Defensas del Organismo

Prof.  ERNESTO G. SCIARINI                                                                                                              

egsciarini@gmail.com

DEFENSAS DEL ORGANISMO

Salud y enfermedad

Según la Organización Mundialla Salud (OMS), es “el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o de enfermedad
Por lo tanto, el hecho de que estemos sanos depende de muchos factores, entre ellos el cuidado que pongamos en nuestra alimentación, en recreación y en la relación con los demás.
Por otro lado, enfermedad es cualquier alteración de la salud de un individuo. Salud y enfermedad son, entonces, estados fluctuantes, en constante cambio, que aparecen en forma alternada. Ambos estados dependen de la satisfacción de necesidades biológicas, psicológicas y sociales y de la capacidad de adaptación del individuo a las tensiones internas y externas que le afectan en cualquier momento de su vida.
El organismo logra adaptarse, mantiene su estado de

salud. De lo contrario, sobreviene la enfermedad.

El ser humano y la enfermedad

Desde tiempos prehistóricos, el hombre ha usado distintos remedios para el tratamiento de los enfermos. Se imaginan qué entendía

el hombre prehistórico por enfermedad?

Sin duda, su intuición de lo que es un “organismo alterado” le permitió conocer y utilizar los medios más adecuados para recuperar su salud. Así, el surgimiento de una enfermedad solía atribuirse a tres causas:

el ingreso de un cuerpo extraño a través de la piel, sea éste una flecha, una piedra u otro elemento; la pérdida del alma; la acción de espíritus hostiles.Teniendo en cuenta estas concepciones y creencias, no debe extrañarnos que el médico de la tribu fuera una mezcla de curandero y hechicero.

La mayor parte de los pueblos antiguos usaron los mismos remedios, a pesar de no estar en contacto entre ellos. ¿Cómo es posible? En la actualidad se postula que el hombre, al igual que los animales, cuando está enfermo busca en la naturaleza aquello que puede aliviarlo de sus dolencias. Este instinto primitivo es el vínculo que liga al hombre con la naturaleza: al formar parte de ella, busca en su entorno los agentes más adecuados para recuperar su equilibrio. Es así como de distintos pueblos antiguos hemos heredado verdaderos tratados sobre el cuidado de diferentes enfermedades.

Barreras de defensa

En los seres vivos también existen barreras de defensa, que tienen por función “eliminar al adversario” antes que éste invada “el territorio”.

Las defensas biológicas tratan de impedir la entrada y el desarrollo de agentes patógenos en el organismo; cuando su accionar no resulta del todo efectivo, el microorganismo o el virus se instala y produce enfermedades.

El conjunto de mecanismos que permiten al hombre y a los animales reconocer las sustancias extrañas, neutralizarlas y eliminar- las se conoce como inmunidad.

El término inmune deriva del latín immunis, que significa exento de cargos o libre de cualquier cosa. ¿De qué forma relacionan el origen de esta palabra con los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo?

El sistema inmune o inmunológico no está constituido por órganos propios. En realidad, distintas células, tejidos y órganos que forman otros sistemas —como la piel, el estómago o los ganglios linfáticos—, sustancias producidas por ellos, cumplen la misión de defensa.

En el ser humano existen tres categorías de barreras defensivas, primarias, secundarias o terciarias, según el momento en que actúan.

Las defensas primarias y secundarias detienen o minimizan la acción de cualquier tipo de agente patógeno, y por eso constituyen una defensa no específica.

• Las defensas terciarias elaboran una respuesta determinada para cada agente patógeno, es decir que son defensas específicas. Su acción es efectiva, intensa y duradera, por lo que la persona queda protegida por un tiempo.

Barreras primarias

Toda la superficie del cuerpo se halla cubierta de piel, por lo que constituye la primera barrera que debe atravesar un microorganismo para ingresar a nuestro organismo. Por eso es necesario mantenerla limpia e intacta: las lastimaduras, los cortes y las raspaduras favorecen la entrada de los agentes patógenos y entonces éstos pueden alcanzar tejidos subcutáneos.

La piel, además de ser una barrera física, tiene glándulas sudoríparas que secretan sudor, sustancia con un pH ligeramente ácido, capaz de impedir la supervivencia de muchas especies microbianas. También tiene glándulas sebáceas, que secretan ácidos grasos que inhiben el desarrollo de ciertas bacterias.

La piel es seca debido a la presencia de una proteína llamada queratina. En cambio, en los orificios corporales como la boca, las fosas nasales, los orificios urogenitales o el ano, la piel no está queratinizada, cambia de aspecto y recibe el nombre de mucosa. Las células de las mucosas secretan mucus y por eso este tejido es húmedo. El mucus tiene la propiedad de fijar e inmovilizar a muchos microorganismos, impidiendo que éstos penetren en las capas de tejido más profundos. Algunas células mucosas, como las del tracto respiratorio, poseen cilias que al moverse sincronizadamente expulsan el mucus con microorganismos y partículas de polvo hacia el exterior.

En el sistema digestivo, varias sustancias constituyen verdaderas barreras defensivas, como las enzimas de la saliva, el bajo pH de los jugos estomacales, la bilis y las enzimas de los jugos intestinales. Estas sustancias pueden destruir a casi todos los microorganismos y los virus que llegan al sistema digestivo, aunque hay algunos capaces de sobrevivir a estas barreras: son los enterovirus, las enterobacterias y los enteroparásitos, que provocan distintas infecciones intestinales.

Barreras secundarias

¿Qué ocurre si las barreras primarias no logran frenar la entrada de los microorganismos patógenos? Éstos penetran en un tejido subcutáneo, se adhieren a él y comienzan a desarrollarse para colonizarlo: se ha desencadenado la infección.

La infección es el aumento de la cantidad de microorganismos en el organismo; no es sinónimo de enfermedad, ya que no siempre provoca daños. A veces, la infección se inicia en determinadas células o tejidos y permanece localizada, pero en otros casos, el microorganismo se distribuye, a través de la sangre, a otras partes del cuerpo y la infección se expande. Una vez comenzada la infección, se pone en marcha un segundo mecanismo de defensa: la fagocitosis.

La fagocitosis es un proceso que llevan a cabo ciertos glóbulos blancos o leucocitos: los polimorfonucleares, principalmente los neutrófilos, y los monocitos. En los tejidos existen células con características y propiedades similares a los monocitos sanguíneos, que genéricamente se denominan macrófagos.

La fagocitosis consiste en envolver al agente patógeno y destruirlo mediante la producción de enzimas. Para llevar a cabo esta tarea, las células poseen una serie de propiedades que les permite acudir hasta la zona donde se encuentra la infección y destruir a distintos microorganismos:

Algunas estructuras que constituyen a los microbios, o toxinas que éstos producen, y también algunas sustancias liberadas durante la fagocitosis, ponen en marcha los mecanismos de defensa de nivel terciario o específica por parte de los linfocitos, es decir la respuesta inmune o inmunológica.

Una molécula que provoca una respuesta inmune se llama antígeno. En general, puede funcionar como antígeno cualquier sustancia que el organismo no reconoce como propia, pero hay algunos compuestos más antigénicos que otros: es el caso de las proteínas de la cápside viral, o los lípidos de la cápsula bacteriana.Los linfocitos T actúan directamente sobre el agente patógeno para destruirlo. En cambio, cuando los linfocitos B detectan la presencia de un antígeno, elaboran un tipo especial de proteínas, conocidas como anticuerpos. Los anticuerpos son específicos para cada antígeno; por ejemplo, si en el cuerpo entra un determinado virus, los anticuerpos que se forman sólo neutralizan a ese virus y no a otro.Cuando los anticuerpos se unen a los antígenos provocan que los microorganismos invasores o las sustancias extrañas pierdan su toxicidad para el organismo.La respuesta inmune tiene tres características fundamentales:

  • Es específica: para un antígeno determinado se desencadena una respuesta determinada (para cada antígeno, un tipo de anticuerpo).
  • Tiene memoria: los linfocitos fabrican anticuerpos con mayor rapidez y en mayor cantidad contra antígenos que ya conocen.
  • Es moderada y sostenida: existen mecanismos capaces de regular la producción, concentración y persistencia de los anticuerpos en el organismo.

Las personas inmunodeficientes tienen disminuida la capacidad de producir anticuerpos. La deficiencia puede ser hereditaria o adquirida. Entre las inmunodeficiencias hereditarias se encuentran la enfermedad de Bruton, que se manifiesta en los varones debido a una alteración del cromosoma X. Entre las inmunodeficiencias adquiridas, la que más preocupa en este momento es el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).            

INMUNIDAD

Respuesta Inmune

El término inmunidad deriva de la palabra latina irimunitas, que significa “estar libre de cargo”, “libre de enfermedad”. Desde el punto de vista médico, inmunidad es la capacidad de resistencia que posee el organismo gracias a la producción de anticuerpos.

La inmunidad se puede adquirir mediante mecanismos naturales o artificiales. En ambos casos, puede ser pasiva o activa.






Antígeno y anticuerpo

El antígeno es cualquier molécula capaz de inducir la producción de anticuerpos específicos y la activación de linfocitos T, también precisos.

Se entiende como antígeno (Ag) cualquier molécula que puede ser reconocida específicamente por cada uno de los componentes del sistema inmunológico. En un sentido más estricto, el antígeno es cualquier molécula capaz de inducir la producción de anticuerpos específicos y la activación de linfocitos T, también precisos.

Los anticuerpos (Ac), también conocidos como inmunoglobulinas, son un grupo de moléculas séricas que producen los linfocitos B.

Factores que causan enfermedades

Las causas de las enfermedades sólo empezaron a dilucidarse a fines del siglo XIX, gracias al aporte del eminente científico Louis Pasteur. Sus observaciones con el microscopio le permitieron detectar que las muestras de vino avinagrado contenían microorganismos. En consecuencia, con su descubrimiento, Pasteur pensó que si los microorganismos eran capaces de producir esos efectos en el vino, podrían también provocar enfermedades en los animales y en los seres humanos.

Con investigaciones posteriores, pudo establecer con. claridad que las enfermedades infectocontagiosas eran producidas por microbios.

Los distintos factores que provocan enfermedades se denominan agentes patógenos, agentes etiológicos o noxas, y pueden ser biológicos (como en A: virus de la gripe y B, tenia o “lombriz solitaria”), físicos, químicos (como en C: veneno de serpiente), psíquicos, sociales (como en D: falta de trabajo) o culturales.

El examen de las noxas resulta más complejo en las enfermedades parasitarias, pues está involucrado el ciclo de vida del parásito (como en la teniasis o en la anquilostomiasis).



Vacunas y sueros

Vacunas: es un preparado de antígenos procedentes de microorganismos patógenos los que no pueden infectar. Se utilizan microbios muertos de cepas virulentas o vivos de cepas atenuadas, cuya finalidad es la creación de anticuerpos que reconozcan y ataquen a la infección y, por lo tanto, produzcan la inmunidad del organismo inoculado. En este proceso está involucrada la célula memoria (linfocito B) que "reconoce" el antígeno del patógeno.

Las vacunas se preparan con agentes patógenos muertos o que tienen sus propiedades patógenas disminuidas, o con las toxinas que ellos producen. Por eso, las vacunas funcionan como antígenos y. administrarlas, desencadenan una respuesta inmunológica, generalmente en menos de un mes. Como se introducen cantidades muy pequeñas, no se llega a producir enfermedad, pero la persona queda inmunizada. Entonces, las próximas veces que la persona vacunada esté en contacto con el antígeno, su cuerpo reaccionará produciendo anticuerpos rápidamente y en gran cantidad, evitando que se enferme.

Para lograr la inmunización contra ciertos agentes patógenos, se aplica una sola dosis de vacuna y la inmunidad dura toda la vida; pero en la mayoría de los casos es necesario administrar varias dosis o refuerzos periódicos de vacuna. Las vacunas son preparados que se utilizan para prevenir el desarrollo y la propagación de enfermedades infectocontagiosas. Gracias a ellas, la poliomielitis y la viruela, por ejemplo, han sido prácticamente eliminadas del planeta.

Suero: Se emplean numerosos tipos de sueros para tratar infecciones, se hacen inmunizando a animales (caballo por ejemplo) contra un determinado patógeno, retirando su sangre inmunizada (contiene anticuerpos), purificándola e inyectándola en seres humanos. Aunque sueros y vacunas son productos biológicos, son elementos distintos.



BROTE – EPIDEMIA – ENDEMIA – PANDEMIA

Brote epidémico: La aparición de dos o más casos de la misma enfermedad asociados en tiempo, lugar y persona.

Epidemia: el término epidemia proviene del griego epi: sobre y demos: pueblo, y significa aparición súbita de una enfermedad, que ataca un gran número de individuos que habitan una región determinada. Para que una enfermedad sea considerada epidemia, la cantidad de afectados debe superar el número habitual de casos esperados. Como ejemplos de epidemias en nuestro país, se pueden mencionar la de la poliomielitis, ocurrida en el año 1956, y la de la gripe, en el año 1968.

Endemia: si una enfermedad persiste durante años en un lugar determinado, ya no se habla de epidemia, sino de endemia (del griego en: en y demos: pueblo). El número de afectados puede, o no, ser elevado. Una endemia es, por lo tanto, una enfermedad "crónica" en una zona determinada. En nuestro país, el Mal de Chagas y la hidatidosis, entre otras enfermedades, son consideradas como endemias.

Pandemia: Por ultimo, cuando una enfermedad se extiende a través de varios países y continentes, traspasa todas las fronteras, supera el numero de casos esperados y persiste en el tiempo, se habla de pandemia (del griego pan: todo, demos: pueblo). La peste bubónica y la viruela son ejemplos históricos de pandemias.

La epidemiología estudia las formas en que las enfermedades afectan a un grupo de personas, en un lugar y un tiempo determinado.

Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas o tripanosomiasis cruzi humana, es una parasitosis producida por el protozoo flagelado Trypanosoma cruzi, hematofilo pero que se reproduce en los tejidos, por la división binaria, múltiple y progresiva, pasando por una forma no flagelada: amastigote.

Se transmite entre diversos hospedadores animales, mamíferos silvestres y domésticos, a sus congéneres por insectos hematófagos, conocidos en la Argentina y países vecinos con el nombre vulgar de "vinchucas".

Vinchuca

Es el vector de la enfermedad. Como en todos los insectos, el cuerpo de la vinchuca esta compuesto de tres regiones: cabeza, tórax y abdomen. Exteriormente podemos observar que la cabeza posee los órganos sensoriales, en el tórax están insertados los órganos locomotores y en el abdomen, el aparato reproductor y las aberturas respiratorias.

La cabeza es alargada, fusiforme en la mayoría de las especies. Posee un par de ojos compuestos, que son globosos y salientes, un par de ojos menores, los ocelos y un par de antenas, órganos receptores de sensaciones que no han sido bien determinadas aun.

En la cara ventral del tórax se insertan las patas que son delgadas y relativamente largas. Gran parte del dorso del abdomen esta cubierto por alas. Queda descubierto el conexivo, que es el reborde que rodea el abdomen y se destaca por mostrar manchas transversales claras, característica muy importante para identificar a las vinchucas

Hábitos de Vida

La vinchuca – triatoma infestans- es una especie casi exclusivamente domiciliaria. Se la encuentra principalmente en la vivienda del hombre y también en los lugares propios de animales domésticos – gallineros, palomares, conejeras-.

Si consideramos la vivienda del hombre, vemos que no cualquiera es elegida por la vinchuca para anidar y mantenerse. Elige las que tienen características especiales favorecedoras de sus hábitos: el insecto se refugia sobre todo en las grietas de los pisos y paredes, detrás de los muebles y otros objetos, en las partes que no son periódicamente limpiadas, debajo de la cubierta de los techos o paredes que ofrecen resquicios, entre el empajado de quinchos y ranchos y en las soluciones de continuidad de paredes de adobe mal embarradas o sin revocar. Los depósitos donde las cosas se mueven con poca frecuencia también son lugares predilectos.

En las viviendas, la presencia de la vinchuca se descubre con relativa facilidad por medio de sus deyecciones, de color pardo-amarillento y negro que manchan las paredes como si fueran gotas de tinta china.

En las noches calurosas o templadas, las personas se retiran a dormir y apagan la luz las vinchucas comienzan a salir de sus refugios; si están en los techos o en la parte alta de las paredes se dejan caer desde la altura, siendo característico el ruido que provocan. Las vinchucas solo se alimentan de noche y de día no salen de sus escondrijos. Esta característica explica una frecuente costumbre de los moradores de las zonas mas afectadas por la vinchuca; la de dormir con la luz prendida para ahuyentar a estos insectos.

Para llegar al hombre dormido la vinchuca suele demostrar mucha astucia; por eso cuando se procure proteger de su ataque con mosquitero, conviene meter los extremos de este debajo del colchón, pues el insecto procurara encontrar cualquier lugar descuidado para penetrar. Además, el mosquitero deberá colocarse también de forma tal, que, al dormir, los brazos y las piernas no se pongan en contacto con el tul, a través del cual suelen picar.

Una vez sobre el hombre o animal del que se alimentara, que habitualmente esta inmóvil por estar descansando, la vinchuca endereza su pico, que lleva normalmente plegado sobre la parte inferior de la cabeza, apoya su extremo en la piel, introduce sus largos estiletes, inyecta saliva irritante y anticoagulante y comienza a chupar sangre durante algunos minutos. La picadura no produce en el momento molestia alguna, por lo que el insecto puede alimentarse con toda tranquilidad y ausentarse luego sin ser advertida en la mayor parte de las veces. Después de la picadura, la región afectada suele presentar una ligera hinchazón rojiza que produce escozor, a veces se hace algo dolorosa pero luego pasa sin mayores consecuencias.

Una vez atiborrada de sangre, la vinchuca llega a presentar el aspecto de una uva; no puede volar y regresa a su refugio caminando por el piso y subiendo luego por la pared, tarea en la que por los frecuentes descansos, emplea largos minutos y aun horas.

La resistencia de las vinchucas al ayuno es notable: la ninfa del primer estado vive hasta tres meses sin necesidad de alimentarse; la máxima resistencia se observa en la ninfa del quinto estado que puede soportar hasta 200 días de ayuno.

Otras formas de propagación de la enfermedad

Por vía trasplacentaria: La infección prenatal por pasaje trasplacentario de tripanosomas desde la circulación materna con infección aguda o crónica, es posible, pero no obligada.

Por hemotransfusión: Otro considerable número de infecciones se produce mediante la transfusion de sangre proveniente de dadores con infecciones ignoradas, generando cuadros Clínicos atípicos.

Por leche maternal: La posibilidad de infección del hijo por la leche de madre que padece la enfermedad de Chagas es posible; ha sido verificada clinicamente y cuenta con ratificación experimental. Sin embargo, su ocurrencia es excepcional y muchos especializados consideran que es un riesgo remoto. No obstante, es prudente que el hijo de una mujer que sufre enfermedad de Chagas aguda, no sea amamantado por su madre.

Por manejo de animales contaminados: Se han relatado casos contraídos al desollar animales silvestres o semidomesticos enfermos (entre ellos los cuyes, criados para alimentación familiar en ciertas regiones de Perú y Bolivia). Se ha encontrado el tripanosoma en la saliva de perros infectados con alta parasitemia; el manejo promiscuo de canes y gatos con infección natural acentuada puede ser medio de contagio.

Fiebre Hemorrágica Argentina

La Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA) es una enfermedad infecciosa de origen viral. Como lo indica su nombre, afecta sólo a zonas rurales de la Argentina. Si bien existía una vacuna hecha en los EUA, el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Dr. Julio Maiztegui de Pergamino, Argentina, producirá una nueva versión para inmunización contra el virus Junín, causante del mal. El agente inmunizador está fabricado a partir de virus vivos atenuados, los cuales son multiplicados por cultivo.

El agente causal de la Fiebre Hemorrágica Argentina, conocida vulgarmente como el "Mal de los rastrojos", es el virus "Junín". Dicho virus se encuentra asociado a algunas especies de roedores campestres que son los huéspedes y reservorios naturales. Estos roedores eliminan el virus constantemente con la saliva, contaminando el medio ambiente y transmitiendo la infección a los demás roedores. El hombre se infecta en forma accidental al ponerse en contacto con dicho ambiente contaminado, ya sea por inhalación de partículas infectadas o a través de la piel o mucosas.

La enfermedad se produce, primordialmente, en personas que viven o trabajan en zonas rurales. En la mayoría de los casos (80% aproximadamente) afecta a varones de entre los 15 y 60 años de edad, quienes por razones laborales poseen un mayor riesgo de exposición. La falta de atención de los casos provoca alrededor de un 30% de mortalidad.

Para llevar adelante el proyecto se trabajó bajo convenios entre el Ministerio de Salud Argentino, las Naciones Unidas y los Estados Unidos. De no ser así, la falta de interés comercial para el desarrollo de un producto restringido a un mercado limitado no habría prendido en empresas comerciales de la industria médica. Para ellas, una inversión tiene que dar como consecuencia una aceptable rentabilidad a un plazo también conveniente.

Cólera

El cólera es una infección intestinal aguda, grave, que se caracteriza por la aparición de evacuaciones diarreicas abundantes, con vómito y deshidratación que puede llevar al paciente a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede ocasionar la muerte. Son comunes los casos leves en los cuales unicamente se presenta diarrea y esto es lo característico en los niños.

El cólera es causado por un agente infeccioso; se trata de un bacilo aerobio, Gram negativo, con un sólo flagelo polar que le da gran movilidad llamado Vibrio cholerae. El vibrión del cólera sobrevive por periodos hasta de 7 días fuera del organismo, especialmente en ambientes húmedos y templados; en el agua sobrevive unas cuantas horas y algunas semanas si ésta se encuentra contaminada con material orgánico.

SÍNTOMAS

Los primeros síntomas de la enfermedad por Vibrio cholerae se presentan 2 a 5 días después de la infección y están dados por la acción de la toxina colérica que se fija a nivel de la membrana de la célula intestinal ocasionando vómito, evacuaciones líquidas muy abundantes con restos de mucosa intestinal "agua de arroz" y borborismos con dolor abdominal. La pérdida de agua por heces puede alcanzar cantidades como 15 a 24 litros por día, lo que ocasiona una deshidratación tan severa que puede matar al enfermo por choque hipovolémico y desequilibrio electrolítico y ácido base.

Las evacuaciones prácticamente no tienen proteínas, las concentraciones de sodio son iguales a las del plasma; sin embargo, las concentraciones de potasio y bicarbonato son cinco veces mayores que las del plasma, de ahí que los pacientes con frecuencia desarrollen acidosis metabólica e hipocalemia. La mortalidad en casos hospitalizados y tratados adecuadamente a base de líquidos, electrolitos y glucosa es menor al 1%; sin embargo, en aquellos casos que no reciben una atención oportuna y adecuada, este porcentaje puede llegar hasta 60% sobre todo en niños menores de 5 años con desnutrición.

PREVENCIÓN

El cólera se transmite por contaminación del agua y alimentos y raramente por contacto con personas infectadas o enfermas a menos que no se cuente con las medidas básicas de higiene como es el lavado de manos después de evacuar y antes de comer. Medidas sanitarias como es el control y almacenaje de agua y alimentos bajo condiciones de higiene son más que suficientes para evitar la aparición de estos brotes epidémicos así como proporcionar la información necesaria a la población sobre formas de transmisión y medidas de aseo que eviten el contagio.

Sida

Sida es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, enfermedad que afecta a los humanos infectados por VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). Se dice que una persona padece de sida cuando su organismo, debido a la inmunodepresión provocada por el VIH, no es capaz de ofrecer una respuesta inmune adecuada contra las infecciones.

Cabe destacar la diferencia entre estar infectado por el VIH y padecer de sida. Una persona infectada por el VIH es seropositiva, y pasa a desarrollar un cuadro de sida cuando su nivel de Linfocitos T CD4 (que son el tipo de célula al que ataca el virus) desciende por debajo de 200 células por mililitro de sangre.

El VIH se transmite a través de los fluidos corporales, tales como sangre, semen, secreciones vaginales y leche materna.

Cáncer

Nombres alternativos: Carcinoma; Tumor maligno

Definición: Es el crecimiento descontrolado de células anormales en el cuerpo. Las células cancerosas también se denominan células malignas.

Causas, incidencia y factores de riesgos:

Las células son los pilares fundamentales de los seres vivos. El cáncer se origina de células normales en el cuerpo. Las células normales se multiplican cuando el cuerpo las necesita y mueren cuando el cuerpo ya no las necesita. El cáncer parece ocurrir cuando el crecimiento de las células en el cuerpo está fuera de control y éstas se dividen demasiado rápido. Igualmente, puede ocurrir cuando las células "olvidan" cómo morir.

Existen muchos tipos diferentes de cáncer y éste se puede desarrollar en casi cualquier órgano o tejido, como el pulmón, el colon, la mama, la piel, los huesos o el tejido nervioso.

Existen múltiples causas de cáncer como:

· Radiación

· Luz solar

· Tabaquismo

· Ciertos virus

· Benceno

· Ciertos hongos venenosos y las aflotoxinas (un tóxico producido por organismos que pueden crecer en la planta de maní)

Sin embargo, la causa de muchos cánceres sigue siendo desconocida.

La causa más común de muerte relacionada con cáncer es el cáncer pulmonar.

Los tres tipos de cáncer más comunes en los hombres son:

· Cáncer de próstata

· Cáncer de colon

· Cáncer pulmonar

Mientras que en las mujeres son el

· Cáncer de mama

· Cáncer de colon

· Cáncer de pulmón.

Ciertos tipos de cáncer son más comunes en determinadas regiones geográficas; en Japón, por ejemplo, existen muchos casos de cáncer gástrico, mientras que en los Estados Unidos este tipo de cáncer es relativamente poco común. Es posible que las diferencias en la dieta jueguen un papel.

Algunos otros tipos de cáncer abarcan:


  • Cáncer cerebral
  • Cáncer cervical
  • Cáncer uterino
  • Cáncer del hígado
  • Leucemia
  • Linfoma de Hodgkin
  • Linfoma no-Hodgkin
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer ovárico
  • Cáncer de piel
  • Cáncer testicular
  • Cáncer de tiroides

Č
ĉ
ď
Ernesto Sciarini,
14/4/2009 15:21
Comments