OVNIS EN LAS TORMENTAS

NUEVOS POLOS DE ATRACCION SALEN A LA LUZ...

                                                                         por Luis Burgos (exclusivo)

 


INTRODUCCION

Aquellas famosas PAUTAS DE COMPORTAMIENTO que tanto pregonara el amigo Fabio Zerpa desde la década del 60, con el paso del tiempo se vieron incrementadas en forma notoria. Hoy en día las podríamos contabilizar por decenas y hasta se clasificarían según las circunstancias. Por ejemplo y de acuerdo a los POLOS DE ATRACCION del Fenómeno, nos encontraríamos con los FUNCIONALES y los INVESTIGATIVOS. Dentro del primer rubro, que podrían cumplir con alguna función directamente ligada al objeto, se incluyen las viejas conocidas VIAS FERREAS, TENDIDOS ELECTRICOS, RIOS y LAGUNAS, PILETAS y TANQUES AUSTRALIANOS, TERMAS, REPRESAS, MONTES DE EUCALIPTUS, CANTERAS y CUEVAS y las dos últimas que descubrí un par de décadas atrás: Los MOLINOS y  las plantas de LAUREL.

Entre los INVESTIGATIVOS, y según la propia curiosidad que manifiesta el Fenómeno en sus manifestaciones, citamos los AEROPUERTOS, las grandes ANTENAS, las instalaciones CIENTIFICAS y MILITARES, las IGLESIAS y CONVENTOS, los CEMENTERIOS, los YACIMIENTOS ARQUEOLOGICOS y MINERALOGICOS, los TERREMOTOS, los VOLCANES, las CONSTRUCCIONES ABANDONADAS ( donde increíblemente incluimos de ahora en mas también a las TAPERAS ), los CONFLICTOS BELICOS y las TORMENTAS, como último motivo del trabajo que nos ocupa, entendiendo como tal a la observación y/o captación de OVNI en medio de LLUVIAS TORRENCIALES,  VENDAVALES, TORNADOS, etc.

¿POLOS METEOROLOGICOS Y ASTRONOMICOS?

Quizás un nuevo desafío por develar. El porqué de las incursiones de OVNI en plenos procesos meteorológicos como las AURORAS BOREALES, los HALOS o los ARCO IRIS. Y más aún en los SOLSTICIOS y EQUINOCCIOS (fechas con notables eventos ufológicos), en medio de LLUVIAS METEORICAS, en las observaciones de los ECLIPSES y en los PASOS COMETARIOS. La casuística, la “única herramienta de trabajo que disponemos para descifrar el Fenómeno”, seguirá siendo el testigo principal de los hechos...por sí o por no.

ANTECEDENTES TORMENTOSOS

Hacia las 03.00 horas de la madrugada de l7 de Noviembre de 1960, se produce en un campo de las afueras de Rauch (Bs. As), EL CASO MAS EMBLEMATICO, a mí juicio, de la actividad no identificada en las tormentas argentinas. En medio de una lluvia torrencial, don Gilberto Cristóforo y su señora, se sobresaltan al percibir una gran luminosidad acompañada de una tremenda explosión que hizo vibrar toda su vivienda. Suponiendo la caída de un rayo muy cercano a la finca, en horas de la mañana recorre el campo en busca de las pruebas del mismo. Pero insólitamente detecta un círculo extraño de unos 6 metros de diámetro impreso en el terreno, del cual salían 8 surcos a manera de rayos. La tierra aún estaba humeando. Algo realmente aéreo y muy misterioso había descendido en campo de los Cristóforo. El notable evento, investigado oportunamente por el colega Rubén Mansilla, fue reinvestigado años mas tarde por nuestra Andrea Barros, corresponsal FAO en Las Flores (Bs. As), quien pudo dar con un ya anciano don Gilberto que le certificó el episodio de otrora...

 

FOTO:Huella ovni aparecida en la localidad de Rauch (BsAs),17/9/60


Pasarían 13 años para que EL MISMO OBJETO U OTRO SIMILAR DE LOS MISMOS FABRICANTES, se posara lentamente en las cuchillas uruguayas de Pueblo Achar, departamento de Tacuarembó, en momentos en que “llovía a mares”. Según numerosos pobladores, una tarde de Mayo de 1973, un GLOBO ROJIZO descendió en los campos de don Isidro Tito, acompañado de un gran estruendo. Al llegar al lugar, detectaron un cráter de 6 metros de diámetro con 8 surco salientes de 12 metros de largo cada uno, es decir... ¡IDENTICO AL DE RAUCH! Las piedras ferrosas estaban prácticamente calcinadas. Dos casos gemelos, en dos países distintos, separados por trece años, y que afortunadamente pudimos investigar dos veces “in situ”.

 

 FOTO: Polémico objeto volador no identificado, posiblemente fabricado en la Tierra,

con una forma similar a las huellas vistas en Rauch (1960) y Tacuarembó (1973)


NEXT....

Solicitamos su colaboración.
Muchas gracias.