos. Asimismo, muchos de ellos son patiblancos. Además, su inteligencia y perseverancia obtuvo sus dividendos al lograr en ella el máximo de coraje. El ilustre Mambí ha logrado el prototipo del valor y de la belleza; pero, ¿estamos, acaso, ante el invulnerable? No, nada más lejos de la realidad: ganan y pierden como los demás. ¿Por qué -se preguntarán ustedes- sucede eso si la fiereza es la Gracia más preciada en estos animales y, precisamente, “los Mendietas” rebasan esa cualidad? La respuesta es bien sencilla: el cruce y recruce entre ejemplares de la misma familia alcanzó -por un lado- la bravura y el color deseados, pero a un costo elevado: degeneraron en tamaño y en resistencia.

Ellos son, en proporción de su peso, más pequeños que sus adversarios; y si de rebatida se trata (punto en que los dos tiran al mismo tiempo) por regla general, caen abajo con todas las de perder. A lo anterior podemos agregar que si la pelea se alarga y las heridas y pérdida de sangre es mucha, por muy bien cuidado y alimentado que esté, su organismo dará muestras de innegable flaqueza que, por mucho esfuerzo que realice, por mucho ardimiento que muestre, lo pondrán en manifiesta desventaja.

A lo anterior, sin embargo, tenemos que oponer las realidades objetivas: la calidad superior de la que son portadores. Tal es ella, que podemos catalogar de venturoso a aquel criador que consiga una gallina o pollona de esas; y decimos hembra porque, que sepamos, ningún animal macho ha salido de esa gallería -la de Mendieta- con destino a otra.

En eso, el Coronel ha sido verdaderamente estricto. Con decirles que los jaulones los mantiene cerrados con candado y la llave de cada uno la guarda en lugar seguro.

Con un solo ejemplo bastará para comprobar el axioma previo: “25 de diciembre de 1950, “Gran Fiesta del Pollo” de la Valla Habana, Vía Blanca y 10 de Octubre, La Habana.

En la jaula No. 1, canelo de Mendieta. El la No. 2, indio de Bringuier.

Levantan los huacales. El canelito –sí, en diminutivo, eso es lo que siempre parecen ellos frente a sus rivales- parte veloz en busca de su enemigo. Aquel cierra su pico sobre la blanca pluma y asesta brutal picada que lanza al mendieta casi contra la tabla. No ha caído aún en el aserrín y el ya malherido, todavía más impetuoso, va en busca de su contrario. Vuelve el Goliat a propinarle fantástico golpe al David que lo arroja, tinto en sangre, a casi dos varas de distancia. Allí se sacude y reemprende su acometida.


Pero… ¡nada! El Bringuier, gallo sereno, bueno, especial desde el pico hasta la punta del rabo, no pierde su posición y cada vez que el pequeño rival se le encima lo flagela inclemente con sus patas, con sus espuelas. El canelito es un amasijo de punzantes heridas y de plumas ensangrentadas. Sin embargo, todo parece indicar que cada puñalada que recibe le hace acrecentar su coraje. Ahí viene como una exhalación. El indio estira su pico, mas, esta vez no acierta ¡ha errado el tiro! El canelo se le “abraza” clavando férreamente sus mandíbulas sobre la vestimenta negra y tira y tira y vuelve a tirar sin soltar la odiada pluma. Es algo increíble como este
pequeño, que casi le cabe entre las patas a su oponente, sangrando por una y mil desgarraduras no da cuartel… ¡ni lo pide! ¡Nadie juega, nadie apuesta, todos son ojos ante esta magnificencia de valentía inconcebible! ¡Ahí está infligiendo una picada terrible, única y el indio se retuerce en violentas convulsiones con la nuca destrozada! ¡Está muerto! Carlos Mendieta y Montefur, el Coronel del Ejército Libertador de Cuba, el Honorable Señor Presidente de La República, el Caballero de voz y ademanes pausados, el pensante médico, perdido todo el recato y moderación que su personalidad e historial exige, subido en un taurete, agitando los brazos, con los puños extendidos y en uno de ellos estrujando, como si fuera un trapo, su valioso sombrero jipijapa, rojo como un tomate, vocifera a voz en cuello la misma frase de triunfo que tantas veces gritó en los campos de batalla cubanos luego de haber salido triunfante de un combate por la libertad de la patria querida:


¡Viva Cuba Libre! ¡Viva Cuba Libre! ¡Viva Cuba Libre!
La concurrencia en pleno, de pie, unos con lágrimas en los ojos, otros con un nudo en la garganta, pero todos pletóricos de emoción incontenible se funden en un cerrado, magnífico y prolongado aplauso en honor de esos dos inigualables SERES”.

Comentarios al relato por el gran criador mexicano don Raúl Chufani

Magnífico relato de una pelea espectacular, por la pluma del Bibe Vázquez Robles autor de uno de los mejores libros gallísticos que dió Cuba.

 

Lo  que  yo    es   que   tuvieron   gallos   del    coronel: El Ing. Cabeza de Vaca, Don Pepe Ramírez  Landeros.

 

El Dr. Bixler, Abraham Domínguez entre otros.

 

Yo conservo del gallo "El Rifle" crías directas del Ing. Vaca, qué a su vez lo adquiere de Gustavo Sánchez ya en Miami y que a decir de Gustavo vienen de Mendieta.

El Personalidad y el Rifle fueron hijos de Chocolate.

 

Extractos del Dr. Ricardo Pedraglio:

 

Hace ya muchos años en el CLUB GALLISTICO DE LA HABANA, Cuba. Un hermoso gallo Carmelo (Blood wing pyle), de la cría del Coronel Carlos Mendieta Montefur, uno de los más destacados criadores de gallos de Cuba, asombró al público una tarde de gallos.

En ese coliseo dicho gallo se lució dándole muerte al rival en forma limpia. Un asistente gritó ante aparatoso triunfo, “ese gallo no solo es fino, es tres veces fino”, por ello lo bautizaron con el nombre de “TRIFINO”.

 

 

Doctor Edsel Bixler con un Mendieta Trifino

 

Efectivamente los TRIFINOS eran pico y pata blanca, pero según el Dr. Bixler, que C. Mendieta en 1906  tiene la cría y Rueda en 1940 les mete españoles (pata amarilla) y explica que cambiaron de pico y pata blanca a pico y patas amarillas.

 

Los ingleses meten en una época gallos con piel blanca y por ello el color de las patas y picos (La Habana). Por ello piensa que los MARIA ANDREA estaban dentro del grupo de los TRIFINOS o formaron parte de ellos. El Coronel Mendieta no tuvo pata amarilla (pensaba que no eran finos).

 

Para 1982 el Dr. Obregón trajo unos Mendietas de Felipe Prado de Cuba, de Villas de Santa Clara. El Dr. Hércules Seco, los llamaba “Los Mendieta Trifinos canelos patas blancas”. Que luego fueron seleccionados a patas amarillas claras.

 

El Güero Rueda consiguió los mejores gallos y trajo con José Ezpeleta, gallos importados de los mejores galleros cubanos.

 

El Coronel Mendieta mando varios gallos suyos a Gustavo Sánchez a Miami y otros se los guardaba para él.


Quien fue uno de los mejores reproductores era un gallo gallino cubano quien se llamó “Maria Andrea”.


En la actualidad José Ezpeleta vive en México y es de sangre gitana. Es uno de los mejores fabricantes de armas (espuelas) en México .

 

SOBRE EL TÉRMINO DE “TRIFINOS”

Nosotros hemos tomado la posta de estas grandes aves. De nuestros grandes y recordados amigos Guillermo Filomeno y Máximo Caycho y los he trabajado en mi criadero. Los llamamos TRIFINOS por una referencia que tenemos con el Dr. Bixler, aunque antes en el Perú se les denominaba simplemente “SAYAS o MENDIETAS ” (aquí en el Perú, eliminaban los pata blancas, cresta rosa y de pluma carmelos o canelos. Dejando solamente los blancos pata – pico amarillo tenue). Me parece que en ese momento había cierta confusión con el término.


Por información recibida del exterior, de parte del mismo Dr. Bixler  (quien los envió al Perú), es que se les denominó TRIFINOS. Por el seguimiento que se les hizo en su respectivo momento, venían del mismo Dr. Bixler, quien los conservaba y conserva aún (referencia de su última visita al Perú el año pasado). Por recomendación de él o de otros mexicanos de gran trayectoria que visitaron el criadero de GALLOSPEDRAGLIO, nos dijeron que no era necesario importarlos de México para un mejoramiento o refresco, ya que nuestros TRIFINOS, habían sido ampliamente mejorados.

 

La emigración de Mendietas

 

Era el año 1959 cuando triunfa la revolución en Cuba En un comienzo no hubo grandes cambios; al transcurrir aprox. de dos a tres años hablamos de 1963 empezaron las expropiaciones de terrenos .Este es el caso de Sr. Gustavo Sánchez donde le fue expropiado su finca la Herradura presurosamente logra sacar de la isla sus gallos Trifinos  y un lote de gallinas  y algunas de estas que se las obsequio el Coronel Mendieta estas aves salen via México y posteriormente se trasladaron a la ciudad de Miami FL USA . Donde en la actualidad el SR. Gustavo Sánchez los mantiene mediante una buena consanguinidad. (Nota del Sr. Fernando Servat Bonilla).

 

Por otro lado El Ing. Rueda (el güero), trajo gallinas blancas con copete de Pedro Suarez y otras gallinas blancas con pintas negras del mismo Dr. Constantino Zayas (aves de una gran calidad).

En la migración de cuba a florida varios animales se quedaron en México El Ing. Cabeza de Vaca, Don Pepe Ramírez Landeros, El Dr. Bixler y Abraham Domínguez y aquí comienza la historia de mis Mendietas

 

MIS MENDIETAS

 

De la cría del Coronel Don Carlos  Mendieta y Montefur el 50% de su cría fue heredado al Sr. Gustavo Sánchez residente ahora de Miami, Florida en su finca La Herradura y la otra parte fue para amigos del Coronel entre ellos el Ing. Rafael Rueda del Arellano,  el Ing Cabeza de Vaca  Don Pepe Ramirez Landeros el Dr Edsel Jorge Bixler chanfreau y Don Abraham Dominguez Vargas y toda la gallera de la famosa Finca Cubana del Coronel emigró a la Florida pasando por México en donde como anteriormente dije, varios ejemplares se quedaron con el Ing. Don Rafael Rueda y de estos, un pie de cría fue obsequiado al poeta de los gallos y criador afamado mexicano Don Abraham Domínguez Vargas.

Don Luis Ochoa Patiño un criador de León Gto. que goza de prestigio internacional como el mejor pegador de espuelas tanto en México como en Sudamérica y tiene estrecha amistad con Don Abraham Domínguez y en innumerables ocasiones trató de adquirir animales Mendieta de Don Abraham el cual a ningún precio se quería deshacer de esta prestigiada línea por lo que Don Luis se cansó de insistir en esta adquisición y optó por olvidarse de criar esta famosa línea de gallos sin saber que el destino lo tenía marcado para ser uno de los protectores  de esta línea y llegando a ser con el tiempo el único criador de mendietas que durante muchos años y a base de mucha consaguinidad cerró esta línea conservándola limpia hasta la fecha.

En una ocasión Don Luis recibió la agradable visita en su criadero del Sr. Abraham Domínguez el cual iba acompañado de su hermosa nietecita y Don Luis tenía en su gallera una pequeña perrita fox terrier, juguetona y cariñosa con la cual estuvo jugando la nietecita de Don Abraham, después de convivir platicando amenamente Don Abraham se despidió de Don Luis y la niña no quería dejar a su nueva amiga la perrita, pidiéndole a su abuelito que se la comprara, por lo que le insistió Don Abraham a Don Luis que se la vendiera, no consiguiendo nada de perrita por lo que Don Luis como ya había tratado de comprarle animales Mendieta y Don Abraham siempre le respondió que esos animales no tenían precio entonces Don Luis también le reviró igualmente diciéndole a Don Abraham “mi perrita tampoco tiene precio”.

Al ver la insistencia de la niña Don Abraham dobla las manos y le dice a Don Luis está bien tráete los Mendieta pero la perrita se la lleva mi nieta y fue así de esa manera que el destino puso en manos de Don Luis estos famosos animales y él únicamente por la reverencia que le tenía a esta línea fue que la mantuvo cerrada en su criadero consaguineándola, conservándola en pocos animales, pero con la sangre original Mendieta.

Don Luis utilizando esta línea como base, cruzó Mendietas con un gallo copeton cubano de la línea de Bringuier que le obsequió el Ing. Vaca. De esta cruza  Don Luis sacó una línea muy fuerte y aguerrida que la llamó “Los Copetes” y de estos gallos hubo ganadores que vencieron a su adversario en peleas de ¼ redonda estando ya sin ojos y sin pico y lo que suena fantacioso pero es cierto un ejemplar le llego a ganar 30 peleas.

Cuando yo quite mi criadero de gallos navajeros los cuales siempre fueron muy buenos y ganadores puesto que tenía como bases de las mejores sangres de Estados Unidos en su época como eran los Hatch Albany y PureGrey de Larry Romero de Abbeville Louisiana y reforzando en Albany y Hatch con las lineas del criador Wello Gutiérrez y del criador mexicano huasteco Alfredo González Lárraga. con sangre de sus famosos Albany WW y por estar decepcionado de las peleas navajeras que en realidad con lo efectivo para matar con su arma la pulgada de filo que la transformaron para ser mas asesina estas peleas se traducen en vencedores de suerte puesto que su velocidad para matar con esta arma ya no permite contemplar la verdadera pelea de gallos y solo ya en pocas ocasiones que las peleas se van a fondo se alcanza a ver la finura y el cuidado de los gallos la cual también es opacada por la habilidad de los soltadores.

Por eso para mi no  hay peleas mas hermosas en donde se contemple a plenitud la casta y el cuidado de los gladiadores que las de ¼ de redonda y espuela en la línea española ya que en ella poquísimas veces hay tiros de suerte y en ellas el gallo tiene que ser fino y bien cuidado para poder establecer su pelea repitiendo sus tiros hasta alcanzar la victoria.

Es por eso que mi pasión por los gallos derivó en la crianza de gallo jerezano y por lo cual anduve buscando las mejores sangres de ¼ redonda buscando principalmente la línea de tanques de Barea línea que ya había tenido y que por descuido la perdí.

En la búsqueda de estas sangres jerezanas conocí a un gran criador apasionado de los gallos de pico originario de Tampico y residente de la ciudad de Salamanca Gto. me refiero al Ing. Horacio German Mendoza Esparza y al conocer mi afán por hacerme de sangres de pico y espuela me recomendó que ya no buscara mas los tanques por que ya no había, pero que fuera a Cd. Victoria, Tamps. ahi tenía un amigo al que le había dejado un año un trío que el había adquirido de Don Manuel Barea y que sabía que les había sacado cria y que estos animales los había consaguineado y conservaba esta línea y muy probablemente todavía tuviera y fue así como conocí al MVZ. Don Lauro Salazar y efectivamente tenía solo 4 gallinas Barea Nuqueras y un gallo de la misma línea teniendo dos gallinas mas que no adqurí por que traían una infusión de atienza que les daba una tonalidad verdosa en las patas y con estos animales que adquiri de Don Lauro y un gallo camanejo que me obsequio el Ing Mendoza  que posteriormente supe que era mendieta limpio  comencé el criadero de jerezanos.

Quiero aclarar que en esta búsqueda encontré muchos animales españoles muy finos pero todos tenían infusiones de otras líneas y la mayoría de Oriental y siguiendo los consejos del Ing. Mendoza decidí criar líneas limpias para establecer una sólida base y ya después pensar en hacer infusiones con otra línea y con orientales.

El Ingeniero me mandó regalar un gallo español Almodovar que había adquirido del Dr. Bixler desafortunadamente se lo envió a un amigo de él que tenía varios animales míos debido a que yo estaba iniciando mis instalaciones en mi ranchito y este individuo de la manera mas cínica  se robó este gallo y la cría que había dejado con mis gallinas logrando recuperar milagrosamente solo las gallinas que había adquirido del Dr. Lauro Salazar y el camanejo .

En una ocasión me dijo el Ing. Mendoza que me iba a regalar un gallo canelo para cruzar con mis gallinas y pasaron varios torneos a los que fuimos y no me había vuelto a comentar sobre el gallo y fue en una ocasión que estando yo en La Piedad, Michoacán me desplace a Salamanca Gto. para saludarlo y ya picados por la plática de las plumas, nos fuimos  a la ciudad de León, Gto. según para ir por mi gallo y ya en la visita que hicimos a su amigo el criador Don Luis Ochoa Patiño me di cuenta de la seriedad y cariño con que criaba este señor sus animales  y ahí me llene de emoción cuando conocí los famosos Mendieta los cuales tenía Don Luis y el Ing. no me había querido decir nada sobre esa línea hasta que los tuve presentes.

Los Mendieta que les hablo eran pocos animales un total de 6 gallinas, un gallo canelo y uno pinto y yo la verdad no hallaba palabras ni ocasión para tratarle a Don Luis la compra de estos animales debido al gran orgullo con el que se expresaba de ellos y el mucho cariño que veía yo que sentía por estos animales, recurrí al Ing. Mendoza para que le abordara el tema y después de platicar durante horas y gracias a la gran amistad que hay entre Don Luis y Horacio concedió venderme una gallina y después de eso poco me falto para que me sangrara el pecho ya que me quería arrastrar suplicándole a Don Luis para que me vendiera todos los animales.

Don Luis es una persona que no la puedo describir mas que de bondadosa, servicial, honesta, pero sobre todo con un gran sentido de la amistad y fue por esto por lo que pude adquirir la totalidad de los animales dejando solo una gallina blanca que estaba empollando, la cual se la llevo posteriormente el Ing. Mendoza y se le murió en los patios del Sr. José Luis Conejo en Sarabia, Gto. después de este gran logro que solo por amistad pude conseguir Don Luis me hizo múltiples recomendaciones para que no fuera yo a perder la línea y le dije: Don Luis estos animales siguen siendo suyos lo único es que van a cambiar de residencia yéndose a recriar a mi rancho en Cd. Valles y de los primeros animales que nazcan le voy a traer para que usted siga esta línea y ojalá que nunca se deje de conservar limpia ya que la mayoría de los criadores que lograron tener esta línea Mendieta, todos la cruzaron obteniendo animales fenomenales de estas cruzas, pero desgraciadamente perdieron la línea original y esperamos conservarla así por muchos años ya que nuestro objetivo no es meramente comercial, sino la preservación de esta estirpe de gallos criados por el Coronel Don Carlos Mendieta y Montefur, los cuales siempre han probado ser una línea de gallos indoblegable. Algunos vencidos pero siempre con mucho honor demostrando que para matarlos como decimos muchos criadores se debe de liquidar hasta la última pluma del animal.

Es así como gracias a la amistad la Granja Clavesiete cuenta con esta afamada línea que para la mayoría de los criadores esta extinguida.

Gracias don luis por su amistad y gracias Horacio que sin tu ayuda no lo hubiera logrado

 

Fernando de la Vega Larraga 


ċ
Fernando De la Vega Larraga,
21 de jun. de 2009 15:41
ċ
Fernando De la Vega Larraga,
21 de jun. de 2009 15:41
ċ
Fernando De la Vega Larraga,
21 de jun. de 2009 15:41
Comments