Hortalizas‎ > ‎

Remolacha


1. ORIGEN.

El azúcar cristalizada era ya conocida en Persia en el siglo IV a.C. y provenía seguramente de la India, donde se extraía de una variedad salvaje de caña. 
El cultivo de la remolacha se desarrolla en Francia y España durante el siglo XV, se cultivaba por sus hojas, que probablemente equivalían a las espinacas y acelgas. A partir de entonces la raíz ganó popularidad, especialmente la de la variedad roja conocida como remolacha.

En 1.747, el científico alemán Andreas Marggraf demostró que los cristales de sabor dulce obtenidos del jugo de la remolacha eran iguales a los de la caña de azúcar. En 1.801, se construyó la primera fábrica de azúcar en Cunern, Baja Silesia.
La incipiente industria azucarera basada en la remolacha tal vez no hubiera resistido la competencia con la caña de azúcar como materia prima si no hubiera sido por los bloqueos ingleses al continente europeo, lo que obligó a la búsqueda de nuevos recursos.

En 1.811, Napoleón mandó plantar 32.000 hectáreas de remolacha, contribuyendo de este modo al establecimiento de las fábricas. En pocos años se construyeron más de cuarenta fábricas de azúcar de remolacha, distribuidas desde el norte de Francia, Alemania, Austria, Rusia y Dinamarca. 

2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA.

La remolacha azucarera es una planta bianual perteneciente a la familia Quenopodiaceae y cuyo nombre botánico es Beta vulgaris L.
Durante el primer año la remolacha azucarera desarrolla una gruesa raíz napiforme y una roseta de hojas, durante el segundo, emite una inflorescencia ramificada en panícula, pudiendo alcanzar ésta hasta un metro de altura.

-Flores: poco llamativas y hermafroditas. La fecundación es generalmente cruzada, porque sus órganos masculinos y femeninos maduran en épocas diferentes.
-Raíz: es pivotante, casi totalmente enterrada, de piel-amarillo verdosa y rugosa al tacto, constituyendo la parte más importante del órgano acumulador de reservas.
-Semillas: estas adheridas al cáliz y son algo leñosas.

3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.

Actualmente se cultiva tres veces más azúcar de remolacha que hace cinco años y en cifras absolutas de producción ha superado a la caña de azúcar; debido tanto a la modernización del cultivo como a la disminución de la producción de remolacha forrajera. 
Casi el 90% del azúcar que se consume en Europa es de producción interna.

En varios países la remolacha azucarera representa el cultivo que más valor nutritivo produce en relación a la unidad de superficie, pues las hojas y cabezas o topes de la remolacha es un alimento muy rico en nutrientes para el ganado vacuno.
El valor alimenticio de estos productos secundarios más la pulpa o melaza que son devueltos al agricultor por las fábricas azucareras equivalen a la cosecha anual de un cultivo de trébol de la misma superficie. Así, se obtiene un producto directamente vendible más forrajes que abaratan la ración diaria del ganado.

PAÍSES

PRODUCCIÓN AÑO
2001 (toneladas)

Francia

29.504.000

Alemania

24.397.896

Estados Unidos

23.363.640

Ucrania

15.489.000

Federación de Rusia

14.239.000

Polonia

13.000.000

Italia

12.500.000

China

8.900.000

Reino Unido

7.250.000

España

6.899.100

Países Bajos

5.300.000

Bélgica-Luxemburgo

6.500.000

República islámica de Irán

4.300.000

Japón

4.000.000

Chile

3.169.210

Marruecos

3.106.168

Dinamarca

3.100.000

Egipto

2.900.000

Grecia

2.900.000

Hungría

2.900.000

República Checa

2.800.000

Suecia

2.602.200

Austria

2.559.613

República Federal de Yugoslavia

2.500.000

Irlanda

1.700.000

República de Moldova

1.138.000

Suiza

1.100.000

Finlandia

1.070.000

Fuente: F.A.O. 

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS.

-Clima: es uno de los principales factores que inciden directamente sobre el rendimiento. Un clima templado, soleado y húmedo contribuye a la producción de un elevado porcentaje de azúcar en la remolacha.
En este cultivo es muy importante la intensidad de iluminación, ya que permite el buen ejercicio de la fotosíntesis y condiciona la importancia de la elaboración del azúcar.

-Suelo: los suelos profundos con un pH alrededor de 7, con elevada capacidad de retención de agua, poca tendencia a formar costras y buena aireación son los más convenientes para la remolacha.
Los suelos arcillosos, arenosos, calizos y secos no son propicios para este cultivo.

5. MATERIAL VEGETAL.

La selección ha conducido, prácticamente, a tres grandes tipos:

  • Tipo E: (del alemán Enstereich: rico en cosecha). Son plantas rústicas que dan un rendimiento en peso elevado, pero con riqueza media.
  • Tipo Z: (del alemán Zucherreich: rico en azúcar). Son plantas con menos hojas, que proporcionan una menor cosecha, pero con raíces más ricas en azúcar. Su ciclo suele ser de menor duración. Son propias de suelos fértiles.
  • Tipo N: (del alemán Normalreich: medianamente rica). Tiene aptitudes intermedias entre los dos tipos anteriores, es decir, más producción que las de tipo Z en peso, y más riqueza en azúcar que las de tipo E. Su rusticidad también es intermedia entre los tipos E y Z.

Existen otros tipos intermedios como N-Z y N-E, con características entre un tipo y otro. La elección de la variedad a sembrar está condicionada por varios factores como son el tipo de suelo, tipo de cultivo, clima y fecha de siembra.

En secano y terrenos muy fuertes (siembras tempranas) se deben sembrar variedades de tipo E y N-E, por ser suelos que dan riqueza; no debiendo sembrar los tipo Z.
En riego se emplearán los tipos E, N-E ó N, utilizando estos últimos en las siembras más retrasadas y en suelos limosos.
En siembras tardías y suelos con poca riqueza se deberán sembrar los tipos N-Z.
En caso de tener varios tipos de variedades sembradas, la recolección de realizará primero en las de tipo N y las últimas las de tipo E.

6. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO. 

6.1. Trasplante.

En caso de trasplantar la remolacha esta técnica consiste en la obtención en invernadero de plantas sanas y fuertes, para ser trasplantadas en campo.

La técnica de trasplante se realiza mediante el siguiente proceso:

- las semillas son colocadas en una bandeja formada por cartuchos de papel denominadas "paperpot", permaneciendo 45 días en el invernadero. Durante este periodo se aplican los cuidados necesarios para que las plántulas alcancen su desarrollo para poder ser trasplantadas.

Mediante el trasplante se adelanta el ciclo de cultivo, adelantando así la campaña de la recolección de la remolacha para la obtención de azúcar. Con el trasplante, además se consigue alcanzar grandes ventajas agronómicas, como por ejemplo:

-Aumento del rendimiento del cultivo hasta un 25%.

-Reducción del coste de la semilla hasta un 58%.

-Se evita el problema de nascencia, así como el de la resiembra.

-Facilita la lucha contra malas hierbas y ahorro en el empleo de tratamientos herbicidas.

-Ahorro en el suministro de insecticidas para posibles plagas en el cultivo, pues el trasplante facilita la lucha contra ciertas plagas.

6.2. Preparación del terreno.

Para conseguir una buena producción de remolacha es necesario realizar un alzado lo más profundo posible (35-45 cm.) para enterrar rastrojos del cultivo anterior, facilitar un buen desarrollo posterior de las raíces y conservar la mayor cantidad posible de agua de lluvia.

La labor de alzado se completa con uno o dos pases de grada o cultivador, según las necesidades del terreno, con el objetivo de desmenuzar los terrones formados en el alzado.

El gradeo suele tener una profundidad de 10-15 cm, siendo conveniente aprovechar esta labor para enterrar el abono de fondo.

6.3. Siembra.

La semilla de la remolacha necesita un contacto completo con el suelo y además un sustrato firme para que la raíz deba entrar con fuerza.
Si el suelo ha sido removido por debajo de los 3 cm. de profundidad la raíz no encuentra resistencia y forma múltiples raíces, siendo contraproducente en la remolacha azucarera en cuanto a su contenido de azúcar.
La distancia entre líneas oscila entre 45-65 cm, se debe estrechar la interlínea hasta donde lo permita la maquinaria empleada
En la siembra primaveral se pretende realizar una implantación temprana a partir del 15 de mayo cuando la iluminación comienza a ser más elevada. Y la mejor fecha de siembra otoñal es la que va desde primeros de octubre a mediados de noviembre. 

A continuación se citan las ventajas del empleo de una sembradora de precisión, bien mecánica o neumática:

-Se favorece una nascencia más uniforme, unas plantas de tamaño más regular, y en número suficiente.

-Se disminuye el coste de aclareo.

-Menor competencia entre plantas y desarrollo más rápido del cultivo.

-Se facilita el aclareo dentro del periodo hábil disponible para ello.

-Se facilita el trabajo de las binadoras.

La siembra de precisión es aconsejable para los terrenos de regadío, donde pueda asegurarse la nascencia, debiendo utilizar herbicidas selectivos e insecticida microgranulado que proteja la semilla. Para una correcta siembra de precisión debe emplearse exclusivamente semillas calibradas, debiendo existir una relación entre el calibre de las semillas a sembrar y el tamaño de los alvéolos del distribuidor de la sembradora.

Con carácter orientativo, la distancia entre semillas recomendables para una siembra de precisión serían:

Tipo de semilla

Distancia entre
semillas (cm)

Calibradas

4

De precisión (monogermen técnica)

6

Monogermen genética

9-12

6.4. Tipos de semillas.

La semilla de remolacha es un glomérulo que se compone en realidad de varias semillas encerradas en una misma cubierta suberosa. Tiene el inconveniente de que nacen varias plantas en un mismo punto, dificultando y encareciendo la labor de aclareo. Además, esta siembra no es uniforme, por tanto en los países en los que se ha mecanizado totalmente el cultivo, para abaratar la operación de aclareo, surgió la necesidad de obtener semillas monogermen.

-Multigermen normal (ordinaria): es la más empleada, conteniendo cada semilla más de un germen. Tienen un menor coste, y pueden utilizarse con sembradoras tradicionales. Se precisa gran cantidad de semilla y las operaciones de aclareo son muy costosas.

-Multigermen calibrada: están sometidas a un calibrado para obtener una diferencia de diámetro establecida. Tiene mayor índice de germinación y permite un ahorro de semilla en la siembra. Debe ser sembrada con sembradora de precisión.

-Semillas de precisión (monogermen técnica): procede del segmento mecánico de las semillas naturales multigérmenes. Solo se recomienda este tipo de semillas para las siembras de precisión. Supone un considerable ahorro en mano de obra en el aclareo respecto a las multigérmenes, pero es más costoso que las monogérmenes genéticas.

-Monogermen genética: la monogermia se ha obtenido genéticamente. Este tipo de semilla supera en energía y vigor germinativo y por tanto, en nascencia, a las demás semillas. Al ser una semilla cara solo se recomienda en siembras semidefinitivas o definitivas. Se favorece la labor de aclareo.

6.5. Riego.

El agua, es el factor que más influye sobre el peso y la riqueza de la remolacha azucarera; a la vez es el más difícil de manejar, por depender de muchos otros parámetros como climatología, tipo de suelo, profundidad de raíces, etc. El volumen de agua a emplear puede oscilar entre 50 y 70 l/m2, siendo aplicada desde mediados de agosto a principios de septiembre.
La remolacha necesita aproximadamente 20 l/m2 para nacer, pero si en un plazo de 15-20 días no ha recibido de nuevo agua, puede perderse la siembra.

La mayoría de suelos donde se cultiva remolacha, tienen una conductividad eléctrica inferior a 0.5 mmhos/cm, no obstante, si se presume que una parcela pueda ser salina, se recomienda efectuar un análisis, y si la conductividad eléctrica es igual o mayor de 3 mmhos/cm, es preferible no sembrar remolacha.
Los suelos arenosos tienen menor capacidad de retención de agua, por tanto los riegos tendrán que ser más ligeros y frecuentes; ocurriendo lo contrario en suelos arcillosos.

6.6. Abonado.

Las exigencias nutricionales de la remolacha azucarera son elevadas y la fertilización debe tener en cuenta el ciclo vegetativo largo. Este exige por un lado fuentes disponibles y asimilables rápidamente y por otro lado nutrientes de acción prolongada y persistentes. Los suelos que tienden a compactarse deben ser abonados con productos orgánicos para mejorar su estructura.
Se recomienda aplicar 22000 kg/ha de un estiércol bien curado y bien repartido por el campo en una capa regular.

La relación óptima de N: P2O5: K2O es 1: 0.8: 1.2.
Esta relación ideal no siempre se puede lograr, pues depende del cultivo anterior, de la calidad del abonado orgánico, de la actividad del suelo y de su grado de productividad.

-Nitrógeno. El abonado nitrogenado se debe aplicar 1/3 del total en fondo y 2/3 en cobertera (efectuando 1 ó 2 aplicaciones dependiendo de la fecha, tipo de abono, suelo, climatología...).
El exceso de nitrógeno aumenta el desarrollo foliar, pero disminuye la capacidad de movilización de los azúcares hacia la raíz.
El nitrógeno de fondo, en caso de utilizar abonos simples, se debe de aplicar con un abono amoniacal o ureico, cuya acción es lenta y , por tanto, con menor riesgo de ser lavado por las precipitaciones otoñales.
El nitrógeno de cobertera deberá aplicarse temprano. La primera aplicación, en caso de realizarse dos, se hará tras el aclareo, y unos 20 ó 30 días después la segunda. En el abonado de cobertera, se puede emplear indistintamente las formas nítricas, amoniacales o ureicas, dependiendo de factores como: fecha de aclareo, tipo de suelo, climatología, maquinaria disponible...
En ningún caso se realizarán aportaciones tardías de nitrógeno, pues alarga el ciclo de la planta, empeora la calidad y disminuye la riqueza.

Unidades fertilizantes por hectárea de nitrógeno

 

FONDO

COBERTERA

TOTAL

Secano

50

50-60

40-50

140-160

Riego localizado

50

60-70

50-60

160-180

Riego por superficie

50

70-80

60-70

180-200

-Fósforo. El P2O5 no solo acelera el desarrollo de la primera edad sino que mejora el contenido en sacarosa. El valor promedio es de 150 kg/ha de P2O5 aplicados exclusivamente en abonado de fondo. En suelos con tendencia a la acidez se empleará fósforo de componente alcalino.
La eficacia del fósforo se manifiesta principalmente en los estados jóvenes de la planta, por tanto es recomendable enterrar este elemento lo más temprano posible para que esté disponible y asimilable en los primeros estados de la remolacha.

-Potasio. Es necesario suministrar 200 kg/ha de K20. Las tierras que puedan tener bajo contenido en potasio son aquellas arenosas y sueltas, susceptibles al lavado.

-Boro. es uno de los microelementos más importantes. Normalmente basta con 20 kg/ha de Borax repartidos con el abonado antes de la siembra, el inconveniente es conseguir un reparto uniforme, pero se pueden emplear combinaciones con boro, como el superfosfato de boro. 

-Magnesio. La carencia de magnesio, se hace visible con manchas amarillas en las hojas, ocurriendo frecuentemente en suelos ligeros. Se recomienda pulverizar con abonos líquidos que contengan magnesio.

-Manganeso. Su carencia se manifiesta mediante puntos amarillos en las hojas, se debe pulverizar con abonos líquidos que contengan manganeso.

6.7. Malas hierbas.

La importancia de las malas hierbas en el cultivo de la remolacha azucarera es primordial tanto en el aspecto técnico como en el económico; técnicamente por la dificultad de controlar las malas hierbas, y económicamente por la repercusión en los costes de producción y en el producto bruto final, bien sea utilizando la escarda manual, mecánica o la aplicación de herbicidas. A continuación citaremos algunos herbicidas empleados en los cultivos de remolacha azucarera y sus características más acentuadas:

-Cloridazona: es un herbicida que actúa tanto por vía foliar como radicular y se aplica tanto en preemergencia como post-emergencia. Se incorpora al suelo mediante riego y controla las siguientes malas hierbas:

  • Amaranthus retroflexus.
  • Capsella bursapastoris.
  • Chenopodium album.
  • Lanium sp.
  • Spergula arvensis.
  • Urtica urens.
  • Atriplex patula.
  • Poa annua 
  • Poa pratensis

-Fenmedifan: se debe aplicar cuando el suelo se encuentra en tempero, pues favorece la absorción de la planta. No tiene efecto residual y es eficaz contra malas hierbas de hoja ancha compuesta y anuales.

-Etofumesato: este herbicida es absorbido por las yemas de las plantas nada más germinar éstas. Se aplica en el suelo húmedo y es eficaz contra:

  • Amaranthus sp.
  • Avena sp.
  • Polygonum aviculare.

-Lenacilo: se incorpora mediante una labor con riego y no tiene acción de contacto y es eficaz contra:

  • Anagallis arvensis.
  • Anthemis sp.
  • Chenopodium album.
  • Malva silvestris.
  • Solanum nigrum.
  • Stellaria media.

-Metacloro: este herbicida inhibe la germinación de las plántulas al ser captadas por ellas y controla las siguientes especies de hoja ancha y estrecha:

  • Amaranthus.
  • Capsella.
  • Fumarian.
  • Matricaria.

-Metamitrona: es absorbido por la raíz. El suelo debe de estar humedecido para que el herbicida tenga más efecto. Su control va dirigido a hierbas tanto de hoja ancha como estrecha.

Las siguientes materias activas son eficaces contra malas hierbas anuales en el cultivo de la remolacha azucarera:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Cloridazona 32.5% + Metacloro 18.5%

4-8 l/ha

Suspensión concentrada

Etofumesato 30% + Lenacilo 12%

2.5-5 l/ha

Suspensión concentrada

Etofumesato 50%

1-4 l/ha

Suspensión concentrada

Metacloro 96%

0.75-3 l/ha

Concentrado emulsionable

Son recomendables las siguientes materias activas contra dicotiledóneas anuales:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Cloridazona 40% + Quinmerac 5%

4-6 l/ha

Suspensión concentrada

Cloridazona 43%

4.5-7.5 l/ha

Suspensión concentrada

Cloridazona 48% + Lenacilo 12%

2.5-3.5 l/ha

Polvo mojable

Desmedizan 1.6% + Etofumesato 12.8% + Fenmedifan 6.2%

2-4 l/ha

Concentrado emulsionable

Diquat 20%

1.5-4 l/ha

Concentrado soluble

Etofumesato 20%

4-7 l/ha

Concentrado emulsionable

Etofumesato 30% + Lenacilo 12%

3.5-5 l/ha

Polvo mojable

Etofumesato 5% + Fenmedifan 9%

4-7 l/ha

Concentrado emulsionable

Fenmedifan 16%

6-8 l/Ha

Concentrado emulsionable

Lenacilo 80%

0.60-0.80 l/ha

Polvo mojable

Metamitrona 70%

5-7 kg/ha

Granulado dispersable en agua

A continuación se muestran las materias activas más empleadas contra gramíneas anuales:

7. PLAGAS Y ENFERMEDADES.

7.1. Plagas.

-GUSANOS DE ALAMBRE (Agriotes lineatus).

Es uno de los insectos de suelo más común y que mayor daño puede causar, especialmente en siembra. Los adultos suelen aparecer a principios de marzo, teniendo una vida de 30 días. Una fuerte lluvia con altas temperaturas puede provocar una salida masiva de adultos.
Las larvas son muy sensibles a la sequía, tienen un ciclo de cinco años, con oscilación de 1 ó 2 años según las condiciones climáticas. Los mayores daños son los causados por las larvas a partir del tercer año.

Control.

-Las labores preparatorias y con tiempo cálido, provocan una cierta mortalidad.
-El control químico se realiza a partir de las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Benfuracarb 8.6%

7-10 kg/ha

Gránulo

Carbofurano 3.75% + Imidacloprid 1.25%

10 kg/ha

Gránulo

Carbosulfan 5%

12 kg/ha

Gránulo

Clorpirifos 5%

40-50 kg/ha

Gránulo

Diazinon 10%

45 kg/ha

Gránulo

Fonofos 55%

6-7 l/ha

Suspensión en cápsulas (microcápsulas)

Isofenfos 5%

100 kg/ha

Gránulo

Terbufos 5%

6-20 kg/ha

Gránulo

-GUSANOS BLANCOS (Anoxia villosa).

Vive dos años en estado de larva con una duración del ciclo biológico completo de tres años.
El daño que producen estos insectos no es muy grave.

Control.

-El control químico se realiza con las siguientes materias activas:

Materia activa 

Dosis

Presentación del producto

Benfuracarb 5%

12-15 kg/ha

Gránulo

Clorpirifos 5%

40-50 kg/ha

Gránulo

Fonofos 55%

6-7 l/ha

Suspensión en cápsulas (microcápsulas)

-MOSCA DE LA REMOLACHA (Pegomya betae).

Este díptero no suele ocasionar graves daños, pese a estar muy extendido, aunque en condiciones climáticas favorables a obligado al agricultor a resembrar.
La aparición de adultos se produce en primavera, con dos generaciones anuales. La larva comprende un tamaño de 6 a 8 mm, instalándose en la epidermis de las hojas de remolacha.
Las hembras realizan su puesta en el envés de las hojas y cuando los huevos eclosionan las larvas salen de ellos y penetran en el interior de las hojas alimentándose de su epidermis.

Control.

-Pese a tener muchos enemigos naturales y presentarse en época en que la remolacha se defiende bien, a veces es necesario tratarla cuando su ataque es fuerte. Se obtienen buenos resultados con las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Acefato 1.5% + Azufre 80%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Carbofurano 3.75% + Imidacloprid 1.25%

10 kg/ha

Gránulo

Carbosulfan 5%

12 kg/ha

Gránulo

Cipermetrin 1.25% + Monocrotofos 20%

0.20-0.40%

Concentrado emulsionable

Dimetoato 20%

0.20%

Polvo mojable

Fenitrotion 60%

1.25-2 l/ha

Líquido para aplicación ultra bajo volumen

Fention 50%

0.10-0.20%

Concentrado emulsionable

Fosalon 35%

0.15-0.20%

Concentrado emulsionable

Metil paration 20%

0.08-0.18%

Concentrado emulsionable

Triclorfon 5%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

-CASSIDA (Cassida vittata).
Los adultos aparecen a final de febrero o principios de marzo, después de haber incubado bajo las malas hierbas. Una semana más tarde realizan el acoplamiento y la puesta, naciendo la larva a los 10 días.
La larva durante 20 días come el parénquima del envés de las hojas. El periodo de vida de la ninfa es de 6 a 8 días, apareciendo posteriormente el adulto y completando el ciclo. El número de generaciones varía en función de las condiciones climáticas, habiéndose observado hasta cuatro.
Los mayores daños son los causados por la primera y segunda generación. En caso de fuertes ataques puede causar pérdidas de hasta el 30% de la cosecha.

Control.

-La respuesta a los tratamientos químicos suele ser muy buena, basadas en las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Carbaril 48%

0.25-0.30%

Suspensión concentrada

Dimetoato 40%

0.10-0.15%

Concentrado emulsionable

Lindano 2%

15-20 kg/ha

Polvo para espolvoreo

-GUSANOS GRISES (Agrotis segetum).

Las larvas tienen un color verde, alcanzan un tamaño de 4-5 cm, de piel lisa y suelen enroscarse cuando es interferida por algún obstáculo. Suelen atacar a la planta de la remolacha cuando es pequeña y cuando es grande se introducen por la raíz formando en ella profundas galerías.

Control.

-Las siguientes materias activas son eficaces en el control químico contra gusanos grises:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Clorpirifos 24% + Metomilo 10%

0.10-0.15%

Concentrado emulsionable

Flucitrinato 10%

0.08-0.10%

Concentrado emulsionable

Terbufos 5%

6-20 kg/ha

Gránulo

Tralometrina 3.6%

0.03-0.08%

Concentrado emulsionable

-GUSANOS VERDES (Phytometra gamma, Laphygma exigua).

-Control.

-Estas larvas son de difícil acceso para su control.
Se pueden utilizar con buenos resultados Betaciflutrin 2.5%, presentado como suspensión concentrada a una dosis de 0.05-0.08%.

-PULGONES (Aphis fabae, Myzus persicae).

Se trata de los parásitos más frecuentes en el cultivo de la remolacha, causando un notable perjuicio al ser transmisores de virus.
El momento de aparición de los pulgones varía según la climatología, eclosionando los huevos cuando la temperatura ambiental es de 5ºC. En caso de invierno suave se han detectado pulgones verdes en los cotiledones de la remolacha.

Control.

-En general, se debe efectuar un tratamiento contra estos parásitos, siendo las siguientes materias activas eficaces:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Acefato 1.5% + Azufre 80%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Alfa cipermetrin 4%

0.08-0.10%

Concentrado emulsionable

Benfuracarb 3%

15-25 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Carbofurano 3.75% + Imidacloprid 1.25%

10 kg/ha

Gránulo

Carbofurano 5%

12-15 kg/ha

Gránulo

Carbosulfan 5%

12 kg/ha

Gránulo

Cipermetrin 0.5%

30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Clorpirifos 24% + Metomilo 10%

0.10-0.15%

Concentrado emulsionable

Deltametrin 2.5% + Heptenofos 40%

0.05%

Concentrado emulsionable

Dimetoato 40%

0.10-0.15%

Concentrado emulsionable

Esfenvalerato 2% + Fenitrotion 25%

0.60-0.75%

Concentrado emulsionable

Etil azinfos 20%

0.20-0.25%

Polvo mojable

Fenitrotion 50% + Fenvalerato 2%

1.5 l/ha

Concentrado emulsionable

Lindano 80%

0.02-0.04%

Suspensión concentrada

Metil Paration 45%

0.10-0.13%

Suspensión concentrada

Metil Pirimifos 2%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Pirimicarb 50%

0.10%

Polvo mojable

Tralometrina 3.6%

0.03-0.08%

Concentrado emulsionable

-PULGUILLA DE LA REMOLACHA (Chaetocnema tibialis).

Esta plaga está presente especialmente en suelos arcillosos. La pulguilla en estado adulto no sobrepasa los 2 mm. de longitud.
Los ataques se manifiestan en las hojas con pequeños orificios en forma de perigonada. Estos daños pueden llegar a ocasionar la muerte de la planta.

Control.

-Se vienen empleando las siguientes materias activas para su control: 

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Benfuracarb 3%

15-25 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Carbaril 10%

15-25 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Carbofurano 3.75% + Imidacloprid 1.25%

10 kg/ha

Gránulo

Carbosulfan 5%

12 kg/ha

Gránulo

Cipermetrin 0.5%

30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Cipermetrin 1.25% + Monocrotofos 20%

0.20-0.40%

Concentrado emulsionable

Deltametrin 0.5%

1.50-2.50%

Líquido para aplicación ultra bajo volumen

Etil Azinfos 20%

0.20-0.25%

Polvo mojable

Fenitrotion 50% + Fenvalerato 2%

1.50 l/ha

Concentrado emulsionable

Fention 40%

0.15-0.25%

Polvo mojable

Lindano 80%

0.02-0.04%

Suspensión concentrada

Metil Paration 2%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Teflutrin 0.5%

10-15 kg/ha

Gránulo

Terbufos 5%

6-20 kg/ha

Gránulo

Triclorfon 5%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

-CLEONUS (Cleonus mendicus).
Es el insecto más dañino en el cultivo de la remolacha y en áreas de secano si las condiciones ambientales le son favorables, puede llegar a ocasionar la pérdida casi total de la cosecha.
El adulto es un insecto alargado, de coloración grisácea, más o menos oscuro, con manchas blancas en la base de los élitros y una corta línea basal en los mismos; llevan por debajo ligeras manchas negruzcas.
El adulto inverna en el suelo, y sale en invierno o primavera, según las condiciones climáticas, alimentándose principalmente de las hojas de remolacha, durante un periodo de 15 a 30 días, posteriormente comienza el apareamiento y puesta de las hembras. El huevo es depositado de forma aislada en la proximidad de las plantas atacables. Transcurridos 10 días las larvas salen del huevo introduciéndose rápidamente en la raíz, excavando en ella numerosas galerías.
Este insecto no presenta más que una generación anual, apareciendo los adultos en otoño y en invierno-primavera.
El daño más importante es el producido por la larva, ésta excava un gran número de galerías, normalmente en sentido vertical, siendo causa, además, del origen de enfermedades criptogámicas.

Control.

-Evitar la repetición del cultivo.
-Los tratamientos químicos deben ir dirigidos a combatir a los adultos, aunque la larva sea muy sensible, al encontrarse en el interior de la raíz, es muy difícil llegar a ella. Los tratamientos se darán cuando aparezcan los primeros adultos, la época más apropiada para realizarlos es la comprendida entre la aparición de los adultos y el comienzo de su apareamiento.

Se recomienda alternar las materias activas para limitar los riesgos de resistencia, a continuación se citan algunas de ellas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Carbaril 37.5% + Clorpirifos 24%

2-3 kg/ha

Polvo mojable

Carbaril 48%

0.25-0.30%

Suspensión concentrada

Lindano 2%

15-20 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Terbufos 5%

6-20 kg/ha

Gránulo

-LIXUS (Lixus junci, Lixus scabricollis).

Constituye junto a los Cleonus los insectos más dañinos, tanto las larvas como los adultos producen daños en la remolacha.
El adulto es un pequeño curculiónido de color pardo y tegumentos duros, apareciendo generalmente en los primeros días de marzo, adelantándose o retrasándose según la climatología. La puesta tiene lugar 3 días después del acoplamiento. La hembra deposita un huevo en el orificio que hace en el tallo, la larva recién nacida mina el tallo trazando una galería casi rectilínea; en ocasiones la larva penetra en el cuello de la remolacha descendiendo hacia el interior de la misma.
Normalmente tiene dos generaciones anuales, ocasionando los mayores daños los adultos de la 2ª generación en las hojas.

Control.

-El mejor control se consigue combatiendo a los adultos.
-Hay tratamientos que se efectúan paralelamente contra Cleonus y Lixus, siendo las materias activas recomendadas contra Cleonus las siguientes:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Carbaril 37.5% + Clorpirifos 24%

2-3 kg/ha

Polvo mojable

Carbaril 48%

0.25-0.30%

Suspensión concentrada

Lindano 2%

15-20 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Terbufos 5%

6-20 kg/ha

Gránulo

-MARIPACA (Aubeonymus mariaefranciscae).

Este pequeño insecto tiene el cuerpo ovalado, robusto, negro, de aspecto brillante y tegumentos poco marcados.
Su hábitat lo constituye la remolacha de secano o con riego de apoyo, encontrándose casi exclusivamente en suelos fuertes con tendencia a formar costra.
Los adultos aparecen en otoño coincidiendo con la nascencia de la remolacha, agrupándose en torno a las plántulas. Los primeros daños se pueden observar en la remolacha recién nacida, observándose gran cantidad de plántulas muertas. Esta mortalidad de plántulas está causada por la gran cantidad de mordeduras sobre los cotiledones y las primeras hojas de la planta.
Una vez que la planta alcanza el estado de cuatro-seis hojas, es difícil que muera, pero los agujeros ocasionados en la raíz por las picaduras impiden su normal desarrollo, dando lugar a una disminución en el rendimiento.
En algunos casos, la elevada presencia de individuos trae consigo la necesidad de realizar una o dos resiembras, o que ante una deficiente protección del cultivo no compense realizar la recolección.

Control.

-Se trata de una plaga difícil de controlar, pues tiene una vida fundamentalmente subterránea. Por tanto las primeras medidas de protección deben ir encaminadas a proteger el cultivo en los primeros estados.
-Se recomienda evitar las siembras aisladas.
-Eliminar los residuos de cosecha en las parcelas aisladas.
-Se aconsejan las siembras tempranas.
-El control químico se realiza con Teflutrin al 0.5%, presentado como gránulo, a dosis de 20 kg/ha.

-NEMÁTODOS (Heterodera schachtii, Meloidogyne incognita).

Los síntomas se presentan por "rodales" de plantas amarillentas, con poco vigor y gran número de raíces con pequeños nódulos blancos (quistes) que pueden permanecer durante mucho tiempo y dar lugar a malformaciones de difícil eliminación.

Control.

-Mantener la superficie libre de malas hierbas.
-En caso de elevados niveles de infección utilizar una alternativa de cultivo a muy largo plazo.
-En caso de infección leve se recomiendan las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Benfuracarb 5%

12-30 kg/ha

Gránulo

Carbofurano 5%

12-15 kg/ha

Gránulo

Carbosulfan 5%

12 kg/ha

Gránulo

7.2. Enfermedades.

-OIDIO (Erysiphe comunis).

Esta enfermedad se ve favorecida por la inversión de temperaturas calurosas y por el empleo de agua calcáreas o salinas en el riego. La temperatura óptima para el desarrollo de esta enfermedad ronda los 20ºC.
Los síntomas se manifiestan en las hojas exteriores, pues aparecen cubiertas por una masa algodonosa blanca, de aspecto pulverulento.
El daño provocado por esta enfermedad es la reducción del rendimiento de la cosecha, al disminuir la capacidad de fotosintetizar por la presencia de este hongo en las hojas.

-Control.

-En cuanto al control químico, las materias activas recomendadas son:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Acefato 1.5% + Azufre 80%

20-30 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Azufre 50% + Miclobutanil 0.8%

5-7 kg/ha

Polvo mojable

Azufre 70% + Fluquinconazol 5%

2 l/ha

Suspensión concentrada

Azufre 75% + Nuarimol 1.5%

0.10-0.15%

Polvo mojable

Azufre mojable 80%

0.25-0.75%

Polvo mojable

Bupirimato 25%

1-1.5 l/ha

Concentrado emulsionable

Carbendazima 20% + Flutriazol 9.4%

1-2 l/ha

Suspensión concentrada

Carbendazima 30% + Ciproconazol 16%

0.258-0.50 l/ha

Suspensión concentrada

Ciproconazol 5%

0.80-150 l/ha

Concentrado emulsionable

Difenoconazol 10% + Fenpropidin 37.5%

0.75-1 l/ha

Concentrado emulsionable

Mancozeb 60% + Metil Tiofanato 14%

2-4 l/ha

Polvo mojable

Maneb 50% + Metil Tiofanato 25%

0.20-0.35%

Polvo mojable

Procloraz 40% + Propiconazol 9%

0.25-0.50 l/ha

Concentrado emulsionable

Propiconazol 10%

0.05%

Concentrado emulsionable

Tetraconazol 10%

0.03-0.05%

Concentrado emulsionable

-ROYA (Uromyces betae).

Esta enfermedad suele aparecer a finales de verano. Sus síntomas son de fácil reconocimiento, pues aparecen pequeñas pústulas de 1 mm. de diámetro (soros) de color marrón o anaranjado que contiene un polvillo rojizo que mancha al tocar, instalándose tanto en el haz como en el envés de las hojas.
Los daños no son muy importantes, pero ataques muy fuertes pueden llegar a ocasionar pérdidas de casi el 10% del rendimiento de la cosecha por desecación de las hojas.

Control.

-No excederse en el abonado nitrogenado, pues su exceso favorece la aparición de dicha enfermedad.

-Las siguientes materias activas son eficaces contra esta enfermedad:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Difenoconazol 10% + Fenpropidin 37.5%

0.75-1 l/ha

Concentrado emulsionable

Mancozeb 45%

5-7 l/ha

Suspensión concentrada

Maneb 10%

20 kg/ha

Polvo para espolvoreo

Sulfato cuprocálcico 17.5% + Zineb 7%

6-8 l/ha

Polvo mojable

-CERCOSPORA (Cercospora beticola).

El hongo causante de este enfermedad penetra en los estomas de las hojas de remolacha, desarrollándose en su interior.

La enfermedad se manifiesta por rodales con aparición de manchas redondeadas de color grisáceo, con halos de diferente color, uno rojo y otro marrón. Conforme avanza la enfermedad las manchas se extienden uniéndose unas con otras, hasta llegar a cubrir las hojas en su totalidad, como consecuencia las hojas acaban secándose.
Si el tiempo es húmedo, en el interior de las manchas, aparecen puntuaciones negras rodeadas de una gran masa algodonosa y blanquecina (órgano reproductor del hongo).
Los daños ocasionados por esta enfermedad son elevados por varios motivos: pérdida de masa foliar y el rebrote de la planta hace consumir las reservas de la raíz, disminuyendo así la pérdida de azúcar.

Control.

-Una medida preventiva es el tratamiento de la semilla con productos derivados del mercurio.
Este hongo tiene una gran capacidad de supervivencia en el suelo y por tanto, es probable que se deba variar la rotación de cultivos de remolacha y realizar después de la cosecha una labor de volteo profunda.

-Para combatir esta enfermedad se suelen emplear fungicidas a partir de las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Azufre 70% + Fluquinconazol 5%

2 l/ha

Suspensión concentrada

Benomilo 50%

0.05-0.10%

Polvo mojable

Carbendazima 20% + Flutriazol 9.4%

1-2 l/ha

Suspensión concentrada

Carbendazima 30% + Ciproconazol 16%

0.25-0.50 l/ha

Suspensión concentrada

Carbendazima 50%

0.06%

Suspensión concentrada

Ciproconazol 5%

0.80-1.5 l/ha

Concentrado emulsionable

Folpet 10% + Sulfato cuprocálcico 20%

0.40-0.60%

Polvo mojable

Hidróxido cúprico 50%

0.15-0.25%

Polvo mojable

Kasugamicina 5% + Oxicloruro de cobre 45%

45%

Polvo mojable

Mancozeb 17.5% + Oxicloruro de cobre 22%

4-6 kg/ha

Polvo mojable

Mancozeb 60% + Metil tiofanato 14%

2-4 l/ha

Polvo mojable

Maneb 10% + Oxicloruro de cobre 30%

0.30-0.50%

Polvo mojable

Maneb 30% + Metil tiofanato 15%

0.40-0.60%

Suspensión concentrada

Maneb 8% + Sulfato cuprocálcico 20%

0.40-0.60%

Polvo mojable

Oxicloruro de cobre 37.5% + Zineb 15%

0.40%

Polvo mojable

Procloraz 40% + Propiconazol 9%

1.25-1.50 l/ha

Concentrado emulsionable

Tetraconazol 10%

0.03-0.05%

Concentrado emulsionable

-MAL DEL CORAZÓN.

Se trata de una enfermedad carencial, que aparece si falta boro en el suelo o en los fertilizantes; suele presentarse en verano y sus síntomas son los siguientes: la parte central de la hoja se seca, ennegrece y acaba descomponiéndose. La enfermedad se transmite desde las hojas hasta la raíz en su parte central que acaba por originar también la pudrición.

Control.

-Para evitar esta carencia debe emplearse 20 kg/ha de borax.

-MAL VINOSO (Rhizoctonia violacea).

Es una de las enfermedades que produce más daños.
La raíz se ve envuelta por un micelio violáceo que se propaga de unas raíces a otras, por tanto se observan rodales atacados en el cultivo.

Control.

-Desinfección de la semilla.
-Diseñar un buen drenaje para evitar encharcamientos y mejora de la estructura del suelo.
-Emplear rotaciones de cultivo.

-MAL DEL ESCLEROCIO (Sclerocium rolfsii).

Esta enfermedad suele aparecer en los países cálidos y terrenos ácidos; siendo su temperatura óptima de 30-35ºC, deteniéndose al descender a los 20ºC.

Control.

-Desinfección de la semilla, especialmente si antes han aparecido algunos casos en la región.
-Arranque y quema de las plantas infectadas, haciéndolo igualmente en una franja sana, próxima a la afectada.

-POMA (Phoma betae).

Los síntomas se manifiestan en forma de manchas redondeadas con puntuaciones negras sobre las hojas.
Este hongo se desarrolla en unas condiciones de temperatura que oscilan entre los 20ºC. El hongo es capaz de introducirse en los tejidos de la planta y desarrollándose en su interior.
Una semilla infectada puede presentarse normalmente sana durante el desarrollo de la planta, pero dado un momento de su ciclo, la enfermedad acaba manifestándose.

Control.

-No repetir el cultivo.
-Dejar un mayor número de plantas en el aclareo.

-MILDIU DE LA REMOLACHA (Peronospora schachtii).

Este hongo ataca las hojas enrollando sus bordes, apareciendo una eflorescencias gris-violáceas en el envés, que corresponden a la fructificación del hongo.

Control.

-Se recomienda el empleo de fungicidas a partir de las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Kasugamicina 5% + Oxicloruro de cobre 45%

0.08-0.15%

Polvo mojable

Mancozeb 42%

5.50-7.50 kg/ha

Suspensión concentrada

Oxicloruro de cobre 38%

0.20-0.30%

Suspensión concentrada

-AMARILLEZ VIRÓTICA.

Esta enfermedad es originada por un virus que se propaga por medio de pulgones y, de modo especial, por el pulgón negro de las habas, que es muy frecuente en la remolacha y que transmite la enfermedad de una plantas a otras.
Los síntomas aparecen en verano mediante una coloración amarillenta en las hojas, aunque estos síntomas se pueden confundir con otras clorosis parecidas. No obstante, esta clorosis está originada por un virus que comienza a amarillear las hojas desde las puntas hasta completar todo el limbo. La hoja se vuelve rígida y gruesa y al romperse hace un crujido muy característico.
Los daños ocasionados producen una pérdida de peso de la raíz y del porcentaje de azúcar.

Control.

-Combatir los pulgones.
-Si aparece la enfermedad arrancar y quemar las plantas atacadas, para que no sean foco de infección.

-RIZOMANÍA.

Es una enfermedad producida por el virus Beet Necrotic Yellow Vein Virus (BNYVV), transmitido por un hongo (Polymyxa betae) que vive en las plantas quenopodiáceas y se propaga mediante el agua de riego.
Los síntomas que aparecen en la planta son muy diversos, las hojas se vuelven pálidas o amarillentas con los peciolos alargados y las hojas más afiladas. También afecta a la raíz, que aparece como una cabellera con numerosas raicillas finas con abultamientos.
Los daños son más severos si la enfermedad aparece más temprana, pues puede alcanzar la podredumbre total de la raíz por otros patógenos y el rendimiento de la cosecha descendería entre un 40 y 70%.

Control.

-Utilizar variedades tolerantes.
-Adelantar la siembra.
-Rotación de cultivos.


Comments