SEÑALES RASTRERAS - CASO PUJATO   por Luis Burgos

INTRODUCCION

A 45 kilómetros al sudoeste de la provincia de Santa Fe, sobre la ruta n° 33 se encuentra el pueblo agrícola de Pujato, separado por 12 kilómetros de la localidad de Casilda, famosa por los numerosos casos de OVNI ocurridos en épocas pasadas, especialmente en 1979, donde había sido etiquetada incluso como “RUTA DE OVNIS”. Más hacia el norte Carcarañá, Correa y Cañada de Gómez forman parte de la literatura clásica de la ovnilogía nacional desde la década de los 60. La población de Pujato, según Google Earth se encuentra aquí.

UBICACIÓN GEOGRAFICA DEL FENOMENO

Viniendo desde Rosario por la ruta 33, en la misma entrada a Pujato se encuentra el pequeño cementerio del pueblo. Dos kilómetros hacia la derecha, por un camino vecinal de tierra se encuentra el campo de 42 hectáreas sembrado de maíz propiedad de la familia  Marelli, cuyos encargados son los hermanos Raúl y Rúben. 

Por el mismo cruza un tendido eléctrico que llega desde Casilda. Dos pinos y una tranquera sirven de entrada hacia el campo del misterio, de gran similitud a la famosa película “Señales” protagonizada por Mel Gibson en 2002.  

 

 Recomendamos ver aquí el trailer de este film,

FOTOS PUJATO

 
 
 
 
 
 
 
 
 

LOS HECHOS

Según versiones lugareñas NO CONFIRMADAS, entre las noches del martes 3 y miércoles 4 de Abril de 2012, se habrían detectado “extrañas luces sobrevolando la zona”. Pero lo concreto se produce a la mañana siguiente, cuando uno de los propietarios descubre a metros de la tranquera “un misterioso y sinuoso surco” que se adentra con el maizal  aplastado en centenares de metros hasta llegar casi hasta la otra tranquera ubicada del otro lado del campo. Esta insólita comprobación moviliza a los hermanos a radicar la denuncia “por daños a la propiedad” en la seccional 14 del pueblo. Según sus dueños las pérdidas no alcanzan los 1000 kilos  de la cosecha. Pero la asociación con el Fenómeno OVNI como causante del evento corrió como reguero de pólvora entre los pobladores y se hizo rápido eco en la prensa regional y nacional.

LA INVESTIGACION IN SITU

Con el correspondiente permiso nos dirigimos al lugar a realizar una nueva investigación de campo, a sabiendas que si bien sería una más, entre las CENTENARES DE HUELLAS OVNI investigadas en tantos años por Argentina y Uruguay, la de Pujato tenía la particularidad que sería “ la primera de este tipo en el país”, ya que no contábamos con ANTECEDENTES. Lo más parecido eran los NIDOS DE PLATILLO en sembradíos de trigo, maíz o  girasol que investigamos en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Córdoba o Entre Ríos en otras épocas o las extrañísimas huellas de Chicoana(Salta), del tipo agroglifos, aparecidas repentinamente en 2008 y 2011.


 
 
 
 
 
 

PASO POR PASO DE LA FAO

Junto a Fernando Mengui  documentando todo fotográficamente, Miguel Peralta filmando el escenario y nuestra investigación y Daniel López desplegando todo el equipo técnico necesario nos introdujimos al maizal con 31° grados de temperatura, 45 % de humedad y una presión de 1010 hp constatando lo siguiente:

a)  Apenas cruzamos la tranquera, a escasos 5 metros, comienza el surco en el maizal. A priori, daría la impresión que un vehículo con la tranquera abierta, hubiera sido el causante de semejante rastro. Pero según Victor Cisneros, perito en accidentología de Seguridad Vial  de Casilda, que nos asesoró en el lugar del suceso, había algunas plantas de maíz de pié antes del comienzo del surco, que luego por acción del tránsito de la gente sufrieron las consecuencias y modificaron en parte el panorama. Ello avalaría que el surco comenzó “de la nada”, sin pistas previas. Según las averiguaciones, la tranquera estaba ABIERTA durante ésas noches, aunque algunos hablan que permaneció cerrada. Lo concreto es que EL SURCO COMENZO ALLI, o sea, el elemento provocador hizo su ingreso o aparición justamente en ése sector. Estábamos parados en el mismísimo comienzo de la historia.

b) El causante de la enigmática huella INGRESA  por el ESTE y vira de inmediato hacia el SUD-SUDOESTE e inicia su recorrido. El ancho del surco es de un promedio de 1.60 metros, con algunos pasajes que llegan hasta 1.80 metros. Es decir, no es UNIFORME  en la totalidad  del recorrido. La altura del maizal corresponde a 2.10 metros.

c)  El sentido de orientación de los cortes coincide con el rumbo tomado por el vehículo provocador. Las plantas están aplastadas en una sola dirección y sin estar sometidas a un PESO RELEVANTE. Ello queda reflejado en los granos de maíz que permanecen todos o casi todos ADHERIDOS AL CHOCLO. La mayoría de las plantas están volcadas desde su propia  raíz y algunas dobladas a 30/40 centímetros de altura del tallo. No presentan orificios y lo más significativo resulto la UNIFORMIDAD del aplastamiento: total y cuasi-parejo en toda su extensión. Así, por espacio de los 815 METROS DE SURCO, tal lo indicó nuestro medidor.

 
 

d)  Pasada la mitad del recorrido, la primera gran sorpresa: un claro en el sembradío presenta una desconcertante BIFURCACION del surco, ya que un sendero sigue su recorrido con la orientación del corte inicial y otro que se desvío nos muestra sorprendentemente un sentido contrario...o sea, el vehículo provocador RETORNO sobre su pasos, pero ¿por dónde siguió el tramo o mejor dicho, por dónde escapó?

e)  Prosiguiendo el surco original llegamos al final del recorrido, verificando que este culmina a escasos 4 metros de la alambrada, como si el autor tuviese un conocimiento previo del terreno, ya que de actuar en la noche  corría el riesgo de “llevarse el alambrado por delante”. Sin dudas, el causante FRENO o DISMINUYO LA VELOCIDAD y volvió sobre sus pasos para producir el otro sendero que metros mas adelante se juntaría en el claro ya descripto.

f)   El descubrimiento de algunos profilácticos dentro del maizal, hace suponer que el lugar también es usado como un refugio amatorio ocasional.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

LA INVESTIGACION TECNICA

La búsqueda de anomalías  resultó NEGATIVA: No se detectaron variaciones magnéticas relevantes. Tampoco se hallaron elementos llamativos en toda la extensión de la huella ni se recolectaron muestras de “limaduras de hierro” en superficie como hemos descubierto en otras ocasiones. Se tomaron datos de la temperatura de la tierra en su interior como así la humedad ambiental sin resultados significativos. El hábitat y convivencia de los insectos no se vio alterado de manera alguna. Y las ramas superiores de los dos pinos de la entrada no presentaron signos calóricos. El análisis germinativo comparativo de los granos de maíz del surco afectado con el resto de la plantación no sufrió variaciones significativas.

LA HIPOTESIS CONVENCIONAL

Descartado todo tipo de enfermedad del terreno como eventual causante del hecho, como así también un fenómeno meteorológico (rayo globular, centellas, etc.) la hipótesis del VEHICULO CONVENCIONAL a priori podría satisfacer las necesidades de respuestas concretas, mas aún a sabiendas que el evento se inicia con la tranquera abierta y culmina en la otra tranquera. Auto, camioneta o cuatriciclo...¿aplastarían tal vez con el mismo efecto las plantas? NO. Sólo con sus ruedas, dejando sin dudas un “penacho” central de 815 metros.

¿El transporte de UN RODILLO que produzca un aplastamiento general del surco? Quizás...pero para que ello ocurra tendrían que confluir varios factores: Intervención de dos, tres o más personas, conocimiento del terreno por parte de los mismos, un chofer o conductor del vehículo muy experimentado, esperar la noche o noches en que la tranquera quedó abierta, relación vehículo- peso ejercido sobre plantas para que queden así dispuestas sin aplastamiento, etc. Restaría suponer por último EL OBJETIVO de dicho despliegue: ¿ tarea de bromistas de la zona ? ¿fraude con fines publicitarios ? daño contra la  familia Marelli ?

Conclusión 1: Semejante montaje sería MUY POCO PROBABLE...pero NO IMPOSIBLE de realizar.

LA HIPOTESIS OVNI

La primera imagen asociativa nos la brinda el mismo escenario de los hechos: Dos “polos de atracción” conforman el panorama. El conocido MOLINO, ubicado a unos 200 metros de la huella y el TENDIDO DE ALTA TENSION, de 33.000 voltios que cruza  el campo por el norte.

El segundo detalle sumamente importante lo brindan los cortes de las plantas, prácticamente aplastadas desde su raíz y muchas dobladas a pocos centímetros del terreno, lo que supone “una fuerza de choque” muy cercana a la tierra, casi a ras del piso, pero con UN PESO NO TAN SIGNIFICATIVO, ya que no quedaron rotas contra la superficie ni enterradas y las mazorcas no se vieron afectadas, conservando intactas su granos de maíz. En pocas palabras, el vehículo, objeto o elemento que se introdujo en el maizal con gran fuerza a su paso, paradojicamente no tenía un peso superlativo...

Conclusión 2: Hipótesis MUY PROBABLE, aunque NO CONCLUYENTE. Si bien no conocemos LA VELOCIDAD que pudo haber llevado el causante de la huella, todo indicaría que entró por la tranquera principal en forma RASTRERA, viró de inmediato hacia el sud-sudoeste, estableció un surco semicircular de 815 metros hasta llegar casi a la otra tranquera, pegó la vuelta y a mitad de camino finalizó su tarea...¿LEVANTO VUELO EFECTIVAMENTE ALLI ?

Interrogante a: ¿El desplazamiento hacia ese sector del maizal fue deliberado? Si el mismo recorrido lo hubiera hecho en sentido inverso, es decir, hacia el nor-noroeste ¿su vuelo de partida se hubiera entorpecido por la línea de alta tensión que hubiera pasado justo sobre su vertical?

Interrogante b: La estructura del objeto provocador del surco “apuntaría” a un OVNI FISICO, de aspecto sólido, metálico, de reducidas dimensiones... ¿pero pudo tratarse de “UN CUERPO ENERGETICO”, todo luz y plasma, que entró a gran velocidad en el maizal, provocó el sinuoso surco y se elevó?


 
 
 
 
 
 
 
 
 

OVNILOGIA COMPARADA DE FENOMENOS RASTREROS

Si bien existen muy pocos casos en el país, el Fenómeno Rastrero es una realidad dentro de la problemática OVNI. Extrañas luces que recorren los campos a ras de terreno, con gran conocimiento de la zona, aparecen y desaparecen como de la nada dejando perplejos a los ocasionales testigos.  De donde provienen estos fenómenos que “a manera de faros de luces de automóviles” se mueven por campos, sembradíos o caminos vecinales? Llegan desde el aire? ¿Levantan altura?

Uno de los casos más emblemáticos de este tipo de situaciones se vivió en varios ocasiones en los sucesos de 2002/2003 en Gobernador Ugarte, provincia de Buenos Aires. Allí nuestro propia FAO pudo ser testigo en dos oportunidades del comportamiento de este fenómeno. Otro tanto vivieron una noche las familias Labaronnie y Videla que llegaron incluso a videograbar un “rastrero”. En nuestras estadísticas también figuran episodios de similares magnitudes. Por lo tanto, DE AHORA EN MAS,  a los investigadores argentinos no les resultará extraño comprender un OVNI RASTRERO.

CONCLUSIONES

La investigación sigue su curso. UN CASO UNICO se acaba de presentar. Ojalá el tiempo sea testigo de otros sucesos de iguales características a los de Pujato para robustecer lo actuado y empezar a tener una idea mas concreta del accionar de ésta fenomenología. En 2002 llegaron a la Argentina las MUTILACIONES...en 2008 los AGROGLIFOS... Y en 2012, ¿LOS SURCOS EN SEMBRADIOS?


Producido por PJB: Productions

Solicitamos su colaboración. Muchas gracias.


Comments