1.1.04 El Panorama


El Panorama fue inventado por el
pintor inglés Robert Baker, en 1792.


Baker ideó crear una pintura que se extendiese 360º sobre el interior de una superficie cilíndrica, alrededor del espectador,logrando
en éste la sensación de estar inmerso en una realidad aparente.


Su primer Panorama, pintado a la acuarela y de 4,41 m de diámetro, mostraba la ciudad de Edinburgo desde Carlton Hill. Tuvo un gran impacto y un éxito de público inmediato, instalándose posteriormente por varias ciudades de Gran Bretaña y haciendo rico a su inventor.


Pronto el Panorama creció de tamaño y desarrolló las que serían sus medidas habituales: una gigantesca pintura circular, alojada de modo permanente dentro de un edificio construido ex profeso para ella. La longitud habitual del lienzo era de 120 m y su altura, 15 m.  El publico se situaba en una rotonda central  y se  paseaba, contemplando sin cortes ni soluciones de continuidad los grandes horizontes o gestas representados.







El Panorama era una pintura de con un elevado grado de complejidad técnica para su ejecución. Realizada por todo un equipo de pintores especializados, solo fue posible gracias al desarrollo de la multiperspectiva y  los descubrimientos de los pintores topográficos ingleses así como los fresquistas y vedutistas italianos.





Todos prepararon el terreno para el desarrollo de una pintura que crease al espectador la ilusión de estar directamente observando al realidad. Para aumentar esta sensación, frecuentemente se completaba el Panorama pictórico con un diorama de "ambientación", en el que objetos reales se extendían por el suelo hasta confundirse con la superficie pintada.






Comments