Continuación sucesos del Huapi...

Si bien las Sondas o Telecaptores o Caneplas refieren a objetos no identificados de reducidos tamaños, viene a mi memoria el recuerdo del caso Tacuarembó (Uruguay), que investigamos en 1977 junto a Daniel Galatro y Omar Becerro: Una noche, según los lugareños, el pueblo de Achar se vio invadido por “decenas de mini-luces voladoras del tamaño de bolitas, pero que alumbraban con rayitos como linternas, a punto que uno de los lugareños intentó atrapar una con un sombrero” (sic). Creo, sin temor a equivocarme, que es EL EVENTO OVNI MÁS PEQUEÑO DE TODOS LOS CONOCIDOS A LA FECHA, hasta que llegamos a… CARLOS SAHID.

LO QUE VIO SAHID Y LO QUE SE OBSERVA EN FOTOS Y VIDEOS

El propio Carlos nos aclara que “el material mostrado y el que aún guardo en mi poder, no pretende hacer ver LO QUE YO VI, ya que el observador puede interpretar, con justa razón, todo lo contrario…pero habiendo estado en contacto diario por varios meses con ésta supertecnología me permiten realizar algunas hipótesis, como suponer una búsqueda de minerales, búsqueda de alimentos o abastecimiento de algún tipo de energía. Y aún sigo decodificando el material en mi poder”.
En efecto, lo que se puede observar en las fotos y sus respectivos fotogramas, todos analizados por Jorge Luis Figueiras como así en los videos trabajados por Patricio J. Barrancos, responde a lo que comúnmente conocemos como OVNIS del tipo SONDAS, OSNIS, ORBS y RODS, en su mayoría captados al azar y en otras, según Carlos, vistos por sus propios ojos, donde aparecen objetos brillantes con forma y amorfos, movimientos no convencionales, pequeños aparatos o dispositivos miniaturizados, elementos “fantasmas” que aparecen y desaparecen, etc.  Todo parece confluir en aquella enigmática región lacustre…y lo más llamativo es que todo ocurre a plena luz del día, en medio de un paisaje excepcional y con unas aguas totalmente calmas. Ocurre que el protagonista, con las primeras horas de la noche retornaba a su casa junto a su perro. Una vez allí, se ponía a repasar en su computadora el material registrado.


¿EL MUNDO DE LILIPUT EN ACCION?

Evidentemente, los relatos y el material expuesto por Carlos se asocian a un mundo digno de cualquier película de ciencia ficción, pero la realidad parecería indicar todo lo contrario. Veamos clasificación según registros:

1) Fenómenos luminosos tipo Sondas: Innumerable cantidad de fotos registran extrañas luminosidades diurnas flotando, a manera de un cuerpo acuatizado o a muy baja altura sobre la superficie. Muchas de ellas observadas por el ojo del protagonista y otras captadas en modo “fantasma”, pero en ambas ocasiones, reflejaban su luz sobre el lago. Según Carlos, era común este tipo de apariciones ya desde la mañana temprano. En ocasiones, sin una morfología definida y en otras con claras estructuras, estos verdaderos ingenios sobrevolaban o alteraban las aguas calmas a manera de inspección y muchas veces maniobrando de a pares. La duración de los eventos no era extensiva y la distancia testigo-objetos variaba desde los 10 o 15 metros hasta los 200 metros aguas adentro, teniendo como punto de partida la orilla del lago, ya que Sahid jamás se internó aguas adentro. Todas las experiencias fueron vividas desde la misma costa.



  Véase aquí serie completa de imágenes.

  Solicitamos su colaboración.
  Muchas gracias.