LA ZONA

Un reducido sector, escenario de recurrencias OVNI

por Luis Burgos

INTRODUCCION:

No es novedad que en la casuística OVNI argentina existan las denominadas “zonas calientes”, donde el Fenómeno manifiesta una gran predisposición en actuar más que en otras: Uritorco, Victoria, Cachi, Bariloche, etc. por citar algunas de una veintena de regiones nacionales activas.


Pero hemos detectado a lo largo del tiempo, espacios verdaderamente muy reducidos en donde se producen episodios muy significativos y relevantes, cuyo acotamiento juega a favor de los investigadores sin dudas, ya que los metros cuadrados a cubrir se reducen considerablemente.

¿Estamos en presencia de zonas tipo MINI VENTANAS?

Por ejemplo, en Gobernador Ugarte (Bs.As) detectamos desde el año 2002 que el epicentro de los hechos es la estancia “La Esperanza”. Otro tanto ocurre en el famoso y misterioso paraje pampeano La Araña, habitado en otrora y abandonado en la actualidad. O con el arroyo El Espinillo, en campos de Atalaya, partido de Magdalena (Bs. As). Sin embargo, el Fenómeno sigue apareciendo como si el paso del tiempo no hubiese alterado nada. Y así, otros
lugares similares se distribuyen en varios puntos de nuestra geografía. La gran pregunta es:
¿QUE HUBO ALLI EN ESOS SITIOS O QUE HABRA EN EL FUTURO?...¿vale a buen entendedor pocas palabras ?


ZONA 72

Ubicada en el sector sudeste de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, comprende una estrecha franja de tan solo 1 kilómetro de largo por unos 100 metros de ancho!!!. En efecto, se sitúa en plena avenida 72 entre las calles 10 y 20. Allí existe una rambla parquizada de gran extensión que sigue las VIAS del viejo tren provincial, ya levantado, pero que aún conserva la estación Circunvalación hoy transformada en espacio cultural. Casas de una planta se ubican en sus márgenes como así un gran tránsito vehicular y peatonal mantienen su dinamismo. En cambio, ésa misma zona, hace mas de 30 años hacia atrás, y aún funcionando el ferrocarril, era totalmente distinta, con malezas que cubrían gran parte de su geografía...




SUCESOS

Retrocediendo en el tiempo, ya en plena década del 50, tenemos quizás el primer episodio de alta extrañeza en la zona: De boca del propio testigo, Juan N, quien fuera durante años conserje del prestigioso Club Español de La Plata, obtuvimos  el relato de que allá por los años 1953/54, cierto día entre las 14.00 y 14.30 horas se hallaban jugando unos 15 jóvenes a la altura de las calles 10 y 72, cuando observan posado un extrañísimo objeto color blanco, “como de hielo”, similar a una ensaladera y de muy reducido tamaño. Al cabo de varios segundos, algunos amigos de Juan se acercaron y el DIMINUTO artefacto, al que hoy le llamaríamos SONDA, levantó vuelo alejándose a gran velocidad hacia el Oeste...

Tres años después, durante el invierno de 1957, ocurre un suceso PRACTICAMENTE IGUAL al descripto en las calles 9 y 74, a muy corta distancia del caso anterior: Según el vecino Juan Maldonado, a las 08.00 horas de una fría mañana, contempló posado próximo a un cañaveral, un muy PEQUEÑO y curioso objeto de aproximadamente unos 40 centímetros de diámetro. Parecía “un típico centro de mesa, PERO DE ESCARCHA”. Al acercarse lentamente, el insólito aparato tomó rápidamente altura y se alejó...

Corría el año 1985 y a las 20 horas de la noche del 20 de Agosto, Graciela Demarco y quien escribe (ambos miembros de la FAO) son testigos del lento vuelo, prácticamente en la vertical, de un llamativo objeto luminoso, de aspecto metalizado, que con sus luces de colores rojas y verdes y con rumbo Oeste se detiene brevemente sobre el parque Saavedra de la ciudad, ubicado en las calles 12 y 66, a tan sólo 6 cuadras de la enigmática Zona 72...

Por la difusión televisiva que alcanzó por entonces, no debemos dejar pasar por alto, una serie de notas sensacionalistas que realizó el recordado periodista José de Zer a fines de los 80 en el pozo ciego de una casa abandonada, donde un pretendido parapsicólogo afirmaba que estaba habitado por un misterioso GNOMO que hacía de las suyas durante las noches... en fin. Lo anecdótico del asunto es que la casa se ubicaba en la avenida 72 entre 10 y 11 !!!

El tiempo seguía transcurriendo y los casos continuaban: Hacia la medianoche del 19 de Diciembre de 1998, Gilberto Mario Sanchez (48) y varios operarios de la entonces  Usina de OSBA (Obras Sanitarias de la Provincia de Bs.As) afincada en el  mismo parque Saavedra, se sorprenden al contemplar el silencioso paso de un objeto “piramidal”, color gris, a una altura relativamente baja con dirección Este-Oeste . Días mas tarde, una HUELLA anular reverdecida de 4 metros de diámetro “aparece” repentinamente en el predio de la Usina, a escasos metros de la pequeña pista de aterrizaje de helicópteros, usada como alternativa para el traslado urgente de niños al Hospital de Niños, ubicado a 200 metros de allí.



Según los empleados Claudio Miotto y Sebastián Arévalo, jamás habían percibido una marca similar en el lugar. La misteriosa marca se ubicó justo ARRIBA de los 11.000.000 de litros de agua , almacenados subterráneamente y alimentados por un potentísimo sistema trifásico de la Usina!!!

Por entonces, el niño Nahuel Jaramillo (10) y dos amigos, Jonatan y Esteban, son protagonistas de un hecho insólito: Cierta madrugada, alrededor de las 02.00 horas, se hallaban caminando por las inmediaciones de las calles 72 y 15, cuando Nahuel percibe movimientos y ruidos entre la maleza. Al acercarse, nota una presencia extraña, como “una sombra sin definición de rostro alguno”, que se retorcía en el pasto. Semejante visión lo hizo asustar y salir
corriendo, ya que sus amigos lo habían hecho primero. Metros más adelante, al darse vuelta observa que la figura estaba gateando e incorporándose hacia él. A prudencial distancia, Nahuel observó que la misteriosa silueta, ya de pie, era una entidad oscura de alta talla que estimó en más de 2 metros.....

A principios de enero de 1999, una veintena de HUELLAS  del tipo “deshidratadas” surgen de la noche a la mañana en la rambla de avenida 72 desde las calles 15 a 20. Con diámetros que oscilan entre el metro y los 6 metros y con formas circulares y ovales, se disponen a ambos costados de la vía férrea. El señor Carlos Portilla, encargado del mantenimiento del pasto en ésa franja, nos manifiesta su sorpresa por semejante espectáculo. Noches anteriores, la vecina Zulma Bugatti advirtió “flashes nocturnos” similares a relámpagos...




A las 19.30 horas del 20 de Octubre del año 2000, Nelson Polanco y su hijo Walter, transitaban por las calles 71 y 20, cuando son sorprendidos por el vuelo en ascenso de un extrañísimo aparato luminoso que calificaron simplemente como un “lavarropas volador”. El curioso objeto se bamboleaba arriba de la carbonera “Oliver” instalada en la zona, alejándose hacia el sector Oeste...

Durante la inusual nevada del 9 de julio de 2007 que afectó la ciudad de La Plata, vecinos zonales denunciaron la irrupción nocturna de “extraños flashes de color verde” en la zona de la rambla...
 
En el verano de 2009, cuando se cumplían exactamente los 10 años de las 20 huellas de 1999, Nelson Polanco y su hija Catalina, detectan sobre la rambla de las calles de avenida 72 y 17 una misteriosa HUELLA  anular, del tipo  “deshidratada”, de 3 metros de diámetro, en cuyo interior se notaba otro circulo menor, de 1.50 metros, pegado a uno de los bordes de la marca principal. En un pequeño sector de uno de los bordes del rastro mayor, la tierra estaba totalmente carbonizada...




El 11 de Julio de 2009, varios miembros de la FAO, junto a un grupo de periodistas en viaje a Punta Indio (Bs.As), hacen un alto en la avenida 72 y 19. Allí la investigadora Laura Babyaczuk logra captar a las 15.14 horas un OVNI del tipo “fantasma”, muy luminoso, que fue catalogado por el portal CIENCIA OVNI como LA FOTO DEL MES DE JULIO...




Por residir en las cercanías, Nelson Polanco (FAO) permanentemente está alerta sobre la actividad en LA ZONA 72. Así las cosas, en el mes de Junio de 2010 detecta nuevamente en la rambla de la avenida 72 y 19, tres nuevas HUELLAS “deshidratadas”, cuyos aros conforman especies de OCHOS, orientadas Norte-Sur. De todas las marcas aparecidas a la fecha, en ninguna se detectó la presencia de hongo alguno ni tampoco una vez borradas por el tiempo, volvieron a resurgir en los mismos sitios...




En la investigación “in situ” de la FAO, el 17 de Julio de 2010, David Ruiz se encargó de realizar varias tomas fotográficas en las huellas. En una de ellas, efectuada a las 16.00 horas, logra plasmar en modo “fantasma” una formación de tres cuerpos esféricos, sólidos y color negro en las alturas, conformando un triángulo casi perfecto... estos objetos se sitúan prácticamente en la misma zona de la foto de Julio de 2009.




EPILOGO

El misterio de LA ZONA 72  continúa tan vigente como en la década del 50. ¿Cuántos casos más han sucedido allí en tantos años y no han sido denunciados lamentablemente?
Por estos días, la FAO permanece en estado de alerta y recabando más informes regionales.


Solicitamos su colaboración.
Muchas gracias.