Referents‎ > ‎

IMAGEN I. VENUS Y CUPIDO, Lorenzo Lotto 1520-1530

 
    Venus y Cupido, de Lorenzo Lotto ( 1520-1530)
 
              Técnica: óleo sobre lienzo
              Dimensiones: 92,4 x 111,4 cm
              En las colecciones desde 1986; donación de Mrs. Charles Wrightsman
              Ubicación: Metropolitan Museum, Nueva York
 
          
 
 
 
COMENTARIO
 
 
1- Este lienzo es de los pocos de tema mitológico realizados por Lotto, uno de los artistas más interesantes, versátiles y autónomos del siglo XVI italiano. Todavía se desconocen las circunstancias del encargo; según algunos, el cuadro podría haberse hecho a petición de un sobrino del pintor, Mario d'Armano.
 
La escena, desde el punto de vista iconográfico y como era habitual en Lotto, es compleja y ha dado lugar a numerosas interpretaciones. Entre ellas, la más sencilla, y tal vez la más obvia, es la que afirma el carácter de buenos augurios del lienzo: la obra se habría llevado a cabo con motivo de unos esponsales, inspirándose directamente en el planteamiento iconográfico de los epitalamios griegos.
 
La escena está dominada por la figura de Venus - cuyo rostro copia tal vez las facciones de la esposa -, que lleva una magnífica diadema, unos pendientes y el velo nupcial; la caracola, la rosa, con los pétalos que parecen recién caídos sobre el regazo, y el mirto son los símbolos clásicos que identifican a la diosa. Muchos otros detalles del ambiente circundante hacen referencia al amor y a la fidelidad: la tela roja, la hiedra, la guirnalda de mirto y el incensario que pende de ésta. A la izquierda de la composición, el gesto de Cupido orinando a través de la corona de mirto es un augurio de fertilidad y buena suerte.
 
 
2- Sobre el fondo, detrás de la cabeza de Venus, se percibe un tallo de hiedra enredado en el tronco de un árbol. Por su característica de trepadore que crece "abrazándose" al tallo de los árboles, y en calidad de especie siempre verde, la hiedra se ha usado como referencia al amor y a la amistad, convirtiéndose en símbolo de fidelidad y de afecto perenne.
 
3- En un primer plano, casi confundiéndose con la tela azul donde está tendida Venus, se observa una serpiente. Según algunos expertos podría aludir a los celos; pero no hay que olvidar que entre las civilizaciones más antiguas la figura de este reptil, símbolo falico, estaba directamente conectada con la Madre Tierra y, por tanto, asumía un valor positivo de fertilidad, acepción más adecuada al significado de buen augurio de la alegoría.
 
4- El artista logar captar admirablemente la expresión impertinente y maliciosa de Cupido. El compañero fiel de Venus aparece coronado de mirto, que, como planta sagrada de la diosa, era considerado por los antiguos un símbolo de fertilidad. Este significado se reafirma aquí en el gesto del joven dios, augurio de una feliz y fructífera unión.
 
 
                                                                                                                                                                        ( Basado en los textos de Lucia Impelluso)
Comments